sábado, 22 de agosto de 2015

POESÍA: ESCUCHANDO A LOS JÓVENES EN SUS AMBIENTES NOCTURNOS

Resultado de imagen de sonidos en la noche

Hay un momento en la noche
en que baja el nivel de los ruidos
y esto es así
desde los principios del mundo
pues alguien, no me pregunten por el nombre de ese chico,
ha dispuesto que así sea
y punto.
A partir de las cinco
el golpeo de los vasos de licor
sobre la barra de los bares en todos los sitios
se amortigua debido a algún extraño fenómeno de esos que se cuentan en los libros de espiritismo.
La mar baja sus llamadas de auxilio,
los faros se relajan,
las parejas pierden su pudor de pronto convertido en algo limpio,
los gatos se restriegan los hocicos,
las gatas se miran de reojo mientras piensan vaya gato estúpido.
Todo a partir de las cinco de la mañana
suena de forma distinta a como era hace cinco minutos,
suenan diferentes hasta los pitidos
de un aspirante a juez de campo de fútbol
ya el partido acabado
y su pito metido en un bolsillo.
En la mañana el aire es más limpio
pues mientras todos dormimos
el pino, todos los pinos, todos los árboles del mundo
se dedican a limpiar la atmósfera en su sano juicio
de absorber porque les es nutritivo
el anhídrido carbónico que a su vez les da a ellos nuevos impulsos
para seguir creciendo a buen ritmo.
Tan sabia la naturaleza
la destruimos
con nuestros cada vez más frenéticos movimientos convulsivos,
que si guerras, que se hambre, que si dolor, que si muerte, que si colonialismo,
casi capitalismo, que si comunismo pero a mi que no me quiten lo mío.
En esto me quedo, en este instante y en este sitio
sin confusión alguna me despido,
espero que hayan quedado a gusto
y sepan que aquí estamos a a la misma hora todos los domingos.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...