viernes, 26 de diciembre de 2014

CALLEJERO POETICO DE L'ALCÚDIA: FRA JUNIPERO DE SERRA


México
fue su casa 
y casi su hogar
y en esas tierras
se va a vaciar
en  llevar la cristiandad
a ámbitos recónditos
en los que su figura
de hombre santo ejemplar
quedó grabada para la posteridad.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio


CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA:DIPUTACIÓ


Diputació y a volar.
L’Alcúdia tuvo un presidente
de esa entidad
y desde entonces
y a pesar
del tiempo que ha venido a pasar
la Diputación de Valencia
en el callejero de l’Alcúdia está.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio


CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCUDIA: ISMAEL TOMAS ALACREU


Volvemos
al principio
de una historia llena
de trabajo y más trabajo
como quien solo espera
que la vidaa sea

una gran empresa.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: MANUEL BROSETA


Con Manuel Broseta
se eleva
el número de víctimas
entre aquellos
que a sabiendas
del peligro
 que su oficio encierra
no se dejaron llevar por otra marea
que no fuera
la de ser fieles a sus ideas.


Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: PINTOR VERGARA


Pintó  con tal destreza
que las figuras
sobre lienzo, pared o tabla de madera
parecen llenas
de esa gracia divina que en las sagradas escrituras se nos cuenta.
En un mundo
del cual todos los seres humanos esperan
que sea
un lugar de paso,
puente con pasarela,
hacia otros lugares más allá de las estrellas
el pintor Vergara nos enseña
a ver ese mundo , sin ningún tipo de ligerezas.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio


CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCUDIA: MANUEL SANCHIS GUARNER


Anduvo por estas tierras
siempre alerta
como unificador de una lengua
 Muere el hombre
y de él queda
como quien nadie espera
 una bella lengua
que se extiende por extensas  tierras
por mucho que algunos quieran
cambiar el rumbo de la historia

del hombre sobre el planeta tierra.

Autor de la poesía:  José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ACÚDIA: MARIANO BENLLIURE


Con destreza
el cincel sobre la dura peña
y esta, la piedra,
que toma forma
y se convierte
a golpe de quien con esmero pega
en busto de poblada cabellera
de una joven esbelta.
Como si fuera un soplo
sobre una vela
la figura alcanza su máxima belleza
sobre el pedestal
en el que se eleva
en mitad de un parque
de una ciudad llamada Valencia

Autor de la poesia: José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: ANTONI LLIDO

Resultado de imagen de "antoni llido"

Es a   él
Antoni LLido
a quien l'Alcúdia entera
dedica una calle,
que pena
la de su muerte
por aquellas  tierras
donde un dictador
con sangre viscosa 
corriéndole por las venas
hiciera de la muerte
su carta de presentación 
en las altas esferas
de la política internacional
que cerró los ojos
a un Chile convertido en río de sangre no cesa. 

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Llid%C3%B3_Mengual


Antonio Llidó Mengual (* JáveaEspaña 29 de abril de 1936 - †Centro de detenciónChile 1974) fue un sacerdote español, nacido en la Comunidad ValencianaEspaña en 1936. Muere en Chile en 1974, formando parte de los detenidos desaparecidos del Régimen Militar chileno.

Fue detenido aproximadamente el 1 de octubre de 1974 por agentes de la DINA. Su arresto está relacionado con la detención de varios militantes miristas, entre ellos Ariel Salinas Argomedo, quien se encuentra también desaparecido. Fue encarcelado en un primer momento en el recinto de José Domingo Cañas, donde fue víctima de torturas repetidas. Según otros detenidos se mantiene de buen ánimo pese a su complicada condición de salud. Es trasladado a la prisión de Cuatro Álamos, donde continúan las sesiones de tortura. Se le pierde el rastro aproximadamente el 25 de octubre del mismo año, cuando fue sacado de la prisión clandestina sin destino conocido. Según el convencimiento de la comisión Rettig, Llidó fue entonces asesinado por agentes del estado, y su cadáver fue hecho desaparecer.
De los cinco religiosos ejecutados durante el Régimen Militar, Antonio Llidó es el único detenido desaparecido. Los restos de Miguel Woodward Iribarri no han podido ser identificados, pero se tiene certeza que fueron arrojados a una fosa común, luego de fallecer por heridas debidas a la tortura.

jueves, 25 de diciembre de 2014

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCUDIA; CARLES SALVADOR


Y fue maestro de escuela,
hombre de palabra
y de muchas letras
para con su lengua.
Decir su nombre
eleva
el magisterio a esa esfera
que con su resplandor ciega
al resto  de  carreras.
Sin más
que su voz serena
y pasión ciega
fue, entre otras cosas, poeta
y hombre de letras
siempre en defensa
de ese nacionalismo que le lleva
a la defensa con entereza 
de la cultura de su tierra.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio


http://www.escriptors.cat/
Biografia


Carles Salvador i Gimeno neix a València el dia 20 de gener de 1893.

El pare, Ramon Salvador i Orenga, provenia d'una família de fusters de Vistabella, a L'Alcalatén, que s'estableix a València i continua amb l'ofici familiar. Tot i que Carles, el quart de cinc fills, també semblava destinat a realitzar aquesta feina, la fractura d'un colze que mai recupera completament, fa que s'incorpori a l'Escola Normal de València i que acabi preparant la carrera de mestre. A aquesta vessant intel·lectual, cal sumar-hi la causa nacionalista, que l'autor defensa activament a partir de l'any 1907, quan se celebra l'Assemblea Regionalista Valenciana. L'any 1911, amb divuit anys i ja amb el títol de mestre, ocupa una plaça com a interí a Aielo de Malferit (La Vall d'Albaida). Hi està fins al 1915, any en què guanya les oposicions i el 1916 obté el càrrec de mestre de Benassal, a l'Alt Maestrat, on exercirà fins l'any 1934. Aquest any és traslladat a Benimaclet, on resideix fins a la seva mort.

Els més de vint anys que Carles Salvador passa a Benassal creen un vincle inesborrable entre la localitat i l'autor. Així, durant aquests anys contrau matrimoni amb Sofia Monferrer i Beltran i té dos fills, Carles i Sofia. D'altra banda, desenvolupa una important tasca com a defensor dels drets nacionals tant a nivell cívic, com polític i cultural. Crea l'Associació Protectora de l'Ensenyança Valenciana i en publica l'opuscle explicatiu l'any 1921.

L'important paper que Carles Salvador desenvolupa com a activista cultural valencianista queda palès en els nombrosos i, en casos, rellevants càrrecs que ocupa. Així, és director de número i president de la Secció de Llengua i Literatura del Centre de Cultura Valenciana, president de la Secció de Literatura i Filologia de Lo Rat-Penat, professor de la Càtedra de Valencià de l'Institut d'Idiomes de la Universitat de València, col·laborador de l'Institut d'Estudis Catalans i membre de la Comissió Patrocinadora per a l'edició del Diccionari Català-Valencià-Balear, d'Alcover-Moll.

A nivell literari, la seva obra, extensa, ocupa els terrenys de la poesia -el camp on més reïx- , la narrativa i l'assaig i el teatre. De la primera etapa poètica de l'autor en destaquen les obres Plàstic (1923), Vermell en to major (1929), Rosa dels vents(1930) i El bes als llavis (1934). I dels títols apareguts després de la guerra són remarcables Nadal flor cordial (1943) i El fang i l'esperit, obra que obtingué el premi de la Diputació de València l'any 1951. De l'obra en prosa cal destacar-ne títols de narrativa com La dragomana dels Déus (1920), L'artista de la Valltorta (1921), Elogi del xiprer (1928), Elogi del campBarbaflorida, professor (1930) o Elogi de la vagància (1937), així com els llibres d'assaig dedicats a Benassal: El Llibre de Rúbriques de Benassal i Les Festes de Benassal, apareguts els anys 1951 i 1952 respectivament.

Va ser creador, encara, d'un seguit de peces teatrals -potser menors dins de la seva completa faceta com a escriptor- com són La senda del amor (1919), Un negoci com un altre (1922), L'amor camí del cel (1928) o Amb el títul que vullgau (1929), publicades en diferents números de volums valencians com El Cuento del Dumenche,Nostre Teatro o Taula de Lletres Valencianes.

Una de les tasques més importants que realitza Carles Salvador és la que desenvolupa com a gramàtic i com a defensor i difusor de la llengua. En realitat, tota la seva creació sempre està al servei, a banda de la pulsió estrictament artística, de la militància lingüística i nacionalista. En aquest sentit, és autor d'obres importants a nivell lingüístic i educatiu com són el Vocabulari Ortogràfic Valencià. Precedit d'una Declaració i Normes Ortogràfiques, de 1933, l'Ortografia Valenciana i la Morfologia Valenciana, dels anys 1934 i 1935. L'any 1951 apareix la Gramàtica Valenciana, obra que publica per als alumnes dels cursos de Llengua i Literatura Valenciana de Lo Rat Penat.

Carles Salvador mor a València el dia 7 de juliol de 1955. 

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA CAL.LIGRAF PALAFOX

Si es cuestión de buena letra
hoy tenemos
como conejo sacado de una chistera
a Silverio Palafox
que hizo escuela
con esos manuales de caligrafía modélica
que los maestros usaban
para perfeccionar la traza de la letra.


Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio


FUENTE: http://www.ugr.es/~scamacho/paginas/mismaestros.htm

D. Silverio Palafox Boix, Maestro, eminente calígrafo y Catedrático de la Escuela de Magisterio de Valencia. Ejemplar por muchos motivos. Había nacido en una familia de agricultores de Alcudia de Carlet (hoy L´Alcudia) y las tareas del campo ocuparon los primeros años de su vida.  Cuando yo le conocí ya era Catedrático y ostentaba la Presidencia de la Asociación Católica de Maestros, al tiempo que actuaba como perito calígrafo para los Juzgados de Valencia. Era autor de unos cuadernos de caligrafía utilizados como texto en muchas Escuelas de Magisterio de España (yo mismo los usé en Valencia y, más tarde, en Madrid). Caballero de los pies a la cabeza, recuerdo su temple sosegado, su hablar cadencioso, su mirada siempre afectuosa.  Suegro de mi tío Andrés, fue el principal artífice de mi dedicación al magisterio. Tengo a Don Silverio permanentemente en el recuerdo. Y observo que, mucho más modestamente, he reproducido en mí mismo su propia trayectoria profesional. Como él, he sido maestro y Catedrático de Magisterio e incluso he profesado en la Escuela Normal de Granada donde él también estuvo destinado



CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: ALFONS CUCO

Se cubre la página de letras
y de ellas
recojo aquellas
que sirven para identificar
a una izquierda
a la que un hombre dedica su vida entera.
Fue socialista
y lo hizo con esa entereza
que se lleva
a flor de piel
para cuando suena
ese grito casi de guerra
de los que luchan contra las injusticias  que a diario llenan páginas enteras
de la prensa.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio


FUENTE: http://elpais.com/diario/2002/10/28/cvalenciana/1035836281_850215.html
Alfons Cucó era un socialdemócrata de piedra picada y un valenciano hasta las cachas. Y un historiador comprometido con su ciencia, con su tiempo y con su país, que nos deja un legado en obra escrita y en testimonio vital que habrá que tener muy en cuenta cuando tratemos de saber qué pasó en el siglo XX en nuestro país, en el país de los valencianos.
Hijo de familia acomodada y castellano-hablante, muy representativa de ciertos barrios de la ciudad de Valencia, hace el bachiller en los Jesuitas, colegio que, en los cincuenta, era un marco educativo que marcaba distinción de clase. Nada, pues, hacía presagiar que Alfons fuera diferente de muchos de sus compañeros de aula. Sin embargo, él, su amigo Manuel Ardit y unos cuantos más rompen con los esquemas de valores y comportamientos que les rodean y, antes del salir del colegio, comienzan a enhebrar un tejido de sensibilidades inaudito que les lleva a descubrir un país, una lengua y unas injusticias sociales que las brumas de la Dictadura y de su propio medio social les habían ocultado. Para Alfons, unos años viviendo en Cullera le serán una bendición porque le ayudan a destripar su propia sociedad con muchas más vivencias de primera mano.
La Universidad consolida todas esas nuevas perspectivas. Conecta, además, con el grupo de Xavier Casp y Miquel Adlert que le permiten elevar el tono de sus curiosidades culturales y literarias. Forma parte de un pequeño grupo que introduce de manera descarada todas estas nuevas sensibilidades en los pasillos y las aulas de una Universidad por entonces gris y de espaldas a su propio país. Se organizan, publican revistas, saltan a la política clandestina e irrumpen, pues, con desparpajo en el espacio de libertades que se construye al margen del sistema, al margen de la legalidad. Lo hacen con la convicción de que la lucha por una sociedad mejor, por una sociedad más justa, tiene que incluir inexcusablemente la lucha por devolverles a los valencianos como pueblo su derecho a existir y su dignidad lingüística e identitaria.
Es el momento de crear el PSV pero también de promover la nova cançó(por eso forman el conjunto Els Escolans), de comenzar a publicar con toda apariencia de normalidad en valenciano y, sobre todo y también, a forjarse como buenos profesionales. En su caso, como buen historiador. Coinciden muchas cosas en los sesenta. Joan Fuster, en primer lugar, pero también un buen grupo de catedráticos que impone nuevos bríos al cultivo de la Historia y de otras tantas materias humanísticas y, particularmente, unos cambios socioeconómicos profundos en la sociedad valenciana. Alfons Cucó toma buena nota de la imprescindible asunción de la modernidad en el pensamiento y en las actitudes para poder echar adelante un proyecto político y cívico que rompiese los moldes y que trascendiera más allá del entorno de las minorías concienzadas que ya había existido en los tiempos de la democracia republicana.
Pronto intuye que puede hacer país, haciendo buena historia. Que la memoria de una sociedad, planteada con todo el rigor metodológico exigible a un profesional de la historia, puede jugar un papel decisivo en el reencuentro de los valencianos consigo mismos. Y, por eso, se lanza a redactar una tesis doctoral sin precedentes, la de explicar el valencianismo político desde los albores de la contemporaneidad. Descubre un Constantí Llombart como contraste de Teodor Llorente, descubre el importante paso que se da en la incorporación del valencianismo al lenguaje político con las aportaciones teóricas del prestigioso doctor Faustí Barberà a principios del siglo XX, descubre las dificultades para contagiar de todo ello a los partidos mayoritarios, incluso durante la República. Y por eso, valora tanto el período de la transición democrática postfranquista, en la medida que, en su perspectiva histórica, sabe que se pueden dar las condiciones para dar un salto cualitativo al respecto.
Su trilogía El valencianisme polític, País i estat y Roig i blau viene a dar cumplida respuesta a su compromiso de juventud: hacer país haciendo Historia. Sin confundir los papeles de actor e historiador de los hechos, que con frecuencia podría haber acontecido, gracias a su pericia profesional. Pero, además, desea contrastar nuestra experiencia nacional con las de otros pueblos y así nace su bibliografía centrada en las naciones de la Europa del este. Quiere ir más allá del 'campanari de Mislata'. Por eso escribe El valor de la nació, Els confins d'Europa o El despertar de las naciones. Esperemos que su ausencia sea llenada por otros historiadores que piensen, como él, que preocuparte por tu propio país no desmerece, antes al contrario, con la tarea profesional.
Pero Alfons Cucó fue también un activista, un político en el sentido más pleno y gratificante del término. Un político socialdemócrata y valencianista, como decíamos, incómodo para los que tenían un sentido comodón y utilitarista de la función pública, que arriesgó (y perdió más de una vez) a plantear durante el problemático trayecto de nuestra transición política lo que pensaba y escribía en los libros, que en este período los valencianos podíamos salir de la invisibilidad política en España y en Europa con un mínimo de lucidez y de voluntad política. Y trabajó a fondo hasta donde pudo en el seno del socialismo valenciano.
Por eso apostó por la unidad de todos los socialistas valencianos, ante la incomprensión de algunos de sus antiguos compañeros. Estaba a favor del ejercicio de la política en un país de mínimos nacionales. De la política como arte de lo posible. Estaba a favor de bajar a la arena y de trabajar desde la realidad que pisábamos y no desde la que teníamos idealizada en la cabeza. Por eso jugó fuerte en el famoso congreso socialista de Benicàssim de 1982 porque entendía que renunciar a un Estatut de nacionalidad histórica, por las brutales presiones de la derecha antiautonomista de Abril Martorell, era desandar un largo camino con consecuencias trascendentalísimas para nuestro futuro. Jugó y perdió y no por ello se privó de cultivar la lealtad más firme con su partido.
Sabía de la falacia de expresiones como 'el poder valenciano', que se ligaban a peripecias personales de algún listo de la política pero que no descansaban sobre soporte social y político alguno. Lo importante era poder concienciar a nuestra gente de que respetándonos a nosotros mismos, a nuestra lengua, a nuestra identidad, a nuestros intereses comunes era la única manera de que se nos respetase por los demás, tanto en España como en Europa. Era nuestra única posibilidad de salir del 'río del olvido' en el que estamos inmersos como pueblo en nuestra historia contemporánea.
Éste era -y es, porque su legado le hace presente ahora y por mucho tiempo- mi amigo y compañero Alfons Cucó. Los valencianos nos hemos de felicitar de que, a pesar de todo, a pesar de nuestra achacosa historia particular, hayamos podido contar con gente como Alfons y tantos otros cuyo trabajo bien hecho, ilusiones solidarias y ánimo permanentemente renovado han sido fundamentales para que podamos mirar hacia delante con esperanza fundada.
Vicent Soler es catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Valencia.

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: APARICI Y GUIJARRO

Retorno a Biografías familia Guijarro

No crean
que detrás de esta figura regia
de la política
y de  las letras
corre otro interés que no sea
un cariño extremo
hacia su tierra.
Paz pedía
y para  las provincias
independencia,
justicia y orden
y de su elocuencia
la despedida que hizo
a Isabel I, su reina:
"Adios mujer de York
reina de los tristes destino"
De él queda
su legado
para quien su biografía lea.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

FUENTE: http://www.suttonclonard.com/Baparisi.htm

Antonio Aparisi Guijarro (1815-1872) fue uno de nuestros más grandes caracteres. Sabía insinuarse y escuchar. Su oratoria, como afirma Menéndez y Pelayo, tenía unas características singulares: pasión, ternura, gracia, lirismo y melancolía.

Esteban Bilbao, tras cotejarlo con dos colosos del pensamiento español en el siglo XIX, Balmes y Donoso Cortés, llega a la conclusión de que si Donoso es el rayo que arrebata y Balmes, la luz que ilumina, Aparisi es la poesía de un ideal. Para Elías de Tejada, Aparisi, debe ser reputado como pensador de la contrarrevolución, fiel a los postulados de la monarquía tradicional. Tiene, como Balmes, el «seny» de las gentes catalanas. Para Santiago Galindo, Aparisi representa en la escuela tradicionalista la experiencia y desarrollo de un sistema de libertades concretas, frente a las Constituciones demoliberales, en las que suele ser un formalismo. Defendía las libertades reales contra las libertades retóricas. Su idea de la libertad era la misma que poco después definiría Enrique Gil Robles como «La facultad de elegir lo conveniente al propósito respectivo ordenado a los correspondientes fines, y dentro del círculo de las facultades de cada persona, según su estado jurídico y conforme a la eterna divina ley».

Para León Galindo Vera -el amigo entrañable y su primer biógrafo- Aparisi representó la unión de los católicos españoles para la restauración de la monarquía tradicional.


Antonio Aparisi Guijarro, nace en Valencia el 29 de marzo de 1815. Su padre, Don Francisco de Paula Aparisi Satorre, fue un Oficial de la Contaduría del Ejército, casado con Doña Francisca Guijarro de Ripoll, su madre. Tuvo un hermano llamado Carlos que falleció muy joven (1834)  al que amó y recordó durante toda su existencia.

Con su vasta cultura y su gran preparación jurídica, Aparisi llegó a ser paradigma de la gente española de su tiempo. Discípulo de Balmes y de Donoso Cortés a quienes consideró sus maestros y cuyas doctrinas hizo suyas, rechazó las tendencias rupturistas de su época con estas inmortales palabras que resumen su pensamiento: «Un pueblo que rompe sus tradiciones; un pueblo que repudiando la herencia de sus padres dice: hasta aquí llega el mundo antiguo, desde ahora comienza un mundo nuevo, ese pueblo, señores diputados, ¿queréis que os diga lo que es? Pues es... un pueblo salido del hospicio»

domingo, 21 de diciembre de 2014

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: DOCTOR FERRAN

Se le conoce
como Doctor Jaime Ferrán
por su vacuna
tan eficaz
contra el cólera
que asoló Valencia, ciudad,
y pueblos circundantes
con una gran mortalidad
allá por el año 1854, menos o más,
cuando no eran eficaces los usos terapéuticos  de oxigeno, sangrías ni  electricidad.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: FILARMONICA ALCUDIANA

Su nombre
es tan inmortal
como el pueblo
al que viene a representar
allí donde hay alguna fiesta
o festival.
La Filarmónica Alcudiana
se  hace de destacar
desde los tiempos glorioso
en que la banda se vino a fundar.
Por no callar,
y por ser  en ello cabal
vuelvo a recordar
que la Filmónica es de l'Alcúdia,  patria natal,
su  mejor regalo de Navidad.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: FRANCISCO TOMAS Y VALIENTE

Otro ciudadano más
asesinado por pensar
y obrar
dentro de ese campo de libertades
que el venía a labrar
con esa sabiduría popular
que los hombres de bien
suelen utilizar
para mejorar la sociedad.


Autor de la poesía:  José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: JUAN TORRELLA

En esa nómina
de nombres a destacar
no puede faltar
Juan de Torrella
que en Filipinas va a resaltar
como predicador ejemplar
y mártir en la hoguera
por no renegar
de la fe en Dios 
y de su gran
sentido de responsabilidad
como misionero de la Orden religiosa en la que va a profesar.

Autor  de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

CALLJERO POÉTICO DE L''ALCÚDIA: JAUME BRU I VIDAL

Entre brumas
que vienen y van
se encuentra la figura a destacar
de Jaume Bru i Vidal
poeta, historiador y más
cronista oficial
de la ciudad
que le vino a captar
para su patrimonio cultural.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: FRANCESC FERRER I PASTOR

De él
no fue casualidad
va a brotar
cual manantial
la palabra,
la sílaba,
la consonante y la vocal
como armas de más de un filo
a usar
en el habla particular
y en la escritura
que se vienen a utilizar
por parte de toda una sociedad
a la que le sirve
para inmortalizar
el entorno más  familiar
que hace a los pueblos diferentes a los demás.


Autor de la poesía: José Vicente  Navarro Rubio


CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: GUADASUAR

A Gudassuar
desde l'Alcúdia
caminando se puede llegar
al momento justo
en que el pueblo se dispone a celebrar
sus fiestas patronales
con feria digna de destacar.


Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: DOCTOR FLEMING

Este doctor
va a descubrir con gran celo profesional
un eficaz remedio contra las enfermedades con elevada mortalidad.
Remedio que va a cambiar
el rumbo de la humanidad.
Fue el primer científico en observar
los efectos antibióticos de una enzima muy particular
obtenida de un hongo que desde 1945 se viene a comercializar.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

CALLEJERO POÉTICO DE L'ALCÚDIA: ERNEST LLUCH

Sirva o más
este poema para inmortalizar
a Ernest Lluch, político singular,
luchador incansable
que va a  destacar
por su faceta humana
y por defender, con su  vida  lo va a pagar,
las libertades que tanto cuestan ganar.

Autor de  la  poesía: José Vicente Navarro Rubio
















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...