viernes, 6 de diciembre de 2013

POESÍA: LA NAVE DE LOS LOCOS Y DE LAS LOCAS DE ELLAS


                    I
La nave de los locos. Así pudiera
ser navegante de suspiros
en un mar de aguas infectadas de sirenas.
Como quiera que la nave,
como fuera que las bestias en ella se morían y ellas
de terciopelo el pelo y los senos
tapados por trenza, yo fuera
en el mástil un Pinzón en una carabela
camino de un Nuevo Mundo
sobre surcos de olas con espuma blanca saltando por encima de mi cabeza.
¿Qué si Colón?,
¿Qué si la leyenda negra?,
¿Qué si verdad?,
¿Qué si mentira a medias?
Todo es
y de todo se espera
que reluzca como el oro
y nos llene con su gracia aunque se hable de ello
por los siglos de los siglos. Amén. En esta noche sin estrellas.

                II
No tocan agua, no tocan tierra
son locos y locas huyendo de la hoguera
en una nave de madera
lanzada al mar de las aguas turbulentas
entre las risas de aquellos que se creen cuerdos a pesar de su falta de decencia.
Mar adentro la corriente les aleja
de esas costas blancas y doradas en las que duermen las estrellas
de mar unas
y las otras de cielos azules a esas horas en que el sol pega.
El castillo y las almenas
y en la alta torre
que se ve cerca de la montaña de pinos desierta
una dama llora
mientras que con un pañuelo se seca
lágrimas y más lágrimas que anegan su vestido de terciopelo los ribetes
y su corpiño de oro y seda.

Autor: José Vte. Navarro Rubio 


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...