sábado, 27 de septiembre de 2014

POESÍA: LO QUE EL ALMA SIENTE COMO SUYO

No es la tierra vacía
la que me sirve de musa.
Me sirvo de los secretos inconfesables de mi alma
acumulados durante años de observancia
como ciudadano del mundo
para ir trazando la topografía de los cuerpos desnudos
que afluyen a mi mente cuando escribo.
Me viene a la mente el catecismo
de memoria aprendido
a la vez que el uso de la razón me señalaba los peligros
de construir con las ficciones
un mundo aterrador con un Dios bíblico desmedido.
Caín y Abel, forman parte de ese patrimonio adquirido
junto a un Dios que elige en un principio  al pueblo judío
para después aplicarle dolorosos castigos.
El alma,
siente como suyos
todos los alimentos que le vamos dando de continuo
y sin atender a más criterios
que los que le dicta uno
se convierte en el estandarte del ser que le da cobijo
y de esta forma sin más lenguaje
crece en nosotros ese pequeño mundo
de lo cotidiano y preciso frente a lo extraño y ambiguo.
Somos divinos
y de nosotros depende el futuro
pues en nosotros brota la religión
a través de los siglos
como defensa ante lo desconocido.
Cuando adoramos descendemos al mundo de los espíritus
esos que en el alma cohabitan a su gusto
Sin patrias ni dioses ni enemigos
solo las democracias merecen ser elevadas a la categoría de conjunción copulativa
que une al individuo con sus instintos más primitivos.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...