domingo, 30 de diciembre de 2012

POESÍA: DÍAS DE POSGUERRA EN PATRAIX (VALENCIA)


 

Yo vengo de una España
en que la ideas morían en el cerebro
por miedo a ser señaladas
por los delatores del Régimen perverso.

Era el miedo un patrimonio
a veces solo comparable al silencio
de los que callaban
y tragaban hacia adentro
sus propios pensamientos.

Yo vivía en un barrio obrero
de braseros hechos en la calle
y de casas tan limpias de objetos
que parecían frías cámaras
en las que tender la ropa dentro
para que no se las llevara el viento.

Rodeado de huerta
su colegio
era de todos ellos
en el que la naturaleza
más armonizaba
con su medio natural
que le servía de ejemplo.

Arquerías medievales como la de Pontons
servían de fiel recuerdo
de lo que había sido aquella Valencia .árabe
de acequias y molinos surcando todo su término.

En Patraix la huerta olía a cultivos
de patatas, cebollas, cacao, maíz, tomates
y todo aquello que se nutre del agua
y la tierra agradecida devuelve
en forma de frutos suculentos.

Valencia era por aquellos días de los años 60
del siglo XX, 
un hermoso jardín
donde los trinos de las aves
y el perfume de los naranjos
llenaba las casas y convertía al barrio entero
en un medio natural
en mitad de un mundo de ensueño.

¿Te recuerdas Antonio?
no, tú no, que ya por desgracia has muerto?
¿Florecio te acuerdas
como florecían los olivos
y como las moreras echaban hojas
que nosotros cogíamos para dar de comer
a los gusanos de seda
con los cuales nos entreteníamos de pequeños?

Claro que se acuerda
pues en ello
eramos todos escaladores
y subíamos por los troncos viejos
igual que las ardillas
bien cogidos al ramaje
y trepando sin miedo
hasta las altas ramas donde llenar las bolsas
para bajar luego
y de camino a casa tirar barquitos hechos
con las hojas de las cañas
a una acequia Favara
que pasaba por allí rumborosa en su follaje espeso
con poca agua y mucho cieno.

Días de aquellos ya no volverán
ni para Antonio que ya estás muerto,
ni para Moya todo un genio
en el arte de conducir un seat 600
col el cual volábamos camino de Petrola
con tanto miedo
que las uñas quedaban señaladas
en la tapicería del asiento trasero.

Todo era por aquellos días
como un cuento
que tenia por protagonistas
a un grupo de amigos
de todos los lugares y encuentros
que crecimos a orillas de Patraix, pueblo,
y de mayores cada uno hizo su vida
por allí, en el barrio, o lejos.

Este es el canto perecedero
de quien todavía se recuerda de todo aquello
y aún queriendo volver a sus orígenes
esto  se le hace imposible
pues quien manda es el tiempo
que pone a cada cual en su lugar
y determina en todo momento
lo que fue, es y será de nosotros
por mucho que busquemos nuevos puertos
donde escondernos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio
Patraix. Església de Sant Isidre Llaurador.JPG

POESÍA: A MI PADRE QUE ACABA DE CUMPLIR 92 AÑOS: UN SUPERVIVIENTE DE LA QUINTA DEL BIBERÓN

                           FOTOGRAFÍA DEL BLOG LA AMAPOLA LIBERTARIA

Él me mira con los ojos rotos
en mil batallas
que continuamente afloran a su mente,
él vive para el pasado
y el presente solo es lo del momento,
por eso el viaja
a ese túnel del tiempo
y me lleva gateando
entre trincheras
y oscuros parajes
a un año 1939
y a un puente, en Madrid, la asediada y vencida,
por un ejercito de camaleones
y de cruces
agitando al viento
la disciplina de Hitler
y el desprecio
de las legiones romanas
cuando cortaban cabezas
y estas no eran de liebres.

Él, es mi padre,
92 años cumplidos
y una quinta del biberón
de la que bebe todavía sus recuerdos
y en aquel puente de los franceses
mi padre se enfrenta
con el mundo que otros soñaron
y que para el eligieron
cerca de una colonia de Romanones
donde los duros maderos de las vigas
servían de carburante en los inviernos
y un piano,
sin pianista
ni orquesta,
de cenicero.

Él se recuerda de la guerra
y del día
que salió del destacamento
para irse al centro
de un Madrid convertido
en autopistas de silencios
con ambulancias distribuyendo
lisiados y soldados heridos
en los frentes rotos y abiertos
por bayonetas caladas
por otros guerreros
que venían de las nieblas de la noche,
de los infiernos,
para comerse las libertades
y en ese encuentro
uno de la quinta,
mi padre era uno de ellos,
se marcha de Madrid con lo puesto,
cuatro bombas y una pistola
y un mono de faena cosido
por mi abuela en el pueblo.

Él recuerda la Casa de Campo
como un gran hormiguero
de soldados por todos los lados
y balas rugiendo
por encima de las trincheras
buscando algún cuerpo
con que salir fructifera la bala
al tirador de ojos negros como un cuervo
que desde la lejanía gritaba:
"Rojillo asoma el cuello".

Ellos papel de fumar tenían
y los otros la hebra
y en ese desconsuelo
de poder fumar y estar a pocos metros
su consuelo era,
en días de tregua,
pasarse el papel y la hebra
y en ese acuerdo fumaban
con recelo
siempre a la espera
de que algún mando
dispusiera volver a los enfrentamientos.

Carretera de Valencia
en una ambulancia
mi padre carga los recuerdos
y dice que de travesía hacia su pueblo.
el mio también, Pinarejo,
durmió en una caseta de perros
como si fuera un Rey
sentado en su trono
y a sus pies el pueblo
y entre casetas de peones camineros
y frías comidas
y paradas que no vienen a cuento
un día que el recuerda como de mucho viento
llamó mi padre a su casa y mi abuela, Juliana,
de negro y con velo
al abrir la puerta exclamó:
¡Jesús!
¡Dios¡
¡El niño, mi hijo, Tomás, ha vuelto!

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EL ÚLTIMO ADIÓS

Muerto, no a medias,
muerto, del todo
y con silencio,
descalabro,
llanto,
desconsuelo,
domingo muerto,
lo mato
un asesino
que se creía
casi rejoneador de becerros,
y se llevó
de en medio
a 16 meses de cariño,
16 meses de besos,

Llora el pueblo,
por Miriam,
todo son lamentos,
una puerta cerrada

¡Que mal recuerdo!

La felicidad no esto,
ni para alcanzarla
hace falta después
tener que levantar paredes
tras las cuales esconder los lamentos.

Jonathan se llama el asesino,
el poseso,
el falso individuo
de alma muerta
y corazón enfermo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: DOMINGO Y DE MAÑANA CAFE DEL BUENO



 «La tertulia del Café de Pombo» desvela una pintura religiosa oculta bajo el lienzo
Era domingo sin más aliento
que un café en un bar
y oír los comentarios
de los sedientos
que junto a mi hablan
de sus cosas y del  momento.

Brisa ligera se mueve el viento
y las hojas en la calle
se van
y vienen
y vuelven
a ser juguete
sin saberlo.

Ya el café deleitado
y en la barrra del bar
vasos a medias
y lenguas trabadas
en sus desgracias y desvelos
se oye de todo un poco
y de todo ello me quedo
con las ansias
que se pone en ello
y con lo poco que la sabiduría
de estos amigos del momento
se utiliza para resolver
los graves problemas que sufre el pueblo.

En el bar se aprende
pues en ellos
las lenguas se convierten al igual que el acero
templado en fragua de herrero
en punzantes armas
que cuando atacan
van directas al corazón
de quienes se ponen en medio. 

Teníamos en el bar
de todo
solo faltaba
butaca de barbero,
elixir de pétalos de rosas,
fragancia de esencia de romero
y ungüentos con que hacer brotar el pelo.

Los domingos en el bar
los parroquianos acuden
en busca de consuelo
y allí se encuentran
a falta de pila bautismal
y oraciones que elevar al cielo,
copas y sorbetes
y de vez en cuando,
si viene al caso
y el frío en la calle
mueve a desconsuelos,
alguna que otra conversación
de esas de mantenerse quietos
y apretar los dientes
para no salir corriendo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: PENSAR A LO GRANDE ES FASTIDIAR SIEMPRE AL PEQUEÑO

Pensar a lo grande
es fastidiar siempre al pequeño
aquí y en todo el mundo
todo se basa
sobre los mismos principios y anhelos
y más si quien te gobierna
 es de esos que dicen:
todo lo que hago es
en función de recortar a los trabajadores derechos.

Melancolía de lleno
con ojos vaporosos
sin necesidad de mojarlos
con gotas de consuelo
y tristeza a costales y con tiento
pues da mal ejemplo
salir a la calle y que te vean con cara de perro
y si te ríes
hazlo de golpe y soltando aire del pecho
para que los que te vean
se pregunten al menos
de que le viene a ese
tanto contento en el cuerpo.

Como ven
para todo hay
y como al gorrino
que se aprovecha de él
hasta el sebo
en esto de la crisis
pasa lo mismo
si sigues el trayecto
de este inculto gobierno
al cual se le puede criticar todo
a poco que mueven un dedo,
pues todo lo hacen
con nulo sentido común
y si me apuran en ello
con mucho fanatismo
aprendido en la alta escuela de Franco
aquella de la que estos
se hacen guias espirituales
en eso de gobernar por Decreto,
anulando al órgano al que se deben
que es el Congreso.

Autor: José Vte. navarro Rubio

sábado, 29 de diciembre de 2012

POESÍA: EL DESPOTISMO DEL GOBIERNO DE RAJOY

Salió de las urnas y fue
en su consumado altruismo
déspota mercenario
al servicio
de esos bien llamados falsantes
fabricantes de este nuevo estadio del mundo.

Los que mandan desprecian
a los votantes que les dieron el triunfo
y a base de imponer leyes
y de hacerse necesarios
prestan un gran servicio
a los que se deben
y de los que recibieron
el beneplácito póstumo
para ser erigidos en representantes
de lo suyo.

Un País no puede, no debe,
dejarse llevar
por el rumor y el sonido
de los que venden ilusiones
y vetan a los medios críticos
y si lo hace
paradojas del destino
vera como retroceden sus derechos,
y como se arruina su patrimonio adquirido
en defensa de la sociedad
y del ser humano como individuo.

Seis millones de parados es la meta,
siete, pueden ser en un futuro,
y hasta que no se llegue a ese místico número
el estado como tal
no moverá ni un dedo
por defender lo que siendo suyo
ha dejado de lado
por no estar en su agenda secreta escrito.

Me lleva en este día
desenmascarar a esos agentes ocultos
que se convierten
sin invertir capital alguno
en representantes únicos
de los gobiernos pseudodemocraticos
y del despotismo
como forma de gobierno
que asume en sus consejos de ministros
los postulados de la FAES y de los Obispos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio






POESÍA: LA PALABRA COMO RAZÓN DE SER

En el día  a día
en el manantial de las horas
en los que todos nos miramos
brota la palabra
y no es cuestión de magia
ni de conjuros de necios
el que con ella te sientas a gusto
pues ella eres tú
y tú sin ella andarías perdido.

La palabra nace, se cría y muere
en ese calendario de la vida
que todos seguimos
y se convierte, así es su destino,
en guía y fiel compañera
de nuestros momentos más íntimos
y con ella,
ya nosotros desaparecidos
nos vamos hacia otros mundos.

No me alejo de mi mismo
pues mi palabra me sujeta
y me hace que no pierda el rumbo.
Mi palabra es ley
y con ella construí mi razón de ser
sin más artilugios que mucha paciencia y pan como ayuno.

No me pierdo por esos laberintos
de los que sin conocerse a ellos mismos
afrontan nuevos retos
sin hacer balance de lo que fueron
y han sido
y al tiempo que una fragua
convierte el mineral de hierro
en azadón, reja y arado de abrir surcos
busco refugio
allí donde el fuego de mis recuerdos
es más vivo.

ya de temple los sentimientos
y a la espera el camino
me hago amigo de los amigos,
ignoro a los enemigos
y me meto en un bolsillo
aquello que la  vida me ha enseñado
y creo que es necesario y justo
para recibir enseñanzas
como si fueran abonos
que ayuda a brotar los frutos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EL CAMPO LEVANTINO SUDOR Y SACRIFICIO

 20100108145930-campo-de-naranjos.jpg

En el campo vacío de frutos,
hijos que a la vez son
de las ramas su orgullo
desapareció el jolgorio matutino
y a la espera de un corte de pelo profundo
los campos viven días de ayunos
después de los cuales volverán a dar
nuevos y exquisitos frutos.

Campos de naranjos junto a un camino
que pasa de padres a hijos
y como si se repitiera la historia
y fueran los únicos libros se mantienen vivos
haciéndose en el paisaje cotidianos
como si siempre hubieran estado sobre el mismo sitio.

Son los campos de naranjos
en las tierras levantinas
las tupidas caballeras que dan sentido
a ese quehacer diario del hombre
transformando la naturaleza
con tal de poner en cultivo nuevos productos.

En ciclos repetitivos
de trabajos constantes
el agricultor hacendoso
saca de los campos los mejores frutos
ya sean las lunas plenas o menguantes,
haga calor o frío,
ya el mercado esté por los suelos,
es cuestión de raza y orgullo,
de llevar en la sangre ese instinto
que hace al agricultor levantino único
en sacar el mejor rendimiento a los campos,
en elegir los mejores productos
y en velar día y noche por las tierras
como si fueran una prolongación
de su alma incansable y de su destino.

Sobre los campos cae el sudor de continuo 
de aquellos que con desvelos
acuden en su auxilio
para socorrer su falta de agua
y de alimentos nutritivos
que sirvan para hacer brotar  fuertes, sanos y competitivos
los productos de huerta,
que en las llanuras libres de los hielos
rompedores de los corazones de los frutos,
sirven para inmortalizar a estas tierras
y a los hombres que las ponen día a día en cultivo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: YO FUI EN AQUELLA TIERRA CANTO DE AVE

En unos años
o todos muertos
o todos bailando
al son de una música 
tan tétrica
como
la de una gran orquesta
acompañada
de un peor mal canto.
Música de guitarra,
violín, piano,
de trompeta, dulzaina,
gaita, pandereta
de látigo
con canto a medias
de voz de mando
en un mundo de super-estados
mandados por cursillistas
enseñados
a hacer bailar
a todo el mundo
al mismo ritmo
y sobre el mismo espacio.

Yo fui
en aquella tierra
canto
de ave
en un tejado
y vinieron ellos
los años malos
y el ave se marchó
y solo quedo
el tejado
aunque por una ventana
a la calle salía
el mismo canto
de un hombre solitario
acostumbrado a mirar
la vida
con un cierto desencanto.

Tierra de fabricar ilusiones
en una mano,
que se tiende,
que se da,
que se choca,
y que se aprieta
para firmar pactos,
esa tierra la quiero yo
con todo su empuje
con todas sus manos,
con un gobierno que sepa
lo que se lleva entre manos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: ÉL ESTA AHÍ EN UN SEMAFORO PIDIENDO Y NADIE LE HACE CASO

 

Él esta ahí
y forma parte de la vida
que se desparrama a ambos lados
de un semáforo
y yo estoy en el coche sentado,
esperando
como todos los días
que el semáforo me de paso
para salir hacia mi destino,
en esos momentos trabajo

Él hace su trabajo
a medias sin pensarlo
y va colocando
unas octavillas
en las ventanillas
de esos coches
junto a él parados.

Nadie baja la ventanilla
nadie se compadece
de ese muñón
en lo que antes era una mano
que él, un ser humano, nos enseña
sin ningún tipo de pudor
y con el ánimo
de levantar compasiones
en los que él ve
a consumidores natos.

Entre coches él camina
y a lo máximo
en tres meses que llevo
en el semáforo parando
y el vendiendo
su trozo de mano perdida
en algún ocaso,
algunos conductores a su paso
alzan los hombros
y menean la cabeza señalando
un lo siento pero es mal año.

Él ha desplazado
a vendedores de pañuelos
y a limpiadores de cristales
con paños
con más mierda
que el palo de un gallinero en un establo.

De allí marcharon
por eso de los malos años
entre ellos un tullido
de ambos pies y brazos
que hacia sus pinitos sorteando
los coches como si fuera
una libélula saltando
de flor en flor y de campo en campo. 

Él, el otro, el Estado
llenará España de pobres desamparados
pidiendo en los semáforos.

Eso debe ser,
de raza le viene al galgo,
ese impulso necesario
del que está necesita el estado
para hacerse más competitivo
de cara a los mercados.

Él, nosotros y él, el Estado,
formamos un trío multiplexo
con una sola sintonía
y con un mal de fondo
que me causa espanto.

Autor: José Vte. navarro Rubio

POESÍA: SI LA MUERTE SE PINTARA DE BLANCO

 

Si la muerte viniera,
si viniera volando
en forma de caballito loco
por el cielo trotando.

Si de la muerte se aprendiera,
si maestros tuviera
que enseñaran salmos
a esa escuela yo no iría
porque la muerte a muchos causa pánico.

Si en la muerte y de ella
hubiera alguien regresado
crudo sería su destino
de volver a desenterrar los mismos trapos.

Si todo,
muerte y presencia
fueran unidos
y hubiera en el negror de un sarcófago
firmamento con estrellas, campos con ríos
y otros lugares
donde volver a ser humano
todo me resultaría menos extraño.

Si la muerte se pintara de blanco
como esos soles que calientan
las paredes de tierra y barro,
si los lloros fueran alegrías
y las plañideras no se golpearan en el pecho
y cantaran fandangos,
la muerte sería más humana
y el cortejo más acompasado
a la hora de dar el pésame y estrechar la mano.

Si yo que de la muerte me río
supiera que en dar ese paso
no cabe más melodía
que el día en que se oyó mi primer llanto
le diría a la muerte que me vaya preparando
café bien cargado,
papel y pluma
y en el caso
de que por allí arriba o abajo
hubiera conexión con internet
un ordenador arreglado
con las  nuevas tecnologías
con tal de continuar dando el latazo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: RAJOY EL SIMPLE

En un recuerdo desvanecido
de una tarde con sabor a tierra,
en un recuedo sin más historias
que esta que a todos nos lleva,
miro y leo,
repaso con ojos de fiera los diarios
y me detengo
donde se señala en grandes letras
un discurso mediatico
a medida de quien lo lea,
sin necesidad de ningún tipo de replica
de un político que se siente Presidente
y que con falsa humildad nos recuerda
los grandes sacrificios
para los que no tienen ni cerillas
con que  prender fuego a esa hoguera
en la que calentarse
y poder complacer de esta forma tan misera
al resto de la terna,
entre ellos banqueros de su señoría,
ladrones de todo lo que huela
aunque sea a coprolitos de hienas,
empresarios defraudadores,
directores de grandes empresas,
amigos de cuatro chavos
y prensa adicta al organo que mejor les compensa.

No nos digas ni nos impongas,
Presidente de esta España que tanto le apena,
más sacrificios
y aplique la política con decencia
pidiendo más a los que tienen
y repartiendo hacienda entre los que no llegan
al final del día
para sentarse entorno a una mesa
a oír un discurso
que les pueda alegrar algo más
de lo que usted nos enseña
en el día a día,
en la hora a hora,
como si el Consejo de Ministros estuviera en su chistera
y su señoría fuera
un sonámbulo receptor de propuestas.

A las 9 de la mañana
un diario me enseña
a un cónsul imperial: Rajoy el Simple,
acudir a una cita con la conciencia,
no la suya
que de tanto engañar
anda un poco lerda,
sino la otra más rastrera
la de aquellos que le dictan el mensaje
y le ponen en letra negra
lo que no debe olvidar
para que todos sepan
que el futuro es nuestro
en lo que se refiere sacrificios y reprimendas
y de ellos, sus amigos y amigas, la fiesta
ya sea de Navidad,
de Semana Santa,
de Verbena,
de moros y cristianos,
de Sevilla,
Navarra,
Valencia,
La Mancha entera,
de toros,
fútbol,
esquí,
o de lo que se quiera,
pues todas son buenas
para relacionase en sociedad,
para que los niños y niñas aprendan
que hay otra España,
no tan negra,
del color de la miel
y de la mantequilla espesa,
con ropas y trajes a la medida,
con yates en Marbella
y con mantillas caladas
como si fueran medias
traídas de Manila
en el siglo XIX por una reina,
la reina de bastos
con túnica y corona de estrellas
que miraba por ellos
como si fueran
más que españoles
de una España negra
polvorones de estepa
colocados en una caja
y regados con harina
para que su bocado sea
exquisito al paladar
y bueno para los que sueñan
con estas Navidades
tan para algunos bellas.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: CHORRA CON LA MANCHA, MANCHUELA Y AHORA MORTAJA

Chorra con la Mancha
esa mi patria chica,
mi patria con banderas de olivos
ondeando desde buena mañana
y barbechos perdidos
donde ya no pastan ni las cabras.

Chorra con mi Mancha
la de grilletes puestos
a sus habitantes y mesnadas
para que no salgan a los caminos
pidiendo sopa
con que satisfacer las ansias
de comida para el cuerpo
y calor para los pechos de las madres
en edad de dar de mamar  a criaturas
nacidas en tiempos, los de ahora,
con tan pocas esperanzas
en ser ciudanos de primera
en un País que llama a la corrupción constante,
con chinos que de la prisión salen y entran
como Pedro por su casa
y delincuentes con las carteras llenas de estampas
mientras calientan los euros
en entidades bancarias de las Bahamas.

Chorra con la Mancha
de que poco le ha servido
que la Cospedal proclamara
reformas urgentes
que ahora se vuelven contra quienes le dieron su apoyo
y aplaudían su programa.

Alta La mancha
se viene abajo
como si le faltara
una madre bondadosa
de aquellas que se alzaban por la mañana
para preparar el almuerzo
a los de su casa
que al campo se marchaban
para romper terrones
con los que levantar a España.

La Mancha es en la noche profunda
como una torre sin campanas
pues nadie la oye
y desde el parlamento de España
cuando de ella se habla
se hace el silencio y se pasa página.

Chorra con los que desde el poder
se les llena la boca de palabras
mientras los pueblos de La Mancha
se quedan sin escuelas,
los enfermos sin ambulancias,
las farmacias sin medicinas,
los hospitales sin camas
al tiempo que en Toledo
en un edificio labrado
con la sangre de pobres de todas las razas
unas Cortes supremas
de espadones y espadañas
con la barriga atiborrada
de mazapanes, quesos y jamones curados con lágrimas
proclaman años peores
para que otros se aprieten las polainas
antes de que un caballo desbordado
a cuyo lomo marcha
un ejercito de serafines cantando alabanzas
recorra otra vez la geografía Manchega
ofreciendo lo que después de un plumazo machacan.


Autor: José Vte Navarro Rubio

POESÍA: EL MONOTEISMO ALEMAN MATA A GRECIA

Se despacha a Grecia y se le amenaza.
Grecia que fue cuna de Europa
se ve por Europa envenenada
por unos parlamentos distraidos
que juzgan la aptitud de los pueblos
por conforme la vida les trata.

Grecia que fue espada
en lo de asegurar la plaza
contra los pueblos del Oriente,
turcos de media luna y ejercitos en desbandada
que creían ver en Europa
su segunda patria
y del nacimiento de las naciones
de esas que tanto están dando la lata
Grecia hizo de frontera
y a ella se le debe en gran parte
nuestras consolidadas democracias.

Europa ve a Grecia
no como un buen vecino que se desangra
sino como un deudor
al que hay que ajustar las cuentas
aunque en ellos les vaya
recortar los derechos
y alzar al pueblo en armas.

Alemania no conoce de amigos pobres
y en su día a día se empecina
en ser cada vez más madrastra
de los pueblos a los que vende mercancías
que ella trabaja
y de la que los demás se sirven
para equilibrar sus balanzas.

Todos con Grecia han sido
fieros negociadores
que han conseguido crear alarmas
en ese país crisol de razas
donde por vivir se vivía
sin más observancias
que la que les imponía su parlamento
ahora secuestrado por tecnocratas.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: A CUENTA DE CATALUÑA Y OTRAS NACIONALIDADES

A esta España a la que quiero
le escribo en este momento
con la certeza e incertidumbre,
las dos a la vez,
como si fueran caballos desbocados
en aparente huida
y lo hago desde mi certeza y desde la inquietud constante
en saberme poseído de la razón pura y dura
que me lleva a decir lo que siento sin tapujos.

Patrias muchas,
las que los hombre y mujeres quieran,
de esa la casa que te dió cobijo
hasta el último pueblo perdido,
desde las ciudades que duermen sus silencios
y son explotadas por los magnates del dinero
hasta los villorrios desaparecidos
de los que solo quedan piedras como testigos.

Todas son patrias y de todas ellas tenemos que aprender
pues en ellas se dieron vidas
y en ellas los hombres aprendieron sus costumbres y usos.

De los derechos de los individuos
todos se deben respetar
¿y de los poderes?
¡Ay de ellos amigos y amigas
si malentendiendo el sentido último
se creen con derecho a opinar sobre los demás
y a imponer su criterio absoluto!

Todos los pueblos se merecen
el derecho a ser oídos
pues si miramos la historia
y de ella aprendemos lo útil
veremos como para que unos pueblos vivan
otros en sus momentos sufrieron
del látigo y martillo.

Abolición de derechos,
insumisión se deja oír
en los espacios infinitos
y si un pueblo se hace grande
es a base de ser con todos los suyos
buen padre y buen amigo.

De esta España me quedo con su sintonía
plasmada en una Constitución
de la cual las leyes del momento
le recortan día a día su articulado ambiguo
por ello y contra la desesperación 
de aquellos que se sienten oprimidos
queda, solo quedan, ascuas,
que hay que atizar
con soplos bien dirigidos
que renueven el vigor
y hagan salir de la chimenea que inspiro
las libertades que disfrutamos 
nuevas alegrías en forma de reformas
que vengan a cohesionar
estos espacios tan distantes
en el pensamiento político
pero a pesar de ello unidos
por lazos momentáneos que se distorsionan
cuando soplan malos vientos
y  vienen a ser  como juguetes
que nos inspiran un fatal destino.

De la política y de los políticos
me quedan en esta cartera que llevo guardada
en el foro de un abrigo
pocas lecciones que aprender
aunque se que el destino
de los hombres y de los pueblos
no tiene que ver con otra cosa que no sean
consensos convenidos
como si habláramos de una boda
en la que se nos invita
y ya servido el vino nos levantamos
para brindar y ser todos en ese momento "uno". 

Autor: José Vte. Navarro Rubio

viernes, 28 de diciembre de 2012

POESIA: CON PABLO NERUDA ME SIENTO COMO EN CASA

El pueblo quiere la verdad
pues la mentira
ya la está sufriendo,
no quiere mensajes navideños
ni vendedores de malos sueños
quiere que no se destruya la estructura
y que el estado social
y de derecho prevalezca
sobre otros estados más punitivos.

De siempre vuelvo
con mi sermón 
y cual yaga puntiaguda
vuelvo a meter su filo
en un agujero
para tirar con fuerza
y ver si el animal
que habita dentro
cae a mis pies rendido.

Los pueblos son
lo que quieren sus lideres
y el nuestro se muere
porque ya no le queda en los pulmones oxigeno.

¡Hijos venid
para demostrar que es el momento,
alzad vuestros decaídos hombros
y proseguir al encuentro
de ese mañana nuevo
que se tiene que reconstruir
sobre los restos de esta España
que se me viene a los ojos
con tanto dolor!

Me pesan las ideas
y el dedo con el que escribo
y la mano que sirve de guía
y la vista que enlaza las palabras
y separa las estrofas
en estos momentos.

De esa pesadez saco
fuerzas para seguir mi camino
de cosechador de versos
en unos campos fríos
donde la hierba crece salvaje
y las simientes se pudren sin ver la luz
que les hará crecer en altura.

Escribo y lo hago
a todas las horas del día
como si fuera mi testamento
y en el quisieran convivir
mis penas y alegrías,
tragedias y victorias,
menesteres y pasiones,
odios y ternuras.

Viene hasta mi mesa
una luz perpetua
que despide una lampara
y viene para socorrerme,
para sacarme entre clarores
de mis sueños
e invitarme a que sea más beligerante
y me pregunto
¿En que?
y la luz me invita
a que me resista
a ser como una rosa
a la que le cae el rocío
mientras se pudre
en la soledad de un jardín
maltratada por un jardinero
que solo piensa
en cortar los tallos tiernos
con los que hacer un ramo
de flores muertes
que le sirvan de adorno
en algunas de esas estancias
de una casa abandona
junto a un mar
endiabladamente encolerizado.

Me persigue la inteligencia
y yo la sigo
mientras ella me espera
con sus grandes manos abiertas
para darme todo aquello
que otros me niegan.

Me da mi inteligencia
felicidades difíciles de olvidar
como aquel día
en que descubrí
que la tierra era redonda,
o que los niños al nacer
no venían de París
¡cuanta ignorancia trasmitida
y cuantos muertos sin sentido!

 Desde entonces me siento
cada vez más unido
a ese cordón umbilical
que algún día se cortó y tiró donde pican las gallinas.

Alabados todos
por hacer que me sienta
como un astronauta
cuando salta de la nave  al espacio
y alabados todos
los que han hecho que me sienta libre,
pensar lo que quiero
y vivir mi vida sumido
en algunos pequeños empeños
que me llevan a otros momentos
en que aprendí
que la resistencia es buena
si sus fines son lícitos
para el alma de los seres humanos.

Luchar es trabajar, vivir, educarse,
trasmitir y dar
y en ello doy lo que puedo
sin necesidad de que nadie me venga a llamar
pues me debo a la sociedad
en la que nací
desde que abrí los ojos y vi
lo que había a mi alrededor

Hoy me voy
con la lección aprendida
y es que Neruda,
él con su encanto transformado en rima libre
me ha abierto los ojos
ya cerrados, por momentos,
para que pueda ver
como el color rojo de mi sangre
es igual al rojo de todas las sangres del  mundo
y es que venir de tan lejos
para irnos vacíos no le gusta a nadie,
ni a mí,
que lanzo poemas como si fueran estocadas,
que leo hasta donde puedo
y que lloro de vez en cuando,
casi siempre cuando veo que la gente sufre
y no contesta nadie.

Autor: José Vte. navarro Rubio

POESÍA: ¿VOLVEREMOS A SER DE EUROPA SU TERCER MUNDO?

 



No es el Mesías pero lo parece
pues vino a una España decaída,
el decía, para levantar el ánimo
y para ello ungido por la potestad que le daban
los votos ganados en un plebiscito
y vino y se desdijo
a las primeras de cambio de todo lo dicho,
al igual que hacen los que roban
cuando declaran en un juicio
y se sirven de buenos abogados y testigos
para que alaben las virtudes del que se sienta en el banquillo.

Su fin era otro más estudiado y medido
en la trastienda de algún despacho
rodeado de una corte de adictos con mucho empeño
en ser testigos del desmonte de un país
para convertirlo todavía más si cabe en un buen cortijo.

La derecha no perdona
y ve heridas donde hay coherencia y servicio público
y como si fueran milanos
huelen en las fuertes despensas del estado
alimentos nutritivos para engordar a sus crías y hacerlas dueñas
de los montes, olivos y de todo aquello que se mueva
por eso todo es dado, trasladado de esfera en esfera y vendido
en subastas preparadas
para que los dueños del mundo sean más amos y menos, en fin, queridos.

¡Volverá el pueblo con sus silencios!
¡Volverá el pueblo a ser más combativo!

Tanta historia y tantos derechos ganados,
siglos tras siglos,
para que ahora unos diputados
alzen un dedo de carne y hueso como el tuyo y como el mío
y supriman de un hachazo
aquello por lo que otros dejaron su patria y su destino.

Se llama libertad y se puede transformar en cualquier otra cosa
y pasar a simple vista desapercibido
y darte cuenta de ello cuando te toquen el ombligo.

Murieron por ella tantos y tantos hijos de esta patria
que no hay cementerio alguno
donde no yazga un libertario sin nación
y sin destino que no fuera servir a los suyos.

La fuerza del voto
ahora más que nunca mueve molinos
y esa muela y esa bestia
que arrastra la piedra
no deja ningún minuto
de dar vueltas y triturar el grano
dejando la cascara para los pobres
y convirtiendo los ideales
en polvo arrojado al vacío
que  nos devolverá a aquella otra España
en que fuimos de Europa su Tercer Mundo. 

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: YA MURIÓ VICTOR JARA

 victor_jara

                       I
Lentas debieron ser las horas 
y los días
mientras se le esfumaba 
la vida
y le llegaba 
la muerte 
a un Victor Jara 
que se sentía
por encima de todo en Chile 
defensor de la clase obrera 
y de los más pobres de las ciudades, pueblos y villas.

Le llegó  la muerte 
que no la vida
defendiendo lo suyo
y es entre sus gentes 
donde el se siente
voz potente y palabra querida, 
amado poeta y cantante
que lleva sus canciones
como si fuera alimento que quita el hambre y devuelve la vida.

Y en su tierra, 
Chile, alma y poesía,
la sangre caliente de los facistas 
lo encierra, violenta y mata por recitar canciones que excitan al pueblo que escucha su música.

Sólo un día cualquiera, sólo un momento,  sólo un instante
para preguntarnos que les debía 
ese hombre que solo amaba a su tierra y con su voz límpia
se sentía como un rey entre quienes a sus conciertos asistían.

En un estadio de Chile, entre  silencios,
en un 17 de septiembre, de un año 1973, 
Victor Jara escribiría con carboncillo de lápiz y con mucha prisa:
 "Yo no canto por cantar / 
ni por tener buena voz, / 
canto porque la guitarra /
 tiene sentido y razón".

Ya murió Victor Jara
pero no su obra ni sus canciones valientes
que hacen a los hombres y mujeres allí donde estén más libres..

           II
Murió el cantante 
y el hombre comprometido,
lo mataron sin darle tiempo 
a escribir su último verso
pues así son los asesinos 
arrogantes e incrédulos, crueles
y visceralmente enemigos 
de todo lo que es diferente a lo suyo.

Murio poco a poco
y pedazito a pedazito 
y no dejaron sus asesinos 
ningún hueso en su sitio.

Por defender a los débiles
y creer en una patria común 
que no fuera cortijo de señoritos
fue considerado como un traidor y enemigo.

Allí en un estadio,
lo violentaron en lo psíquico y físico
y no contentos con sus hazañas
un teniente coronel de payaso disfrazado 
y coyote después, vestido,
le machaco las manos 
como si fuera un gran  grano de trigo.

Soñaba Victor Jara con un  país unido
y sus sueños fueron destruídos 
por más de cuarenta tiros
y murió para más martirio
sin un adiós a su mujer, amigos, padres e hijos.

Vuelvo con Victor Jara
a la hora en que escribo
a sentir el cruel destino de los pueblos,
y el frío de la noche como si fuera un lamento continuo. 

               III 
Triste es el destino de los pueblos
en los que mueren sin piedad
los mejores de sus hijas e hijos
en manos de viles asesinos
y más triste es 
si estos encuentran cobijo
y la sociedad se olvida
de lo que un día vinieron a hacer
en nombre del más puro facismo.

 En Chile se oyen los llantos 
de las madres que perdieron a sus hijas e hijos
sin recibir
nada más
que no haya sido
silencios oportunos.

En Chile la justicia
camina despacito
a paso de tortuga
aunque a lo visto
siempre llega a su destino. 

          IV

Me vendré con una guitarra
a cantar 
en un estadio de fútbol.

Me vendré como las golondrinas
a buscar los  mismos lugares
donde construir un nido.

Me vendré desde las minas
y desde los sembrado de trigo,
desde los campos de vides
para dar mi apoyo y gritar al mundo
que en Chile unos asesinos
mataron a los mejores de sus hijas e hijos.

Me vendré en días de lluvias
y en días de soles,
en días de viento y de oraciones
hasta ese estadio convertido
en paredón de fusilamiento y en camino de martirio
al igual que el que sufrió Nuestro Señor Jesucristo.

Me vendré para cuando florezcan las flores del olvido
sobre los cuerpos de los asesinos

 
Autor: José Vte. Navarro Rubio


En el diario El País de hoy lunes 7 de enero de 2013 se publica un artículo sobre el asesinato de Victor Jara de él he recogido lo siguiente:

A meses de la conmemoración de los 40 años del golpe militar de Augusto Pinochet, en septiembre próximo, la justicia chilena ha identificado al supuesto autor material del asesinato del cantautor Víctor Jara. Es un militar retirado que vive en EE UU y cuya extradición pedirá Chile inmediatamente para encausarlo. Otros siete oficiales en retiro han sido procesados por el asesinato, cometido en 1973 en el entonces llamado Estadio Chile de Santiago y que es el de mayor connotación pública que seguía impune.



POESÍA: UN AÑO CON MARIANO Y EL QUE VENDRÁ

Foto del mensaje 

Un año con Mariano para no olvidar
con muchos comedores sociales 
en los que poder repartir solidaridad
entre los que no tienen
ni agua, ni luz, ni casa 
donde poder llorar en soledad;
con la justicia hecha añicos
por culpa de un ministro
que se considera por encima del bien y del mal;
con el paro disparado 
y con posibilidades de aumentar;
con los derechos recortados
ahora solo falta tocar el derecho a la huelga
y el derecho a pasear;
con desahucios inhumanos
por parte de quienes nos han hecho llegar
a esta situación de caos
que tardaremos mucho tiempo en abandonar;
con la sanidad por los suelos
ya en Madrid se comienza a privatizar
todo lo que huele a hospital;
con desigualdades tremendas
entre los más pobres y los que tienen más capital;
con más IVA 
y eso que no se iba a tocar;
con represiones facistas
por parte de las fuerzas de seguridad;
con chorizos y enchufados
que se dedican a robar
entre ellos el ex-presidente de la patronal;
con la educación en entredicho
por culpa de un Ministro
que quiere españolizar más que educar;
con privatizaciones de todo aquello
que nos garantizaba el bienestar social;
con manipulaciones de los medios de comunicación
pues el pueblo solo debe comer, dormir 
y el que pueda trabajar,
ver los toros, fútbol y bailar el pasodoble 
y si sabe el cha-cha-cha;
con las pensiones en retroceso
desde el  momento en que los ajustes se dejan de pagar;
y con libertades las justas
para trabajar, descansar, dormir, ver los días pasar 
y sobretodo no pensar.

A Mariano le gusta felicitar,
así que niños y niñas salir a la calle a cantar
villancicos en catalán, vasco, gallego 
o cualquier otro dialecto de la España actual
y así al menos nos podremos calentar
 
Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: LA PINCOYA, ¿DIOSA, MUJER O ANIMAL MARINO?

 

 La pincoya juega con sargazos en sus dedos Acrílico Tela Desnudos 

La Pincoya

Habitante célebre de Chiloé, representada por una mujer de inigualable belleza que, en ciertas noches de luna llena, se hace presente en el mar vestida con algas. En su mano lleva un canasto repleto de peces y mariscos, elemento que delata que ella es quien surte y controla la riqueza del mar.
Acerca de su origen se cuentan dos versiones. Una afirma que era la hija del cacique Tocoyhue y que habría sido sacrificada para apaciguar la ira de un monstruo que no dejaba tranquilos a los indígenas. Se supo que que, bajo esta leyenda, la hija del cacique aparece cada 100 años encarnada en la Pincoya, para bañarse en la cascada de Tocoyhue.
Otros relatos mencionan que la Pincoya es hija de Millalobo y Huenchula y nació después de un desafortunado accidente. En definitiva, las tradiciones coinciden en que se trata de una encatadora y hermosa joven de cabellos dorados, que reina sobre los mares junto a sus padres, ayudándolos a protegerlo, fecundarlo y rescatar a los náufragos.
Es bastante caprichosa; es decisión suya que los mariscos abunden o escaseen. De este modo, dependiendo de su humor, los marinos tendrán una buena o mala temporada. Para anunciar abundancia, la Pincoya danza mirando hacia el mar, y si quiere declarar escasez, lo hace mirando a los cerros. En esas noches de luna llena cuando aparece, si un hombre la ve, queda trastornado por su belleza.
Cuando los pescadores desean el favor de la Pincoya, se internan en el mar cantando y tocando música; sin embargo, si han estado sacando demasiados peces de un mismo lugar, es probable que la Pincoya esté molesta y deje estériles esos lugares.
Sus amores
Dado que no está totalmente claro su origen, hay gente que relaciona como pareja de la Pincoya al Millalobo; sin embargo, lo normal es que se crea que su pareja es el Pincoy. La diferencia entre uno y otro es que el Millalobo comparte con ella el sitial de declarar la abundancia del mar; en cambio, el Pincoy (o Pincoyo) es descrito solamente como un rubio de muy buen humor.
Y a pesar de que los relatos no señalen una exclusiva pareja de la Pincoya, esto no tiene mayor importancia en tanto que la deidad marina pasa la mayor parte del tiempo sola. Otros posibles afortunados son los hombres: se sabe de pescadores que han sido seducidos por la Pincoya, a quienes, además de la felicidad por el momento vivido, colma de placeres y dones una vez que los deja libres.
Una forma algo arriesgada que tienen los pescadores de encontrar buenos lugares para la pesca es subir niñas de genio alegre y risueño a sus botes, ya que el Pincoyo (olvidando su condición de pareja de la diosa oceánica) gozan con el buen humor y, al verse en una situación así, puede conmoverse o entusiasmarse, mostrando los mejores lugares para pescar. No obstante, hay que tener bastante cuidado con la edad de la mujer que se sube al bote, ya que si la Pincoya llega a ponerse de mal genio o celosa de las muchachas, espantará a todos los peces y no habrá forma de pescar ni siquiera uno.
Una de sus facetas más piadosas la revela cuando suceden los naufragios. Si un hombre sobrevive, la Pincoya se da a la tarea de protegerlo y, en caso contrario, se encarga de llevar a los malogrados marinos al Caleuche, donde reviven como tripulantes del barco fantasma.


Hermosa mujer, no se,
si ser divino
o sirena de pechos duros
de tanto nadar sobre los surcos
de aguas cálidas y frías
según le venga el meridiano
al mar o al rió.

La Pincoya fecunda,
protege, da cobijo,
es la madre y la hija,
la diosa, bruja, adivina,
maga y buena mujer
que quieren todos los marinos
cuando salen al mar
cantando canciones
que hablan de viejos ritos
y ella da con su amor infinito
buenos días de pesca
a los que se muestran
con el mar caritativos.

Era noche de luna llena
cuando un marino
miró de reojo hacia el mar infinito
y distrajo alegremente su mirada
más de un segundo.

Bebiendo va el ya viejo
por las cantinas y casinos
trastornado por lo que vio
en una noche de plenilunio
en que la Pincoya le bailó
una danza de amor con el pecho desnudo.

Autor de la poesía: José Vte. Navarro Rubio

POESIA: LOS BIENAVENTURADOS Y EL SERMÓN DE LA MONTAÑA

 


Ya nadie multiplica los peces
ni da en las bodas buen vino,
ya el gobierno se desentiende de los enfermos,
ya el Papa quita del Belén al buey y a la mula,
ya los pobres son más pobres,
ya las ballenas no vomitan a santos de carne y hueso
sin ningún tipo de heridas.

Ya los discursos son tan pobres
que yo pediría mejores actores
y algún que otro guionista
para que cambie el tono de las entrevistas
y se ambienten los discursos
en un tono no tan paternalista,
ahora que los hijos
se nos marchan al extranjero
por espíritu aventurero a ganarse la vida,
ahora que los mayores sienten cosquillas
en los bolsillos de los pantalones
donde solo caben un par de monedas
y un bocadillo de salchicha.

Del Sermón de la Montaña
me quedo con los bienaventurados
y con la sal de la tierra
y con aquello de:
"No jurarás en vano, sino que cumplirás tus juramentos al Señor. Pero yo os digo: No juréis en absoluto; ni por el Cielo, porque es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del Gran Rey. Tampoco jures por tu cabeza, porque no puedes volver blanco o negro ni un solo cabello. Sea, pues, vuestro modo de hablar: Sí, sí, o no, no. Lo que exceda de esto, viene del Maligno"

Bien puede aprender
el Gobierno de España
de ese Dios
que tanto les cautiva
en lo que quieren
y para lo que lo utilizan.


Autor: José Vte. Navarro Rubio

jueves, 27 de diciembre de 2012

POESÍA: LA FOTOGRAFÍA YA NO TIENE SENTIMIENTOS

 La historia de la cámara


De vuelta al ordenador
como cada día
para darle a las teclas
y hacer que estas se conviertan
en fluidos y palabras
con algo de sintonía
me entretengo leyendo y observo
en una página última
de un diario de tirada matutina y vespertina
que la fotografía ya no tiene sentimientos
y esto a mi me sube la estima
pues creía
que el asunto de los sentimientos
solo era
al igual que la poesía
cosas del ser humano
y no de un objetivo indiscreto
que te eterniza
ya estés mirando el cielo
o rasgándote las vestiduras.

Quiero sentimientos con olor a  honor
y a la vez sin otro tipo de medidas
que no sean
alegrar a las buenas gentes la vida.

Por lo dicho en un diario
recomiendo al gobierno
no salgan en las fotografías
pues ya saben
que no tienen sentimientos
por mucho que se anuden las corbatas,
aprieten filas,
se acorten las faldas,
o en la calva luzcan brillantina.

Autor: José Vte. navarro Rubio

POESÍA: RIASE DE LA VIDA ANTES DE QUE EL GOBIERNO LE HAGA LLORAR CON SUS MEDIDAS




En la jodida ciudad alguien se asfixia
sin necesidad de que le falte el aire,
sólo de forma mecánica
con las prisas
para comprar,
para leer,
para beberse una tila,
para disfrutar con una canción,
para pedir un billete de ida
y sin vuelta,
que tontería,
lanzarse a la calle
para comprar un libro en una librería
y comprobar
que los estantes está llenos de novedades
que se fabrican
como si fueran salchichas
o perritos calientes
o hamburguesas
o alitas de pollo con crema a la vizcaína,
a mí,
de verdad,
que esto me anima,
a salir a la calle
y dejarme llevar por esa corriente activa
de inestabilidad emocional
que imprime carácter
y da toque de sabía inoculada a las arterias de la vida
en una ciudad con parasoles de todos los colores
y escaparates con diseños de cara vista
que molan más de lo que parecen
no por la calidad que se ve a simple vista
sino por las etiquetas que marcan
un precio que a mi me vienen a dar risa.

No sea tonto
y riase de la vida
antes de que el gobierno le haga llorar
con sus medidas

Autor: José Vte Navarro Rubio

POESÍA: VIVA EL REY SOL POR PONER EN USO EL BIDET

 bano Como limpiar el bidet?

Para los tiempos que vendrán
sin sintonía a baladas,
mejor tila y café,
agua con burbujas
y si sabe coser
tejerse un traje de la cabeza a los pies
para no padecer

con aquello que como rocío del cielo
nos tiene que caer.

Todo esta dispuesto.
No hay nada que no tenga que ser.
El gran hermano,
ese que nos gobierna y engaña a la de una, a la de dos y a la de tres
en su empeño bipolar de ejercer
como caos del universo
y de noche oscura como la pez,
se dejará ver
con cara de tristeza
y de soberbia insólita a la vez
anunciando que el País esta necesitado
de nuevas medidas de ajustes
y que en ello los de siempre tienen que padecer.

A lo visto se verá, aunque esta por ver,
a lo visto para el gobierno
no hay nada que no pueda ser.

Viva El Rey Sol
por poner en uso el bidet,
al menos en eso
poco el gobierno tiene que hacer.




Autor: José Vte. Navarro Rubio

POEMAS DE UN DÍA CUALQUIERA



    


                 I
Poema de un día cualquiera,
de este momento preciso
en que una barca pasa junto a la costa
y en ella veo
a dos dioses egipcios
mirando hacia el horizonte
mientras lanzan al agua
redes con hilados de oro fino.

Mirad, que silenciosa es la mañana
y que tranquilo el horizonte
se muestra ante estos dos seres
recubiertos de sales diminutas
combinadas con granos de arena disueltos
en rayos de sol diurno
que llaman mi atención
entre sonidos que yo diría graznidos
de una ave vespertina
con pico de gaviota y alas del mismo tino.

De temer en la mañana
su rabia y ojos redondos   
como una piedra de molino
de la que tira un Sansón de los tiempos bíblicos
que duerme en mis cabellos
y se alimenta de aquello 
a lo cual presto el tiempo justo.
 
       
 image_15


           II

Caballo de madera o porcelana,
de metal  o vidrio,
de acuarela y pintado en un lienzo
o al carboncillo,
en una nube de triste sentir
que pasa relinchando
y me invita a seguir su camino.

Caballo de cartón
con apuntes de zapatos
vendidos en un mercadillo
al cual me arrimo
en vísperas de fiestas y domingos
para subirme a él como cuando era niño.

 

            III 
Me duele la mirada
se hace dura,
en la textura de mi piel
me aflora alguna que otra arruga.

Lágrima dormida
cae una sombra tenue
de color verde aceituna
que desbordada se pierde 
por mis mejillas.

Seca como la mies
que espera sobre el surco
abandonar su fertil vida
veo a un hombre dormir
bajo un techo de cartón
que anuncia en su superficie
colchones de látex
buenos para las curvaturas
de las vertebras dorsales
y para no coger malas posturas.

Cuando era más niño
me entretenía 
viendo trabajar a las hormigas
y ahora cuando paso
por la puertas de las oficinas de empleo
veo colas inmensas de parados
que me causan grima

     

        IV

Luz de un día
en la claridad de un soplido
en que la mente viaja
en un alegre periplo
al encuentro de mares azules,
de odiseas perdidas,.
de hielos permanentes,
de naturaleza viva,
de salvajes personajes
olvidados en un libro
pero latentes
en las historias locales
que hablan de un cherif
con pistolas que tiraban fuego 
y muy aguerrido
contra todo aquello que se movía,
ya fueran tacones 
de bailarinas danzando
en el tablado de un salón  con humo y ruido 
en el oeste genuino,
o a cigarros colocados
en los labios de un individuo
que muerde y cierra los ojos
cuando siente un estampido
elevarse sobre su cabeza y salir fallido el tiro.

Patagonia a la vista
se me remueve la sangre
en pensar 
en unos asesinos.

Eran los asesinos soldados
que seguían a un jefe maldito
que daba ordenes encaminadas
 a descerrajaban tiros y más tiros
sobre las sienes 
de pobres trabajadores
a principios de un siglo XX
con pocos derechos de los individuos.

Un albatros es abatido
y cae sobre las frías aguas
a manos de un maniático marino
que viaja en bajel de corsarios
y busca en esos territorios tan perdidos
tesoros que llevarse a su tierra
con que poder decir que anduvo 
en la otra parte del mundo.

Santuiy 049              













                      V
Vagar entre montañas de cumbres solitarias
como las aguas bravas de un torrente cristalino,
recorrer el espacio que hay
hasta donde las piedras duermen junto a un pino
para ir hasta el azul 
cobalto y diamantino
de un mar venido a menos 
desde los siglos de los siglos.

Mar con el que soñamos
y con el que dormimos
y con el que nos venimos
a contemplar
en su lomo frío.

O irnos como ultimo consuelo
en pos de las estrellas 
tras vadear un charco en un camino 
y ser espuma blanca
allí donde la mar muere 
en la orilla de una playa
con turistas vestidos como pingüinos. 

          
 
         Puente con puas, espinas, para que no duerman los vagabundos
                  
                    VI 
Me devuelve la mirada un pobre,
es la mirada del viento,
es la mirada de un ser vivo, 
es la mirada cautiva de un señor fugitivo
que duerme en un banco 
o bajo cartón rígido
que en grandes letras negras avisa
mantener de pie 
para que no se estropee su contenido.

Un puente es fiel testigo 
de este relato fidedigno
de un pobre hombre que delira por su pasión al vino
y a la alergia que le da 
dormir en un asilo.

Tan seco 
como un árbol herido
por un rayo caído
en una noche de tormentas
de esas que rasgan el infinito
es la vida de los poderosos, Don, Señor, Marques, Duque, Rey o hijo
de cualquier vecino
que permiten que hayan injusticias
en el mundo
que fabrican a su antojo, ellos, los de siempre los ricos.

Me avisa una sirena
esculpida con cincel
entre vasos y vasos de vino tinto
que detrás de mí
hay pobres con igual destino
que ese que se embala por las noches
para amanecer por las mañas tieso 
como una piel de cabrito
y me arrimo
a una orilla
de este mi destino
para que otros ocupen mi vacío
porque aprendí
un día de hace esto 50 años y pico
que los pobres 
son menos pobres
si les abrimos camino.

Me llegan en estas Navidades
silencios y repito
que me causan pavor infinito
entre titulares de la prensa
que dan a entender
a poco que seamos eruditos
que el gobierno toca a rancho
y el pescado está vendido.

            
VII
Todo es nada
y la nada es el mundo
de aquellos que padecen
lo que por no poder estar 
no está todavía escrito.

Por nada los que ven 
del dinero su lado oscuro
se dejarían convencer 
por cambier el destino
de aquellas otras personas 
condenadas a ser
como el culo de un cubo. 

Nada, en estas Navidades,
cogidas con pinzas,
será igual para algunos
por mucho que los Reyes Magos
de aquel cuento tan bonito
se anuncien con grandes títulos
ahora que una mula y un buey
van de sitio en sitio
buscando un portal 
donde poderse cobijar del frío.

             VIII
No es lo que veo
ni lo que me dicen, es materia, es fuego,
son chispas que saltan
a años luz de distancia
y se recogen con celo
en brazos abiertos
donde un soplo las convierte en luceros.

Son en el cielo embajadores
que se sitúan en sitios concretos,
por no ser 
no son en estos tiempos
momentos para hablar del firmamento.

              IX 
Al igual que la materia se transforma
la palabra viene a ser consuelo
pues solo ella se lanza
a través del universo
como perro que ladra, como cordero,
como gata que maulla y frunce el gesto
cuando levantas la mano
y la fiera que lleva dentro siente recelo. 

                  X
Corazón que late en un pecho
y envuelto con esmero
para esa hora en que entra el sueño
y en la cama construyes tu nido
donde dormir al resguardo del viento.

Corazón de corazones
los sueños me traen recuerdos
que parecen sacados de la manga
como si dentro de mi un mago
hubiera construido un mundo nuevo.

                     XI
Una avalancha de ideas
me vino al amanecer,
a la hora de tomar el café y leer en un diario,
para ejercer su dominio incansable
sobre mi ser.

Son las 6 horas de la mañana
en la estación polar número 3
una luz se acaba de encender
aviso urgente se ve 
en color fluorescente en una pared
¡es la cafetera que ríe en su estupidez,
pongamos agua y bebamos café!

Autor: José Vte Navarro Rubio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...