jueves, 4 de septiembre de 2014

POESÍA: EN LA VEJEZ LLEGAN LAS PALOMAS SIN MÁS TEORIAS

No es solo el cansancio de la edad
lo que le lleva en brazos que no dan más calor
que el de una cerilla,
es otra cosa,
es así se explica,
en algún tratado de psicología,
fructífera melancolía,
que cuelga como fruta madura
de esos árboles de la vida
que adornan los jardines babilónicos
de nuestras creencias en la quiromancia y magia oculta.

Se arrastró la cortesana lengua con pericia
y lo hizo a la salida
de la boca de un túnel
con tantos dientes cubiertos de porcelana china
que no más cabían
en la franja de hueso del cual pendían
entre músculos, carne y saliva.

En la silla,
encorvada la figura
y atraída
por el vaivén de los recuerdos,
tempestad en un mar que los convertía en pesadillas,
pasaba los días
a la espera, siempre espera,
de esa fatal noticia,
que a él le llegaría
como agua fresca de un pozo
extraída con una cuerda hecha con hilo de pita.

Cortesana con más historias
de las que nadie se creía
la lengua le servía
de lazo de unión con el día a día
que en aquella estancia transcurría
al tiempo que palomas de todas las gamas de colores que uno se imagina
entraban en la estancia
por una puerta que daba a una alameda perdida
que colgaba de una hipotética sonrisa.

Junto a él, el viejo de mi ahora vida, las palomas niñas,
aun tiernas en su quehacer diario y en su buena y externa vista
musitaban viejas teorías
que tenían que ver con una guerra y unas trincheras casi perdidas
en una Ciudad Universitaria de Madrid, junto a un cerro Garabitas,
con pesadas piezas de artillera que batían y peinaban,
sin ningún tipo de franquicia,
la prensa diaria de una capital de la II República casi pedida.

Por ser de paz las palomas
solo traían
su hambre cogido a las alas
y en las garras afiladas por su inocente osadía
ramas secas que ofrecían a quien de ellas solo les exigía,
para volver a sus recuerdos, puntualidad absoluta.

Autor: José Vicente Navarro Rubio  

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...