sábado, 18 de mayo de 2013

POESIA: ESQUINA DE LA QUINTA AVENIDA CON LA CALLE 70, LA FRICK COLLECTION



Rembrandt vive
¿no puede ser?
en su mirada he visto crecer
silencios
que cabalgan sin querer
por una Quinta Avenida
y ya delante de él
ni el sofá,
ni el cuadro
solo de la sala él
con esos ojos que me miran como queriendo de mi mirada comer
lo que le falta a él.

Es la vejez,
solo la la vejez
y sin querer
la melancolía al saber
que se ha convertido
sin querer
en su propio juez
lo que inspiro a uno y a otro,
yo diría que a los dos a la vez,
pintor y escritor,
el cuadro que Javier Cercas fue en Manhattan a ver
y el artículo que yo acabo de leer.


Hablo para más entender
de Rembrandt y de la Primavera en Manhattan
y de Javier Cercas
que se fue de Nueva York
sin llegar a saber
si la tristeza y la vejez
tienen algo que ver
con esa primavera con manías de querer ser
paleta y pincel
de la cual solo podemos comer
imagines muertas
colocadas en la pared
de un museo lejos de donde el pintor y quien observa vinieron a nacer.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: PALMÁS, CANTE Y MANZANILLA SI PUEDE SER



Cante lleva por todos los datos
y con el cante
se construye su ser
a esas horas de la tarde
en que otros juegan su partida de ajedrez

Cante a la vida
y en concreto al amor
que le ha venido a crecer
en ese cielo de la boca
donde vuelan sin querer
las palabras antes de ser parte del cante
que en él ha venido a crecer.

De Triana, Malaga o Jerez
de allí donde sea
si canta y de ello quiere hacer
deleite de oyentes y expertos en el flamenco de ayer
solo tiene,
ya sea con peines o peinetas,
hombre o mujer,
gitano o gitana, duende o rompe pies,
que subirse a un tablao
y sacar de dentro
allí donde vienen a nacer
ese caudal de cante
que por mucho que se use
siempre estará dentro de él
o de ella
o al revés.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POEMA: EN EL CAFÉ DE CHINITAS, FEDERICO GARCIA LORCA, TUVO QUE SER

 

Y es en un café-teartro
donde un banderillero
y un torero,
y una cantante
y un poeta
cada uno a lo suyo
intentan recomponer
el tiempo que falta
hasta las 17,
horas en Malaga,
para ser,
cada cual lo suyo
y en ese temer
el banderillero se santigua,
el torero
hinca el pie,
la cantante dice: murió el querer
y el poeta que los mira
se entretiene en tejer
un verso,
pues presiente él
que en tarde de toros todo puede ser.

Tuvo que ser
en El Café de Chinitas,
último café,
que se vinieron juntos a beber
un banderillero, un torero, una cantante y un poeta
y solo de ellos tres
volvieron al lugar a tomar café

Autor: José Vte. Navarro Rubio

ALUMNOS DE JULIO ZAMBUDIO

S

La suite andaluza de Esteban Bastida llega a los Campos Elíseos

La Salle Gaveau de París acoge este mes el estreno de su sinfonía sobre las provincias del sur español, un concierto que ilustrará el ballet de Belén López
Charo Ramos / Sevilla | Actualizado 02.04.2010 - 05:00 diariodeSevilla.es

Anne Hidalgo, la primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de París, está empeñada en estrenar en los salones del propio Consistorio Embrujo de Andalucía, una composición de Esteban Bastida Sánchez y José Antonio García Álvarez que recorre musicalmente, siguiendo la estela de Falla o Turina, las provincias del sur español. A Hidalgo, oriunda de San Fernando, le han dedicado los autores los pentagramas donde se exalta el alma de Cádiz. El estreno absoluto de esta obra tendrá lugar los próximos días 17 y 18 en la prestigiosa Salle Gaveau (rue La Boétie, muy cerca de los Campos Elíseos). Allí, la joven orquesta sinfónica Les Concerts d' Athalie, dirigida por el prometedor Léonard Ganvert, y el ballet de la española Belén López invitarán a los parisinos a adentrarse en las leyendas, sueños y cantares andaluces.

Para Bastida Sánchez, empresario, consultor, profesor de dirección de empresas y compositor vocacional desde su primera juventud, esta cita no sólo le permite estrechar los vínculos que le unen a la capital francesa -donde ha estrenado varias obras y en 2007 homenajeó al gran pianista Henri Collet-, sino también comprobar de primera mano el interés que sus creaciones suscitan entre las nuevas hornadas de licenciados de los conservatorios superiores. "Léonard Ganvert, que dirigirá el estreno y es máster en musicología por la Universidad de la Sorbonne, me dijo al iniciar los ensayos orquestales que esta suite sinfónica es de alta costura", comenta Bastida en Sevilla, donde reside parte de su familia.

El currículo musical de este madrileño, Máster en Business Administration y codirector de la Cátedra Alfonso X el Sabio en El Puerto de Santa María, sorprende por su entrega a un proyecto cultural en las antípodas de sus ejercicios económicos. "Estudié música desde mi niñez y, a través de mi maestro Julio Zambudio, descubrí la obra de Granados, Albéniz, Mompou, Rodrigo y sobre todo, Falla, cuyo estilo de orquestación he estudiado con intensidad".

Colaborador de grandes poetas, como el gaditano Salvador Guerrero Reyes, creador de jingles y melodías radiofónicas para Bobby Deglané y amigo personal de Rocío Jurado-"siempre soñé con que estrenara una de mis sinfonías y estuvimos muy cerca de lograrlo", evoca-, Bastida es autor de un catálogo que suma más de 500 obras entre coplas, música de cámara, ballets, bandas sonoras para el cine y cuentos para niños. Ahora, junto a su amigo García Álvarez, prepara un musical sobre la vida del Papa Juan Pablo II, a quien dedicó varios títulos en 1993. Pero antes, su ilusión es que Embrujo de Andalucía pueda debutar también en esta comunidad y escucharse "en los atriles de orquestas sinfónicas como la de Granada", otra de las ciudades que venera.


CURIOSIDADES SOBRE ESE SEXTETO DE LA ONCE QUE TANTAS GLORIAS DIO Y TAN OLVIDADO DESCANSA

 

Madrid, 19/10/1964.- Actuación de un sexteto de músicos ciegos en el Centro Asturiano

La historia de Julian Zambudio Torralba es apasionante. Lo descubrí un día, del año 2013,  a él y a su hermana en aquel Madrid de los años 1920. Yo iba buscando a Buscarini que vivía en la misma calle y número de finca y me encontré con dos personajes que han dado mucho que hablar en la historia de la música. Son Julian Zambudio y su hermana Lucrecia, artísticamente conocida como Lucrecia Torralba. De los dos hermanos trato en mi blog todo lo referente a su vida y actuaciones. Eran hijos de Antonio y de Lucrecia. Julian perteneció hasta su muerte al sexteto de la ONCE y la verdad es que la crítica no les ha hecho justicia. Se merecen ambos hermano y hermana el reconocimiento por su labor, entrega y sobretodo por poseer ese don innato que solo los genios arrastran en aquellos asuntos a los que se dedican.  

Vicente Zambudio, excelente guitarrista y compositor, hijo de Julían Zambudio:

 El autor nació en un ambiente musical, su casa era una escuela de música, hijo de un gran concertista de violín, Julián Zambudio y de un gran profesor, su hermano Julio Zambudio. Empezó a tocar la guitarra a los cinco años. Actuó en televisión, radio, grabaciones, hoteles, discotecas y pueblos con orquestas y con grupos. Acompañó a artistas como Antonio Machín, Juan Tierra. Perteneció a la orquesta de atracciones de la Cadena Real Club de Madrid

Cuando el autor tenía ocho o diez años le impactó un tema llamado el Aria de Bach en un concierto que dio el sexteto de la ONCE en la calle Prim de Madrid. Él preguntó a su padre cómo se llamaba ese tema y Joaquín Rodrigo respondió que se trataba del Aria de Bach, que representaba el viento, y que era el mejor compositor que había existido.

LA MÚSICA EN LA ONCE A TRAVÉS DE SUS MÁS DE SETENTA AÑOS DE EXISTENCIA(I)

Autor: Juan Aller Pérez.
Juan Aller es titulado superior en Música. Fue miembro del sexteto de la Once y profesor del centro de recursos educativos Antonio Vicente Mosquete de la ONCE en Madrid.
En la etapa anterior a nuestra guerra civil, la única profesión accesible para los ciegos era la música. Por esta razón, en todos los Centros en los que se ofrecía alguna enseñanza a los ciegos, la música formaba parte esencial de sus programas. En consecuencia, cuando se funda la ONCE la mayoría de los ciegos que habían recibido educación, tienen conocimientos musicales, de mayor o menor nivel. 
Esto propicia la creación de grupos musicales en las ciudades más importantes, fundamentalmente coros y agrupaciones de instrumentos de pulso y púa, que en aquel momento estaban muy en boga.
En Madrid surgen dos agrupaciones muy importantes. El sexteto (compuesto por dos violines, viola, violoncello, contrabajo y piano) que siguió existiendo hasta 1984, así como una orquesta de pulso y púa, que no tenía nada que envidiar a las dos o tres mejores del país.
Los trabajos más frecuentes realizados por los ciegos antes de la guerra, consistían en el servicio musical de las iglesias, así como actuaciones en bailes y locales de alterne. Salvo un muy reducido número que se dedicaba a la enseñanza, éstas eran las dos profesiones más frecuentes de los músicos ciegos.
En Barcelona, la ?caja de ahorros y de pensiones para la vejez?, tenía una imprenta Braille que producía bastante música. Además editaba la revista hispanoamericana que tenía dos suplementos musicales: uno de música religiosa y otro de música profana. Estos suplementos estaban destinados a satisfacer las necesidades de los profesionales ciegos, en las dos vertientes apuntadas más arriba. Esta imprenta siguió funcionando durante muchos años, hasta bien avanzados los 50 o quizá incluso los 60. No dispongo del dato de la fecha de su desaparición.
Por otra parte, el colegio nacional de ciegos de Madrid, contaba en su claustro de profesores con algunos músicos de gran prestigio. Los más importantes de esta época fueron D. José María Franco (compositor, director de orquesta, y en un momento subdirector del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y director en funciones durante algunos años) Y D. Luis Antón, catedrático de violín del mismo conservatorio y concertino ?hasta su jubilación- de la Orquesta Nacional de España. D. José María Franco se ocupaba de las enseñanzas del piano, armonía y composición; y D. Luis Antón de la enseñanza del violín.
Al pasar el colegio nacional de ciegos a depender de la ONCE, estos profesores continuaron impartiendo sus enseñanzas hasta los años 70, y con ellos nos formamos todos los músicos que pasamos por este colegio durante esta etapa.
Existían en España dos compositores ciegos de relevancia que venían realizando su labor con anterioridad a la guerra civil, y que siguieron trabajando durante muchos años. Uno de ellos es el universalmente conocido Joaquín Rodrigo, compositor mimado por el régimen de Franco, que ocupó en la ONCE el cargo de jefe de la entonces denominada sección de arte y propaganda.
El otro importante compositor es Rafael Rodríguez Albert, que, debido a su militancia en grupos de izquierda durante la república, tuvo graves dificultades desde el final de la guerra. En 1939 fue cesado en su trabajo, quedando en la indigencia hasta que la ONCE le ofreció en 1940 la secretaría de la delegación provincial de Granada. Tuvo grandes dificultades para dar a conocer su obra, siendo una de las más importantes la de encontrar un copista de suficiente calidad que transcribiese su música a tinta. 
Se trata de un trabajo delicado que requiere buena formación musical del copista, que la exigua economía del compositor no siempre podía pagar. Hay que tener en cuenta, que, hasta el gran desarrollo de la informática de los últimos años, las partituras musicales sólo eran impresas o manuscritas, dado que no existía ninguna máquina para escribir la música.
Desde aproximadamente 1850, existieron en España dos tendencias en la escritura musical. Mientras en Cataluña se utilizaba la musicografía Braille ?como en el resto del mundo-, en Madrid surgió el sistema Abreu (que consta de ocho puntos), que siguió vigente hasta 1960. Este sistema ofrece importantes ventajas para la lectura musical, que resultan especialmente útiles en las primeras etapas de la enseñanza, pero tiene el grave inconveniente de no haber obtenido el reconocimiento internacional, lo que impide el intercambio de partituras entre los músicos ciegos. Por otra parte, no existían máquinas para producir partituras impresas en ocho puntos, por lo que, a excepción de algunas obras impresas en el colegio de Madrid, la producción era manuscrita.
Es una pena que el sistema Abreu no consiguiese el reconocimiento internacional, porque las ventajas que reporta en las primeras etapas de la enseñanza son incuestionables. Los ocho puntos permiten 256 combinaciones distintas, frente a las 64 que se consiguen con seis puntos. Si tenemos en cuenta que la actual musicografía Braille tiene más de 270 signos diferentes, de los que algunos son polivalentes, comprenderemos fácilmente las ventajas que ofrece un sistema de ocho puntos.
Al crearse los colegios de la ONCE, en todos ellos se establecieron enseñanzas musicales de nivel elemental, que fueron la cantera de la que surgimos la mayoría de los músicos ciegos que nos incorporamos a la profesión a partir de los últimos años 50 y hasta bien entrada la etapa democrática en el país. Entre estos profesores, merece especial mención la labor desarrollada por D. Juan Vicente Molina, que impartió enseñanzas de cantos escolares, solfeo y piano en el colegio de Pontevedra, desde 1948 hasta 1958 en que se trasladó al colegio de Madrid. Su labor no se limitó a las enseñanzas que impartía, sino que fue el gran animador de los estudios musicales en el colegio, hasta el punto de que los tres violinistas que posteriormente ocupamos las plazas de profesores del instrumento en los colegios de Madrid, Sevilla y Pontevedra, fuimos animados por él para iniciar los estudios del violín.
La incorporación de los profesores de música en los colegios contribuyó, no sólo a la capacitación de un pequeño número de músicos profesionales, sino también a la formación musical de todo el alumnado, que se refleja en el importante número de ciegos de aquellas generaciones que siguen disfrutando de la música como simples aficionados, pero con una constancia poco común en nuestro país.

En 1968, cuando el sexteto se desplazaba a la Coruña para dar un concierto en los actos de inauguración de la nueva sede de la delegación provincial, se produjo un gravísimo accidente ferroviario en el que fallecieron cuatro de sus componentes, así como cuatro de sus acompañantes. D. Ignacio Satrústegui, a la sazón jefe de la ONCE, puso gran empeño en que la agrupación no desapareciera, consiguiendo reconstituirla en septiembre de 1969. Si bien se produjeron algunos relevos entre sus componentes, el sexteto permaneció hasta julio de 1984, fecha en la que desapareció definitivamente.
Desde las primeras elecciones democráticas en la ONCE hasta principio de los años noventa, la política musical de la Entidad se centró fundamentalmente en el apoyo a los estudiantes con capacidad para el ejercicio de la profesión, y en el apoyo a los profesionales más cualificados en aquellas facetas más accesibles a los ciegos.
http://www.todocoleccion.net/:
 programa musical - concierto sexteto de la once - i campaña asistencia - tarragona - tgn - año 1967 (Papel - Varios) 
Referencia:
 http://www.blogger.com/blogger.g?blogID=5921643378489066446#editor/target=post;postID=1058141623755594089

«Los cadáveres aparecen quemados, casi inidentificables», relató La Voz

«La noticia de la catástrofe llegó a La Coruña a media tarde. Desde los primeros momentos fueron incesantes las llamadas y las visitas a los periódicos y a las emisoras de radio, en las que se inquirían detalles sobre el accidente». Este era uno de los párrafos sobre el siniestro que el sábado 16 de marzo de 1968 publicaba en su portada La Voz. El TER se dirigía de Madrid a A Coruña y Vigo, a unos 100 kilómetros por hora, pero en su trayecto chocó contra una vagoneta-tractor de Renfe que iba en dirección contraria. El accidente ocurrió a las 13.45 horas en el kilómetro 70,300, entre las localidades de Robledo de Chavela y Santa María de la Alameda, a unos 70 kilómetros de Madrid.

La principal hipótesis fue que la vagoneta se había quedado sin frenos: debía haberse parado en la estación de Santa María de la Alameda, pero no lo hizo. Tras el impacto, el primer vagón del TER ardió totalmente y el segundo parcialmente. El tren estaba compuesto de cuatro: los dos últimos resultaron menos dañados. En total, murieron 28 personas. La cifra de heridos osciló entre los 80 iniciales y los 22 que, el 17 de marzo, publicaba La Voz. Viajaban en el convoy siniestrado unas 151 personas; 77 continuaron su viaje a Galicia en un tren especial. Entre los ocupantes del convoy estaba el sexteto de la ONCE: tenían previsto ofrecer un concierto en A Coruña.

«La catástrofe ferroviaria, una de las mayores ocurridas en España en los últimos años, ha conmovido por lo espectacular y lo trágica», se leía en la Voz de Galicia aquel 16 de marzo del 68. Otras líneas eran también de gran dureza: «Los cadáveres aparecen quemados, casi inidentificables. Algunos cuerpos están destrozados y también se ven miembros sueltos».


«No es lo mismo cerrar los ojos que no ver. La gente nos compadece tanto porque cree que nos sentimos igual que cuando uno que ve se tapa los ojos, y no es así. Hay un desconocimiento de lo que es la ceguera y el ciego. Algunos videntes quieren convencernos, por ejemplo, de que los ciegos vemos todo negro, y no es cierto. Simplemente no existe la sensación de ver. Para un ciego total, a efectos de visión, son igual los ojos que la nuca. Con la nuca tú no ves oscuro, ¿verdad? Pues nosotros, con los ojos, tampoco». Los componentes del sexteto de la ONCE me hacen ver de esta manera tan sencilla lo fuera de lugar que está la compasión para con unas personas que, en realidad, se sienten tan poco desvalidas, tan normales.Son los propios ciegos los más interesados en deshacer esa red melodramática tejida en torno al ciego; en desmentir toda esa ideología de serial radiofónico basada en la conmiseración. «Me revienta lo de "pobrecito ciego" tanto como que me digan invidente. La palabra es ciego, sin eufemismos». Esto lo dice José Román Vicedo, funcionario de la ONCE y abogado en ejercicio desde 1960. «Yo soy, seguramente, el primer abogado ciego de España». Vicedo reconoce las dificultades que le acarrea la ceguera para ejercer su profesión, y está orgulloso de haberlas superado: «Yo tengo que ser un profesional que convenza a la persona que se sienta delante de mí de que voy a solucionar su caso, porque si fallo puede decir: "Harto hace el pobre siendo ciego"». A Vicedo, que arrolla con su verbo, no parecen faltarle esas dotes de convicción cara al cliente o al mismo juez. «Llegas a un juicio», continúa, «y da la impresión de que hasta el juez está pendiente de ti: "A ver cómo se desenvuelve el abogado ciego, a ver si sabe presentar las conclusiones, si sabe incluso firmar"».

Nadie que no se fijara en sus ojos diría de este hombre, sentado en su despacho, con un puro en una mano y el teléfono en la otra, que es ciego. Su imagen y actitud sorprenden a quien espera- encontrarse con una persona retraída o pesimista. «Yo no he notado ese apocamiento de ser ciego nunca. Perdí la vista a los seis años y seguí jugando como todos los niños, subiéndome a los árboles y haciendo vida normal». No obstante, J. Vicedo no se embala en su optimismo, porque todos los días hay barreras que hacen que llevar esa «vida normal» no sea tan fácil: «Para mí, el simple hecho de consultar un código puede ser un gran problema. Necesito, si no está traducido al Braille, que alguien me lo lea. Ahora tenemos puestas grandes esperanzas en el Optakon, un aparato que traduce en relieve los caracteres de cualquier escrito y permite leer de cincuenta a sesenta palabras por minuto. El inconveniente que tiene es el precio, que son más de 300.000 pesetas».

Todos los ciegos hablarían del Optakon, un verdadero sueño, especialmente para los aficionados a la lectura. Este ingenio daría acceso al ciego a cualquier libro sin tener que depender de las traducciones al Braille o las grabaciones en cinta. «Sería casi como ver», dice Vicedo, que confía en que los adelantos técnicos vayan acercando al ciego al mundo visual. La experiencia le dice que es así: «Cuando yo empecé a estudiar, en 1951, las cintas magnetofónicas estaban en mantillas, y además yo no tenía dinero para comprarme un magnetofón. Como tampoco había libros de Derecho en Braille, tenía que estudiar con los apuntes que tornaba en clase y lo que me leían mis compañeros. Hoy, en cambio, el magnetofón es de uso corriente ».

A J. Vicedo, tras. este pequeño repaso a su vida, se le nota satisfecho de sí mismo, orgulloso de haber superado más obstáculos que una persona normal (otra ciega, música, diría: «Para ser ciego con dignidad hay que ser fuerte, no tener complejos de inferioridad»). J. Vicedo sólo tiene una pequeña frustración, que confiesa al final: le hubiera gustado ser pianista, pero se ha tenido que conformar con ser un buen aficionado a la música.

La profesión ideal

A todos nos parece que la profesión ideal de un ciego es la música, y basamos esta creencia en el convencimiento de que los ciegos tienen más cualidades, más oído que los videntes. Pero esto no debe ser así, porque los cinco músicos entrevistados coincidieron en que el ciego no tiene más dotes que el vidente. Ocurre que, para la música, no tiene los inconvenientes que para otras profesiones. Recalcaron además la dificultad extra que la música tiene para el ciego: debe aprenderse las partituras de memoria, compás por compás, y ésto representa un tiempo adicional en el estudio de una obra, lo cual haría casi imposible que un ciego tocase en una orquesta cualquiera, por la propia necesidad que éstas tienen de cambio de repertorio. No podría tampoco seguir las indicaciones del director de orquesta. Es, en cambio, más accesible para un ciego el papel de solista y, por supuesto, el de concertista en solitario.En el sexteto que tiene la ONCE tocan cinco ciegos y un vidente. Su consideración laboral es de funcionarios de la organización, y su objetivo, el de promocionar la imagen del ciego en la sociedad.

Además de este trabajo, algunos realizan otro. Es el caso de Adalberto (32 años, toca el contrabajo), que da clases, o Ana, de veinticuatro, pianista del sexteto y estudiante de literatura. Ante ellos, que a veces hacen bromas sobre su defecto, se pierde el pudor a hablar de la ceguera o el miedo a hacer preguntas delicadas. Ellos, que son ciegos de nacimiento, o casi (sólo Ana vio hasta los ocho años), la adaptación a la ceguera es total. Quien parece tener menos problemas es Basilio (38 años, violoncellista), que dice que la recuperación de la vista no le preocupa en absoluto. Juan (43 años, toca la viola) afirma que no se lo plantea porque sabe que no tiene ninguna posibilidad. Es Ana la única que confiesa preocuparse a veces, añorar lo que ha visto y estar dispuesta a operarse si hubiera alguna esperanza. «Cuando perdí la vista era un auténtico pato mareado; me sentaba en una silla y no hacía nada,. pero poco a poco fui moviéndome, conquistando el espacio que me rodeaba». Hasta hoy, en que Ana vive sola en un piso, no sólo sin graves problemas, sino con evidente satisfacción: «Y tengo allí mi piano y mis cosas, y estoy contenta. Vivo sola porque me gusta, -y también viviría sola si no fuera ciega. He tenido algunos problemas con la cocina, porque es importante ver para aprender a cocinar, pero voy superando este problema poco a poco».

Andar por la calle es uno de los retos que se le plantea al ciego todos los días. No se trata sólo de memorizar un trayecto, sino de arriesgarse a tropezar con la moto, la bombona o el andamio puestos en la acera en que ayer no había nada. El ciego puede ir en tensión, pensando si el próximo paso no lo dará en falso, o bien no atreverse a salir sin acompañante. Ana es categórica cuando afirma: «Yo prefiero romperme la cabeza una vez a ir con miedo por la calle. Yo voy tranquilamente, sin ninguna tensión. Si algún día acabo en la Paz, no me importa, habré andado muchos años a gusto». Por otra parte, andar por Madrid no es tan difícil: la gente colabora, y el metro es el transporte ideal para los ciegos, porque tiene, al contrario que el autobús, que se detiene en un semáforo y no sabes si es parada o no, unas estaciones fijas. Madrid tiene para Adalberto, que es de Valladolid, otras ventajas por ser una gran ciudad: «Aquí se puede pasar más inadvertido que en un sitio pequeño, donde es más fácil que seas el ciego». Juan, en cambio, añora el Madrid de hace veinte años y preferiría vivir en una ciudad pequeña.

Otra persona que prefiere Madrid para vivir es Antoñita, andaluza de Andújar y estudiante de décimo de piano. Madrid, para Antoñita, que tiene veinticuatro anos y es ciega desde que contaba unos meses, no es una ciudad hostil. Ella la ha ido conquistando poco a poco desde que salió del colegio en que estaba interna, y hoy cuenta cómo su madre se siente orgullosa de que, cuando viene a Madrid, sea su hija, la ciega, la que le lleve a todas partes.

Antoñita, curiosamente, debe a la ceguera su acercamiento a la música: «Si no hubiera sido ciega, hubiera tenido que trabajar desde muy joven, porque mis padres no pueden pagarme la carrera». Estudia gracias a una beca de la ONCE.


POESÍA: A ESOS CIELOS EN PÌNAREJO CARCOMIDOS

 

Carcomido el cielo por pasiones escondidas
se ven las estrellas lucir
su cuerpo diminuto y amarillo.

En la Mancha
de los Machucas y Quijanos,
y de las yemas de huevos
en un vaso batidas,
con un poco de vino,
todo es grande o pequeño
en función de la cuna o del oficio.

Los sillares de piedras labradas
se ven en vetustos edificios
junto con paredes encaladas
y la desidia de los que nos hemos dado por vencidos
convirtiendo la patria del Quijote
y el corazón meseteño de la Iberia de los tiempos de  los romanos y etruscos
en algo a lo que poner nombre me resisto.

Vuelo entre nubes
que buscan su cobijo
en las verdes praderas de trigo
y en los inviernos
con lloviznas amenazando los caminos
ando entre pensares
junto a los campos de almendros floridos,
de las viñas con sus primeros granos colgando
y bailando a ritmo repetitivo
en función de lo que el aire manda
cuando se oyen esos tremendos suspiros
que lanza el cielo
llevándose consigo
lo que pilla por delante  y entra dentro de su hocico.

En Pinarejo
el tiempo pasa a otro ritmo
allí se curaban las heridas
con jamones, quesos y chorizos
los soldados
venidos
de batallas
y duros ejercicios
en otros tiempos
con menos comodidades y con más sentido.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

HERMANOS: JULIO O JULIAN ZAMBUDIO TORRALVA Y LUCRECIA TORRALVA: APUNTES SOBRE SU VIDA



 EL GUITARRISTA CIEGO DE PABLO PICASSO


- Lucrecia Torralva: Joven bonita y cancionista.

-La Libertar 12 y 13 de abril de 1922

.El Imparcial y La Libertad: 15 y 16/04/1922:

En el  ROMEA.—Cinematógrafo y variedades.—Sesiones las seis y media y diez y media.—Debut de Margarita Guerra, Lucrecia Torralva, Amparilo Guillote Maruja del Oro, los Derkas. Reaparición de Isabelia Ruiz. (Lunes y sábados, aristocráticos. Miércoles, de moda.
 

- La Acción: 17:04/1922:

ROMEA:
 

Nueva temporada en el coquetón teatro de la calle de Carretas hubo el sábado cambio casi total de programa. Del anterior, en que figuraba la conocida cupletista Hermosalla una excelente semiestrella del género no quedó más que ese prodigio de belleza y buen gusto, verdadera «estrella» de la danza, Isabelita Ruiz
 

Debutaron: y fueron aplaudidas la bailarina Margarita Guerra, la cupletista Lucrecia Torralva y la notable bailarina Amparito Guillot, ésta sobre todo. 

Maruja de1 Oro, a pesar de que ]uchaba con una fuere afonía, demostró la justicia de los éxitos que obtiene en todos losteatros en que actúa
 

La novedad del cartel eran Los Derkas, número que por prirnera  vez actua en Madrid.

-La Libertad 21/04/1922

-La Libertad 17/09/1922

-Eco Artistico: 30/04/1922:

ROMEA:

Siguen los éxitos artísticos, y de taquilla, como consecuencia lógica. El cartel es variadísimo..., exquisito...; por este escenario hemos visto desfilar en pocos días artistas de tanto prestigio como la elegante cancionista Diosa Geisha, o Oeisha solamente, como ahora se anuncia, una valenciana que no puede negarlo, porque en sus ojos brilla inquietante el más ardiente rayo de sol de su hermosa tierra, y en sus labios lleva el aroma de todas las flores...; a su belleza une su arte, y a su arte la dulzura de su voz...; por eso su éxito ha sido definitivo. Luisita Quirós fué otro acierto de los que acreditan a una Empresa. Luisita Quirós es una frivola muñequita del baile, que pone en su arte, que domina, todo el brío de su juventud. No tardaremos en verla brillar como estrella. Julita Blanco, otra chiquilla deliciosa por su ingenuidad, por su belleza y por su voz. Pilarita Pardo quedó muy bien; Mary Meller y Milagritos
 

Todos escucharon también aplausos, y para la insigne Luisa Vila, que también se despidió. La cupletista Luxy y la bailarina Nenita pasaron bastante bien, y Paquita Fortuny gustó mucho en sus canciones, , juanita Oya ha vuelto a pasar por este escenario, y su éxito no ha desmentido al anterior. También hemos aplaudido a los estupendos acróbatas cómicos sobre balanza Luz and Asa Trio, que ejecutan trabajos arriesgadísimos y distraen, como pocos, al público. La lindísima cupletista Preciosilla hizo su presentación con un éxito rotundo. Isabelita Ruiz ha vuelto de su excursión a París y a Londres, y vuelve dispuosta a comerse el mundo. Su debut en Romea ha causado verdaJer¡^ expectación. Sus bailes, sus trajes, su gesto, su belleza, todo está en su favor, y al aparecer en el escenario con sus extraños y caprichosos trajes, despierta un murmullo de admiración y de sorpresa; luego baila, y en sus bailes, netamente españoles, debidos a la ardiente inspiración de Manolo Font, M. y V. Romero, pone toda su alma de española, y alguna que otra pincelada de elegancia parisina. Margarita Querrá cumplió bastante bien como bailarina riña, y Lucrecia Torralva, que es muy mona y canta muy bien, escuchó muchos aplausos.
   
-El Luchadore Diario Reublicano de fecha 26 de julio de 1922

-La Libertad 4/11/1922 y el Globo 9 y 10 de noviembre de 1922:

TURO PARK, Ferraz 43:  Actuación de Lucrecia Torralva

- La Libertad 1l 1 y el 5 del 11 de 1922

 -La Libertad el 10 del 11 de 1922.

-La Libertad 11/11/1922:

 T U R O PARK, Ferraz, 43, Casino. R e s t a u r a n t e Varietés: Angeles Alonso, Pilar Mizián, Carmen de la Corte, Elvira Coppelia, Lucrecia Torralva. Orqxiestas Bódalo y F u s t e r . Té y super tang. Profesor de baile, Antonelli. Cubiertos a c u a t r o pesetas. Conciertos de música selecta de nueve a once. Servicio de automóviles desde la calle de Alcalá, frente al Lyon d'Or, gratuito para las señoras.

-La Libertad el 12/15718 y 19 del 11 de 1922
   
- La Unión Ilustrada: 26/11/1922:

TURO PARK. —Angeles Alonso muy mona y pespirita; Pilar Minan, estupenda de figura y aplaudida cantando; Carmen de la Corte, señorita que no sabemos quien la ha engañado para que se lance al varietés; Elvira Coppelia, que baila con mucha gitanería y Lucrecia Torralba, que además de lo guapa, canta muy bien.
 

FIDEL PRADO

-Eco Artístico: 26/11/1922:

PARISIANA
Parisiana cerró sus puertas, tal vez para siempre. Durante su última etapa han pasado por aquel escenario, entre otros artistas que no quiero recordar, Alicia Abelia, cancionista; los Hermanos Palacios, bailarines, María Oómez, cancionista; la bailarina Asunción Granados, Lucrecia Torralba, cancionista de mucho mérito que gustó; Elsa Ortega, bailarina, y Carmen Aguilera, una cancionista que empieza su carrera, alumna del maestro Yust, el cual la ha preparado en condiciones de obtener grandes éxitos.


-La Época: 22/12/1922:

Maravillas -Tarde, 4 las 4.—Cinematógrafo.— El chico (por Charlot).

A las 5 y 1/2. -Noche, 4 la» 10 y 1 /3. — María de los Angeles.—Lucrecia Torralba (debut).—

-La Correspondencia 29 y 30 del 12 de 1922

-La Libertad 30 y 31 del 12 de 1922

-La Acción:1 de enero de 1923:

MARAVILLAS: A LAS CUATRO: CINEMATOGRÁFICO: El Chico por Charlot A LAS CINCO V MEDIA y A LAS DIEZ y MEDIA: María de  los Angeles. Lucrecia Torralba. Tamariea. Arambuja. Balder, . Raquel Meller, . Pepe Medina. Butaca todos los días.


-La Correspondencia de España1/2/4/5 de enero de 1923
-La Libertad de fecha 2/3 y 4 de enero de 1923
 

-El Eco Artístico: 30 de enero de 1923:

MARAVILLAS:

Una vez registrada la aparición de Raquel Meller, no quedan muchas cosas dignas de mencionarse. Sin embargo, algo recordaremos de lo más saliente. Cancionistas, pocas. Al lado de Raquel, ¿quién lucirla? Pasaron Lucrecia Torralva y Salomé Marín, que se defendieron bastante bien.

-La Unión Ilustrada: 3/6/1923:

 Entre los asistentes a la íntima y simpática fiesta—un éxito del simpatiquísimo, jocundo y regocijante Angelito Hernández de Lorenzo-—recordamos a las señoras y señoritas Eugenia Roca, Lolita Duran. Herminia y Ethel Woves, Lucrecia Torralva, Matilde España .María, la Cubana, Esmeralda de Oriente», González Val deolivas, Suarez, Bódalo y Romera, y ios señores Romero de Torres, de Diego, Montero, Duran Vila, Losada, Gracianni, Salas, Bertrand Reyna, García Alvarez, Hernández de Lorenzo
(M. y A.}, Climent, Zapata, Lazo, Albañil, Trujillo, Sama, Romera, Marin, Torres, F alero y Espinosa.
 

En suma: una agradabilísima fiesta, como no podía menos de suceder habiendo buen humor, juventud
y caras bonitas. Enhorabuena a los señores Rico, Pérez y Planas, de cuyos propósitos esperamos que hagan del Turo Park el sitio preferido por los amantes y aficionados al género de las varietés.
 

E. Zapata.

-La Unión Ilustrada 15/7/1923:

Tres artistas notables a. la vez bonísimas mujeres, ahora en la plenitud de su arte y su belleza sorprendidas en la Academia del eminente maestro Amalio. cuando ensayaban las últimas creaciones de este compositor y Alvaro Retana. Entre ellas está Lucrecia Torralba en una fotografia.

-La Libertad: 15/03/1925

Programa de radiodifusión: Lucrecia Torralba cantará: España mía; No lo sé; Estoy triste; Zambra Argentina y Reina de la Morería.

-La esquella de la Torratxa de fecha 15 de enero de 1926

 - Flores y Abejas de fecha 12 de marzo de 1926

-La Voz (Madrid). 16/3/1926, página 6:

CIRO'S. — Travesía del Arenal, 2. Todos los días, de 6 a 9, T h e Dansant. De 11 a la madrugada,
Soupor Tango y grandes atracciones. Éxito fenomenal del grandioso número Frivolidad, Lucrecia
Torralba y Goorgina Violeta.


- Julio/Julian Zambudio: Era invidente y profesor de solfeo, violín y guitarra. Se puede ver una pequeña muestra de la música de su hijo en: http://www.myspace.com/simplementezambudio.

Anuncios de Julio Zambudio:

-La Libertad 16/3/1927:
 -La Libertad 20/3/1927:
-La Libertad  07/5/1927:

Profesor de guitarra e instumentos de pua enseñaría flamenco u otros géneros de música. Muy económico. Julio Zambudio. Calle de Fernandez de los Rios, 44

-La Libertad 22/12/1927:
-La Libertad 23-24-27-28/12/1927:
Profesor de solfeo, violín, guitarra, muy económico. Julio Zambudio, Fernández de los Ríos, número 44.

-El Sol 15/6/1930:

Unión Radio: Programa del 16 de junio:

Recital de guitarra por Julio Zambudio: Fragmentos

-La Libertad: 12/8/1930:

Unión Radio Programa para hoy:

 Recital de guitarra por Julio Zambudio: guajiras, milongas, media granadina, fandangos, alborada

- La Libertad: 13/8/1930:

Recital de guitarra por Julio Zambudio: guajiras, milongas, media granadina, fandanguillos, alborada (Montoya)

-El Sol: 13/08/1930:

Unión Radio Programa para el 13 de agosto: Recital de guitarra por .Julio Zambudio.

-El Sol: 15/7/1931: Fiesta en El Retiro:

Los guitarristas Julio Zambudio, padre e hijo, este último de cuatro años, y que trabajaba por primera vez en público cooperaron con éxito en la fiesta.

- El Imparcial: 12/7/1931:

CONCIERTO POPULAR EN EL RETIRO

El concierto popular y festival infantil que debió celebrarse el mes pasado y que no fue realizado por el mal tiempo se realizará hoy, domingo, a las seis y media de la tarde, en la Zona de los Recreos del retiro.

Tomarán parte en él la banda municipal, las bandas de los regimientos números seis y treinta y uno, la banda del Asilo de la Paloma, los coros gallegos Rosalía de Castro», el tenor Gasca Lázaro y los artistas de varietes Sepepe, Guillen. Edmond y Magda de Bies y los guitarristas Niño de Badajoz y Julio Zambudio (padre e hijo, este último de cuatro años).

También actuará como recitador el célebre peliculero Pitusin. Se cantará y tocará el himno republicano, 14 de abril, dirigido por su autora Adela Anaya

 La Voz (Madrid). 15/7/1931

Por los Obreros sin Trabajo: Fiesta en el Retiro:

El domingo por la tarde se celebró en la zona de recreos del Retiro, con extraordinaria concurrencia,
el concierto popular y festival infantil organizado por la Asociación Nacional de Mujeres Españalas a favor de los obreros sin trabajo.

Las bandas municipal, del regimiento núm. 6 y del Asilo de la Paloma ejecutaron piezas de concierto
y baile.

El humorista Sepepe, la bailautos. Llegan muy retrasados Magda de Bríes y el tenor aragonés Gasea Lázaro actuaron en el escenario del teatro. También recitó con su acostumbrada discreción el. notable "Pítusín". Edmond de Bries confeccionó a la vista del público, sobre un modelo femenino de espléndida belleza, un vestido, que fué sorteado entre los espectadores. Los guitarristas Julio Zambudio, padre e hijo, éste último de cuatro años, y que trabajaba por primera vez en público, cooperaron  con éxito a la fiesta.

El festival acabó con el himno republicano "Catorce da Abril", que dirigió con su habitual maestría su autora, Adela Anaya, y que escuchó repetidas ovaciones, unión de la banda del regímiento núm. 6 y los Coros Gallegos, que lo interpretaron.

El sorteo de juguetes que estaba anunciado para la gente menuda tuvo que suspenderse por lo avanzado de la hora, y se verificó el lunes en el teatro del Retiro, donde se halla la lista con los números
premiados.

-Diario Guadalajara de fecha 19/10/49:

Magnifico concierto del sexteto de Cámara de la Organización Nacional de Ciegos en el Liceo:

Maestro Aragón, director y pianista; 1er violín: Andrés López; 2º violín: Manuel Rico; viola: Juio Zambudio; violonchelo: Antonio tejedor; contrabajo: Julio Muñiz

Otros datos: 

-La Libertad diarios de 1927 y 1928

- Luz (Madrid. 1932). 13/2/1932, página 12:

DE MÚSICA: Romanzas, dúos y estampas musicales: EN LA COMEDIA
Ayer tarde se celebró en la Comedia un interesante concierto. En la primera y tercera parte Criso Galatti, soprano de voz admirable, y el buen barítono Benito Toral, interpretaron un programa variadisimo compuesto de fragmentos de óperas, canciones antiguas y modernas, programa lleno de dificultades fácilmente vencidas por dos cantantes de tan depurada escuela como son la Galatti y Toral.

El público les ovacionó, obligándoles a repetir varias de las canciones interpretadas. Como parte central del programa figuraban los lienzos poéticos de (Gonzalo Valero Martín, espectáculo depurado y bello que puso de manifiesto la bella voz de Maruja de Franqueza, soprano de excelentes facultades, y arte del gruitarrista Zambudio. Para todos los intérpretes, y para el maestro Campuzano, que acompañó a
los cantantes, tuvo el público cariñosos  aplausos.

 -Cónica 21/12/1932:

Criso Galatti, en la Comedia.

Formando parte de un vario e interesante programa, en el que intervenían otros artistas de tan reconocida solvencia como Gonzalo Valero, recitador y poeta exquisito; el notable guitarrista Zambudio y la joven cantante Maruja de Franqueza, de actuación sancionada con aplauso constante en otros conciertos, donde fué consagrada como positivo valor artístico, se presentó ante el público de la Comedia la ilustre cantante heleno-española Criso Galatti, figura relevante  del arte musical, y que, una vez más, supo dar la nota exqmsita de arte y expresión en las obras interpretadas.

Con ella y los demás valiosos elementos citados debutó—válganos el viejo término de las jornadas
de ópera—el joven barítono Benito Toral, esperanza de nuestra escena lírica, temperamento y garganta flexibles para abordar los más diversos géneros.

El concierto resultó un acierto de organización, y los artistas que en él actuaron se vieron premiados
constantemente por los aplausos entusiastas del público la Siníónica. en el Monumental.

-El Siglo 31/10/1933:

En los salones de Acción Popular del puente de Toledo intervinieron  los hermanos Perona, acompañados de sus compañeros, y dirigidos por el señor Zambudio, dieron un concierto musical de cuerda, en el que interpretaron obrass de su escogido repertorio.

-Ondas: 28/12/1935:

Programación de Union radio para el Sábado 4 de enero de 1936: RECITAL DE GUITARRA, por .JULIO ZAMBUDIO: "Alegrías"; "Aires del Norte", Montoya; "Danza mora"; "Medias granadinas"; "Guajiras"; "Soleares"; "Jota aragonesa".

-La Libertad y el Siglo Futuro: 3/1/1936:

En Unión Radio el día 4, a las 19 horas,  programación: recital de guitarra por Julio Zambudio; recital de canto por Mercedes Daloy;

-El Siglo 3/1/36:

En Unión Radio para hoy, sábado, 4 de enero: A las 19: «La Palabra». Recital de guitarra por Julio Zambudio. Recital de canto por Mercedes Daloy.

- La Libertad: 4/1/236:  

Programas para hoy en Unión radio: a las seis,  a las siete, diario hablado; cotizaciones de Bolsa; recital de guitarra por Julio Zambudio; recital de canto por Mercedes Daloy;

-La Voz: 5/3/1936:

EAQ viene dedicando especial interés a lo actuación en su estudio de los artistas ciegos, y esta semana le ha correspondido al célebre guitarrista Julio Zambudio. Es deseo de esta emisora que estos artistas privados de la vista puedan ser conocidos en sus manifestaciones diversas del arte en los paises de Ultramar

-La Vanguardia: 30/06/1936:

Unión radio:  Lección de guitarra, por el maestro Julio Zambudio

-La Vanguardia: 7/0//1936: MADRID (EAQ) 30,43 m. 9.860 kc—A las 82,34:«La princesa de las czardas» (fantasía), Raiman. 32,40: «Tientos» y «Sevillanas», Imperio Argentina.— 23: Clasé de guitarra, por nuestro colaborador Julio Zambudio.—23,25: Jotas aragonesas, por Ofelia de Aragón.

-Revista Musical ilustrada de fecha 01/02/1966: Se anuncia Concierto en la Festividad de la Santa Lucia Patrona de los Ciego.: Julio Zambudio lleva como instrumento la viola (se acompaña fotografía)

-ABC de fecha 16 de mqarzo de 1968:



En el ABC de fecha 16 de marzo de 1968 viene la siguiente noticia:, que según familiares de Don Julian Zambudio no se ajusta a la realidad, ya que del sexteto murieron todos los miembros a excepción de Don Julio Zambudio, en el mismo accidente murió la mujer de este último.

Lectura textual:

“En el Ter viajaban seis miembros del sexteto de la ONCE que se dirigían a la Coruña. Uno de ellos, Antonio Tejedor Ares resulto muerto y otro, Antonio Rico Badillo, con fractura de la columna vertebral, De los cuatro restantes se desconoce el paradero de uno de ellos. Los otros son el director de la banda Ángel Anegón Calero, Julio Muñoz Renero y Julio zambudio Torralbo.

Es chocante la poca información que hay sobre este accidente. No figura catalogado entre los grandes accidentes ferroviarios de España ¿Por qué?

Se acompañan algunas fotografias scadas de la siguiente base de datos:
 


 

 TARJETA POSTAL DE VISTAS DE LA ESTACION DE TREN SANTA MARIA DE LA ALAMEDA MADRID FERROCARRIL (Postales - España - Madrid Moderna (desde 1940) - Madrid Provincia)

 

ESPAÑA ACCIDENTE DE TREN

Geographic coverage: SANTA MARÍA DE LA ALAMEDA; C.A. MADRID

- http://www.ferropedia.es/wiki/Accidente_de_Santa_Mar%C3%ADa_de_la_Alameda:

El 15 de marzo de 1968. La locomotora Diésel 10510 (Ver Renfe Serie 305), que se trasladaba desde su “residencia” habitual en Venta de Baños-Clasificación hasta las instalaciones de Macosa en Valencia (pues tenía pérdidas de aceite) colisionaba con el TER de Galicia, formado por las unidades 9732 y 9736. Aunque ese tramo es de vía doble, esos días se había establecido un cantón de vía única en Santa María de la Alameda, -donde ocurrió la catástrofe- por obras en el P.K. 70,500.
La violencia del choque hizo reventar el depósito de gasóleo del 9732, incendiándose al instante sus dos coches. Hubo que lamentar 28 muertos y 23 heridos, parte de los cuales tuvieron que ser evacuados con helicópteros militares venidos desde la base de Getafe. Se estableció como causa del accidente el que el maquinista de la locomotora 10510 no efectuó parada en la estación de Santa María, donde el Jefe de Circulación de servicio en la misma y que gestionaba con su colateral Robledo de Chavela, la vía única que se había establecido.
Los vehículos 10510 y 9736, tras repararse, volvieron a prestar servicio, no ocurriendo lo mismo con el TER 9732 que fue desguazado in situ.

 Archivo General de la Administración. Expediente del accidente de Santa María en caja (4) 34 25/02885.


«La noticia de la catástrofe llegó a La Coruña a media tarde. Desde los primeros momentos fueron incesantes las llamadas y las visitas a los periódicos y a las emisoras de radio, en las que se inquirían detalles sobre el accidente». Este era uno de los párrafos sobre el siniestro que el sábado 16 de marzo de 1968 publicaba en su portada La Voz. El TER se dirigía de Madrid a A Coruña y Vigo, a unos 100 kilómetros por hora, pero en su trayecto chocó contra una vagoneta-tractor de Renfe que iba en dirección contraria. El accidente ocurrió a las 13.45 horas en el kilómetro 70,300, entre las localidades de Robledo de Chavela y Santa María de la Alameda, a unos 70 kilómetros de Madrid.
La principal hipótesis fue que la vagoneta se había quedado sin frenos: debía haberse parado en la estación de Santa María de la Alameda, pero no lo hizo. Tras el impacto, el primer vagón del TER ardió totalmente y el segundo parcialmente. El tren estaba compuesto de cuatro: los dos últimos resultaron menos dañados. En total, murieron 28 personas. La cifra de heridos osciló entre los 80 iniciales y los 22 que, el 17 de marzo, publicaba La Voz. Viajaban en el convoy siniestrado unas 151 personas; 77 continuaron su viaje a Galicia en un tren especial. Entre los ocupantes del convoy estaba el sexteto de la ONCE: tenían previsto ofrecer un concierto en A Coruña.
«La catástrofe ferroviaria, una de las mayores ocurridas en España en los últimos años, ha conmovido por lo espectacular y lo trágica», se leía en la Voz de Galicia aquel 16 de marzo del 68. Otras líneas eran también de gran dureza: «Los cadáveres aparecen quemados, casi inidentificables. Algunos cuerpos están destrozados y también se ven miembros sueltos»

-16 de mayo de 1971: ABC: La noticia hace referencia al nuevo sexteto de la ONCE y al accidente ferroviario. En este diario se dice que fallecieron cuatro miembros del sexteto en el accidente y que el  nuevo está compuesto por los antiguos componentes Julián Zambudo y Manuel Rico, tres jóvenes instrumentalistas salidos del Colegio de ciegos de Madrid: Juan Aller, viola; Basilio Prieto, violonchelo; y Manuel Cejudo. contrabajo, todos cinco, aglutinados por la rica experiencia de  Florencio Ledesma.
 
 Autor: José Vte. Navarro Rubio 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...