domingo, 25 de mayo de 2014

POESÍA: UN PEZ DE HOJALATA ¡QUE SUSTO!

 
Un pez de hojalata
¿que digo?
de hojalata era el tren
y el soldadito
que tocaba el tambor
mientras un oso
alimentado con pilas
como si fuera un tocadiscos
pegaba palmas
mientras sobre la cabeza
resonaban unos platillos.

En la playa se oxida
una ola que se vino a jugar
en los brazos de un niño.

Recubierto con la piel de un cabrito
un homo sapiens
con barba sin afeitar
desde que vino al mundo
mira desde lo alto de un montículo
un rebaño de caballos
que pace tranquilo.

Me llegan esos murmullos
que solo se escuchan
allí donde hay buenos oídos.

Lo que oigo me sirve
para que juegue con las palabras
y sin necesidad de más atributos
vaya construyendo versos
como quien fabrica toneles
o quien cava con azadón de siete kilos
un majuelo armonizado por los graznidos del ave que se comía el mundo con su pico. 

A todo esto
me pregunto,
¿qué tendrá que ver
el pez de hojalata
con el oso que toca unos platillos
o el homo sapiens descuidado y sucio
con los murmullos?

Nada,
solo lo justo,
para construir este poema
y lanzar algún que otro exabrupto.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...