viernes, 16 de agosto de 2013

POESÍA A TANGR FUI Y DE TANGER VENGO (8)

   IX
Decante Tanger, decadente España,
decadente el universo.

Las ciudades decadentes también reciben aguaceros
y aunque en ellas no brille el oro
ni la plata de las minas
que existen en los subsuelos
las ciudades decadentes
saben a besos húmedos como si chuparas un caramelo,
y a humo que sale por  las chimeneas
cuando llegan los inviernos
y buscan cobijo en el cielo.

Decadente la ciudad
no avanza
al tiempo que se siente un retroceso
por eso sus casas
y jardines donde se oyen los trinos serenos
tienen ese encanto
que les falta por ausencia de celo
a las urbes modernas
con sus altos rascacielos.

          

Autor: José Vte. Navarro Rubio 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...