viernes, 16 de agosto de 2013

POESÍA A TANGER FUY DE TANGER VENGO (2)


              III
A Tanger no le miento
porque allí he visto
como si fuera un sueño
los mismos botes de conserva corroídos por fuera
reutilizados como simples maceteros
colgando de paredes enjabelgadas de blanco
y me he sentido niño pequeño
navegando por un río Nilo
infectado de cocodrilos hambrientos
o ya en Trieste o Estambul
oyendo y siguiendo
las sirenas de los barcos de carga y de pasajeros
y el batir de las alas
de los últimos pajarracos del aquel lejano y antiguo imperio.

¡Oh en Tanger!
la dicha de un soñado beso
en cama blanda de plumas y de sabana tejidas allí donde el viento del desierto
acaricia los dedos
de las tejedoras de sueños.

¡Oh en Tanger!
que apretado dilema
no se si dedicarle un beso
o rezarle en todos los idiomas del universo un Credo.

Donde nacer o  morir en ella
sintiéndote al mismo tiempo
rey  de los pobres  o esclavo sin nada más que huesos y piel sobre el cuerpo.

Fin de la cita
de un eunuco que se siente fértil como el río Ebro
y a lo sumo
solo lo quieren los cuervos
que lo manejan como a una marioneta
para que aguante un cierto tiempo.

A Tanger todo llega
hasta los estruendos de quienes duermen pensando en el próximo duelo.

             
Autor: José Vte. Navarro Rubio 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...