sábado, 22 de junio de 2013

POESÍA: HISTORIA DE PINAREJO TAL Y COMO A MI ME LA HAN CONTADO XII




               XII
Fue un 11 de junio para no olvidar
del año 1765 de Nuestro Señor
cuando va a comenzar
la demarcación y amojonamiento
del término de Pinarejo
y para ello se va a pensar
que lo mejor era quedar
a las cinco de la mañana
cerca del camino Murciano
cruce  con el de Villar.

Y recuerdo este día tan singular
porque en España se va a liberalizar
la venta de granos
y se van a prohibir ¡que gran barbaridad!
los Autos Sacramentales
mediante Real Decreto de su Majestad.

Para el día 14 se llega a concretar
que el amojonamiento debía comenzar
por el Colmenar de Dña. Rosa
debiendo continuar por los demás
hasta completar
los diez mil ciento veinte y aun almudes
que Pinarejo vendría a deslindar
del término del castillo
con gran angustia de los que en el Castillo venían en aquellos días a morar.

Tanta importancia tenía la siesta
que en esas fechas
las buenas gentes debían echar
que el encargado de enviar
aviso al Castillo
del deslinde que se había de realizar
tuvo que esperar
una hora
nada menos y nada más
a que D. Luis Soriano
alcalde ordinario
por su estado general
se alzará de la cama
para escuchar
el mensaje que se le hacia llegar.

En ello Don Luis de Melgarejo
acudió
hasta el Castillo también a mediar
y pedir
que la mojonera se hiciera en paz.

En el castillo vendrían a reclamar
pues no querían soltar
ni un celemín de tierra
en beneficio del Pinarejo
por considerar
que salían perdiendo con el Privilegio de Villazgo que a Pinarejo se le acababa de dar.

Autor: José Vte. Navarro Rubio 

viernes, 21 de junio de 2013

POESIA: BUSCARINI EN ESTA NOCHE ¿QUE CASUALIDAD?



Buscarini en esta noche
¿que casualidad?
que alguien venga a buscar a mi amigo y no le de por pensar
que saco de huesos fue
y debe descansar,
aunque algunos buen provecho han hecho de su fragilidad,
en algún vertedero
de su patria natal.

¡Como murió
y que barbaridad su resurrección a golpe de flauta y pedal!

Buscarini soñaba con amar
a una dama del Real
y entre lágrimas que se venían a derramar
en un puente
lanzadera hacia el paraíso Terrenal
penalidades
todas las que un ser humano puede pasar
y falta de sensibilidad
el poeta que nada quería
más que su inmortalidad
se vino a descansar
a un hospital de apestados
donde como nunca jamás
un ser humano se puede encontrar a gusto con su fatalidad.

Él se sintió escoria y basura
y parte de un cenagal
sin más fauna a su alrededor
que el solo con su cara de poker y enfermiza vocación artístico teatral
de correcaminos
e inventor de la venta al retail

¿Por que Buscarini me vienes a buscar?

Él me vino
y lo hizo
en esto no hay quien me pueda rechistar
para que yo diga por mi boca
lo que el venía a pensar.

Para bien o para mal
aunque solo sea para refrescar
les tengo que comentar
que si Buscarini me llama
y lo hace, de verdad, sin cesar,
yo allí estaré
haciendo de paladín y defendiendo su honorabilidad.

A cal y canto
vengo a sellar
este juramento
en dicho, este día, y lugar.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: SIEMPRE TOLEDO ¿POR QUÉ SERÁ?



Siempre Toledo
¿Por qué será?

Toledo la inmortal,
la bien parecida
la dama sin testar,
la heredera de un trono,
la caída en desgracia
y la alzada por un cardenal.

De Toledos sus vistas,
murallas,
y lo que ella viene a ocultar
como cualquier dama
que se deja enamorar
y llega
solo llega en el tocar
hasta allí donde el pulgar
atina adivinar
unos labios carnosos
y una lengua insaciable
de la que es mejor no hablar.

Toledo en mi recuerdo
¡Por que será?

En Toledo aprendí a caminar
cuesta arriba
y hacia atrás
y ya en la barra de un bar
que parecía una catedral
con monaguillos vestidos
de camareros que ambientaban el lugar
me tomé
y a usted que más le da
un buen cuba libre
hasta arriba de hielo en medio de una música infernal
que ya
al salir a una plaza
con más piedras que una cantera sin explotar
se convirtió en delirio monumental.

Hasta allí en Toledo
llegan
que barbaridad
los políticos de una Comunidad
que vacía de sentimientos
no puede destetar
a los seres humanos y a esa parte de la humanidad
que sintiéndose herederos
de su casta e idiosincrasia particular
son extraños en su casa y hogar.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: LO QUE SOY Y SERÉ QUE MÁS DA

 

Callado estaba
en eso que me iba a acostar
cuando me vino
como a San Juan, Santa Teresa o San Pablo,
buenos amigos y amigas 
los que me vinieron a consolar,
un pensamiento divino
muy difícil de explicar.

No se si es o era mensaje
o simplemente opinión particular
pero estaba gozoso yo
y ya dispuesto para disfrutar
del dulce sueño terrenal
cuando vi una luz lejana avanzar
y lo hacia en la más extrema oscuridad
como si fuera algo extraordinario
dotado ¡vaya casualidad!
de algo extraño
que a mi no me sonaba a nada en particular.

La luz era de armas tomar.

La luz era ¡que casualidad!
la de una bombilla
que alumbraba
sin nada más
que tener que opinar
sobre este caso concreto
al cual me he venido a hablar.

Todo quedo
de ahí
la gracia de lo que he venido a contar
en nada
y de esta  forma tan particular
ya está todo dicho
y ahora y de verdad
me voy a dormir
pues mañana toca madrugar.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESIA: EN ESTA NOCHE HUBIERA SIDO MEJOR CALLAR



Conforme está la noche
hubiera sido mejor no comenzar
pues rayos y centellas
me han venido a anidar
a esa parte del cerebro
que todavía le da por pensar.

Entre ladrones que salen de la cárcel
y jueces que no pueden la justicia aplicar
me queda,
solo me queda,
que pena me da,
confiar en la justicia divina
esa a la que le da igual
lo que en la tierra le ocurra a la humanidad.

¿Leer para qué?
igual da
lo que pensemos y digamos
y lo que vengamos a cavilar
pues fue tocar
a la Casa Real
para poder comprobar
que estamos igual que hace doscientos años
con menos libertad
que la que se puede colocar
dentro de un dedal.

Yo opino como mi amigo
Paco Arenas
al que no me duele mencionar
y es que para experimentar
solo hace falta devolver la libertad
a ese pueblo esclavo
hasta la saciedad
de los poderes económicos
y de todo lo demás
falta de libertades
por mucho que se diga que tenemos Constitución y señas de identidad.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

jueves, 20 de junio de 2013

POESIA: "EL GRITO" DE MUNCH



En un mar
o en un no se qué
el grito tuvo que ser
de ahogo
al verse tal y como es
ese mitad hombre o mujer
que sin saber el por qué
bajo un cielo color sangre
derramado por donde el sol se viene  a poner
le trae sin querer
el dolor de otro ser
igual o inferior a él.

¿Es un grito?

¿Lo es?

¿Dolor? ¿de qué?

¿Loco? ¿Quién?

Rojo el fondo
y azuladas las lineas
que ascienden
como queriendo beber
de ese cáliz
señal de sacrificio
que en la misa
se convierte en comunión con él
grita el hombre o la mujer
a solas ella o todos a la vez,
al tiempo qué
en el fondo que se pierde sin querer
otros seres humanos
disfruten en su placer
de ver
como el día es
tan mansamente cordero
en un matadero que desolla
para poder comer.

A orillas de Ekeberg
cerca de un manicomio debió de ser
donde los aromas del bosque
ahora son gratos de oler
y en aquellos días, pesadillas,
al oír sin querer
mugidos y alaridos, de locos y locas,  a la vez.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

 


miércoles, 19 de junio de 2013

POESÍA: HISTORIA DE PINAREJO TAL Y COMO A MI ME LA CONTARON XI

 
            XI
Todos en Pinarejo a una
y como en Fuente Ovejuna
sin más comendador
que la diosa fortuna
y el empeño de un pueblo
por salirse del yugo que le imponía
el ser aldea y carecer de horca, picota y otras venturas.

Ya pagado al Rey una verdadera fortuna
quedaba por delante
algún que otro pleito
con los del Castillo que se resistían
como es normal en este tipo de conjeturas
a perder poder, tierras y fortuna.

Por eso el día
que tocó señalar las tierras
que eran del Pinarejo
en base a lo que así se establecía
toco armarse de valor
y todos a una,
avalados por las leyes que eran de gran ayuda,
delimitaron las tierras que eran del Pinarejo
ya fuera por donde le sol salía
o la luna se ponía.

En el castillo
nadie dormía
ni nadie reconocía
aquellas mediciones que en Pinarejo los agrimensores hacían
por eso fue necesario
recurrir a la justicia
para que cada uno en su casa velara por lo que le pertenecía.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: A LA DIESTRA DEL SEÑOR



A la diestra del Señor
en la cruz y sepultura,
a la diestra
sin más que hablar
para dormir en una cuna
desde los tiempos aquellos
en que España era para Europa
palmas, toros, fútbol e incultura.

Como duele y aprieta
y como se siente uno de mal
en esta aventura
de ver la historia de España
tan presente
y tan inoportuna
con Reyes y nobleza
allí en las alturas
mientras el resto del pueblo,
en los siglos de los siglos que van hasta el XX y uno de propina,
las pasa canutas.

A la diestra del Señor
quizás se sentaba Judas
y desde esos días
tan mal le va al mundo
que nadie se preocupa
de otra cosa que no sea que velar por su fortuna.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESIA: AL SUEÑO QUE TODO LO OLVIDA: ¡AY DE TOLEDO Y DE SEVILLA!

 

Si en Toledo,
si en Sevilla,
si a la vera de los ríos
si entre canto de sirenas
y lágrimas de labriegos
al ver sus cosechas morir en las honduras
a las que no llega el agua de lluvia,
si en todo ello
hay algo que no sea ternura
romped conmigo el poema,
destilar la letra escrita
y vayamos juntos
ciudades, ríos, sirenas, labriegos y simientes moribundas
en pos de otra cosa que no sea
disfrutar de la vida
ahora que se puede
aunque los tiempos no den para más cosas que no sean
para momentos de amargura.

Si en Toledo
lanza adelantada
del pecho de un guerrero
que se bate por una doncella a la que quiere con locura.

Si en Sevilla con Giralda y Maestranza
y cante que quita las penas a poco que te sientas sevillano en aquella llanura.

Si entre ríos que llevan las aguas
más allá de donde alcanza nuestra vista.

Si entre sirenas uno no navega en un barco
de nombre dulzura
y se arroja a los abismos en su busqueda

Si las lágrimas de los labriegos
inundan las sepulturas.

Si las cosechas se mueren
antes de llegar a dar frutos en las tierras sedientas de agua puras.

Si así se viene
y si así se van las palabras
y todo queda en solo preguntas
apaguemos la luz y demos tiempo al cuerpo para que caiga en tierno sueño que todo lo olvida.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

martes, 18 de junio de 2013

POESÍA: HISTORIA DE PINAREJO TAL Y COMO A MI ME LA CONTARON X


                      X
Pues muy bien,
era y es,
que localizados
por hombres de buena fe
donde estaban los mojones
tocaba saber
de esa tarta o pastel
que parte le correspondía a cada pinarejero o pinarejera, vaya usted a saber,
en lo que se refiere al repartimiento
y es que la Corona
tenía mucho interés
en eso que se llamaba ejercer
de recaudador de los bienes de sus súbditos desde aquel 24 de junio de 1765
en que vino a caer en manos que no daban ni de beber

¿Y bien ahora que tocaba hacer?

 Avanzaba el mes de julio
y en atención a lo mucho que en ello se jugaba el Rey
faltaba colocar en su casa y calle a todo aquel vecino de Pinarejo
que figuraba en la relación que tenía en su poder
Don Ignacio de Hermosilla, Secretario del Consejo de su majestad el Rey.

Así fue
que se comenzó en aquel 3 de julio a relacionarse las casas con sus vecinos
sin dejar pajar por remover,
y tocó comenzar ¿no se el por qué?
por la Plaza de Pinarejo
que daba gusto de ver
con sus pino imponente
y su pozo de agua de beber
que tenía más caños que los que se pueden contar con las manos y los pies
y de aquí se partió en esa definición
de casas por aquí y por doquier
a las calle de las Eras en la que yo tengo y casa y la tendré
y como si todo el mundo quisiera agua beber
la siguiente calle en merecer el derecho a ser de las primeras en plasmarse sobre el papel
fue la de la Veguilla ¿ a que no saben el por qué?,
por tener vega y pozo
y por ella correr las cabras y los burros a todo meter
y de aquí
como no podía ser se paso en un menester
a la calle de Santa Ana
que salía desde la Plaza y llegaba hasta donde todos sabemos que esa calle lo viene a ser.

Por tener cura el pueblo y en ella casa también
la calle del Cura no se puede dejar de poner
en un documento tan importante como este al cual me he referido queriendo y sen querer
y ahora conmigo en la Calle Nueva nos tenemos que ver
y después a la del Hospital
que en Pinarejo debió de ser
de armas temer
y de esta forma tan elocuente
he venido a caer a la calle del Horno Viejo
donde los troncos de encina daban sabor al pan de cocer
y por no olvidarme no me olvidaré
no se diga después
que este cronista en eso de amasar harina se dejó el Barrio de la Iglesia con tanta fe
o la calle que iba desde la Iglesia hasta la Carrera
como quien sabe que es
nacido en las alturas y en la tierra tiene que ejercer
de pastor de ovejas y cabras por ser
Hijo de Dios, nacido en Belén.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


lunes, 17 de junio de 2013

POESÍA: HISTORIA DE PINAREJO TAL Y COMO A MI ME LA CONTARON IX


            IX
Por Dios y su merced
que en esta historia
que vengo a contar con tanto interés
me brotan lágrimas del tamaño de una nuez
y como no puede ser
de otra forma veanlo y díganme ¿qué?
es por lo que vengo a prometer
que día día y mes a mes,
tendremos ¡no me echen ustedes a correr!
un trocito de pastel
de esa historia de Pinarejo
que mis abuelos me venían a leer
en un viejo pergamino
que ya se ha debido de perder
y que tenía más años que Matusalén.

Apliquense  la lección bien
y ya saben lo que tienen que hacer
coger lápiz y papel
y empezar a pensar que esta historia se puede hacer
tan larga como uno quiera y al revés.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: HISTORIA DE PINAREJO TAL Y COMO A MI ME LA CONTARON VIII





         VIII

A lo dicho y hecho
grande era en el Castillo
de  Garcimuñoz o Garcijudea
para los conversos
el disgusto que había
de puertas hacia adentro
pues de darle la jurisdicción
al Pinarejo
se quedaban los del Castillo
a dos velas
y con el muerto,
fue por eso,
solo por eso,
tierras y dinero,
como suele ocurrir en estos casos
tan concretos
y otros
que no vienen a cuento
que en el Castillo bramaban
como si fueran moruecos
por el solo hecho
de  que El Pinarejo
ya había satisfecho
lo que desde la Corte se le pedía
sin más miramiento
que pagar y recibir de complemento un cuaderno
con muchas lineas y más cuento
en el cual se decía
que quedaba libre El Pinarejo
de la pesada carga que Dios con el Castillo le había impuesto.

Autor: José Vte. Navarro Rubio
     

domingo, 16 de junio de 2013

POESÍA: HISTORIA DE PINAREJO TAL Y COMO A MI ME LA CONTARON VII

https://encrypted-tbn3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSWVxFST1sYy68NK7UxJn63Dudq2pvw9NODpAG_MBSdmlKKQ2av

                 VII
Ya el privilegio a Pinarejo dado
faltaba comprobar mojones
y en eso los del Castillo
que eran de lo suyo muy amos
no querían que El Pinarejo
se llevara más tierras de las que caben en una mano.

Por eso se citó
en lugar y día señalado
a pastores con cabezas de ganado
para que  determinaran los mojones
y que nadie en el futuro pudiera decir
que la otra parte lo habían engañado.

Diego de Villar de Saz,
de Pinarejo el fulano
y además pastor con ganado
determinó a los efectos señalados
todos los mojones que el había visto colocados
con motivo de pastar su ganado
en montes, dehesas y prados
de las tierras del Castillo desde tiempos muy alejados.

José Campillo, pastor de ganado,
igual juramento realizó  
señalando los mismos mojones,
a uno y otro lado,
que los que el tal Diego
ya había declarado.

Andrés Carretero Yuste,
pastor también de ganado,
cumplió bajo juramento
con el mandato
de decir los mojones
que el había visto desde siempre colocados
con el resto de términos
que colindaban con el Castillo
ya fueron estos
Honrubia, Valverde, Olivares. La Almarcha; Villargordo, Villar de la Encina y Santa María del Campo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: HISTORIA DE PINAREJO TAL Y COMO A MI ME LA CONTARON VI



            VI
Sol y amanecer
en aquel 24 de junio de 1775, sin saber que hacer,
el pueblo reunido a toque de campana y no de cascabel,
se vino a juntar
sin nada que temer
en la Plaza de Pinarejo para ver y hacer
de testigos
de la lectura por parte de
Don Ignacio Hermosilla y Sandoval
de la ejecución del Privilegio que sobre El Pinarejo iba a recaer

Allí en la plaza se vino a leer
todo lo que hacia falta y el pueblo queria saber
y so pena de 50.000 maravedies
se fijo e hizo publico el edicto
dando fe de lo que acababa de acontecer.

Así fue que Pînarejo tuvo,
era ya por fin hora era de tener,
su primer alcalde ordinario, Blas de la Fuente,
para servir y hacerse de temer
y Procurador Sindico General, chupatintas o como se le quiera poner,
a D. Antonio de Olmedilla ¡Hay que ver!

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESIA: EL HACEDOR DE MELANCOLIAS 13



¿Inventir y en que?
El mundo............él mundo cruel
desde los tiempos
de Adán, Eva, Noé
es
y no le quepa duda
que lo será
de la misma forma
que lo fue
un mundo siempre por hacer
del cual
yo se
lo que he oído
y vine a leer
sobre libros fabricados
por quienes quieren hacen prevalecer
la visión particular de lo que ellos, sus autores,  creen
o nos quieren hacer creer.

Hoy el mundo vomita
y ese volcán que rugue sin saber
¿donde? ¿Cómo? y ¿Por qué?
nos puede envolver
en cualquiera de sus múltiples facetas
por eso lo mejor es
ante la podredumbre de lo que se vomita desde las atalayas del poder
mostrarnos cautos y en todo caso saber interpretar y leer
lo que de continuo se nos quiere vender.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...