lunes, 10 de febrero de 2014

POESÍA: VAN GOGH Y PINAREJO EN ÉPOCA DE SIEGA



Esta noche ha vuelto,
en oleadas pasajeras
el viento sobre los campos de girasoles
pintados a paleta
por un pintor loco
que ya hubiera querido en Pinarejo perder su oreja.
Molinos eran
aquellos que en la campiña señalaban algo más que unas viejas velas
y molinos son los que en La Mancha, de Ciudad Real y de Cuenca, se entregan
a la ingrata tarea
de recordarnos que por aquí se molía a palos a la vagos y a los frutos de las siembras.
Mis molinos
y su oreja
y ese pintor loco
que pintaba a la luz de una vela
retratos de mujeres
y de campiñas llenas
de tulipanes abiertos como la mejilla de una moza cuando se sabe amada por quien la besa.
Ay, de él,
y de quienes lo querían para correr alguna que otra juerga
y, ay, de los que piensan
que esta poesía no tiene otra cosa que no sea
sabor amargo revestido con chocolate molido a golpe seco de piedra.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...