sábado, 20 de junio de 2015

POESÍA: BOCAIRENT Y LA CALMA

Silencio,
compañero de la calma,
callado momento, que llama, a las puertas de las casas
y si entra lo hace para inundar, cosa poco rara,
aquello que reposa y a la luz se presenta de nuevo ante nuestras abiertas miradas
de mensajeros que somos mientras caminamos al encuentro de soledades que nunca dañan.
Por una ventana me asomé y vi la roca viva
vistiendo las paredes
y no más allá de donde el musgo, nace entre humedades y moho cogido al quicio
de nuestras miradas
la corroída hoz colgando de un clavo a la espera de secos trigos
y de segador que la empuñe en una mano
y en la otra se ponga la zocata.
Aquí queda desnudo parte de un suspiro,
interjección que nos habla de lo que después viene en forma también de palabra.
Todo es, al momento que alguien pasa,
y solo ve lo que el cerebro le marca,
ahogado grito, entre sombras, cegada su alma,
¿silencio?,
¿tal vez calma?.
Todo es en el último segundo, caminando por Bocairet,
de una mañana,
entre bocanadas de aire removido, de calores que no hacen falta
y de esas fatigas que nos llegan en el barbecho de una calle
toda ella de piedras plantada, para que nadie diga que la senda es dócil y blanda.

Autor de la `poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...