sábado, 17 de mayo de 2014

POESÍA: CUANDO UNO SE SINCERA

 

Cuando uno se sincera
todo vuelve a su estado natural
hasta la poesía.

En estado de gracia
lo que se adivina
por motivos propios de ese momento de aparente espiritualidad y grado superior de vida
se ve de forma diferente
como esa ola que se avecina
que solo es agua con espuma.
Como ese sol que nos llega
y sus rayos producen cáncer sobre la piel de los que abusan de él de forma desmedida.
Como esos cuerpos semidesnudos
de los que cuelgan sus carnes y sobresalen arrugas.
Como la arena fina y llena de conchas del mar salidas
para morir en sus orillas.

Nada es igual
y hasta el celo del que escribe decae
y se deja llevar por la tormenta que le ha caído encima,
por eso
si por una de ellas
llegara entre glorias la gracia
ya verían como del dicho al hecho hay algo más que una simple linea.

Apunten y sigan.

Me embargan temores
y de ellos deduzco osadas teorías
que tienen que ver con la deriva de los planetas,
con la duración de los días,
con el deshielo de los Polos, Norte y sur y así no se olvidan,
con la incultura de los que nos mandan
y a más que les diga
solo me quedaré tranquilo
en este mundo sobre el cual mis pies y cabeza caminan
cuando vea a los pobres ser tratados en sus derechos sin necesidad de armar bronca alguna.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...