sábado, 1 de agosto de 2015

POESÍA: EL VIENTO LLAMANDO Y SIN MÁS TESTIGOS

Resultado de imagen de VIENTO SOPLANDO

No
podía
ser
de
otra manera
alguien
llamando
en la noche
era el viento
peregrino
sujeto
a los garrotes
de
una ventana
pidiendo
asilo
que no recibió
el muy
ladino
pues
venía
de recorrer
tabernas,
de
beber vino,
de disfrutar
con mujeres
de malos vicios.
Tan simple
como ello,
tan perdido,
que
sobre la ventana
como si fuera
un guacho
en un nido
el viento
durmió
y roncó
de lo lindo
siempre
a la espera,
el viento
es así de cínico,
de que la ventana se abriera
y del fondo
de aquel cuarto
con aromas
limpios
alguien le dijera
vente conmigo.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...