viernes, 13 de junio de 2014

POESÍA: ENTRE CAFÉS Y PERROS EL VERANO LLEGA








1)
El café me gusta
en taza blanca de porcelana esmaltada por los labios de una sirena.
El blanco de la taza
y la textura de la nieve que a los alpinistas entierra
cae derretida sobre mis manos abiertas
como si fuera el velo de  una novia
o la blancura siempre terna de la ropa tendida sobre los juncos de una dehesa.

2)
El borde de la taza
en mis labios se desnuda con una ternura a prueba de todo lo que ustedes quieran
y desciende por mi boca
camino de una profunda caverna
el sabor que en su borde le queda.
La blancura del esmalte
profanada por el café convertido en mancha negra
ordena la vida a esas horas del mediodía
en que un perro duerme su siesta.

3)
La taza rota
es como la comisura que queda
entre dos piernas que se balancean.
El día que cae
con la mañana a cuestas
y de nuevo la noche a vista de corneja
para esos momentos con ventanas abiertas
a una joven que se quita la chaqueta.

4)
Quizás tu digas
que el turrón te gusta de almendra
quizás de los quizás
entre esas dos piernas abiertas
surja un río salvaje
en una selva tan profunda como el sitio donde nacen mis ideas.

Si el paisaje te inspira
¡gloria a quien a si lo presenta!
con sangre en el fondo
y con lágrimas eternas
a poco que hundas los dedos en la pintura donde se levantan los paisajes de una España comida por la miseria

5)
Sí el café fuera en tu boca música,
sí el coro de la catedral ,
si la banda, si el violín
o mí guitarra de madera pulida, te sirvieran.
Sí todo
o nada
y en ello en este día cayeran
calores inmensos
si todo así fuera
me quedo tranquilo y sin respuestas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...