sábado, 3 de mayo de 2014

POESÍA: ÁRBOLES, FRÍOS, ESPINOS Y POCAS LLUVÍAS

Con destempladas caras de desventura
pasan ante mi vista
los jornaleros tirando de las caballerías
camino de los campos de olivos
para arrancar con las manos
de sus ramas las aceitunas.
En silenciosa procesión marchan
siguiendo las diferentes rutas
que saliendo del pueblo llevan
hasta allí donde los campos esperan
a que sus dueños acudan
para llevarse de ellos
lo mejor de sus prolifera existencia, mágica y única.
Años tras años
como si nada fuera diferente
y la vida
estuviera prescrita
desde hace muchas lunas
los campesinos vuelven a sus rutinas.
Árboles, espinos, fríos y pocas lluvias
todos a una sobre los campesinos que esperan
la gloria divina en forma de aceite
y de aceitunas rayadas o en sosa
en un búcaro madurando
ante la mirada de quien las cuida
como si pertenecieran a la esencia casi divina de la casa
y a ella hubieran llegado para quedarse allí
y ser uno más de la familia..

Autor: José Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...