sábado, 8 de diciembre de 2012

POESIA: ESPAÑA CRUJE

 

Lamento sin ser culpable de ello
que sean desahuciados y desahuciadas
los que se van yendo
por caminos de los cuales ya no hay regreso.
Muerte en forma de suicidio
se llama a este hecho
de pagar con la vida
lo escrito en un papel
en un momento en que te vendían humo como si fuera de incienso,
de verdad que lo lamento
pues una sociedad
en la que ocurre esto
aunque solo sea por permitirlo
está condenada
a padecer del mismo sufrimiento.
Todo esto me causa
tristeza y desasosiego,
tanto que mi cara
parece en un pulido espejo
la figura de ese hombre
todo de negro y de semblante serio
que en un cuadro del Greco,
allí en Toledo,
parece querer salir corriendo
del bastidor
en el cual su autor un día
dejó estampada su firma y sello.
A veces me creo
que todo esto es como un sueño
pero me dura tan poco la ilusión
que cuando me despierto
me veo en el centro de ese torbellino
que se lleva todo lo que pilla de por medio.
De todo esto
lo habido y por haber,
lo que sabemos
y lo que por desconocerlo ignoramos
y d  lo cual nos sentimos ajenos
somos culpables todos
por dejarnos arrastrar,
por no saber cortar todo ello a tiempo,
por convertirnos en ciudadanos serviles,
con derecho a voto, solo a pelo,
y por consentir de esta sociedad
el peor de sus alimentos
en forma de capitalismo despiadado,
bárbaro y deshonesto
que arrasa con todo
a los solos efectos
de que en este tsunami
llegado a España desde donde apuntan todos los vientos
sean solo los trabajadores
y parados sin derechos
los que corran con la liebre
en esa cacería al ojeo
que se tira contra todo que suene a derechos
y en esto
solo con mirar la historia veremos
como lo que hoy nos pasa
es un calco de otros momentos
en esta España que cuando cruje
como una patata en un caldero de aceite hirviendo
es porque nos duele
a todos ya el cuerpo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio 

POESÍA: NO ESTARÍA NADA MAL SER MÁS SOLIDARIOS

 

En este instante
mientras duerme medio mundo,
mientras otro medio se despierta,
mientras trabaja la gente,
mientras algunos bostezan,
mientras se pasa hambre
y mientras se derrocha a caudales,
en esta noche tan ciega
de unas Navidades cercanas
no estaría nada mal
que tú y yo y todos, contados también ellos,
sacáramos la libreta donde apuntamos
todo lo bueno y malo
que en el año en curso nos ha pasado
e hiciéramos un análisis cierto y sosegado
de lo que pensamos
y queremos para este año nuevo tan cercano.
En este instante en Brasil
se persiguen a indígenas
como si fueran gamos
y en prostíbulos de Oceanía
niñas que en España estarían estudiando
allí son un objeto sexual apreciado
por turistas de todos los continentes
con cara de santos.
No estaría nada mal para este año
ser más solidarios
como ese empresario de Madrid
que en l'Alcudia (Valencia)
se muestra como un buen ciudadano
alquilando pisos a 50 euros
para aquellos necesitados
de techo donde pode cobijarse
y sentirse estimados.

No estaría nada mal,
para finalizar este alegato,
ser en la tierra
sobre la que pisamos
más seres humanos
y menos depredadores
de inocentes gamos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: LA HISTORIA Y SUS BATALLAS.





Viaje hacia el infinito viniendo de la nada
a la búsqueda incansable de huellas humanas
que demuestren que en esa vía láctea
hay algo más que estrellas, astros y nebulosas
en una caja encerradas.

A través de las nubes,
de los cielos empapados de historias extrañas,
de silencios de cavernas con sus paredes pintadas
con renos, búfalos y mujeres preñadas
voy del pasado al futuro
como quien no quiere saber nada
ni del día en que estamos,
ni del ayer escrito en libros y piedras grabadas
ni del futuro que se lee
en pantallas de vinillo iluminadas
con rayos de luz
que trasmite una vieja lampara.

Viaje hacia el infinito en búsqueda de mesnadas
de soldados petrificados
a las puertas de un palacio donde mandaba
un Fumanchú con bigotes retorcidos,
casco con alas de águila
y unas mallas de metal brillante
sobre las que relucían las espadas.

Viaje astral en una nave extraña
para ir hacia allí donde poder ver
la historia como campo de batalla.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: VEO LA LUZ Y LA TOCO

 \"El Castillo\" templo sagrado de los mayas en honor al dios Kukulkán, captado por Héctor Siliezar durante una tormenta eléctrica.  Foto: Reproducción fotografía Héctor Siliezar



Veo la luz y la toco
y ella que de mi no sabe nada
se marcha entre los dedos
y avanza llenando la tierra
de claridad meridiana.

Olfateo la flor
y su perfume
se escapa
hacia otros lugares
sin miedo
a salir de casa
para ser
en un torrente de luz
olor a nada.

Cojo cualquier cosa
y en mis manos
la cosa toma nombre
y se llama
martillo, tenazas, tierra, pan,
llave, plato, vaso, camisa, sábana.

Todo a la luz del día
me viene
hasta este lugar de mi casa
donde acostumbro a construir lineas con palabras
de las que tomo
cuando me viene en gana
la esencia que reposa
en un diccionario ESPASA.

 Veo la oscuridad como avanza
y me giro
hacia esa España
de tormentas y borrascas
que como si los tiempos no pasarán
me recuerda un siglo de tinieblas
de incultura y falta
de libertades como carros cargados de paja
y de ausencia de esperanzas
en hombres que vienen y se van,
que marchan,
por caminos con barro sacado de un charca.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: PÁGINA PASADA

Es página pasada; es página leída,
es página olvidada
con la que no puedes ir por la vida.

Con ella,
página impregnada de poesía
te levantas,
con ella sueñas y divinizas
aconteceres y hechos que de tanto repetirlos
se te han quedado clavados en la retina.

Es poesía posesiva y dubitativa
impregnada de olores, alientos y salivas
que te espera
a esas horas en que nadie la mira
para que tu la leas y te sientas de ella su amiga.

Clama el libro y pide justicia
y en los renglones
de unas páginas cargadas de melodía
llega a sentir uno las caricias
de esos brazos esterilizados
que son los versos siempre en constante lucha
con el poema en el que cohabita.

¿Quizás si pudiera?

Puede y debe la poesía ser más sincera,
puede incluso ser más combatíva,
por poder puede
no te quepa duda
ser de todos nosotros
pasaporte con el cual correr aventuras.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

viernes, 7 de diciembre de 2012

POESÍA: LOS MOMENTOS Y SUS DICHAS

 Fotos Gratis  Naturaleza - Flores - Gran corazón de flor

Una vez escribí
sobre un extraño tesoro
y desde América
todos los días
alguien lo viene buscando
con desespero y ganas
como quien necesita
de esas historias tan antiguas
para vivir su momento de dicha 

El verdadero tesoro
amigos y amigas
está en el día a día
y si en ello
uno se sabe feliz
¿que mejor dicha
que continuar buscándolo en su propio corazón?
pues allí,
en ese trozo de materia viva
es donde se realizan los deseos,
donde nacen las alegrías,
y donde germinan los fructíferos tallos
que nos hacen
en todas las noches
de todos los días
ser más humanos si se cabe todavía.

En América buscan un tesoro
que en Pinarejo
alguien escondió un día
o en el Castillo de Garcimuñoz
del cual se decía
que Don Juan Manuel tiró la llave
a una corriente de agua submarina
que pasaba por el Charcón
y llegaba más allá
de donde se pierde la vista.

Tesoros los hay,
habidos y por haber
a mí me dan risa,
pues yo encontré el mío
un día, uno, de enero, de mil novecientos cincuenta y cinco,
con nieve y muchas sonrisas incluidas.

Autor: José Vte. Navarro Rubio



POESÍA: LA CAJA DE LOS TRUENOS.

 


Crónica de un día
marcado por la reforma Wert
y ese olor a polilla
que convierte a nuestra educación
en un conflicto entre autonomías.

En Inglaterra una enfermera se suicida
habrá que esperar para saber
el por qué de esa decisión
y acabar con la prensa amarilla
o ese mal periodismo
del cual vivimos con horror su día a día.

Benedicto XVI
se sube al tren de la modernidad
y ya convertido en tuitero
no necesita
del Espíritu Santo
para que le haga de mensajero
entre él y aquellos a los que cuida
como pastor supremo
de un rebaño cada vez más
pendiente de twitter que de las sacristías.

Bienes como alfombras, jarrones
y cajas de habanos de la Cuba
ponen a salvo un empresario
de forma burda
¡Todo por la pasta gritaba!
al tiempo queescondía
desde una lampara a una silla.

Como iba diciendo y digo
es la mañana tranquila
después de un puente atractivo
mientras en la primera plana de un diario
se lanza un Ave twuitter purísimo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio





POESÍA: ATENTO VIGILA EL BÚHO


Atento al silencio que recorre mis mismos caminos
fui caminante y bebí agua de ríos
con sabores a tierras, a peñas y a pinos
y de tanto ser peregrino y llevar junto a mí a palabras olvidadas en un bolsillo
me  hice rico en sabiduría y parco en demostrar mi oficio
de eterno pensador,
aunque fui amigo de todo aquello
con lo que convivimos,
ya fuera animal racional o irracional,
ya fuera viento, aire, lluvia, nieve y granizo. 

Atento a las miradas
descubrí en unos ojos limpios cariño
e impregnado de ese claror tan inofensivo
vague entre su cuerpo
me escondí en su ombligo,
jugué con su pelo
y me columpie en un suspiro
de mujer llegada hasta mí
para ser desayuno merienda y aperitivo.

Atento a lo que pasa
y descontento con los giros que toma el mundo
crezco a diario
y me refugio en mi mismo
a expensas de leer, escribir, dialogar e irrumpir con mi discurso
cuando lo creo oportuno.

Atento vigila el búho,
atento el lobo se lanza sobre un cabritillo,
atento el buitre otea,
atentos todos,
que si no prestamos atención
seremos comida de los que nos señalan con su objetivo

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: CIUDAD Y SOLEDAD EN EL SIGLO XXI

 

Hay un silencio eterno
que brota
allí donde las ciudades conviven
con sus inquilinos
y la marea de seres humanos
se deja arrastrar
hacia los mismos sitios
olvidándonos todos
de que somos individuos
nacidos para vivir en armonía
y compartir algo más que un pitillo
en la puerta de una cafetería.

Ciudades diseñadas para vivir en ellas
se ven en la oscuridad de la noche
desde la estratosfera
como si fueran árboles de Navidad
esperando la Nochebuena
en todas las horas del día.

Somos ciudadanos
en la era de la ciudadanía
y de ese concepto
queda poco más que una brisa
a expensas de las corrientes
y de sus derivas.

Con el vivir
crecemos
y llega nuestra desdicha
hasta el punto de ser nosotros mismos
los que nos encapsulamos
en la más áspera de las monotonías
y hacemos de nuestras vidas
compartimentos estanco
como si se tratara de vagones de un trén
que van de estación en estación
y de vía en vía
dejando e incorporando mercancías.


Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: MARSANS Y SUS LIQUIDADORES.



Por mi parte no quedará
propagar a los cuatro vientos
lo  mal que está nuestra economía nacional
y la cara que pone Montoro
cuando de este tema tiene que hablar.

Ladrones de guante blanco en la prisión
su primera noche en la enfermería tienen que pasar

de lo mal que se dicen encontrar
con solo pensar
en ese dinero que tienen debajo la cama
que de no gastarlo se les va apolillar.

Ciento diez  millones de fianza
me parecen pocos
les debían pedir un millar
para que de esta forma cuadren las cuentas
y los trabajadores de las empresas de Marsans
que en el paro están
puedan cobrar todo lo que les han venido a birlar.

¿Saben de lo que hablo?

Hablo de esa raza especial
de vendedores de humo
que cuando están en el poder
les gusta predicar
con la salud y el trabajo de los demás
y cuando llegan las vacas flacas
son los primeros en arrojar
por babor el capital
para que nadie lo pueda pillar.

De estos señores los hay a montones
solo es cuestión de investigar
y poner tras las rejas a los liquidadores
por hacer tanto mal
a la sociedad española en general.

En Soto del Real
no se conocían
huéspedas de tal calidad
por eso estas Navidades
algunos las mano se comienzan a frotar
solo en pensar
que de cena tendrán pavo y caviar.

En la cárcel tocan a desayuno
y en la celda Farrán, Losada y Cabo deben pensar
en aquellos billetes de quinientos euros
que usaban para encender el puro de Navidad.

Buenas Navidades
y a cantar villancicos
y a hartase de comer turrón y mazapán
pues días peores
para algunos listos
ya no volverán.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

jueves, 6 de diciembre de 2012

POESÍA:POESÍA: A ESE TORO QUE SE CRECE CON EL CASTIGO


El toro que se arranca galopando 
y cruza la plaza de uno a otro sitio
se crece en el castigo.

Toro bravo y bicho
que resopla por el hocico
y entra a la capa y muleta con tanto ímpetu genuino
debe ser indultado
y usado como semental
para que la raza siga creciendo en prestigio.

Toro en la plaza
y el torero su enemigo,
ambos,
uno y otro,
se miran
pues saben 
que están allí para luchar
y llevarse el triunfo.

Castigo ejemplar
en la plaza se pide el indulto
para ese toro
de casta
que en la plaza 
ha encontrado su verdadero sitio.

Ya la corrida finalizada
se hace un silencio absoluto
en una plaza de toros
de ruedo en forma de anillo
sobre el que un toro
bravo y con instinto
realizó su faena sin importarle el inmerecido castigo
al que fue por el diestro y su cuadrilla sometido.   

Autor: José Vte. Navarro Rubio     
          

POESIA: TRAS CADA REFORMA UNA CRUZ INDICA DONDE SE MURIERON LAS IDEAS

 http://lasmalasjuntas.files.wordpress.com/2012/08/arias-6.jpg

Con esa fluidez en que se mueven tus palabras
todo queda impregnado de aromas
perdurando
sobre las sillas y mesas
a la hora en que la comida humea en la cocina
al lado del fuego que sale de una chimenea.

Palabras cocinadas se cenan
junto a restos de silabas
recién sacadas de la nevera
y un poco de licor de cerezas
que le da al momento una cierta belleza
sobretodo cuando la prensa anuncia
en su primera página con tinta negra
noticias que a nadie le causan ya sorpresa.

Los liquidadores son en este siglo XXI
los motores de una economía que se desfilacha
mientras los gobiernos de turno nos aprietan
hasta justo allí donde más duele entre las piernas
y lo hacen poco a poco
como buscando que el dolor
no se consuma como una vela
y renazca en esos momentos
en que uno solo espera descansar y apagar la luz
para soñar con rebaños de ovejas.

Denle cuerda
que es sin el saberlo
un autómata de sonrisa de hiena
que con solo mirarlo te hielas
pues tiene fuelle para rato
y si lo cabreas
se revuelve y muestra los dientes como una hiena.

Se dice reformista
y si le dieran una pala
y una cruz grande de madera
sería un sepulturero de primera
pues entierra a los muertos con tal grandeza
que una vez tapados los ataudes con tierra
nadie diría que allí descansa
un ser humano que no pudo ofrecer resistencia
a esa avalancha de recortes que le socavó hasta la ideas. 

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: TOCAS, PEINETAS Y PANDERETAS EN UNA ESPAÑA DEL SIGLO XXI CON AIRES DE TRAGEDIA


 SEVILLANA CON PEINETA Y PANDERETA (Postales - Galantes y Mujeres)

La España del crucifijo y de la pandereta
resuena en la calle
cuando la noche llega
y las estrellas hablan de sus cosas
en cualquier parque de estas ciudades tan muertas
que el olor a cadáveres podridos se respira en las aceras.

Aquí todas las conspiraciones son posibles
mientras las damas de esta España de pandereta se colocan sobre sus cabezas repujadas peinetas
con que demostrar al mundo
que aquella historia nuestra tan negra
vuelve a revivir a lomos de risas de hienas
que se llevan los avances sociales hacia otras esferas
perdidas en el limbo de los justos
para nunca más volver por estas tierras.

Antiguos grilletes
de cárceles secretas
atenazan las vidas de muchos jóvenes
que ya ni se plantean
tener un futuro con una cierta decencia,
ahora que el trabajo escasea,
que se aniquilan las empresas,
que la educación se privatiza
y que la sanidad se ve como un negocio al que hay que ordeñar las ubres
todo lo que se pueda.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POSÍA: I'M the MOCKER

 

Vino y música saben marinar
y lo hacen por igual
en catas-conciertos
donde se dan a degustar
a un público jóven,
muy especial,
que del vino sabia
poco o más que del champagne.

Música de calidad,
vino el adecuado con el festival
y la fiesta en su punto
es el momento de brindar
por lo que sea,
igual da,
pues no es asunto
de estar todo el día
pendiente de lo que puede pasar
mañana
o quizás nunca
pues el mundo está tan mal
que en cuestión de minutos
todo puede cambiar,
no por temas que tengan que ver con el azar
sinó con la biodiversidad virtual
de este planeta
tan introducido en la vía digital
que todos nos llega
con solo pagar
un canon
y esperar
que la imagen transforme tu mente
y aspires a ser
igual o más
que todos esos productos
que la pantalla te ofrece
por una módica cantidad
que te puede arruinar
si te metes en un préstamo
y éste  no lo puedes pagar.

Vino y catas-conciertos
sirven para hablar y paladear
y poder disfrutar
de ese liquido tan peculiar
por el que Noé se dejó cazar
y pasó a la posterioridad
como el inventor del vino
y de la borrachera
en plan patriarcal,
que en el génesis así se viene a contar:
" Noé, que era agricultor,
plantó la primera viña.
Bebió su vino, se emborrachó,
y se quedó desnudo dentro de la tienda"

Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESIA: LA MERKEL SE EXPLICA MIENTRAS LIBERMAN SE ESFUMA EN EL ÚLTIMO MOMENTO

Los asentamientos en Cisjordania
provocan recelos y miedo
pues se parte a un pais por el medio
todo con el fin
de que ese estado observador
deje de serlo
y limitar las libertades
de los que se mueven
en función de sus deseos.

Barricadas, murallas y parapetos
y detrás de todo ello
muchos años de guerra
y poco entendimiento
entre unos y otros
con el apoyo del mundo entero
que ha pasado todo lo que ha podido
hasta que en la ONU se votó
comenzar por lo que nunca se había hecho
que es reconocer derechos a un pueblo.

En Israel
se recrudece el miedo
y ven todo esto
tan fuera de contexto
que continuan con su política
de crear asentamientos
sobre el suelo
de un país observador
con todos sus derechos.

y es que la Alemania de l Merkel se abstuvo
y de ahí ese lamento
de  Benjamín Netanyahu,
jefe de su gobierno,
que daba por hecho
que la ONU continuara
cerrando los ojos
y ellos salir vencedores en este proceso.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


miércoles, 5 de diciembre de 2012

POESÍA: PRODUCTIVIDAD Y EMPLEO

Cuando aumenta la productividad
y cae el empleo
uno se queda perplejo
pues alguien se hace más rico
mientras otros se covierten
en un redondo n forma de cero.

Si esto pasa
en la tierra de las oportunidades
allí donde la Constitución
es del pueblo
que no vendrá a ocurrir
donde nos miramos
en ese espejo
de plutocracia de super-ricos
ocupando los mejores puestos
y abriendo un futuro diseñado
con menos estado
y más poder
de los que acaparan los dineros.

La política del cajero automático
y menos trabajadores
con  más productividad
de por medio
es buena
mientras corre el dinero
y los repartos se hacen
con cálculos certeros
compartiendo beneficios y costes
entre los que dominan el mundo
y el resto.

Más educación claman en Estados Unidos
los latinos, asiáticos y jóvenes
a los que el estado vende
un mundo acotado para ellos,
por eso es el momento
de que los plutócratas paguen lo necesario
para que las prestaciones sociales
no se conviertan en un camelo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EN VEZ DE CUESTA SERA MONTAÑA DE ENERO


 http://revistaatticus.es/wp-content/uploads/2012/01/3-enero-2012-Tijeretazo.jpg

Ayer alguien en un diario
escribió su intimo lamento
y lo hizo echando todos sus sentimientos
y desbrozando sus interioridades
a ese mundo de lectores
que pasa las páginas y lee
a ritmo de café
o de linea de autobús y de metro.

54 años, son muchos,
y en ellos yo también me veo
retratado y casi señalado con el dedo,
pues venimos de una generación
de ciertos sufrimientos
y caminamos sin saber que hay más allá
de donde comienza la cuesta de enero.

Este hombre se lamenta
por ser dependiente
pues padece diferentes enfermedades
y consume por desgracia medicamentos
y a todo esto se encuentra
con dos hijos en la universidad
a los que se trata con menos derechos
que a esos pobres del mundo
que se mueven de hormiguero en hormiguero
buscando trabajo para salir del agujero
al cual les arrastra un mundo
reinventado por los dioses del dinero.

Cuando la guadaña
que recorta los presupuestos
se pone en movimiento
golpea a los de siempre
y siega con su filo
 esmeradamente afilado para el momento
las ilusiones de los más pobres
por ser ellos
el punto de mira
de quienes hacen de los presupuestos
un arma de doble filo
con el que contentar
a los que prestan los dineros.

Autor de la poesía: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: "LIMA LO HIZO"

 foto de la noticia

"Lima lo hizo"
es un lema con sabor a algo bien hecho,
pues Susana Villarán,
se olvida de que es el epicentro
del buen gobierno
y deja en manos del populacho
todo el éxito
de un trabajo prodigioso
consistente en gastar menos
y hacer por el pueblo todo
sin tener como meta el llevarse los aplausos
de aquellos a quienes ofrece las mejoras
con un lema tan lleno
de buenos sentimientos.

Un millón de firmas
conseguidas algunas
y a lo cierto
a cualquier precio
pueden servir
para que Susana Villarán,
alcaldesa, porque lo quiere el pueblo,
pierda la alcaldía
de llevarse a cabo un Referéndum
solo pensado para acabar con los corruptos
que llegan al puesto
con las miras puestas
en que Lima sea un borrón
en un calendario nuevo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: LOS DOMADORES DEL SOL

 
Los domadores del sol
iban en camellos
por unos desiertos esteriles
ahora convertidos
en campos petroliferos
de donde se extrae el oro negro
que a poco que avancemos
en el reloj del tiempo
se irá agotando y viniendo a menos.

Objetivo a la vista caza de talentos,
e inversiones multimillonarias
en ese Golfo Pérsico
de compañías petrolíferas
que ven como el caramelo
se les va de las manos
y se les cierra un futuro
que será muy negro.

Las energías renovables
son la apuesta
y ante ello
los domadores del sol
ponen tanto celo
porque saben
que dentro de unos 50 años
solo quedará
bencina para mecheros.

En España país pionero
damos un frenazo
a todo lo que sea pensar
con las neuronas ubicadas en el cerebro
y llevados de ese olfato
a seguir viviendo del cuento
calentamos motores
con combustible fósil
traído desde lejos
y despilfarramos los dineros
en ser cada vez más colonia
de los países emergentes extranjeros.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESIA: CINCO LEYENDAS IRLANDESAS







          

                  I
Salió a buscar un leprechauns 
y volvió lleno de miseria,
con los ojos vacíos de estrellas
y los bolsillos rotos 
de tanto llenárselos de monedas
e ir propagando a todos los vientos
su gran riqueza.

En la taberna le llamaban 
iluso y el que era
de todos los hombres de su pueblo 
el más fuerte 
y el que daba mas guerra
pregonaba con mucha alegría 
y brío 
de su sangre corriendo por las venas
que en una vasija de barro 
encontrada en el fondo de una cueva
había un puñado de monedas
que al ir cogerlas 
se le escapan de entre las manos 
y se iban a un ataúd de piedra
donde yacía un guerrero 
ataviado con mallas de hierro 
y casco de plata con alas de cera .

Contaba nuestro amigo 
que allí en aquella cueva habitaba 
un leprechauns con chistera
que se iba de su presencia 
cuando el sueño le entraba 
y la mirada se perdía entre las peñas.

Todos se reían en la taberna
cuando por las noches 
ya las jarras de cerveza llenas
nuestro amigo se echaba las manos a los bolsillos 
y sacaba unas monedas 
tan brillantes que al ir a cogerlas 
desaparecían 
y se convertían 
en espuma caliente de cerveza. 

                      II
Plantó un trébol 
y a su alrededor creció la hierba.
El trébol era algo más que una planta
a la que se cuida y riega
y el la quería
y ella le daba tres hojas tan de vida llenas
que dormía pensando 
en que el jardín se llenara 
con su sola presencia.

Trébol creciente
en la soledad de una casa 
llena de recuerdos 
y donde ella era
ropa en un arcón
y belleza en una fotografía vieja
que aquel hombre 
de tosca presencia guardaba
como si fuera un tesoro en su cartera.

Ella se marchó en la noche,
y sin ella quedó 
la casa vacía de alegría
y la gatera sin gatos
ni fuego en la chimena 
hasta que un trébol
traído por el viento
creció en el jardín
y desde entonces él espera
que ella vuelva 
para llenar la casa de risas 
y la alcoba de perfume a flores frescas.

                 III
Elocuencia ciega,
en ello era
poco prodigo
y en su afán de encandilar a las damas
y demostrar a los hombres 
el doble filo de su lengua
se fue hasta el Castillo de Blarney
y allí sin más demora 
besó una piedra
que le ha traído fama y honor
y hasta tal punto 
se sabe dotado
del don de la elocuencia
que cuando comienza a hablar
no termina
por mucho que el auditorio 
de aburrimiento se muera.

                  IV
Dos manos 
agarran un corazón y lo besan
al tiempo que una corona 
brilla en el cielo
como una estrella
y se llega hasta allí
donde un hombre 
se declara y ella se le entrega.

Mano izquierda o mano derecha
hacia dentro o hacia afuera
el la quiere y ella se aleja,
o ella se compromete 
o ella
está libre como las estrellas.

Si San Patricio levantara la cabeza
y viera
como el 29 de febrero
ellas se declaran  
mientras ellos se desperezan
escondería el anillo de Claddagh
allí donde nadie nunca más lo viera.

                     V
Un cervecero llegó a Irlanda
con la cabeza llena de ideas
y en el bolsillo
un talego de monedas   
y en la isla puso 
una fabrica de cerveza
una vez el suelo seco 
de agua de tormentas
y el Diluvio lejos 
en su huida hacia otras tierras
y allí en Irlanda
con buenas simientes 
y agua de torrentes 
que bajan de las montañas 
llenos sus cauces 
de ganas de juerga
fue el cervecero de pueblo en pueblo
como quien busca pareja
ofreciendo cerveza 
que las gentes bebían 
hasta que el alcohol les llenaba la cabeza
de pajaritos y soles 
con que poder salir al campo 
a segar hierba.

Buena música 
para que las piernas corran ligeras
y ellas las jóvenes 
salten al bailar
buscando al joven que las galantea
y si hay cerveza 
bebamos cerveza
sin miedo a lo que se diga
pues sin noches de juergas
Irlanda no es Irlanda
y los días son más largos 
y las noches más serenas.

¡Demos cerveza de la buena,
que todos beban
para que no vuelva el diluvio
y si por alguna de aquellas volviera
poderlo enviar hasta Inglaterra!

Autor de todas ellas: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: A RAJOY LE DAN PLANTÓN

Los alcaldes se rebelan
están en contra
de cualquier reducción
del número de concejales
y del sueldo que se les adjudica
por arte divino de su señor.

Los alcaldes frenan la ley
y ponen a Rajoy de caer de un escalón
pues dicen que no quieren ningún control
y menos que este venga
de la Muy Exma. Diputación.

Rebelión a bordo
y Rajoy no coge el timón
pues sabe que el barco ha encallado
y el capitán corre el peligro
de perder el apoyo de toda su tripulación.

Los Ayuntamientos quieren mas pasta
y que se olviden de ellos
para cualquier tipo de control
que no sea el que les da la mayoría
cuando se vota en pleno cualquier determinación.

A Rajoy le ha salido otro grano
y ahora quiere crear una comisión
para hacer una gran auditoría
y saber como está la Administración.

Visto y no visto
lo más fácil para Rajoy
es sacar dineros
sin ningún tipo de concesión
de allí donde el tiene el mando
y le basta con apretar un solo botón.

Así se las ponían a Fernando VII
en aquella su afición
de jugar al billar
y ser en ello
un mal jugador
y un peor perdedor.

Los alcaldes se rebelan
y en mi opinión
Rajoy se baja los pantalones
y les pide perdón.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

martes, 4 de diciembre de 2012

POESÍA: EN ESTAS NAVIDADES COMO RECETA: COMER POCO Y MÁS CANTAR




Más dinero, para los bancos,
¡más!
y para los jubilados
menos Navidad
esta es la triste historia
y la pura realidad
de un gobierno
que no paraba de vociferar
que con ellos
el asunto del paro se iba a arreglar.

Este gobierno tan peculiar
lo tiene claro
y solo está
para que nadie toque los privilegios
de esa clase tan especial
que se lleva el dinero fuera de España
y después se las dan
de querer a España
 y defender su bandera nacional
como si fuera de ellos
y de nadie más.

Al final de la historia
y solo acaba de comenzar
tendremos más pobres de solemnidad
y más ricos para terminar
y sino miren esa amnistía fiscal
que el gobierno acaba de aplicar.

Visto el asunto como lo tenemos
y como quedará
yo para Nochevieja
me voy a aplicar
y como dieta original
me he propuesto adelgazar
por lo menos un par de kilogramos
pues dicen que no va nada mal
para equilibrar la tensión arterial
y poder asimilar
eso de que te quiten los moscosos y la paga de Navidad.

Comienza la receta
con unas rebanadas finas de pan
al estilo Montoro,
es decir con un poco de aceite
y mucha sal
y un bote de aceitunas la Pinarejera, en sosa, agua y sal,
para que las mandíbulas comiencen a trabajar.

Ya el primer plato servido
en la mesa no pueden faltar mondadientes de madera,
servilletas de papel de reciclar
y agua del grifo con sabor a cloro y nada más.

Pasamos al segundo plato
sin rechistar
y para ello propongo
vista la noche en que plan está,
patatas fritas en cantidad,
tomate de bote,
pues no es cuestión de derrochar
y un huevo pasado por agua
de animal de corral
de esos que vuelan
y siempre en la cazuela termina por aterrizar.

Como el postre no puede faltar
y en eso los españoles
nos solemos esmerar
tengo para ello una formula magistral:
Se coge una manzana
y se ponen las pepitas a macerar
con un poquito de vinagre y sal
y de esta forma tan original
le pongo como aditivos
cominos y paleduz del Paleduzaz
y ya todo apunto de fermentar
se le echa agua
y se deja estar
hasta que llega el momento de brindar.

Con todo lo que les acabo de comentar
se enjuagan la boca
y  a cantar
esos villancicos tan originales
que sirven para celebrar
lo bien que otros,
más afortunados,
lo pasarán,
mientras tu en la cama te retuerces
pensando en ese 1 de enero
con tan poca pinta de mejorar.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: TODOS A POR LA PELA (EURO)

Todos a por la pela
y si esta se puede enviar
a un paraíso fiscal
después vendrá limpia
y dispuesta para gastar.

Esa es la teoría
un poco particular
de algunos grandes empresarios
acostumbradas a aconserjar
que el trabajador tiene que ganar menos
y trabajar más.

¡Vaya con el leño,
como nos la quería dar!

Buen ejemplo nos da
el Señor Díaz Ferrán
en estos días de recortes
y de malestar general
en que el gobierno usa de las tijeras
para podar
sin importarle nada más
que no sea dejar España sin un rosal.

El expresidente de la patronal (CEOE)
es un tipo muy particular
al que se acusa de blanqueo de capital
y de alzamiento de bienes
que han ido a parar
¡Solo Dios sabe donde la pasta estará!
lejos muy lejos,
con tal de no pagar
a esos trabajadores
que en la calle están
esperando justicia,
justicia nada más.

Entre el Papa lanzando teorías
sobre el portal,
el Ministro de Educación
buscando por donde poder a Cataluña entrar,
y asesores fiscales
liquidando lo que no se debía liquidar
cada día estoy más perplejo
ante lo que nos puede llegar.

Si los Reyes Magos eran andaluces
y en el portal no deben estar
ni la mula ni el buey
ya veremos al final
lo que pasa con San José
y resto de personajes
de ese Belén tan original
que este año tenemos, con pocas prisas, que montar.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


domingo, 2 de diciembre de 2012

POESÍA: DE UNA ISLA Y DE UNA FANTASIA CELTA


 
Vasijas de barro
en una pequeña colina
junto a un fuego
y restos de piezas pulidas
que avisan
que por allí hubo vida
y muerte a conciencia.

Los pueblos nacen a la historia
y a veces se olvidan
de que hay otras historias no escritas
que se leen
en su cultura
formada por restos de útiles
que  se usaban
allí donde se vivía,
allí donde se cazaba,
y allí donde se moría.
Todo como ahora con mucha paciencia.

Son hombres y mujeres
de culturas perdidas
y de pueblos ausentes
los que también amaron estas tierras
y viniendo, llegando y estableciéndose
en esos límites por ellos concebidos
como saludables
fue donde decidieron un día
echar tallos como una planta
y ver florecer su a día a  día
en forma de trabajo, ocio y amor a su cultura, folclore y tierra.

Pueblos ancestrales
corren por mis venas,
ahora que estoy abierto a esta aventura
y como si yo estuviera allí
y ellos fueran de pura materia, vida,
los veo caminar
y vivir con mucha entereza.

En los llanos junto a ríos,
en los altozanos cerca de las zonas de paso
de hombres trashumando con cabras, mercancías vacas y ovejas,
en el fondo de las cuevas
donde los dioses mejor protegen
a los que allí encienden hogueras
y en las playas frías de costas tan altas
que si te despeñas
te conviertes en espuma de agua
y en hueso de piedra.

Por allí vivieron en su entereza,
en su cultura de la que mucho queda,
pueblos tan celtas
que con solo mencionar su nombre
bailan mis manos sobre las teclas
y en eso Irlanda
de piras funerarias
y de grandes construcciones
con muertos enterrados entre losas
y grandes piedras
no eres diferente a otros pueblos
con las mismas leyendas
con la diferencia
de que las islas imprimen caracteres
que de por vida en ellas quedan.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: ACANTILADOS DE MOHER (Aillte an Mhothair) Y OTRAS LINDECES














 






 






                   I
Verde irlanda de aguas tan frías
que el alma de tus habitantes
rezuma tristezas templadas por gaitas que desorbitadas tocan  en las noches de muchas lunas
y en esos acantilados de la locura
sobresalen saliendo de la tierra
y desafiando a las alturas
como si fueran estatuas de la isla de Pascua
parajes de película
con pizarras negras como las vidas
de aquellos que desafiando a los corsarios de otras islas
pagaban con su sangre odios y rencillas
de  reyes y reinas ariscas
que sentadas en tronos de piedra de sillería
soñaban con dominar
a sus vecinos y exigirles pleitesía.

Acantilados de Moher,
mal dichos de la ruina,
con montañas que se arrojan a un mar
y en su despedida
cantan canciones que el viento también arrulla
para que el silencio de los cementerios
se llenen de penas e infundan
miedo a los cobardes y arrogancia posesiva
a los bravos soldados de una patria ganada y perdida.

Brumas que vienen en días de pesadillas
se esconden en los llanos y ganan las alturas
mientras desaparece la bahía de Gallway
y la isla de Aran
que tanto por estos lugares brillan
en otros días
de cielos batidos por soles de oro sus rayos que en los cuerpos se infiltran
y en su búsqueda se marchan
allí donde las gaviotas anidan
para dar luces y vida.

Mi vida no llega más allá de estas lineas
y en mi vivir y soñar
a veces en creciente locura
me siento señor de esa torre de O'Brien
en medio de campos repletos de hierba, sol, lluvia, mar y tierra de arenisca

                  II
Irlanda sin más,
sus hombres y sus mujeres
y su cultura
y esas leyendas célticas
que por mis poros se respiran
cuando leyendo sobre sus historias
uno se empapa de fina lluvia,
de cánticos espirituales
y de cerveza tomada en una taberna oscura
donde hombres nacidos de la tierra
se rearman de valor y se lanzan a una lucha
del hombre solo con sus manos
intentado hacer parir a la tierra
de los páramos desolados
donde se hiela hasta el aire que se respira.

Baladas y cultura,
religión y paganismo y también lucha
y en el fondo
y en el alma
y hambruna tras hambruna
un pueblo se hace fuerte
como la estaca y como el hierro
con que se calzan los caballos de herraduras.

Una melodía, solo una melodía,
en un anochecer,
a la luz de una vela
y tras una ventana,
brumas, muchas brumas,
viniendo del mar y de las alturas,
ocupando los campos y las casas y las cuadras con caballos y mulas
y en una taberna,
como quien nada hace
una canción por el aire replica
y al son de una armónica, gaita o acordeón
una orquesta
que se lanza en pos de una leyenda antigua
que habla de un condado,
de una estirpe
y de un hombre solitario
que vagaba entre peñas y charcas
haciendo de su vida una aventura.

          III
Cae la Boffin Lodge y el hambre
al  mismo tiempo y en un mismo lance. Cae
a plomo
y sin necesidad de fusil de combate
y las gentes, buenas gentes,
se relamen
con el vaho
que se respira en el aire
y con mendrugos de pan
duros y poco saludables.

Cae la niebla y los campos abiertos
son como los alveolos de un tísico
que se debate entre la vida y la muerte
allí donde todos son hermanos
aunque de diferentes madres y padres.

En una noche
tierna y reconfortante
como si el tiempo se parara
y la vida no fuera importante
viene la muerte
a llevarse a un niño de las faldas de su madre
por el que nadie daba nada
y al que
no le faltó oraciones y besos
antes de marcharse.

Muerte, credo y pasión,
coraje y genio
para ser
explotados como salvajes
y a pesar de ello
en aquellas tierras de cebadas
convertidas en cervezas espumantes
al son de una música se unen todos
y las soledades del hombre se convierten
en viveros de esperanzas
y en corazones más alegres
para entrar en las minas de Arigna
y morder el carbón con los dientes.

               IV
En una calle desierta,
en una avenida,
en una casa
se cuentan muertos
y se notan ausencias
que provoca el hambre
cuando no llega
en una Irlanda
que se pela
como si fuera una patata
y de ella queda
la monda que se tira
para que se la coman
los pobres desgraciados
a los que la comida no les llega
                                            ni a la lengua.

Los indios Choctaw de Oklahoma
¡que grandeza
en su salvaje proceder,
así lo cuenta la historia
de los que invadieron América!
                                                  se sintieron
desde aquellas lejanas tierras
                                                solidarios con Irlanda
y sin necesidad de pipas de la paz
                                             ni de combatir con bayonetas
llevaron a Irlanda ayuda
                                        para que su población no muriera.

Hambre
y hambruna de la buena
de esa,
que mata
y se lleva
a los hijos e hijas de las casa
a huertos
donde crecen matas de patatas
de un variedad genética
que se pudre en los almacenes,
en los pajares y en los surcos
de los campos
antes de que se conviertan en recetas
                                                  de cocina
                                                   y
de esa  vida violentada por una comida
                                               que no llega
Irlanda se llenó de libertades
entre funerales y sepelios
en todas sus tierras
que se llevan
un millón de habitantes
con lo poco que cuesta
repartir y dar
pues siempre de las buenas costumbres quedan
alianzas con las cuales perpetuar
vencidades buenas.

Los irlandeses se marchaban
sin mirar atrás
pues no les alegraba
dejar una patria amada y épica
con colinas de leyenda,
abadías perdidas sin caminos para llegar hasta ellas
y páramos desolados
con altas hierbas
y cuentos de fantasmas y duendes
saliendo del fondo de las tierras.

En una taberna
un vaso de cerveza
y una gran tristeza
que se vacía y llena
a golpe de brazo que se alza
y a golpe de liquido y espuma que entra
para quitar las penas.

Mesa de frío mármol
de alegrías pasajeras
en aquellos otros días de fiesta
para celebrar un santo,
un nacimiento
o la llegada de un hijo
que viene del norte que se come la tierra
trayendo en su saca
cartas y más cartas
leídas junto a un fuego
en una chimenea
que hablan de una Irlanda
ciega,
partida con un hacha
y quemada en una hoguera.

Irlanda de canciones románticas,
de baladas de música celta
y de sones y amoríos
de una pareja
que se conoció en la infancia
y ahora esperan
cumplir una promesa.

De harapos y sonidos a croares de ranas
estaban las panzas llenas
y el hambre avanzaba sin tapujos ni tapaderas
e inundaba jardines y hasta casas solariegas
donde olores mórbidos
tan extraños en apariencia
señalaban que por allí los muertos vivían cerca.

                V
Vasijas de barro
en una pequeña colina
junto a un fuego
y restos de piezas pulidas
que avisan
que por allí hubo vida
y muerte a conciencia.

Los pueblos nacen a la historia
y a veces se olvidan
de que hay otras historias no escritas
que se leen
a través de restos de útiles
que  se usaban
allí donde se vivía,
allí donde se cazaba,
y allí donde se moría.
Todo como ahora con mucha paciencia.

Son hombres y mujeres
de culturas perdidas
y de pueblos ausentes
los que también amaron estas tierras
y viniendo, llegando y estableciéndose
en esos límites por ellos concebidos
como saludables
fue donde decidieron un día
echar tallos como una planta
y ver florecer su a día a  día
en forma de trabajo, ocio y amor a su cultura, folclore y tierra.

Pueblos ancestrales
corren por mis venas,
ahora que estoy abierto a esta aventura
y como si yo estuviera allí
y ellos fueran de pura materia, vida,
los veo caminar
y vivir con mucha entereza.

En los llanos junto a ríos,
en los altozanos cerca de las zonas de paso
de hombres trashumando con cabras, mercancías vacas y ovejas,
en el fondo de las cuevas
donde los dioses mejor protegen
a los que allí encienden hogueras
y en las playas frías de costas tan altas
que si te despeñas
te conviertes en espuma de agua
y en hueso de piedra.

Por allí vivieron en su entereza,
en su cultura de la que mucho queda,
pueblos tan celtas
que con solo mencionar su nombre
bailan mis manos sobre las teclas
y en eso Irlanda
de piras funerarias
y de grandes construcciones
con muertos enterrados entre losas
y grandes piedras
no eres diferente a otros pueblos
con las mismas leyendas
con la diferencia
de que las islas imprimen caracteres
que de por vida en ellas quedan.

              VI
Ser poeta en Irlanda
y escribir de esas cosas cotidianas
que vienen a ocurrir a diario
y que luego se recuerdan
ante un vaso de whisky.

Ser poeta y llevar la amargura
de ir contando muertos
de los cuales
decir alguna alegoría
y descubrir que todos ellos
aun muriendo en diferentes días
llevaban en el alma
escrito el mismo mensaje.

Huir de los perros
y caer en manos de los buitres
en una Irlanda invadida
desde los días
en que Dios dejo de verse por allí
y se marchó al fondo de los océanos
para convivir con sirenas alegres
como unas ballenas.

Ser poeta y vivir de la filosofía
en una Irlanda de sotanas negras
venida a menos
pero no por ello rendida.

Hablo de otros tiempos
de los cuales la historia escrita
dirá .lo suyo
y a los cuales me refiero
con melancolía
¿Pués quién no se sintió
 irlandés algún día
y se fumó una buena pipa
junto a una chimenea?
¿O se bebió una pinta de cerveza
 mientras jugaba una partida de dardos?

Irlanda es una patria
abierta que abre sus manos
y al mismo tiempo
pide comprensión y ayuda
a esos países europeos
condenadamente cada vez más cortados
a filo de guillotina

hablo en este día de Irlanda
la de costas tan peligrosas
y sometidas a los vientos y huracanes
que no hay mota de arena
que no haya recibido lágrima alguna
por parte de familiares de fallecidos
en sus traicioneras aguas.

             VII
Los hijos e hijas de Irlanda
comían de lo que podían
y se alimentaban de lo que les daban.

¡Pobres hijos nacidos para sufrir
y en su agonía despertar cada día
para ser más fuertes
como si hubieran sido
curtidos por los mares
y por las caricias de los vientos del océano!

Estos hijos de Irlanda
son fríos como el hielo
cuando no los conoces
y cálidos como brasas
consumiendose en una chimenea.

Ellos saben de los sinsabores de la vida
y cada vez más
se vienen ajustando a moldes preestablecidos
y en esa presencia activa en la calle
y en ese gritar a una misma voz en los estadios
se mueven las montañas
como si fuera de paja su armazón
y se derriten los ojos
cuando se mira hacia donde no se debe.

               VIII
Caerse el cielo y la tierra
en el condado de Clare
y brotar montañas mágicas
asi son las maravillas
y los encantos
cuando amanecen los días
y al abrir las ventanas
ves como se esculpen las paredes con brillos
que la hiedra amortigua.
Armonía, sencillez, luz la justa,
bruma la necesaria
para esconderte en una rendija
y mares azotando
que atraen hacia las costas
llenas de rocas puntiagudas y asesinas
a marineros que no pensaban jamás
que vendrían hasta estas costas
para jugarse la vida.

                   IX
Bebiendo y cantando hacían su vida
y en el fondo eran  hombres
con una gran melancolía y entereza
al ver a su tierra invadida
y a una reina extranjera
rascase la barriga
al tiempo que ellos las pasaban negras y canutas.

De piel de corderos vestidos
paseaban por las aceras
y por dentro de lobos plateados
con collares de perlas
y en la yugular
mordiscos de fieras
de los tiempos de duras batallas
en lugares donde ahora se comen los jóvenes las hamburguesas.

Quiero de mi pueblo esfuerzo,
quiero de mi pueblo que alguien me lea,
quiero de ese barril de cerveza, hasta la madera
para hacer con el roble lapiceros
con los cuales poder enseñar en las escuelas.

Maldito el día
y maldita la noche con sus leyendas
solo me queda la tarde
para cantar epopeyas,
recoger la leña
e irme de fiesta
de esas que remueven hasta las telarañas de mi cartera,
allí donde los hombres y mujeres
se miden con la misma barra
y se sienten iguales
para esos días de luna
en su cuarto creciente o menguante
como se quiera.

En el Pub les venía
al igual que a las mujeres la regla
hombría temprana
a poco que la barba se rasaban
con cuchillas afiladas en una piedra
y allí cantaban y charlaban
por los codos y con la boca llena
y recordaban historias
recitadas por sus abuelos
como quien en el bolsillo lleva
en vez de peladillas piedras.

En la noche las copas sobre la barra
mientras en una mesa
algunos se llenaban de valor
y otros de vergüenza
y ya todo el coraje en un soplido de aire
calentado por alcohol
y luz de una vela
quedaban los valientes
mientras los cobardes espoleaban sus culos con las espuelas.

San Patricio los recoge
y San Patricio se los lleva,
a los borrachos a las camas
y a los clarividentes a rezar por su tierra.

         X
Mujeres irlandesas
todas fértiles
y todas llenas
de esa amargura que dejan
cuando los hombres de la casa cierran tras de sí la puerta,
pues no saben donde van
ni si volverán caminando o traídos en parihuelas.

¡Ay mujeres!
nacidas para ser
estatuas de cera
allí donde el aire hiela hasta las velas.

'Ay mujeres!
quien pudiera
en la fabrica, en el acantilado
o en cualquier puerto
de barcas a remo y de madera
ser como el mármol
                                               frías
y servir de estatuas en una iglesia.

Mujeres de Irlanda,
de la buena,
con amor en mi corazón
y pena,
me llevo a la cama,
para cuando un reloj toca a retreta,
vuestros besos,
vuestras lágrimas,
vuestros bramidos
y vuestra esencia
y olor a mar bravío, a tierra indomables y a whisky destilado en una gruta secreta.

             XI
La hombría de ser
así de paciente
como para pasar hambre
y enseñar a los hijos
a ser cautos y decentes.
Se media la hombría en esa tierra
con lápidas de piedras
todas en cementerios
y en ellas flores marchitas
y esquelas grabadas a fuego
en la podrida madera
donde los cuerpos descansan
más allá de donde se espera.

Eran juventudes perdidas
para dar días de gloria
a una patria las que se alejan
conforme un transatlántico
rompiendo olas gruñía
como si en sus bodegas llevara
búfalos en estampida por una pradera.

América abrió sus manos
y enseñó cual hiena
que se alimenta de carroña
y devuelve la comida para la cena
que las ,libertades
no se ganaban en la mesa
sino trabajando en esas tierras
fértiles y desiertas
que solo esperaban del hombre
que se lanzara sobre ellas
para sacarle de su corazón 
el fruto que todos esperan.

Y en Irlanda días de angustia,
días de muerte
y días de de hambre
con mucho frío y poca leña
con la cual calentar
el cuerpo, el alma de los que esperan y esperan.

               XII
Me voy en sueños y en noches serenas
entre surcos de olas y aguas negras
a una isla de costas escarpadas
y bahías con fantasmas rondando entre las barcas abandonadas en la arena.

Es una isla poblada de leyendas y de historias
tan reales que cuando se cuentan
se queda uno de piedra
y allí en la soledad de una playa encuentra
tiempo para ser feliz con solo observar el despertar de las noches
en el momento preciso en que la luna se esconde
y el sol como si fuera una gran bola prendida de fuego por dentro
 y de agua por fuera
se acerca
entre sonidos que llaman a mirar hacia ese cielo
donde unas gaviotas pintan nubes y se alejan
por encima de una ladera escarpada en cuya meseta crece la hierba.

Casas con muchos siglos a cuestas me contemplan
con sus grandes ojos en forma de ventanas cerradas,
a cal y canto,
por miedo a las sirenas
que cuando llegan
lo hacen para llevarse a los hombres a las simas abismales
y dejar a las mujeres en perpetua espera
pues la mar cuando mata se traga las esperanzas
de los que en ella se creen marinos y pescan
y en esas casas chimeneas con humos blancos de paja seca
y de pucheros de cobre siempre calientes en los rescoldos de las brasas
no fuera por alguna de aquellas
que algún día la puerta se abriera y un hombre entrará
trayendo en sus manos un ramo de flores y en su pelo algas secas.

La isla se llama Irlanda
y cual será mi sorpresa que sin conocerla me siento habitante de ella,

¿Entienden ya el por qué de mi tristeza?

                XIII
Defenderé con los dientes y con las muelas estas tierras
gemía el viento en un lugar
por encima de las altas peñas
en un domingo de toques de campanas
y de carretas llenas
de feligrés acudiendo a una iglesia
donde un pequeño órgano se sentía
desde lejos.

El viento defiende lo suyo
como si quisiera
convertirse en el rey de los pobres
para cuando llegan
esas borrascas que entran como cuñas llevadas desde el mar a la tierra
y con ellas naufragios de navíos
de una armada invencible
que sobre la isla deja
un arsenal de patatas
que darán origen a extraña leyendas y a hambrunas con el tiempo

Se esconden en el corazón de esas tierras
historias trágicas y otras bellas,
historias de amor y otras rocambolescas
con sus autores tan borrachos
como el mismo licor de las botellas
cuando se derrama sobre vasos
para ser bebido sin orden ni concierto.

En Irlanda el viento
entra por las ventanas
y duerme allí
donde las mujeres tejen trajes de seda
para esos días de fiestas
en que se cantaba a capella
y se bailabsn reels, polkas y valses
en compañía de violines, flautas y gaitas
a barlovento y sotavento.

               XIV
Nostalgias de un niño
al que la vida le trunco sus deseos
en una época de músicas rasgadas
acompañando sus sentimientos
por las praderas y valles,
por las aldeas y pueblos
de una Irlanda sometida a fuego y acero
cuando caían las hojas
llenando los suelos
de materia orgánica que se llevaba el viento
entre golpes secos
que pegaba con un martillo un herrero
sobre un yunque
en el que las hojas se convertían
en lagrimas finas de terciopelo
que se derramaban hasta el suelo.

            XV
Un navío surca los océanos,
Navío es de piernas rojas
De su tierra sacados
Por un cruel señor de mirada asesina y ojos rasgados
Por el odio que mamó
Siendo señor de bastos dominios y territorios consagrados
A la caza de seres humanos 
como si fueran buitres que se comen el corazón de los desamparados.

Irlanda llora
En su fatal descalabro
De ser invadida
Y sus hombres y mujeres tratados
Como perros salvajes
A los que hay que domesticar a palos
Y en la esencia de ese pueblo invasor
Que se considera tan amante de lo sagrado
Bullía un corazón tan desangelado
Que miedo se tenía en los paramos
A esas carretas con seres humanos apresados 
que cruzaban por encima del barro y de los charcos
En medio de lamentos y lloros
Que se oían desde lo más hondo de los acantilados.

¡Esclavo serás por que lo dice
Quién domina y mata
A golpe de mazo
Y a punta de estilete
Como si desollara a un lobo que se come el ganado!

Muerte al irlandeses
que no cumpla con su trabajo,
Se oía en un campamento de soldados,
Y si molestan usen
De una pica en un mercado
Para que sus cabezas sean hincadas
Y Ondeen  al viento y al sol
En cualquier época del año
Como si fueran un regalo
Al Dios de los ingleses
Que en una abadía de Londres era adorado
Como si de todos los dioses del mundo
fuera el que más amor daba a los necesitados.

En las Indias Occidentales
Se baten el cobre los esclavos
Mientras recuerdan sus tierras
Y comen como animales en un rebaño
Lo que su amo les da en pago.

Cromwell fue ese ser despiadado
que necesitó Inglaterra en el siglo XVII
Para maltratar a un pueblo
Y vender s sus ciudadanos como esclavos
Al mejor postor
Y en caso de ofrecer resistencia asirlos
Allí donde hubiera buen árbol
de las piernas boca abajo

Unos gritos en un paramo
Y unas madres que lloran
Su desamparo
Al tiempo que un navío
Bien ataviado de grilletes 
Y catres de dura madera de castaño
Se prepara para poner rumbo
Hacia donde un pirata inglés
Con catalejo en la mano
Y pierna de podrido palo
Tiene negocios esclavistas
Con honorables hacendados

Autor: José Vte Navarro Rubio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...