martes, 11 de febrero de 2014

POESÍA: EN COPENHAGUE SE MATA EN NOMBRE DE LA ENDOGAMIA



En Copenhague matan a una infantil jirafa
como si fuera una vil alimaña
delante de niños que miran  al osado matarife
diestro en el manejo del arma blanca
como descuartiza el cuerpo mientras dan explicaciones
que para nada
a mi me parecen claras.

Para dar lecciones están en ese zoológico
que a mi me causa horror,
pena e ira incontrolada
por ejecutar a Marius
en nombre de la endogamia.

Son viles asesinos aunque lleven bata blanca
y lo hacen para que se vea
bien vista su hazaña
a la luz pública con vídeos y cámaras fotográficas,
para que luego no se diga que ellos matan
por la espalda.

¡Ay, de los toros y de la fiesta brava!
Ni defiendo a unos
ni por los otros rompo una lanza,
aunque siguiendo esa teoría
que me causa tanta alarma
aquí, en España,
también está asegurada la raza
y los que matan
son toreros que con capote y espada
al menos se la juegan
cuando saltan a la plaza.

 En Copenhague ciudad carismática
las sonrisas de los espectadores
a todos nos espantan
y por mucho que se diga
a mi nadie me saca
de decir a los vientos del mundo
que en mi vida había visto
una actitud tan barbara.

Marius no tuvo la culpa
de que sus padres la engendraran
ni de que un titulado superior
con muchos años de universidad
a sus espaldas
entienda que en ese zoológico la supervivencia de las jirafas
está muy bien asegurada.

Autor de la poesía: José Vte. Navarro Rubio

Un zoo de Copenhague mata en público a una cría de jirafa y arrojan sus restos a los leones






El zoológico de Copenhague ha matado este domingo a Marius, una jirafa sana de dos años, para evitar la endogamia entre las jirafas que tiene en sus instalaciones, a pesar de las miles de firmas recogidas para evitar esta decisión y tras negarse a aceptar ofertas de otros zoos y de un particular para salvar su vida.

Además, los responsables del zoo invitaron a niños a mayores a que asistiesen a su ejecución, y su carne ha sido arrojada a los leones como alimento. Su muerte se ha llevado a cabo mediante una pistola neumática, pues la inyección letal podría contaminar su carne.

El parque Yorkshire Wildlife Park del Reino Unido, se ofreció a acoger a Marius en sus instalaciones, pues tenía espacio para otro macho. También un ciudadano estaba dispuesto a donar medio millón de dólares para salvar la vida del animal, una petición que logró reunir unas 30.000 firmas a través de la red.

El zoológico afirmó que, a pesar de que Marius estaba sano, "sus genes ya están bien representados" en el parque. Además, es improbable que la jirafa sobreviva al liberarla al estado salvaje.












No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...