martes, 10 de enero de 2012

POESÍA: EL CASTILLO DE GARCIMUÑOZ: QUIEN TE VIERA

                                     

Quien te viera y te ve
Castillo de Garcimuñoz
de entre todos  los castillos
el de más alboreo de Cuenca.
Tomado por la fuerza
viniste a morir
en siglos de olvido
que nadie recuerda
y ahora te vistes
de reluciente armadura
y quedas a la espera
de tu definitva puesta en escena.


Autor: José Vte. Navarro Rubio

lunes, 9 de enero de 2012

POESÍA: CULLERA EN PRIMAVERA

                                 

Pantalla de edificios
en la playa de Cullera
que se cierran
como si la montaña fuera
algo más que plantas, tierra y piedras.
Desde arriba de la montaña
no se divisa la arena
de esas playas bajas llenas de extrema belleza


Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESIA: POR UNA SENDA DE CULLERA

                              

El perro hace un alto en el camino
y rabo tieso olfatea
en la Sierra de Cullera,
Entre las verdes matas encuentra
un hado milagroso que lo lleva
en pos de otro destino
donde buscar nueva presa.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESIA: CULLERA Y SU MARENY

                              

Inmensa la playa se extiende
hasta donde la mirada llega
y descubrimos un mar inmenso
que dota el paisaje de belleza.
Desde la alta sierra de Cullera
todo parece más intenso
y nos llena
de ganar de ser
aire que envuelve la tierra

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: CULLERA Y SU ISLA DE LOS PENSAMIENTOS

                                 



Viene a surgir
la Isla de los Pensamientos
en el Faro de Cullera
y llegan hasta allí
las acrestes olas
que se lanzan contra la escollera
en todos los momentos del día
como si quisieran salir del mar
que con su rumor las marea.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

domingo, 8 de enero de 2012

POESIA: EL FARO DE CULLERA Y SU RACÓ

                            

El Faro de Cullera y sus rincones
y como fondo el mar
y la costa abatida por esas solas
venidas a menos
que acostumbran a dormitar
en la misma arena blanca
que le sirve de improvisado hogar


Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EL RÍO JUCAR YA EN CULLERA

                          

Corre el río Jucar por la llanura
antes de dar con la muerte
que es su confluencia con el mar
y nos deja aguas fértiles
que van criando riqueza
sim mirar a quién se las da.


Autor: José Vte. Navarro Rubio    

POESÍA: MIS MIEDOS TIENEN NOMBRE

Mis miedos tienen nombre
y se llaman neoliberalismo
¿Cómo son los tuyos?
líquidos, difusos, se pueden tocar,
acaso tangibles,
son emocionales y te inundan el espíritu,
básicos y elementales, ambiguos.

Hay miedo de todas las clases
y tu puedes tener el tuyo
sino encontramos a tiempo un antídoto.

El miedo peor es el del individualismo
pues rompe la membrana,
ataca los tejidos,
despoja al ser humano de esa razón de ser
llamada: soy yo, luego existo
y te envía a  las cavernas del Olimpo
donde se amontonan las almas de los convencidos.

Sumisión es la palabra
y salvase quien pueda el tétrico grito
de aquellos que sienten miedos ancestrales
a los inmigrantes por haber venido,
a los diferentes por mostrarte otros mundos,
a la economía por depender de ella tu sustento,
a la violencia que amenaza el mundo.

El miedo es una unidad de medida
que anida cual gavilán herido
en el corazón de  las personas
y nos somete mediante un pausado ritmo
a buscar eternos cobijos.

Un siglo de las luces nos hace falta
con el cual poder airear
esas ilusiones muertas que caminan
por los ambiguos caminos de nuestro intelecto.

No te rindas amiga y amigo,
abre bien los ojos e infórmate,
combátelo si puede ser con optimismo,
lee detenidamente de las fuentes de la razón
y embelesate de los textos antiguos.

Cuídate este es el consejo último
de los traficantes de sueños
por ser vendedores de luces sin destellos
y de miedos disfrazados de un falso paternalismo
y busca abrigo
bajo la sombra estable de todos los tuyos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: ESCRIBIR ES UN LUJO

Late la prensa libre
a través de la membrana
de unos pocos corazones
no contaminados
por la codicia humana.
Desaparecen los hombres y mujeres
que con su palabra defendían
esas libertades conquistadas por los parias
y como si fuera un vendaval de nieve
que todo lo arrasa
mueren las ideas poco a poco
y al final todo se acaba.
Si  no sabemos escuchar
porque no hemos aprendido
si el conversar está prohibido
sólo nos queda el escribir
que todavía es un lujo.


Autor: José Vte. Navarro Rubio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...