miércoles, 5 de agosto de 2015

POESÍA. CINCO GATOS NEGROS LLENAN ESTAS LINEAS



Debe ser el jefe de la manada,
la suya,
bajo un coche estirado
patas arriba,
el gato comprueba su osadía,
su reto es llegar a saber hasta que punto
las ruedas del coche al ponerse en marcha no le pillan.
El gato vigila
pues su camada
la que hasta ese día le servía para ser jefe sin disputas
ahora está desaparecida.
Eran cinco gatitos negros
sin mota alguna.
Negro de oscuridad de mina
su mirada era felina
y su tranquilidad absoluta
pues no temían a nadie, nada temían.
Cinco gatos y una gata
no sabemos adonde se han ido
para cuando el gato maúlla
no se si su felicidad se ha visto momentáneamente interrumpida
o lo que pide es autoayuada
aunque esta no figura en ningún manual para este tipo de criaturas.
No se si es día de luto
o de alegría
a lo mejor, esta es mi dicha,
los gatos se han hecho mayores de edad
y ya caminan detrás de una gata
que les mira
con esos ojos felinos
que a muchos hombres cautivan.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...