viernes, 2 de mayo de 2014

POESÍA: ANATOMÍA DE LA CRISIS QUE AZOTA A ESPAÑA

 

           I
Un hombre se da cuenta
tarde, tal vez,
que lo que el creía que era una sociedad justa
no era otra cosa
que la sociedad que volvía a ser
la misma por la que lucharon sus padres
y al le ofrecieron como la piel
de una animal abatido
 al que no había que volver
a dar caza para poder comer.

          II
Un hombre y una mujer
no tienen ni para comer
y con ellos sus hijos
y con ellos unos padres
que les ayudan a revolver
los cubos de la basura para poder dar de comer
a media docenas de bocas
que se encuentran en la incertidumbre aquella de ser o no ser.

          III
Por
no sabemos todavía el por qué
los bancos se ceban con los que hasta ayer
eran clientes honorables
a los que había que poner
casa, coche y mantel.
Ahora todo eso
nada tiene que ver
con la cara angelical
de aquel humano "ser"
que desde el fondo de un despacho
le venía a convencer
de que todo lo que pedía era poco
y allí estaba él para responder.

        IV
¿De que vive ese pobre?
¿ y yo que se?
Revuelve las papeleras
y al parecer
de vez en cuando se deja caer
por la casa de la caridad
aunque a él
la vergüenza le remueve los intestinos
pues quiere ser
útil solamente y llegar a la vejez
con la cara por delante
sin tener a nadie nada que deber.

         V
En las colas
de las Oficinas de Empleo
se oyen relatos
que ponen los pelos tan de punta
que mejor es
pasar página  y no volver
a recordar la voz temblorosa
de quien
con toda la crudeza
dice que no sabe que hacer,
ni que camino tomar,
ni que en casa ofrecer
y que si todo continua igual
lo mejor será desaparecer.

        VI
Todo sube
y subiendo todo viene a ser
igual que ayer.
Mal repartido aquello que es imprescindible para sobrevivir
los pobres se reparten
lo que otros no quieren ni ver.

        VII
Una mujer quiere ser
algo más de lo que la historia les viene a ofrecer.
Violencia de género
y desigualdades ante la ley.
Una mujer busca trabajo
y se las tiene que ver
con aquello de que quiere usted.

        VIII
Si no fuera por nuestros mayores,
si no fuera por lo que dentro de las casas a los hijos se viene a ofrecer
si no fuera por que la vida es así
y así no la quieren hacer ver.
Si no fuera por todo eso
yo no se lo que haría ni el por qué
no lo hago ahora que todavía puedo eso que se llama tirarse hacia adelante y a ver.

         IX
Duerme como puede
sin pijama ni nada que se parezca
a lo que uno está acostumbrado a ver.
Su casa son cuatro cartones
que le sirven para protegerse de lo que la noche le puede traer.
De vez en cuando aparecen gamberros
con ganas de imponer su ley
y entre medias de tanta insensatez
fríos glaciales y hambres que espantan hasta las moscas que se acercan con el fin de relamer
las piernas de quien duerme con ellas fuera de la caja que le hace de improvisado hotel.

      X
Con vistas a la playa
quiere un apartamento
y si puede ser
con plaza de garaje, ascensor y salón para ver
los partidos de fútbol
y si
en vez
de playa es
con vistas a la montaña
ruega que el paisaje sea de total exquisitez.
Visto y no visto fue
como con la crisis
todo vino a fenecer
en un abrir y cerrar de ojos
sin poder recoger
todo aquello que en el apartamento le producía tanto placer.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...