viernes, 23 de agosto de 2013

POESÍA: NOCHE DE VIERNES CON POCO SUEÑO A LAS ESPALDAS

Llega el sueño
a estas horas de la mañana en España
y lo hace de una forma muy mecánica.
Primero comienzan a cerrarse hasta las pestañas
para después llegar a un sopor de tal calado que se puede dormir sin querer hasta el alma.

Después de pasear por la playa
viene la vuelta a casa
y a poco que te empeñes la cama
es donde el cuerpo se relaja
y se pasa a otro estadio
a poco que cierres los ojos
y cuentes ovejas pastando en una montaña
de nieves perpetuas en lo más alto de sus cabellera despeinada.

Son casi las tres de la mañana
y ya llevamos consumidas tres horas de este sábado que dentro de poco resplandecerá con el sol de la mañana
es por eso y no por otra cosa que me agrada
el poder trasnochar libre de de la obligación de poner en cuerda el reloj que me lanza
al quehacer diario y a la rutina de ser el mismo durante toda la semana.

Noche de viernes
a la fresca y junto a una ventana
por la que entran ruidos que llegan de más allá de una avenida con árboles que hacen de pantalla.
Noche que con sus halagos me engaña
y me lanza como si fuera una pelota de goma hacia los confines donde las nubes se cargan de vapor de agua

Noche negra, noche clara, noche con luna,
noche con estrellas brillando cuando las gentes duermen y en otros lugares se levantan.

Autor: José Vte. Navarro Rubio
   

POESÍA: CA ZHUXI Y SUS CÓMICS PERVERSOS

En China los valores son del color del dinero
allí ha nacido el esperpento
y de vivir Don Ramón del Valle Inclan
lo hubiera pasado a gusto
tomándoles a todos el pelo.

Ca Zhuxi ha armado un gran revuelo
con sus cómics abiertos
a ese mundo oriental que pide entre miedos
abrirse al mundo occidental para oler a algo nuevo.

Por eso Ca da violencia y sexo
y todo aquello que pide una sociedad
venido a menos
en eso de perseverar su cultura dentro de un territorio muy complejo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

Ca Zhuxi
viene a ser lo que en España es un torero
pues se pone delante de los cuernos
de ese aparato de estado que es el gobierno Chino con todo lo que representa para un país tan complejo
y torea con astucia y celo
ya sea junto a las tablas o en mitad del ruedo.

Bien le irá a Ca Zhuxi
mientras su invento sirva para distraer al pueblo
pero el día que se algo más que eso
se acabarán sus esqueletos haciendo el sexo.

 Autor: José Vte. Navarro Rubio
 

POESÍA: BAILEMOS AL SON DEL TUKI, KUDURO, HOUSE Y JUKE

¿Quién baila tuki
cuando los brazos son de acero
y como si bajaran desde el cielo
se oyen los bajos y tambores
lanzar sus ladridos cual perros
con la rabia contenida no conformes con roer un hueso?

Kuduro angoleño de ls altas sierras
y de un territorio complejo
donde los nativos
siguen sin ser dueños
de esas tierras que andan en la memoria de los más viejos.

House con recelo
al hombre blanco por ser dueño
de todo aquello que pisa
y lo de lo otro lo más certero
el cuerpo y el alma de los seres humanos por tener el color de su piel negro.

Juke de Chicago
nacido en barrios pobres y por ello
ser su estruendo
como el sonido de los látigos cuando rompían la piel de los braceros
en los  campos de algodón
y en las grandes haciendas de los grandes propietarios sudeños.

Tuki, Kuduro. House, Juke,
todos ellos,
nos traen con sus bailes aires nuevos
de una juventud que no se doblega
y que pide con sus ritms aires nuevos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: CREER ES DE HUMANOS


Te creo
se  que mi inocencia murió 
en el preciso instante
en que me puse a trabajar un verano
y vi
como aquel amo
con ojos de hiena
solo quería
que las horas duraran días
y que mis manos se llenaran de grietas
de tanto remover
el yeso en aquel patio 
en el cual comencé a forjar los cimientos de una casa, palmo a palmo.

Porque te creo, 
libertad, 
escribo este poema
que quizás rompa de rabia una vez leído
¿ a quien le importa lo que yo pueda decir en este instante exacto?

El mundo es de ellos
de los que todo lo pueden.
Acaso 
y de poder 
robarían hasta las palabras 
escritas en los libros sagrados
por hombres sensatos
pues no les interesa
que una parte de los humanos 
conozca otras cosas que no sean
las caricias de sus látigos.

En aquel patio 
se alzó una casa
que fue la envidia de los que entraban a ella para exclamar:
¡que casa tiene el amo!

Ahora el patio ya no existe
ni mis manos 
han vuelto a amasar más yeso del que cabe en la palma de la mano.

 Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: ¿CÓMO SERÁ EL FUTURO DE ESPAÑA?



Ando descalzo
y sin dolor camino
por una senda polvorienta
sin fin posible.

Voy contando los pasos
y anotando
en la libreta de mi vida
todo aquello que creo importante,
el primer beso,
las primeras lágrimas,
el primer desengaño,
el primer trabajo,
el primer hijo y el segundo, todo a su tiempo,
la primera copa y la segunda
hasta la borrachera inocente
de un adolescente que no sabía que el alcohol engaña a la mente.
  
El tiempo se para en ese instante
que una voz grita
 ¡llegó el día!
y,
yo
me voy de mis sueños
sin más rabia
que no saber
como será el futuro de España

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EN UNA ENSENADA


Respiro.
He llegado limpiode arena y algas
hasta esa ensenada
con silencios que abruman
a la hora exacta
en que el día se levanta
sin nada más que no sea felicidad latente
desde las uñas de mis pies
hasta lo más hondo de mis entrañas.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA : RECUERDOS



La primera vez que me arrepentí
fue por no haber hecho lo que quería
y ese pensamiento me persiguió media vida.

Me arrepiento 
de no haberle pegado una bofetada
a aquel que se decía amigo
y me quitó 20 pesetas
para comprarse un helado

Desde entonce comencé a odiar a los helados
y a todos los productos de pastelería
a ello se debe que lo salado
sea una constante en mi dieta equilibrada
y que el azúcar lo consuma
solo por aquello de poder decir que soy solidario con el régimen de Fidel Castro.

Me formé en mi niñez de identidades 
a las que no he renunciado.
Recuerdo a Fidel Castro fumando puros 
y dando órdenes a destajo.
al Che Guevara muerto sobre una camilla
y a las hienas que lo asesinaron 
sacándose fotografías sobre el cadáver violentado,
no se me olvida la pobreza de los negros
y aquellas campañas solidarias en que se pedía para se pudieran llevar a la boca algo,
las canciones de Victor Jara me persiguieron
hasta que un asesino en potencia le machacó  las manos 
antes de pegarle ni se sabe cuantos tiros a bocajarro,
el primer entierro al que asistí me impresiono más de lo acostumbrado,
fue el de mi abuelo
nunca jamás he vuelto a ver unos dedos agarrados a las sábanas con tanta fuerza y desgarro,
el sabía que se moría
pues un dolor intenso
le mordió allí donde el corazón solo bombea sangre a destajo,
me agradan las figuras de Julio Cesar y de Viriato,
al primero por morir fiel a su legado,
y al segundo porque combatió hasta su muerte a los romanos.

 Autor: José Vte. Navarro Rubio



POESÍA: AQUEL FARO


 https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQw39sARMrL_8pgKe8Rn24vjTFtunzojBuMkjELJ2-rOLkv2DBm
 Aquel faro
medio abatido que se ve a lo largo
ya no es el que conocimos un día cuando por allí nos acercabamos
ni el farero que lo cuidaba volverá a lanzar sus ojos de amor
hacia ese  mar que lo citaba
por las noches descaradamente durante todo el año.

Ha muerto el faro
sin sentido alguno y entre interrogantes me pregunto
¿quién lo remató ? ¿por qué somos así los humanos?
y al mismo tiempo lanzo un ¡hurra!
aunque solo sea porque sus piedras sobreviven 
a esa condena a muerte a la que está destinado.

¡Que bonito monumento a la sandez de los déspotas es la ruína de ese faro!
y signo evidente de que existió
y del ocaso
 de todo aquello que significó en nuestras vidas algo.

La mar con sus corrientes y costas rocosas
continua convirtiéndose en un peligro diario,
ya ni unos ni otros se conocen
y en las noches ya no se oyen las sirenas de las barcas y barcos 
de alegría en el mar alejarse cantando 
ni se ven los rayos de luz tomando posesión de la superficie del mar que los acoge de miedo temblando.

Nadie escuchará ya aventuras
como la de aquel pirata que se estrelló contra la costa con su barco
 y vino a ser rescatado por una sirena
que lo cuidó en una cueva durante cuarenta días con sus noches retozando  de amor entre sus brazos.

Ya la mar me llama,
ya son sus silencios latentes
en sus fondos inexplorados
los que me envuelven cuando estoy desesperado.

Ya la luz de un faro me lleva
cerca de aquellos antiguos lugares
donde se encendían brasas de amor
cuando pasaban las barcas y barcos
y la mar dormida soñaba con que una luz la vendría a despertar de su letargo.

Autor: José Vte. Navarro

POESÍA: LA SELVA AMAZONAS DESAPARECE PALMO A PALMO



Brasil y su selva
se devoran como dos enamorados
aunque en este caso
es solo muerte lo que trae este tipo de trato.

La selva Amazonas desaparece palmo a palmo,
quedando  sus tierras estériles
como unos ojos por la amargura cegados
y sus nativos muertos victimas del engaño del hombre blanco.

Poco a poco la selva se contrae
contra su útero esterilizado
y el pulmón del mundo se ahoga
entre denuncias condenadas al fracaso.

Los grandes organismos pasan
pues la madera es un bien muy estimado
y los intereses de las empresas están por encima
de otro tipo de consideraciones vengan de donde vengan,
sin importar el caso ni el daño que se hace a la tierra y a los que en ella habitamos.

Pobre nativos
de su selva enamorados
la miseria de los poderosos los condena a morir ahogados
en alcohol de más de 50% grados
que en su desespero ellos beben como si fuera bálsamo.

Brasil con su mundial de fútbol se ha equivocado
y más si hablamos
de esas Olimpiadas con tanto gasto
en un país con la pobreza en el aire flotando.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: CUIDADO CON LOS ILUMINADOS

Ellos son los iluminados
encargados de poner cadenas al mundo
y convertir a la raza humana en sus esclavos.

Ellos se visten para la ocasión
y van bien arreglados
comparten mesa y mantel
con los que comen más con los ojos que con las manos.

Los oigo cuando anuncian
más pesar para los trabajadores y parados
al tiempo que fortalecen sus lazos
con los banqueros y empresarios.

Calculan al céntimo
cuando se habla de dar trabajo
y su codicia es tan grande
como la anchura de sus espaldas y manos.

Hablan de ti y de mí
y acostumbran a medir nuestros pasos
a esas horas en que dormimos soñando
con un mundo para todos más sensato.

No hay regla para medir
su codicia y talante despiadado
y para ello eso siempre llevan en sus bolsillos
talonarios con que cerrar los tratos

Autor: José Vte. Navarro Rubio

jueves, 22 de agosto de 2013

POESÍA: SE DESPIDE EL MES DE AGOSTO

Ya vuelvo resto de año,
meses que sois
de septiembre a diciembre
en un calendario mutilado
que no quiere más tiempo en sus hojas marcado
que aquel que solo es buenos para el ser humano.

Se despide agosto
cansado de sol y de bronceados
y lo hace poco a poco
y con tan poco de prisas el muy ganso
que se ríe de todos por olvidarnos
de lo que fuimos, somos y seremos en un corto plazo,
ya sin bañadores,
ya sin zapatillas de baño,
ya sin aguas ardientes removiéndose a nuestro lado.

Bienvenido sea septiembre,
y a lo que vemos octubre
en mis pupilas navegando,
antes de que llegue noviembre
con sus tormentas y relámpagos
mostrando una estrella
esa que en diciembre luce indicando
que en el mes de enero la cuesta será tan larga que ya veremos como la pasamos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: BEBER ¿QUÉ ES ESO?

Bebamos eso
¿qué es eso?
toda la bodega
y todo el vino joven y viejo
que esconde tras el cristal ahumado de botellas de vidrio con culo plano y cabeza de corcho vacía en su seno.
Eso decía un alcohólico antes de morir pidiendo
un poco de vino con que mojar el ataúd en señal de recuerdo.

Bebo
poco y con tan poco me lleno
que dejo todo
para los sedientos
y el resto
de seres humanos
que en la garganta tienen esponjas preparadas para llenarse hasta el epicentro.
Es un consuelo
no caer en las garras de ese vicio para el ser humano tan perverso

En una noche de fiesta
o en una tarde con los calores bajando a destajo desde el cielo
en un bar a los vientos abierto
una botella de bebida se mueve sobre un tablero
como si fuera una bailadora de flamenco
que cuando se sube las faldas enseña lo que lleva dentro.
La botella escondía en su interior el veneno
que poco a poco se come de uno hasta el entendimiento.

Se mueren
de risa
o de miedo
pero se mueren,
pena me dan
los que abusan del alcohol
o de todo aquello
que siendo licito
no es bueno para el cuerpo.
La muerte no pregunta por otra cosa que no sea
¿es verdad que estás muerto?

Bebe amigo, bebe,
agua o refrescos
pues el cuerpo está hecho
para ser cuidado por quien tiene capacidad para ello.
Aprende la receta amigo
y no te olvides de los buenos consejos

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: SEPTIEMBRE NEGRO

Acaba el verano y con él
se acaban los sueños
de los que se pasean sin quererlo
por el lodo de un País venido a menos.

El verano sirve para olvidar aquello
que el resto del año
se convierte en un tormento,
el paro,
el endeudamiento,
la falta de expectativas
y la tomadura de pelo
de quienes ven la crisis desde fuera
como si no fuera con ellos.

Colas en la tienda
y colchones bajo un puente y encima de ellos durmiendo
a una familia desalojada
de esas cuatro paredes que al menos les servía para tener un techo
bajo el cual llorar a tiempo y destiempo
en todas las horas del día
como si estas estuvieran confeccionadas con lágrimas y rayos encendidos en el firmamento.

Agosto nos devuelve
sin el saberlo
a lo que fue el año en todo aquello
que tiene que ver con menos derechos.

Poco a poco y sin que se perciba el menor sesgo
nos van limados las uñas
y recortando el pelo
a gusto de quien todo lo puede
y se ríe del pueblo
pues para el la política solo es, valor tiene el tipejo,
para defender los derechos
de aquellos que coinciden con él en que hay que empequeñecer el estado de derecho
metiendo la mano a los trabajadores,
recortando la educación y la sanidad y si no hay suficiente con ello
ahí está el hacha bien afilada para soltar un hachazo certero
sobre lo que sea,
con tal de que huela a "derechos"

Me voy y me vengo,
de pronto
y queriendo o no queriendo
hacia un final de las vacaciones
que me han cogido de cuerpo entero
como si fuera un turista de esos de mucha playa y pocas horas de sueño.

Septiembre negro
para los que teniendo niños y niñas van estos al colegio
y se ven como la cesta de la compra se ha subido por los suelos
y solo tienen para comer y pagar la luz con la ven como los recibos suben y suben hasta el cielo.

Autor: José Vte. Navarro Rubio



miércoles, 21 de agosto de 2013

POESÍA; NIDO Y NIÑEZ


Vi bajo una teja un nido vacío
y a su alrededor a una pareja de pajaritos.

De rama en rama
y de pío en pìo
distraían mi atención
este par de pajaritos
que a lo más seguro habían nacido en aquel nido
y asustados mostraban su disgusto
de rama en rama y de pío en pío.

Miré el nido
abandonado bajo la teja
que en su momento había servido
de hogar de retoños con alas, garras y pico
y en él encontré
alguno de esos elementos característicos
que se encuentran en todo los nidos.

Paja traída desde los campos
en el pico,
trocitos de ramas,
hilo de un ovillo,
un trozo de papel
en que leo “Pinarejo”
sin más distintivos
y el botón de un abrigo,
a lo cual yo digo
que serviría para cerrar el nido en las largas noches con sus fríos.

Dejé el nido bajo la teja
y en él
ese tesoro por mi visto
al tiempo que oí
pío, pío,
y vi por última vez
a dos pajaritos
volar de rama en rama
quizás, digo yo, buscando su nido y su niñez

  Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: PEDÍ CERVEZA BIEN FRÍA Y ESCUCHE

Pedí cerveza bien fría
como el hielo de los icebergs
con espuma blanca
y burbujas pegadas al interior del vaso de cristal en el que tenía que beber.
Vaso de tubo
la cerveza en él
se perdía y descendía lentamente hasta mi boca para saciar mi sed.
En el bar se hablaba
de Barcenas ese que se ríe de todo el mundo incluido el juez
y del tren descarrilado en una dejadez 
el maquinista que lo conducía
y del interventorque aburrido él
llamó por teléfono a su compañero
para interceder 
y que una pareja con sus hijos bajara en vía diferente
a la  que tenía que parar el tren.
Es la hora de comer
y en la terraza se juntan amigos y parejas
para devorar el menú del día que por 10 euros incluye pan, postre y café.
Todos en barra se lamentan del estado del país
y de la dejadez
de los gobernantes de turno
por no anteponer la salvaguarda de los derechos del pueblo
sobre el poder
de los bancos y de quienes tributan fuera de España
sin vulnerar, que exquisitez, la ley.
  
Autor: José Vte. Navarro Rubio 

POESÍA: EN UN DÍA DEL MES DE AGOSTO

Era una copa de vino
encima de una mesa vacía,
vino tinto
de esas viñas
que inundan los paisajes agrarias de los pueblos y viñas
desde mucho antes de que en el Antiguo Testamento
se hiciera publicidad a la ebriedad de quienes bebían
ese caldo fermentado hijo de la uva
y madre de todas las iras.

La mujer bebía una bebida refrescante sin cocaína
mientras contaba que se tenía que comprar unas chucherías.

Calamares rebozados y humeantes
sobre la  mesa esperan
a que alguien se decida
a lanzar el tenedor
y llevarse a la boca un aro con su parte de huevo batido, sal y harina.

En al terraza del chiringuito
la juventud se arremolina
para oír  músicay hacerse alguna bebida
aunque algunos de esos jóvenes
suelen beber en jardines de la avenida
y bien puesto el cuerpo de alcohol hasta la coronilla
acudir al chiringuito para continuar la fiesta
sin tener que tirar mano de la calderilla.

Cenan los turistas paellas
como si aquello fuera puré de patatas hervidas.
La noche para ellos será larga y entretenida
ya sea en la cama escuchando a sus  tripas
o paseando su alegría con la paella haciéndose hueco en la barriga.

  Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: A ESAS AVES DE SUEÑOS ESCASOS

Vosotros edificios con sus alturas
y balcones colgando sobre un paseo
desde los que se mira
el horizonte con su mar,
la playa de arenas blanquecinas con sus turistas  y sombrillas
y el pasear de los turistas de un lado a otro de la bahía
en busca del Arca perdida. Vosotros edificios rompéis la armonía
que debe haber
entre la montaña que desaliñada vigila
y la mar eterna del poeta
que no abre la boca ni para decir ¡vaya barbarie la que se avecina!

A veces de pereza o quizás de ira
uno mira
hacia esas alturas
donde los calores abrasan todo lo que pillan, a veces
uno cuando camina
echa de menos las playas salvajes
solas con sus arenas y plantas autóctonas sobre las dunas de arenas escurridizas.

Con sus claras evidencias
a futuro inquietante la playa con su paseo
y construcciones al estilo de legión romana en parrilla
me causa melancolía
y más cuando desde lo alto de la montaña miras
y ves como una pantalla de cine y en ellas miles de películas
con sus actores y actrices grabando planos
que dan para su lectura los guionistas.

Veo la mujer del tenderete 
con la palancana llena de ropa mal escurrida
y sin esgrimir una sonrisa,
el señor del puro que lanza a la calle la ceniza,
la abuela que despierta a su nieta más querida
con aquello de “vamos niña”
y la portera de la finca
cansada de apilar botellas de gas butano
y de que le cuenten chismes de todas las guisas.

ves de sueños escasos
en una jaula dormitan
mientras echan de menos
la tranquilidad de la casa a la cual volverán algún día
ya las vacaciones transcurridas.

 Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: MIENTRAS LA MAÑANA AVANZABA


La mañana avanzaba. Entre silencios
y risas que se oían
allí donde las acacias se besaban en medio de abrazos y caricias.

Volví del paseo
como sujeto activo de una cacería
paseando por mi cabeza amueblada de calores y pesadillas
unas palabras leídas
en un diario de tirada nacional
objeto por la derecha de sus iras

“El que la hace la paga”
soltó un día
un político de esos
que con escopeta al hombro
cruza los montes, invade los llanos y dispara con tal puntería
que las piezas se rinden a sus pies
como si uno estuviera en una carnicería.

Leve y sin prisas
el viento se asoma por una ventana
y el sol, el solo se invita
a remover las hojas de ese diario
al cual he puesto a pie de hoja citas.

Es el destino el que me anima
a seguir leyendo
sobre ese indulto que el Rey de Marruecos ha dado sin comprobar a quien se lo concedía.

 Autor: José Vte. Navarro Rubio
  

martes, 20 de agosto de 2013

POESÍA: LA SOLIDARIDAD SUENA A PALABRA VACIA


En el cotidiano despertar
entre júbilos de la mañana
las calles se vuelven a llenar de vida
con sus voces y mensajes
en forma de armas arrojadizas.
Los coches sin descanso
vuelven a tomar la iniciativa
e invaden los espacios con sus prisas.
León herido el sol,
allí, muy  arriba,
nos llega en plan de cacería
con sus garras alargadas y finas.
Hasta aquí mismo
donde unos les cuenta lo que le viene en gana 
el diurno con sus cosas tan entretenidas
se convierte en algo más que esperar un nuevo día.
Yo espero a que la luz se haga invasiva
para ver nacer en las gentes las esperanzas perdidas
sin necesidad de más artimañas
que la palabra solidaridad como misiva.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EN UN DÍA DEL PASADO, DEL PRESENTE Y DEL FUTURO


Punto final de la cita
vaya tontería
de quien se espera que vaya al grano
y que al menos en un segundo de su vida
sea honorable con la institución
de la cual se sirve para hacer política

En un día
más tranquilo de lo que los metereólogos predecían
el punto final de la cita
es casi el único tema del que se viene a hablar
en una tertulia ya la mañana caída.

Poco importa
lo que la ciudadanía piense
pues jugamos a mayorías
y en ello es fácil predecir como terminan este tipo de comparecencias forzadas por sus señorÍas.

Reinaba en la casa
la soledad de los silencios no compartidos.
Ausencias de miradas
en las habitaciones y pasillos
recorro con la vista y veo
a cada paso que doy
mi juventud y mis mejores días.

Regreso al momento presente
en el cual ahora vivo
y de pronto
conforme la noche se asienta
todo lo que fui soy y he sido
me llena por dentro
y me duermo complacido sin necesidad de contar ni ovejas ni otro tipo de animales de pastura.

No es la tristeza la que anida
en ese reino interior mío.
Solo la nostalgia me lleva
a abrir las puertas de aquel otro mundo
en que fui niño.

En Valencia aprendí
lo difícil que es abrirse un camino
y en Valencia me abrí a la vida
como una flor del color de la tierra su alma teñida.

En el regazo de una madre,
abrazo tierno sin preguntas,
me llené de bondades
sin temor a otra cosa que no fuera no encontrar contestación a ciertas preguntas por aquellos días
sin libertades flotando en al ambiente en el cual me movía.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: ¿QUIÉN QUEDARÁ PARA ESCRIBIR?


¿Quién quedará para escribir
sobre aquello de lo cual los poderosos no quieren oír ni hablar?
¿Serás tú?
¿Seré yo?
¿No habrá nadie para ese día sin fecha determinada?

Me asaltan las dudas
ahora que descanso
a sabiendas de que el mundo que ayudamos a construir
va por otros derroteros
distintos  a aquellos ya forjados con nuestras inquietudes y trabajo.

Si queda, que no es poco,
solo quedarán
puntos perdidos de un siglo de la historia
con matices tan oscuros que dará miedo
abrir las páginas de los libros para estudiar y sacar conclusiones con las cuales construir nuevas teorías.

Sobrevivir es la palabra que me viene a la mente.

Tan solo queda sobrevivir
y esperar que la luz de la inteligencia de los hombres libres
no sea mancillada ni ignorada
por la prensa al servicio de sus amos
ni por los medios de comunicación, de todo índole,
esos que nos asaltan y contaminan de manera ostensiblemente deliberada todo lo que tocan.

Me quedan  muchas historias por contar
que nunca serán leídas. Yo que he visto
resurgir a un pueblo libre
después de muchos años de tiranía.

Yo que veo a los enterradores dar sepultura
a las libertades consolidadas,
todo en beneficio de los que piensan
que la política es un cómodo trabajo
al cual se acude para fabricar
piezas inservibles, hojas rotas y palabras vanas
para los seres humanos, ya cautivos, de la decadencia de las instituciones políticas.

¿Quizás surjan
del fondo de ese abismo al que nos encaminamos
hombres y mujeres capaces de devolvernos al camino
de lo posible y bueno para la ciudadanía?

¿Quizás surjan esos hombres y mujeres
para cuando ya no estemos aquí
y los libros de la historia sean releídos de nuevo
con el fin de rectificar
y devolvernos al camino del cual nunca debimos salir?

Amen Jesús
perdona nuestros pecados
que son muchos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: DUENDES, BRUJAS Y FANTASMAS LLAMAN A LA PUERTA


               
Yo que en las noches de agosto
espero a que los fríos bajen a comerse las desgracias que se ciernen sobre la tierra,
yo me siento a tomar el fresco
junto a una ventana abierta
que da a una montaña con tantas hojas en el suelo secas
que apenas veo otra cosa que no sea
corazones partidos y almas llorando de pena.

En el agosto de mi vida
con muchas preguntas y pocas respuestas
duermo junto a una ventana
esperando a que la luna se me venga
hasta esa silla desierta que junto a mi siempre espera
ser ocupada por luceros que no queman.

Abrazame noche
y hazlo con paciencia
comenzando por los hombros,
subiendo hasta la cabeza,
y triturando los huesos si hiciera falta
para sellar una promesa.

Hora es ahora de calmar tormentas,
que mejor momento para ello me pregunto, sin respuesta,
que hacerlo a esta hora en que salen de sus cuevas
brujas, fantasmas y duendes vestidos de blanco hasta las cejas
para decirnos, nos vamos de fiestas

Solo en la noche
la calma me llega
cuando el cielo se puebla de astros, planetas y estrellas
y caen sobre la tierra
las primeras nieblas.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: MIRANDO HACIA ATRÁS


Cuando ya en la madurez de la vida
ya pasado ese Ecuador en forma de cuesta
uno echa la vista a su alrededor se encuentra
con lo que no hizo
o con lo que quizás jamás haga
por muchas vidas que tuviera.

Todo puesto sobre una balanza
lo que más pesa
es aquello que no se hizo 
por desidia o pereza.

Nunca contemplé un rostro
en la hora de la muerte
que esgrimiera sorpresa
por esa huida hacia adelante
queriendo o a la fuerza.

Fue en un verano
alejado de él la llama que todo lo quema
cuando se dio cuenta
de que el tiempo pasaba
y si no rectificaba
no le quedaría tiempo
para lanzar nuevas apuestas.

Pasaron días
hasta que entendió
sin ser Nochebuena
que la mejor armonía entorno a una mesa
es sentir la presencia
de aquellos que quieres y te respetan
y que todo lo demás solo sirve 
para poner prólogos a ciertas novelas

 Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EL RÍO JÚCAR Y CULLERA


¡Ay de ese río que viene desde las altas sierras
para caer en desgracia ya cerca de la Ribera
roto el paisaje por un dique que la contiene
y la suelta
poco a poco
y gota a gota,
poco a poco cuando se suelta.

Camino del mar
que en su seno entra
el río Júcar huele a sal mezclada con madreselva
de todo aquello que arrastra,
de todo aquello que se le echa.

Paseando por su margen
se ven a los pescadores
gozar en su espera
mientras recogen el sedal
y lo vuelven a lanzar con fuerza
allí donde la mano apunta y la suerte lo deja,
cerca quiero pensar de la presa.

En su desembocadura mal en calma le espera
junto a un espigón de  rocas 
con señales luminosas
al estilo discoteca
que advierten a las barcas que de noche se acercan
para que rectifiquen la ruta
y no se estrellen
en noches de luna o de tormentas
contra las grandes peñas carentes de alma y de conciencia.

El río Júcar
en su desembocadura
engaña a quien de él espera
plantaciones de árboles dando sombras bajo la cuales refrescarse e echar la siesta.

Es el sol con quien se lucha
allí donde el río se abraza al mar que le espera
y entre aguas dulces y saladas
bien meneada la coctelera
se termina mi aventura en este día veraniego con semblante de mucha fiesta .


Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: A ESA LLAMADA VEGA DE CULLERA



Volví de un paseo por una zona de huertas
ahora convertidas
en campos yermos que esperan que sobre ellos se construyan
calles, avenidas,  jardines y fincas.

Los abetos quemados
todos ellos en línea recta cerrando con alambres las fincas
no han sido insensibles
a las ansias asesinas
del fuego que los ha convertido en naturaleza muerta
quedando  a la deriva
su troncos resquebrajados
con olor a carbón y cenizas,
como única señal de que allí hubo vida.

La vieja acequia
sin agua ni vegetación
nos avisa
que por allí la ausencia de vida
es parte activa
de lo que ven nuestros ojos
y de lo que pisan nuestras zapatillas.

Por no oírse
no se oyen los trinos de los pájaros
sobre las ramas de los naranjos secos
ni se ve el volar de las mariposas
buscando alguna flor de la que poder decir que es suya,
solo el polvo del camino
ante mi se arremolina
y el ruido seco de algunas cañas
al desquebrajarse en su interior el corazón del labrador
que las plantó un día
mientras pensaba que todo lo que necesitaba y quería
estaba en esas tierras ahora sin vida.

El perro que me acompaña mira
y veo en sus ojos algo que me indica
que no le ha agradado demasiado esta ruta
por una Vega, la de Cullera,
que de hermosura no le queda ni pizca 
con la que componer una  poesía.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: A PECHO DECUBIERTO


Yo vi la ciudad de lejos
parecía dormida
y sus silencios se extendían
a esas horas del mediodía
de siestas convertidas en rutina.

Entre los pinos se ve el mar
y las playas  sobre las que las aguas se vienen a dormir tranquilas
cerca de un paseo
por el que transitan como si fueran hormigas
hombres y mujeres
a esas horas de la mañana en que todavía la playa muestra sus arenas vacías de gentes, hamacas y sillas.

Carretera hacia arriba
las rocas desnudas se visten
de cemento y hierro
y de esta forma crecen los chalets y villas
con sus jardines y piscinas
entre los cánticos serenos de las chicharras dándonos la bienvenida a pecho descubierto.

En Cullera el mar se abre 
sobre la bahía
y se cierra en sus pequeñas calas
de rocas vivas 
en días de calma chicha
y de tormentas veraniegas cíclicas.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

domingo, 18 de agosto de 2013

MÓNICO SÁNCHEZ Y SU APARATO DE RAYOS X

Mónico Sánchez, innovación en la España de hace 100 años

Autor: Ambros

"El gran Mónico, la insólita aventura de un ingeniero manchego en tiempos de crisis” es un libro de Manuel Lozano Leyva que me ha gustado especialmente. Quizás porque trae un poco de optimismo en una época que lo necesita. Quizás porque cuenta la historia de un ingeniero, autodidacta y sin estudios oficiales, que logró triunfar en una España aún mas complicada que la actual. Quizás porque yo mismo me enfrento a un ERE de extinción y, como muchos otros, debo plantearme como continuar a partir de ahí.
 
Este libro me lo envío generosamente la editorial "Debate". Es  breve, apenas 170 páginas, y me descubrió un personaje fascinante. Sin ser una biografía al uso, el libro recorre los principales acontecimientos de la vida de Mónico Sánchez Moreno, un inventor, ¡y millonario!  español que vivió de 1880 a 1961. La historia comienza presentándonos a un simple recadero sin estudios ni recursos que nació en un pequeño pueblo de Castilla-La Mancha. No sabía inglés pero su curiosidad le llevó aapuntarse a un curso a distancia en una institución británica “Electrical Engineer Institute of Correspondence” En aquella época, la electricidad era todavía un fenómeno reciente, un descubrimiento sorprendente para el cual se buscaban aplicaciones. Esa misma curiosidad, y una buena dosis de ambición, lo llevaron a Nueva York con solo 23 años. Allí aprendió a utilizar la electricidad de forma práctica y tanteó el campo de la incipiente comunicación inalámbrica. Pero su interés se volcó en otro fenómeno aún más reciente y misterioso, los rayos X. No le interesaban como científico, solo buscaba sus aplicaciones prácticas. Su principal logro fue el desarrollo de equipos portátiles de rayos X mucho más avanzados que los anteriormente existentes. Unos equipos que logró patentar y comercializar por medio mundo.
 
Aparato de rayos X de Mónico Sanchez 
 
Nueve años después, y ya millonario, decidió traer esta tecnología a  España. Su intención era producir los equipos a gran escala en su localidad natal de Piedrabuena.  Gracias a él, un pequeño pueblo de poco más de 3.000 habitantes creció y prosperó alrededor del" Laboratorio Eléctrico Sánchez". Tuvo que empezar de la nada en un pueblo que no disponía de redes de agua potable, ni electricidad, ni de industria auxiliar, con problemas de acceso y con una población mayoritariamente analfabeta. Su desarrollo coincidió con la Primera Guerra Mundial, una masacre donde los equipos de rayos X portátiles fueron una gran ayuda para mejorar el tratamiento de los heridos. Su diseño fue elegido para equipar a las ambulancias de campaña del ejército francés lo que contribuyo a reducir el número de bajas durante la guerra. Durante algún tiempo, Piedrabuena fue una referencia en lo que ahora llamaríamos ingeniería biomédica.
 
Como he dicho, el libro es corto, se puede leer y disfrutar de un tirón. No voy a develaros todo su contenido pero creo que no descubro ningún secreto si os adelanto que la historia de Mónico Sánchez acabó en fracaso. Es fácil suponerlo ya que, desgraciadamente, casi nadie lo recuerda ahora. La desaparición fue una consecuencia más de nuestra guerra civil y de sus resultados. Una España arrasada que vivió décadas de autarquía y férrea dictadura. Tampoco ayudó el propio carácter de Mónico. Y, sin embargo, su historia sigue siendo un hito que merece ser recordado.
 
Cuando se habla de ciencia española nos entristecemos con la ausencia de premios Nobel españoles, siempre centrados en la literatura. Como ingeniero, también me entristece el olvido de grandes inventores e ingenieros cuyo trabajo no tuvo continuidad. Probablemente, porque nos ha faltado un tejido industrial adecuado que les diese apoyo. Pero no quiero acabar dejando un mensaje negativo. Como nos demuestra la historia de Mónico Sánchez es posible tener éxito incluso en las peores circunstancias. Y, aunque puede ser necesario emigrar para formarse, también es posible volver y construir una industria que se convierta en referencia mundial.
 
 
Esta anotación fue publicada inicialmente en BBVAOpenMind

POESÍA: LOS FANÁTICOS Y SUS GUERRAS

                     

Desde Berlin o Germanía,
Hitler quería un mundo de raza aria
y en su locura
se va erigir en un completo canalla
al servicio del asesino que llevaba en lo más profundo de sus entrañas.

Muerte y destrucción
Hitler todo lo arrasa
convirtiendo en cenizas y brasas
a todos aquellos que se oponen a sus desmesuradas ansias
de someter a las  naciones
con la fuerza de las armas.

Dueño del mundo se siente
el asesino de las  masas
y entre guerras y desfiles
sus atrocidades se extienden como una plaga.

Una guerra
para un asesino, Hitler, santa,
y para aquellos que la sufrieron despiadada
con 50 millones de muertos
de todos los países y razas.

Desde el Nido del Águila
Hitler se mostraba
tal y como la historia lo muestra en sus páginas
para después en un bunker
encontrar la muerte esa que el propagaba 
sin rictus de melancolía ni de lágrimas.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

POESÍA: SALUDAR ES SANO


Saludo,
en un nuevo mes de agosto
paseando a mi perro cazador de moscas en verano, 
que junto a mi menea la cola
mientras mira medio alelado
la escena que a continuación les relató.

¿Cómo va todo?
Bien
aunque a medias y casi dormitando

¿Qué guapo el perro
Se ve que tiene buen amo?

A eso contesto yo,
para eso son los amos.

Y ahora te pregunto
¿Qué te parece lo de Rajoy el día en que compareció en las Cortes 
para explicar lo que le ahoga desde hace unos años?

Mal,
muy mal,
ahora que el resto de rebaño
tampoco está para lanzar al aire muchos cañonazos.

El perro
mira a su amo,
bosteza,
levanta el hocico
y casi amenazando ladra y tira de la cadena
de la que se siente aprisionado.

Bueno
les dejo
y por cierto seguiremos hablando
antes o después de que cante la alondra 
en ese su recinto carcelario 
en el cual cumple prisión por sus muchos pecados.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

           

POESÍA: CANTAR ES DE HUMANOS


Canto a los que sufren de las preferentes
y también del paro
y a los que en este verano
estarán más pendientes de su infortunio
que de pegarse un buen baño.

Cantar es de humanos
y se canta
para anunciar al mundo la paz y el amor sano
como regalo
y a la tragedia que supone
acostarse trabajando y con unos ahorros en el banco
y levantarse tan pelado
como una almendra después de pegarle con un mazo.

Canta la alondra en un tejado,
el tenor en un acústico teatro,
el cantante de blues encima de un escenario
y la tonadillera de flamenco en un tablao entre palmas, oles y gritos desgarrados, 
faldas con volantes y flores en el escote disfrutando
y manos moviéndose al compás de una guitarra que llora llena de espanto.

En España el cantar
ya sea de tierras adentro
o de mares lejanos
desde siempre sirvió
para mover nuestros sentimientos más solidarios
por eso en España echo de menos que alguien cante aunque solo sea un salmó
a esos pobres parados
y a los desahuciados de sus casas 
como si fueran un rebaño de ovejas sin pastor ni amo.

El rey debería estar para estos casos
además de para pedir indultos
y por fin
me callo
pues mucho se hablará de esto último 
en este agosto en el que aterrice sin necesidad de aeroplano
con mucho fuelle y resoplando.

Autor: José Vte. Navarro Rubio
  
             

POESÍA: EL COLISEO Y SUS FIERAS POR ROMA PASEANDO

                   
Cierro la portada de un diario
con aquello de en Roma
se prohíbe el tráfico
cerca del Coliseo
para que no sufra daños.

Ya las fieras fuera de ese circo arruinado
y los patricios de vacaciones en Ostia
o donde mejor les venga a mano
en Roma las revoluciones se anuncian cerrando las calles por miedo a que caiga ladrillos de piedra o barro
de esos edificios que fueron pensados
para matar en ellos a  los cristianos.

Cerca de Roma el vaticano
llena de prelados
y un pobre Papa tan reformista
como el mismo Dios
al que le deben las sandalias y el manto
con el cual se cubren y bendicen
a esos  fieles aliados
que llegan hasta la Plaza de San Pedro o de San Pablo
para comprar regalos y rezar un rato.

El Coliseo amenazado
mientras Berlusconi saca los dientes
y amenaza con desalojar al gobierno
desde la puerta de su palacio.

Il Cavaliere
levanta la mano
a lo Musolini y gritando,
por si acaso
necesita de la ultraderecha
para que se expíe sus pecados
antes de que la justicia le meta mano.

Mal verano
para el hombre que se siente Dios y no humano
mientras a su lado
se ve a su novia
debajo de un gran enunciado
que dice:
VIA DEL PLEBISCITO
, mira y calla, por si acaso.

Autor: José Vte. Navarro Rubio


POESÍA: EN VACACIONES Y TRABAJADO



  
Si supieras lo que hago,
pienso, solo eso,
y trabajo.

Mi gozo es escribir
por eso
yo mimso me voy calentando
como si tuviera en mi estomago
un motor de explosión 
con una docena de caballos
y el carburante que voy atesorando
tuviera que salir poco a poco manando
como si viniera de una fuente
en la que el pueblo llena de agua sus cántaros.

Mi gozo colmado
cuando describo ya desbocado
lo que hago, lo que veo
lo que me gusta y lo que repudio con los dedos cruzados.

En este mar,
que yace a mi lado,
sin muchos más peces que los que se cuentan con los dedos de los pies y de las manos,
flotan las panzas de los turistas 
que en ellas se sienten los amos
de unos cuantos metros cúbicos de agua 
que la naturaleza desde siempre nos ha regalado
por aquello
de vamos a ver lo que hacen con ella los seres humanos.

Nadando entre las aguas
y peleando
con unas olas que se acercan
y una colchoneta con improvisados náufragos
le doy a la caja de resonancia de mi cerebro aletargado
 y compongo sin prisas
como si fuera un pareado.

Me voy acostumbrando
a ser en la playa
a la cual acudo de vez en cuando
como las gaviotas que pasan volando
un turista más que se toma un baño.

Autor: José Vte. Navarro Rubio
       

POESÍA: LOS FAROS Y SUS LUCES SALVAVIDAS

Eran las 9 de la mañana
y la la luz ya entrando
por las rendijas de la persiana de mi cuarto
me he levantado
y sin echarle nada al cuerpo, comida,
me he ido a pasear
camino de un faro
por ser desde siempre este artilugio, ojo de aguila en su guarida,
como un bálsamo
para quienes navegan por los mares 
y se ven por las tormentas amenazados y a la deriva.

He visto la playa ¡que hermosura!
levantada a palmo a palmo
por una potente maquina que peina la arena llena de algas y conchas marinas
para dejarla preparada para los comienzos del nuevo día.

He disfrutado recordando las dulzuras 
de este mar tan domesticado
por los que tienden las hamacas 
y se sienten los amos
de todo aquello que abarcan con sus pies y sus manos ¡invasión segura!

Y por fin
de vuelta entre coches mal aparcados
y gritos de en diferentes lenguas y culturas
me he llegado
hasta el apartamento para disfrutar de un buen baño de esos que quitan las penas de abajo hacia arriba.

Autor: José Vte. Navarro Rubio               

POESÍA; LOS LEONES DE SAN JERONIMO


En San Jeronimo
hay dos leones por los que nunca se pagó el IVA
que sirven de guardaespaldas a sus señorías
en esas comparecencias tan comedidas
en que unos hacen cuento en vez de política
y los otros lanzan sus misivas
con tal de contentara los votantes a los que deben el sillón en el que se reclinan.

Todo tiene que ver con la sesión parlamentaria del otro día
y de cómo el Señor Rajoy se fue
como siempre de rositas
después de decir con mucha labia que se había equivocado
en eso de fichar de por vida
a quien es conocido por todos como el cabrón de la oficina.

En ese día
el Señor Rajoy salió a demostrar
que del asunto al que se le citaba el nada sabía
por eso ponía
con mucho descaró fin a la cita.

Todo terminó tal y como se preveía
con Rajoy envalentonado
y la oposición con ira contenida.

Entre trenes ¡que desdicha!,
Gibraltar con la valla medio podrida,
y el indulto a un pederasta
que en sus tiempos jóvenes hacia de espía
tenemos el verano tan movido
como las olas que llegan hasta esta orilla
donde me refresco los pies hasta las rodillas.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

            

POESIA: LA BIBLIA Y AQUELLOS TIEMPOS

 
La Biblia y aquellos tiempos
en que los hechos se escribieron
me sabe a novela escrita por posesos
de la fe divina, esa que ellos tuvieron.

Y en todo ello aparece Israel, como pueblo,
hirviendo en ese caldo de cultivo
que se retrata como un espejo
en el Antiguo Testamento.

En la Biblia se narra en sus comienzos
la historia de un pueblo
que no reconoce al Mesías
aquel al que fustigaban los fariseos
y  como pecado por ello
todavía anda recomponiendo cabos sueltos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio
      

POESÍA: SOBRE UN CUADRO DENOMINADO "DESEO"



Ya ellas sin velos
y con más colores encima
de los que se pueden ver en un arco iris saliendo por el firmamento
yo dibujo con palabras que se convertirán en verso
ese cuadro titulado: “Dos niñas con delantal azul”
y vamos a ello,
ellas son dos niñas
con sombreo
sobre hierba tan fértil
que para segarla haría falta más que una hoz un hacha de afilado acero.

Edvard Munch
se recreó en ello
y las pintó
como si estuvieran quietas y al mismo tiempo
meneando las manos en señal de movimiento.

Llevan las niñas
la misma camisa y casi parecido pelo
y sombrero de esos
de ala ancha
y encima un platillo para resguardar los pensamientos.

Veo el delantal azul
o como se dice en mi pueblo el babero
pero lo que más me llama la atención
son esas bocas rojas y esos ojos que hablan sin necesidad de usar el teléfono. 

Y ahora me voy a otro cuadro titulado "deseo"
en el que tres hombres
muy de negro
miran con cara de ¿Qué es esto?
a tres mujeres de largo
que parecen bailar al son de un cencerro.

Si era la pista de baile
y ellas iban ataviadas
de traje para el momento
me quedo con ello,
pero si al contrario
lo que veo
no tiene nada que ver
con los que algún crítico haya podido decir en su momento
prefiero la danza como señuelo
al velatorio en un entierro.

Autor: José Vte. Navarro Rubio
         
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...