sábado, 28 de septiembre de 2013

POESÍA: ALCALÁ DEL JUCAR, CASA DE DIOS O DE ORACIÓN

 

Cosa de Dios o de oración
sea así
y no hablemos más de ello
pues entre cuevas y más cuevas
la montaña parece un hormiguero
al que vienen a morir
todos aquellos que llevan una vida vacía de sentimientos.

Remanso de verdor
la aridez de la Mancha
en este lugar se esfumó por alguna chimenea
en algún largo invierno
en que las nieves perpetuas
y cosas de ese Dios tan por este lugar puesto
se quedaron por aquí viviendo
entre el torrente de agua, entre los valles recortados por la navaja de un barbero,
entre sonrisas de los niños
y paladas de los padres descubriendo
alguna senda por la que salir de casa para acudir al casino a beber un poco de vino tan recio
como las paredes de las casas salpimentadas de arena, cal y cantos del terreno.

En el año 1213, Alfonso VIII de Castilla
se dijo para mi la quiero
y se la quedó para desconsuelo de los almohades
que ya se creían de ella sus señores y dueños.

La Iglesia de San Andrés de un barroco efímero
que ya quisieran para si los luteranos, protestantes yotras  gentes de mal agüero
es tan bien avenida que por ello
pervive en el tiempo
solo desmochada por el arroz y por el tan, tan, de las campanas despidiendo los duelos.

Disfrutemos como buenos galenos
del gazpacho manchego, el ajo mataero, el atascaburras,
aunque para moje el de mi pueblo
con tomate, cebolla, aceitunas en sosa, ajo poco y bueno
y sardinas en escabeche de lata sin más cuento.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...