sábado, 31 de mayo de 2014

POESÍA: LA NOCHE Y SUS ENIGMAS



Hay ruidos y sonidos  que llegan hasta esta estancia
donde uno intenta pasar página.
Llegan ruidos que se descargan como si las paredes se fueran a romper
y dentro de ellas durmieran los vivos que me faltan
y sonidos con mascara
a los que yo pongo nombre y diferentes caras
dependiendo de donde vienen y lo que se alargan.
Unos y otros dependiendo de la hora exacta
en que se dejan caer y me llegan al alma
me sirven para poner a la noche nombre
y para hacer conjeturas de esas baratas
que con la luz del día desaparecen por arte de magia.
La noche con sus enigmas
y sus rondallas de quincalla
y sus espíritus cubiertos con blancas sábanas
salen de un libro que cada uno de nosotros lee a su antojo y ganas.
¿Será por eso que las noches
me saben a algo más que las mañanas?
¿Será por eso y por otras cuestiones llamadas costumbres y añoranzas
que por las noches vamos a la búsqueda de lo que nos falta?
Todo en la noche descansa sobre lo que nuestra mente crea
ya sean caballeros marchando a las cruzadas,
labradores cosechando trigos y cebadas que no caben en las cámaras,
años de lluvia y juventudes que se escapan con solo mirarnos en un espejo
y contemplar entre añoranzas
la cansada lluvia de nuestros pasos llamando a la puerta de una casa.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EL TIEMPO ME MANDA



No cunde la tarde para quien no trabaja. Nada.
El silencio llama
mientras sube por una escalera estrecha y larga
que da a una vieja cámara
donde diversos objetos que ahora no sirven para nada
en otros días fueron como una sábana santa
impregnada de sangre y ahora de polvo y telarañas.

Le robo a este día que se acaba días y semanas
todo lo hago en esta temporada de casi ya un verano asomando por una ventana
después de dormir entre sábanas
entre cánticos de gorriones y torpeza livianas de quien les escribe y habla.

El tiempo me llama para que de él haga
lo que quiera y me venga en gana.

Con su permiso escribo en el reverso de una carta:
"Te cojo tiempo y te aso como si fueras una manzana
para que estés más dulce y blanda
y para llegado el momento digerirte con más gana"

Baja el silencio por una escalera estrecha y larga
y cuando llega a una habitación donde una televisión da la lata
se acomoda en un sofá y como quien espera tomar la palabra
se duerme sin decir nada.

El tiempo me engaña
o mejor dicho dejo con una cierta desgana
que tome posesión de mi vida
y por si algo faltaba
todo el tiempo del mundo para mi no es otra cosa que espuma de una ola de la mar sacada.


Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DEL PRINCIPIO AL FINAL SOLO UNA PALABRA: ¿QUÉ PASA?



Al són de Malasia
alguien entra en este blog
y busca la receta de una ensalada
como si el blog fuera un mercado
de baratijas baratas.

Mire usted amigo mío o amiga del alma
si lo que busca es algo diferente
a lo que puede ver en la portada
dese la vuelta por otros lugares
y no me venga a subir las estadisticas
con cosas tan banales que no sirven ni para dedicarles cuatro palabras.

En mi aparte
de lo que se ve en la cara
de este blog pensado para sosegar mi alma
no manda el filo de las navajas
ni el gatillo, ni la culata
pues en la turbia antesala donde se retuercen las palabras
antes de salir al espacio para ser usadas
una hoguera enorme las convierte en brasas.

Ya la chimenea apagada
solo queda
amigo o amiga de Malasia
un encuentro fortuito
quizás usted dijo "patraña"
y le salió este blog en plena desvandada
como si una manada de elefantes
o una leona en la sabana,
o un titere con corona y zapatillas fabricadas en Tailanda
se vinieran hasta mis páginas
para deleite de los internautas.

  Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: A GREGORIO SIN MALA PATA



Dicen que fue mala pata.Tan mala y torcida.
La pierna con metralla 
que no las ideas
pues con ellas en mi pueblo florecimos a la poesía
el que así les habla
y les requiere de un tiempo que no da para más si no se mima.

En la guerra
esa de trincheras ya vacías
y de cunetas sin cruces ni apuntes de escritura y con despedidas a las bravas despedidas
este hombre que hasta la Plaza de Pinarejo salía
todas las tardes del año
como si fuera un ruiseñor o quizás en nuestra tierra una golondrina vestido con mortaja
a los niños que eramos de trapo como marionetas pintadas por el mismo artista
nos componía poesías
con las cual nos hacíamos de forma intuitiva
a un ritmo diferente al que ofrece de forma posesiva la vida.

La vida con tranquilidad es más vida
y si en ello te enfadas
y si en ello corres más deprisa
a lo seguro que te pasará factura.

La sonrisa siempre aunque te maldigan
para que el canalla que te ofende no se salga con la suya.

Amor a la primera y nunca  a salto de vista
pues la improvisación no es buena y más si te meten prisas.

Dicen que fue mala pata
al menos él así lo contaba entre risas
como si la batalla en el Guadarrama hubiera sido de broma
y lo suyo una caricia
de esas que propicia la vida.

Y de todo aquello nació un poeta,
un alma agradecida.
Gregorio se llamaba nuestro amigo
y a falta de cunetas,
de huesos resecos en oscuros mausoleos de tierra preñada de vida
con vistas a prados, barbechos, carreteras, sendas, caminos de herradura y autovías,
yace Gregorio allí donde le puso su familia.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: POR LO QUE TU SIENTES


 

Por lo que tu sientes
la estatua de mármol no se retuerce.
En la sala donde todo parecen juguetes dispuestos para ser contemplados con deleite
no se oye
ni la muerte
cuando corre camino de un parque
ni las sirenas de las ambulancias pidiendo que se les deje hacer su faena al menos por esa noche.
Convidadas de piedra
en la quilla de un barco se sumergen
para esos momentos en que del agua emergen
los senos crecientes
de una diosa sometida a los avatares diarios que la mar ofrece.
Sobre un frontis
mutilada por quienes del arte solo saben lo que han leído en guiones impertinentes
la diosa de un templo se ofrece para curar, a los que hasta ella se acercan, los males.
Pedestal de piedra
y en la selva
tronco de árbol desnudado a golpes
y en un parque
diosa del amor, de la belleza, de la eternidad de los partos de las madres
y en cualquier parte
el marmol y el hierro, la madera, la arena y la cera
sometida en el interior de un molde
para que el oro se convierta en mano suave
y la plata en gargantilla rematada por una cabeza noble.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

LIBROS DE POESÍA: AHORA, SOLO BEBO TÉ

Ahora solo bebo té, Pre-Textos, 2014
EL DESEO DE HACER EL AMOR EN UNA PAGODA

Decir «así, tranquila, solo
voy a sentarme aquí, a mirar tu desnudo.
Esta mañana no hay
que trabajar». Pero nunca lo he dicho.
No he tenido ocasión. Ellas son siempre inquietas
o quizá el nerviosismo de la puerta, los ruidos...

Mirar una desnuda espalda detenida,
deshechos el amor y deshecha la cama,
lenta, opaca la sombra
de la cadera triste ausente de mis manos,
mirando solamente, sin llegar a tocarnos
como si objetos fuésemos de una naturaleza
muerta muy mal pintada —la lámpara, los codos,
la curva muy absorta contra lo ojos quietos—,
mirando solamente mientras afuera el mundo
lo ejecuta un pintor con ínfulas y obreros.

No he tenido ocasión. Es posible que alguien
sí la haya tenido. Lo más cerca que he estado
es esta tarde inglesa, en la National Gallery,
solamente desnudos los pies, sentado en una silla
frente a la suave Venus y el espejo.

El deseo de hacerle, tras un rato,
salvajemente el amor en esa alcoba.
(Andrés Catalán, Ahora solo bebo té, 2014)



martes, 27 de mayo de 2014

POESÍA. LA CASTA



En estos días
la casta anda revuelta,
tiene miedo a que otros ocupen su sitio en la gloria divina.

Por eso
y otras cosas
que tienen que ver con la opulencia
y con la avaricia
la casta ofende
pues se siente perdida,
sabe que detrás de ella vienen
los hijos de las plazas
y de la lluvia
trayendo en sus labios
promesas
que si se cumplen
los convertirán
en flores de basura.

La casta tiene nombre
y echa olor
a rancia y podrida
pues todo lo que promete y jura
se vuelve contra los más necesitados de caricias
por parte de ese estado
que solo hace
lo que le mandan los de arriba.

Uña y colmillo
y perezosa tumba
para quienes han hecho a su antojo
uso de la política
para llenarse los bolsillos
y socorrer a sus centurias.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: RESBALA EL AGUA




Resbala el agua
sobre la superficie de otras aguas
que son su vida.
Corre,
veloz cuando puede,
torpemente cuando nadie la mira.
Sobre el cauce
que le hace de sendero,
de fosa
y de tumba
brotan rayos de luz
y espuma.
Me voy con prisas
para cuando cae la caña seca
y para cuando
del agua salpican
gotas
tan suaves
y tan limpias
que los ojos en ellas se me van
y me quedo ciego
sobre esa ribera
de sombras traídas
por los ramajes de los árboles
y por las nubes que anuncian
lluvias.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: TARDES CON MI PADRE



En las tardes con mi padre
me llegan noticias
de esas que él me cuenta
como si en esos momentos las imágenes estuvieran pasando
por delante de su vista.
Todas las historias
me suenan a otras historias en mi prendidas
como la llama a la madera
ardiendo en una chimenea en mi Mancha querida.
De la guerra
me llegan tiros e historias
en un Madrid perdido en aquellos años de combates y rencillas.
De la posguerra
angustias y más angustias
de quienes saliendo de la guerra
se encontraban con una Patria perdida
en manos de quienes mandaban y del resto de la camarilla.
De estas cosas mi padre me habla
sin poner el acento más fuerte
sobre ninguna de sus silabas.
El tiempo sobre mi padre resbala
y lo hace de tal guisa
que los recuerdos se dulcifican
de tal forma
que parece que es una maquina
la que lanza por su boca
aventuras sin conjeturas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

CAÑETE (CUENCA) Y SU MUSICA TRADICIONAL



Folías que se cantan despues del "Mayo"

FUENTE: http://www.musicatradicional.eu/



INFORMANTE: ASENSIO MANUEL, AÑO 1945, DUEÑO DE LA FONDA

LOS MAYOS:






M

ROSARIO DE LA AURORA:

 

 

DANZA DE LOS BASTONES:

INFORMANTE: TEOFILO, AÑO 1945: ( Joan Tomàs anotó que el informante "toca el violín sabe algo de solfeo, pero toca de oido. Afina el violin bien, prescindiendo de la exactitud del la. Casi siempre lo tiene bajo, porque asi las cuerdas le duran mas")

 


 SEGUIDILLA DE CAÑETE:

AÑO 1945: INFORMANTE: VETERINARIO DE CAÑETE NACIDO EN SALVACAÑETE
 



GLORIA POPULAR DE CAÑETE:

AÑO 1945 INFORMANTE: PARRO DE ALCALA DEL JUCAR NACIDO EN CAÑETE.





 RONDEÑA:

INFORMANTE: TRINIDAD FERRIZ OÑON AÑO 1945

Joan Tomàs anotó que la informante no ha visitado o residido en poblaciones importantes. Añade que aprendió las canciones en Cañete y que ella "ha sido rondadora, iba las rondas con los mozos. Tocaba la guitarra".

 
 
 



MAYO:
 


ROSARIO DE LA AURORA:

INFORMATE ASENSIO, MANUEL, LABRADOR Y DUEÑO DE LA FONDA, AÑO 1945





VOLLANCICOS:
INFORMANTE TEODORO HINAREJOS ROMERO, CARNICERO-LABRADOR, AÑO 1945
 

 



 

 Y UNA MOZA MUY GUAPA:
 






 

 
 

RETIRATE MORA HERMOSA:


 
 PRIMERA AMONESTACIÓN:

 



 
 LOS SACRAMENTOS:



 

VILLANCICO:

INFORMANTE: LEÓN, CONSTANTINO, ARCIPRESTE DE CAÑETE, AÑO 1945

 

 
AVE MARÍA POPULAR DE CAÑETE  

POESÍA: ASÍ ES LA VIDA

 

Déjame, señor, así,
no muestres ante mi tu mano dura
ni me hagas sujeto
de ciertas aventuras
que me saben a cuento chino
contadas bajo la luz que da una tenue lamparilla.

En este libro que escribo,
el de mi vida,
todo se condesa
en torno a rutinas.

Nacer,
crecer
vivir,
comer,
respirar,
amar,
reír,
llorar,
odiar, nunca,
jugar,
trabajar,
descansar,
bailar, lo justo,
y así hasta
que uno se aburra.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ASÍ EMPIEZA ESTA POESÍA



Toma mis palabras
y escoge las mejores
de sus silabas
y haz con ellas
lo que vaya a tu gusto
y lo que tu creas
más oportuno.

Así empieza esta poesía
que uno no sabe como finalizar
aunque a ello le anima
el día.
Lluvioso y casposo
con cara de mala bicha
el día
me trae
ya sus sombras
rompiendo contra las playas denudas
algunas dudas.

Uno al nacer
nada se pregunta
pero conforme
va adquiriendo años
en ese bazar que es la vida
termina
por hacer muchas preguntas
que tienen que ver con el más allá
y en esto que quieren que les diga
siempre aparecen interrogantes que suenan a despedida.

Existencia la nuestra
tan breve
y con tan pocas alegrías
que cuando llega el momento de la partida
todo son lágrimas
y prisas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...