jueves, 22 de mayo de 2014

POESÍA: CUANDO LA EXPERIENCIA HABLA

 
Miras el futuro,
inquieta la experiencia te habla,
aunque te quedan dudas,
tantas,
que cuando comienzas a andar
hacia la misma nada
te das cuenta
que como tu hay tantos que no cuelan en el portal de ninguna casa.

Tantos caminos
y lo hacemos tan a desgana
que el futuro esta lleno,
al igual que los pajares, de paja.

Lo posible
da vueltas alrededor de nuestra vida,
nada
es la palabra más exacta
con que nombrar
esta falta de fe
en todo aquello que hasta hace poco
era como alma hermana.

Somos
una manada
de lobos hambrientos
y de aves devoradoras
de todo lo que entre sus garras agarran.
Nos va la vida en ello
por eso ponemos tantas ganas
en destruir el mundo porque nos da la gana.

Autor: José Vicente Navarro Rubio 

POESÍA: LAS DOCE DE LA NOCHE Y EN CALMA

 

Estaba tranquilo en casa
con la cena preparada
y la televisión derramado frases
y palabras
al tiempo de los tiempos
de estos minutos en calma
que  el camión de la basura
por la  calle pasaba
anunciado mediante ruidos
sacados de su tremenda panza
que allí estaba él
para llevarse todos los desechos
en los contenedores almacenados
en bolsas y cajas

Idílico el momento,
con la mente en blanco
como una vela de catedral románica
ya no me queda nada
con lo que meterme
y por si algo faltara
la melodía de la cual uno les habla
le suena a monotonía barata
de esa que nos hace ser cada vez más humanoides
sin que nadie nos diga nada.

Luces de colores,
motores en marcha,
grifos desparramando agua
y un reloj fabricando en Taiwám
por niños y niñas hacinados como sacos de patatas
anunciando con desespero que son las 12 de la noche exactas.

Así que me voy a la cama
para taparme con una sábana
hasta que ese reloj vuelva a cantar con melodía casi sacra
la hora de levantarse y comenzar la jornada.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

miércoles, 21 de mayo de 2014

POESÍA: INTERNET O LA VOZ DE SU AMO

 https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTOvdc0UTpy0jPeZ1w26XI-vhkFAqC_tW2-KdKsIgow4TgHf4H5

Las teclas del ordenador me indican
que tengo que decir algo
y como si fuera un autómata
creado para servir a su amo
yo que me creo todo
desde este lugar para mí sagrado
me lanzo a los cuatro vientos
o los que sean necesarios
para describir con cuatro palabras mudas
lo que otros se esconden en el refajo.
Reniego de los poderes
esos que nos son delegados
y que luego se convierten
en la voz de su amo
y sin  herir a nadie
pues en ello internet
está muy vigilado
uno que usa de las palabras
con esa claridad de dominio
que ha heredado
a fuerza de estudio
e hincar los puños más de lo necesario
les dice lo que quiere
y se siente en ello halagado.
Punto final
y hachazo
a todo aquello que se mueve
ya sea mosquito, mosca o tábano.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

martes, 20 de mayo de 2014

POESÍA: COLECCIONANDO EN LA PLAYA OBJETOS RAROS


 
Hoy paseo por la playa.
Hoy la playa me arroja todo aquello que sobra en la cubierta de un barco.
El último condón usado de no sabemos que atleta sexual
que en la mar le dio por hacer el amor mientras iba de pesca.
Un trozo de madera
con un viejo clavo
y una llave pendiendo del espacio
que debe pertenecer a alguna casa de un norteño de aquellos
que medio desterrado
se marchó a hacer las américas
y para nunca más regresó a la casa de sus parientes más cercanos.
Unos pescadores con sus cañas de bambú
tan brillantes como un cirio en un altar colocado
esperan sacar del mar
algo más que unos viejos zapatos
entre sus hilos enredados.
El paseo de esta playa es tan largo
que para cuando quiere uno regresar
esta cerrado,
pero no por eso me depongo ni me amarro
a otra cosa que no sea seguir este relato
de aconteceres maravillosos que para más pasmo
me vienen ocurriendo cada vez que de mi apartamento bajo para disfrutar de un buen baño.
Playa esta
la de mis amores
más tempranos
y ahora con tanto turista
y vendedor de camisetas, pantalones, cinturones, cintas y como reclamo bañadores tostados
playa de desencantos
en la que te encuentras de todo aquello
como ya les vengo contando
que puede hacer feliz
a más de un coleccionista de antigüedades  y a más de un arqueólogo en paro.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

HACINAMIENTO DE CADAVERES EN UN DEPARTAMENTO DE MEDICINA



Ni en el peor de los relatos,
ni en aquellos cuentos macabros
que de pequeño oías
y te hacían por la noche dormir con los ojos clavados
en el pomo de la puerta
como si por la casa andaran fantasmas clamando sangre fresca y dedos a la parrilla asados.

Así es la historia
que algún diario de España ha levantado
de 250 cuerpos hacinados
en un departamento de Anatomía
como si estuviéramos en otra época de la historia
y lo que nos están contando fuera un chiste de Gila o de Arevalo.

Yo no me lo imagino
y ustedes no se lo que estarán pensando
pero al parecer la historia es tan real como que hoy es martes,
vísperas de un miércoles de trabajo.

¿Tanto cuesta
tener los cadáveres de esos donantes o seres abandonados
en un lugar digno
bien etiquetados
para que el uso que se haga de ellos
sea el más adecuado?

A lo visto y por ver
el mundo está muy mareado
y para que vean de que va el asunto
les tengo que decir que en lo que se refiere a este caso
todo esto me da mucho asco.

Recuerdan aquella película de Frankiestein,
yo la recuerdo
y creo que con lo que dará de sí este caso
se puede fabricar un drama o una buena obra de teatro
para que las generaciones venideras puedan tener un conocimiento más exacto
del horror que se esconde en algunos sótanos.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio
  
La Universidad Complutense ha abierto un expediente informativo para aclarar el hacinamiento de cadáveres en un departamento de Medicina, aunque ha asegurado que “el problema de personal” que provocó la acumulación de restos ya se ha resuelto y que esta misma semana se comenzará a retirar los cuerpos.
El Mundo ha publicado que las instalaciones del Departamento de Anatomía y Embriología II de la Facultad de Medicina se hacinan 250 cadáveres sin control ni higiene.
La universidad admite el problema, que achaca a la falta de “dotación de personal en los últimos meses debido a la etapa de recortes que establecían una tasa de reposición cero en la plantilla”, problema que “ya ha quedado resuelto”. “En los últimos días, el citado departamento había alcanzado un acuerdo con una empresa funeraria para la retirada de los restos humanos que se habían acumulado, proceso que se llevará a cabo esta misma semana”, añaden. La Universidad Complutense critica que se hable de “un falso museo de los horrores” y mantiene que el proceso de donación de cadáveres está “perfectamente regulado”.
Fermín Viejo, profesor y exdirector del Departamento de Anatomía y Embriología Humana I, explica que en su área la situación es “completamente distinta, ya que todos los cuerpos almacenados [un centenar] están perfectamente clasificados, identificados y guardados garantizando las condiciones de higiene y el respeto”.
Una empresa funeraria es la encargada, en el caso de este departamento, de incinerar aquellos cuerpos que, tras ser utilizados por los alumnos, son inservibles para trabajar y en ningún caso es el departamento el encargado de incinerar los cadáveres.
Viejo aseguró desconocer qué es lo que ocurre en el Departamento de Anatomía II de la universidad, dado que ambos funcionan de forma independiente y no comparten instalaciones.

POESÍA: EN ESAS NOCHES SIN SUEÑO




              I
En esta madrugada
ya casi a punto de levantarme 
para irme a mi cita con mi destino
oigo el silbido 
de la cafetera de Oroley
que conservo en mi mente
desde mis tiempos de niño.
Pero la realidad es otra 
y sin atajos les digo
que lo que suena es un despertador de origen chino.

No es domingo,
ni lo dudo.
Los domingos a mi casa llegan
con sabores distintos


Si fuera domingo
estaría hablando de otro asunto.

Son 
para desgracia de uno 
las seis de la mañana 
"en punto"
y a mí   alrededor
duermen por aquí y allá 
y en el mismo sitio
desperdigados en un universo confuso,
cada uno de los míos 
a lo suyo,
el resto, en el total incluido, 
el perro que ronca y estornuda, 
humanizado de lo lindo.

Silba
el tren de la vida
ahora detenido
en la terraza sobre la cual florecen los lirios.
            II
“Horla City y otros”
¿a saber cual será el último?.

El libro comienza
con Tita Merello, preludio,
y continua con Hollywood, meca del cine 
en sus tiempos denominado mudo.

A lo que respiro
fue en el año 1961
cuando uno
dejó las secas tierras del interior con ríos
para llegar en una fotografía en blanco y negro que llevo conmigo
hasta la ciudad que lo lanzó al mundo.
             III
Me miro y
y a lo visto
estoy hecho de trozos de humanidad
que el tiempo va colocando en su sitio justo.

Todo sale
de ese cesto de la ropa
del cual me sirvo
para vestirme todos los días de lunes a domingo.

Algo hay que no me gusta.
Entiendo que por ser mortal
nacido
con el pecado original  
 asido de la mano 
como si fuera pan duro
mi reino es este. Primero y último.
                  IV
Todo me lleva a pensar en la muerte
mientras bebo agua de una fuente
que nace justo al lado de un camino.

Casi seco el caño y su caudal mínimo
las gotas de mi existencia
no servirán para saciar la sed
de ningún otro nacido.
Mis aguas no son de mar ni de río,
ni la sed que ellas sacian
sirven para prolongar la vida
más allá de lo que está en algún lugar escrito.
                V
¿De ese coche que pasa
quién sabe cual es su destino?

La noche trasmite
las primeras noticias
de lo que el día traerá entre sus alas vestidas con los despojos que los vientos 
nos dan con sus torbellinos.

Vomita el coche que pasa 
cerca de mi terraza con lirios
pasajeros, uno a uno.
No pienso en otra cosa que no sea
en oír el rugido
del motor encendido,
trasmitiendo  un movimiento continuo
a las cuatro ruedas. Triste uno
las voces se alejan
mientras el coche se va dejando atrás humo.
                 VI
Escucho en la televisión 
un informativo
programado para no hacer daño
al gobierno de turno.
 Bajo las balas del fuego enemigo
atrincherado en el sofá me río
de esas provocaciones que a mi me pasan de uno a otro oído 
sin dejar huella alguna en mi organismo.

Ya muy cerca el enemigo
miro a esa caja de cristal
en la cual unos monigotes
se cachondean de quienes se sumerjen en ese falso lirismo
que los falsos profetas dirigen a uno.
Por lo que intuyo
están a punto
de lanzarme, si no me marcho, un aviso, 
que yo rehuyo a sentir pues no me rindo.
           VII
Ese silencio que me llena
¿se irá de mi vida algún día?

Todo lo que pienso
después resulta que lo adivino.

Sé que me levantaré
y me iré directo  a darle vueltas a un grifo.
Sé que me lavaré
desde los pies a la cabeza pasando por el ombligo.
Sé que mis dientes recibirán mas pasta
de la que llevo en los bolsillo.
Sé tanto que me aburro.
              VIII
En ese recibo que miro
solo hay  números. Abstractos ellos. Cojonudos.
Intuyo. Sé. Diluyo.
En mí nace un interés
por descubrir ese pequeño mundo
al cual nos hacemos
desde que ingresamos en ese grupo de los necesitados de recibos 
para seguir viviendo bajo unos mínimos.
                  IX
Cada vez que cojo el teléfono
escucho lo mismo..
me aburro de oír problemas
cuya solución es el cero más absoluto.
Me niego a ser
la bestia 
que arrastra el carro,
el carretero 
que reniega lo justo,
el carro 
con más carga,
no importa de que tipo.
y el camino
a través del cual todo mi ser se siente tan tremendamente a disgusto.
              X
Este libro que leo
me inspira tanto 
que me duermo lo justo.

Gracias por lo tuyo,
mientras yo quedo aquí
y por hoy
bien servido.

Espero que disfrute,
yo disfruto
para estos momentos
en que le escribo.

No sé si la carta llegará a su sitio.

El mundo de Fabian Casas
queda comprimido
en una lata de escabeche
de la cual brotan edificios
mientras en un parque junto a un arból sin frutos
la cometa de un niño se alza lo justo
para pensar que aires nuevos recorren el mundo.

Autor: José Vicente Navarro Rubio



POESÍA: DE LO QUE COMEMOS Y RESPIRAMOS



El conejo frito con ajos
sirve de lazo de unión
de los que entorno a la mesa nos juntamos.

Sin más preparativos que ese sentimiento de pertenencia a algo
jugamos con los cubiertos y los usamos
para meternos en la boca el fino metal sustituto de los dedos de la mano.

Todo vuelve a ser igual
que el otro día y que los anteriores y que los pasados
ya que en esa mesa regada con agua y vino blanco
se habla poco mientras mascamos
todo aquello que nos viene a la cabeza
y que por miedos ancestrales nos guardamos
para nosotros mismos en el fondo de nuestro bien provisto armario.

Las miradas corren de plato en plato,
fotografía instantánea que sirve para definir a cada uno de los invitados
que hasta la mesa se han llegado para calentar la noche
aunque cada uno duerme en su cuarto.

Los fríos huesos, machacados,
algún día darán un premio Nobel a un sabio
por adivinar dentro de diez mil años
el nombre del animal, sexo, familia y como y cuando murió asesinado.

Que pena y que hartazgo
de comer conejo y de beber como un condenado
agua con sabor a cloro
y aguantar ese telediario
que te saca tres cientos muertos hacinados
en un cuarto de un hospital de Madrid, de esos llamados Universitarios.

El conejo ya bajando por el esófago
y los muertos cubiertos con sabanas de blanco
me invitan a tomar bicarbonato
y salir corriendo hacia el water, aseo, urinario, para vomitar a bocajarro
esos trozos de conejo
ya infectados por el morbo cruel de quienes por dirigir un telediario
se creen con derechos a fastidiar a quien se le pone a mano.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: AVANZA LA TARDE



La tarde avanza,
el sol herido picotea
sobre las mismas heridas,
quieren las nubes
dejar caer algunas gotas de agua
que al final se quedan en el cielo,
ellas pensativas.
Nada de lo que puede ocurrir
me importa,
en estos momentos
en que mi fiel perro
sobre el suelo espera oír mi voz cansina
para levantarse ebrio de cariño
y a una señal mía
salir a la calle a regar algún árbol con su orina.
Excitado el perro
sacude las orejas
al tanto que me llegan noticias
de este mundo tan enfermo
que si tuvieran que curarlo con medicinas
no habría laboratorios suficientes para fabricar dosis de calmantes, antibióticos y aspirinas.
¿Que le pasa al mundo?
¿Por qué poros respira?

Autor: José Vicente Navarro Rubio
 

POESÍA: A JOSÉ MUJICA (PRESIDENTE DE URUGUAY)



Ese tipo
me impresionó más de lo justo.
El solo
vestido
con su arrogancia de pobre
se somete
a un juicio
y sale
fortalecido e invicto.

Como bandera
la honradez
como sagacidad
la experiencia que le da esa edad
cercana a los 80 años que en su cuerpo se adivina por todos los sitios
y como poderes
el saberse sobre el resto de mortales
tocado por el don divino
de poder dar ejemplo con sus dichos.

Liviano de equipaje
seguro que lo suyo molesta
a más de algún enemigo,
por ser solo austeridad lo que reparte
y no robar a los ricos.

El se siente fuerte
su dialogo es continuo
y todo lo suyo va
de un polo a otro
sin menearse del sitio.

Lo vi bien
y ajeno a los trajines
con los que se levanta el capitalismo.

A pesar de todo eso
que para otros es vanidad y orgullo
el buen Mujica ataca
con aquello
de como estará de mal el edificio
cuando a mí
que formo parte del tercer mundo
me dan un premio
de tanto prestigio.

Mujica en todo su jugo
se mostró
tal y como es
a lo largo del año
y sin quitarle al tiempo un minuto
el se dedica a enseñar ese otro tipo de vida para la cual solo hace falta lo mínimo.

¡Que se jodan los que trabajan
para disfrutar del consumismo!

Autor: José Vicente Navarro Rubio 



lunes, 19 de mayo de 2014

POESÍA: HABLEMOS DE LA PLATA AHORA MISMO



Apego a la vida hermano
no lo tengo
y la plata esa que hace relucir los ojos
a los hombres ricos
cuando la tuve
me debió resbalar por la costura de los pantalones de seguro.

Tanto vivir pensando
que hacer con esas cosas
que se guardan como si fueran tesoros
y que para lo único que sirven
es para robarte la libertad
y ese tiempo que te queda
de aquí a que te vayas al otro mundo.

Me acuesto libre de ataduras
y me levanto con poco más o menos
que aquello que la mañana ofrece,
calor o frío,
trabajo o descanso,
comida o ayuno
y la verdad es que con todo ello tengo suficiente
y con ello lo tengo todo dicho.

Para que hablarles
de esas cosas que para mi no tienen importancia,
¿para que?
si en ilusiones ya soy rico.
Por eso sigo mi ruta
marcada en una hoja de papel continuo
con un final y un principio
tan fáciles de adivinar
que hasta yo mismo me horrorizo
de pensar lo fácil que resulta ser libres
y las complicaciones que tienen algunos
para encontrar a lo largo de su vida
ese buen camino
en el cual las personas llegan a repartir lo poco o mucho con lo que la vida les ha atendido.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

domingo, 18 de mayo de 2014

POESÍA: PERRO ES DE RAZA Y EN EL OFICIO

 

Caminamos juntos
él a ras de tierra
va a lo suyo,
mear y para ello alzar la pata
sobre cualquier árbol
ceremoniosamente escogido,
oler como si en ello le fuera la vida
y estirar de la cadena
para ver si es capaz de romper ese pacto
que los dos sellamos
hace de esto mucho.

Perro es
de raza y en el oficio
de levantarse temprano,
dormir más de los justo,
comer a tiempo,
pasear y jugar en lugares escogidos
y asistir a todas las fiestas
que en la casa se celebran cumpleaños, santos, comuniones y bautizos.

¿A ras de tierra como se verá el mundo?

Todo tan cerca
y todo tan lejos en el infinito
el perro se sabe dueño
de ese territorio reducido
donde solo juegan sus sentidos
sobre todo lo demás que nosotros los seres humanos imponemos con nuestros principios.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EL ASEO ÍNTIMO



Los domingos de mi vida
desde siempre comenzaban
con el aseo más íntimo.

La existencia helada del ser humano
de lunes a sábado
contenía marcadas tomas de costumbrismo
abocado a lo que de si daba nuestro trabajo, ocio y estudios.

La ventanilla del tren
por la que miro
me transporta a otros lugares remotos
casi ya perdidos
a poco que observo entre cables y tendidos
ropa tendida y niños jugando en un campo vacío de oficio.

Volver atrás
presupone buscar el hilo
ya perdido
de aquello que fuimos
y de lo que todavía queda
en nosotros incrustado como un clavo
en la fachada de un edificio.

Añoro de esos días ya traspuestos
en un calendario
con imagen de santoral incluido
las comidas simples
entorno a una mesa con hule cosido
por la madre que me dio la vida
anteponiendo todo lo mío a lo propio suyo.
O un solo minuto
de aquellos en que soñaba con volver al pueblo del cual habíamos partido
sin decir nada y con los ojos a punto de arrojar al vacío
cataratas de lágrimas salpimentadas con el polvo de aquellos  campos tan desagradecidos.

Por la ventanilla del tren
ya no entra carbonilla ni humo,
solo un bien compuesto ruido
a metales casi fundidos,
a pasos a nivel, cada vez menos y más seguros,
y a estallidos de silencios
que se acunan en las butacas vacías del compartimento en el cual viajo en este verso seguido.

La estación indica el fin del camino.
Tan mecanizada
y tan a lo suyo
que me produce una sensación de no estar
ni tener nada que ver con lo mío
y más cuando vienes
como paloma con rama de olivo
para anunciar
que en aquellos domingos
de hace tantos años que casi me olvido,
el aseo más íntimo
era un ritual reservado para los pobres
y de lo que  a buen seguro
no disfrutaban los ricos.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DESMENUZANDO UNA REVISTA: EL PAIS SEMANAL DE ESTE DOMINGO QUE SE ABRE AL DÍA

Portada de 18-05-2014

-Comienzo:

¿Quién ganó el debate?

El debate lo gané yo
que pasé de él,
de manera muy formal,
ya sea dicha de paso, casi olímpica.

No me hacen gracias las ocurrencias
ni los comentarios que sirven para crear adicciones prohibidas.

Me muevo como los animales irracionales por instinto de supervivencia,
loado sea el Señor en las alturas,
y reino para mi estima
dentro de un paisaje que definiría
de normalidad absoluta.

-Continuo:

El futuro se conduce el solo
viaja por una autovía
con límites de velocidad a la medida
de quien conduce ese coche que tanto algunos estiman.

El futuro rima con Arturo
aquel rey de la Inglaterra mítica
que volvió para recuperar una corona que le pertenecía
y se encontró con que en su reino imperaba la anarquía.

-Sigo:

Yo iré a votar
y no crean que lo haré
como si jugara a la lotería.

Mi voto lleva sangre, sudor y lágrimas
y será para quien comulgue conmigo
en estas cuestiones que me traen al día a día.

-Respire y siga:

Para tantas cosas sirve el cianuro
que más de un suicida
antes de poner fin a su vida
si lo supiera se reiría.

Es solo química
que transporta al huésped que de él abusa
a las consabidas galerías nocturnas
donde el sueño eterno
se convierte en amigo de por vida
de quien lo recibe o asimismo se lo suministra
sin pedir permiso a nadie,
por cuestiones de envidia o por melancolía.

-Otra vez siga:

A Dios rezando
y con el mazo dando.

¿Adivine de quien hablo?
 y si encuentra el nombre adecuado
póngalo   "........"  entre estas comillas.

-Deje de mover la silla y céntrese que ya se acaba lo que comienza deprisa:

Está de moda
tomar café por minutos

¿Quién de ustedes se anima?

A lo que veo
si la mesa está bien provista
vale el empeño y la dicha
de esos que solo buscan
mercantilizar tan barata mercancía
y convertir el ocio de tomar café
en pura y asquerosa costumbre de clases bien acomodadas y servidas.

-Esto continua:

Dicen de pensar a largo plazo
que manía
de aquellos que de tanto alargarse las patillas
se comen una parte de las mejillas
a la espera de no se qué felicidad futura.


-No decaiga:

Coches autónomos
 ¿qué quieren que les diga?
A mi me gustan
de toda la vida
las manos sobre el volante
y la mirada puesta
sobre el gran escaparate de la vida
que es lo que de frente se ve a primera vista.

- Si decae continúe y trague saliva:

Sus últimas palabras
no fueron a lo visto las últimas.

Aparentemente el el color de sus ojos
y la mirada perdida
le daban como caído para la lucha del día a día
pero por dentro de él
ya el pulso perdido para la ciencia cuantitativa
algunas palabras retardadas continuaban haciendo preguntas:
¿Qué será de mí?
¿Donde la gloria anida?
¿No siento calor?
¿Por que me miran?

-Ultimo si ha llegado hasta esta linea:

Cojones con el día
y que manía
de mear fuera de tiesto
y regar nuestras vidas
con esas sonrisas
de quienes son dueños de la maceta
y de la planta que en ella se cría.

Autor: José Vicente Navarro Rubio



 


POESÍA: EL ESTORNUDO Y LAS PATILLAS



Llega el estornudo
cuando menos lo esperas y te pilla en patillas.

Los estornudos son como una pinza
que sujeta la ropa al tendido
para que el viento pase sin llevarse en su rastro las cuatro cosas que forman parte de nuestras vidas.

Los pantalones que de pequeño sirvieron
para diferenciar géneros y hacer a los niños hombres
y a los hombres diferentes en función del paño y de las hebillas.

La camisa de seda o franela
a cuadros, rayas o lisa. Esa que sirve para tapar el dorso
y llega casi hasta las rodillas.

Los zapatos a gusto de quien sobre el suelo pisa
de tela, cuero, plástico, esparto y si me apuran de madera trabajada por artesanos en mayuscula.

La chaqueta y ropa interior desde la camiseta a los calcetines, pasando por los calzoncillos,
bragas, sujetadores y ligas.

Cada cosa en su sitio
y la lavadora ya lista
las prendas sobre las cuerdas de tender parecen como tiendas ambulantes y si te fijas
sin necesidad de marca alguna
se diferencian por el diseño de las pinzas,
el lugar donde fueron colocadas,
el color del detergente y la maña de quienes se empeñan con su demostrada osadía
hacer del trabajo de la casa ingenio y hasta poesía.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

LIBRO DE POESÍA: AHORA SOLO BEBO TÉ

http://www.pre-textos.com/978-84-15576-89-1.jpg


Me molesta el estómago últimamente.
Tanto café no es bueno, me dijeron.
Ahora, sin embargo, bebo té.
Pero el dolor persiste, y lo moldeo.
Sodio, potasio y níquel no me bastan.
Aún sigo bebiendo en esta taza,
en esta taza roja,
el último de todos tus regalos.
"no soltaré el cuchillo", de Andrés Catalán.

Andrés Catalán (Salamanca, 1983) vive en Madrid. Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, donde ultima su tesis doctoral sobre relaciones entre imagen y poesía. Trabaja ocasionalmente como profesor de literatura para alumnos extranjeros. Es autor de Composiciones de lugar (VI Premio de Poesía Joven Félix Grande; UP José Hierro, 2010) y, junto al poeta ibicenco Ben Clark, de Mantener la cadena de frío (IV Premio de Poesía Joven RNE; Pre-Textos, 2012). Ha traducido libros de poetas como James Merrill, Robert Hass, Stephen Dunn o Philip Levine.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...