lunes, 7 de diciembre de 2015

EVOCACIÓN PUBLICITARIA DE MADRID FIN DE SIGLO, SOBRE EL DOCTOR GARRIDO Y PARDO DE LA CASTA

Revista Villa de Madrid Revista del Exmo. Ayuntamiento:  Nº45/46 año 1975-1

EVOCACIÓN PUBLICITARIA DEL MADRID FIN DE SIGLO Por José DEL CORRAL

Un último anuncio par a cerrar esta ya larga, y creemos que interesante, colección, pero el más delicioso e inefable de todos, el anuncio que hoy juzgaríamos inconcebible. Con esfuerzo reprimimos nuestro deseo de todo comentario y nos limitamos, meramente, a copiar el texto que aparece en la «Guía» y que sencilla y largamente dice así:


«Dr. GARRIDO. Si el hombre tuviera dos vidas, nunca, en la segunda, procedería igual que en la primera; y menos todavía si cuando muerto pudiera enterarse de los honores que le tributan, comparados con los desprecios que en vida le infirieron. Sin embargo, y no pudiendo pasar de tener una, convendrá no olvidar lo que les ha sucedido a los demás. Yo soy una verdadera notabilidad para la curación de las enfermedades del estómago; en el mundo entero hay muchos que ya lo saben, lo reconocen y lo dicen; si sólo en el mundo hubiera de éstos, yo no tendría hoy que decir nada; pero como todavía hay tantos que ignoran tal verdad útil y conveniente al público, más que a mí, par a que éstos se enteren, se hace preciso que hoy lo diga yo. Algún malicioso podrá objetarme que no está bien que yo lo diga. NIMIEDAD ES ANTE COSAS GRANDES, ÚTILES Y PROVECHOSAS PARA LOS MAS, SON SIEMPRE IMPROCEDENTES (el subrayado es del original). En probar lo que se dice está el verdadero caso. Lo dicho probado está con veinticuatro años de prácticas constantes a la vista y presencia del mundo entero. Pero si así y todo alguno tuviera en ello la menor duda, dispuesto estoy siempre (subrayado original) a probarlo con hechos nuevos ante los facultativos más autorizados, y hasta si se quiere (subrayado original) en una clínica comparativa, sea cualquiera (subrayado original ) el competidor, de Cielo abajo (subrayado original). Mientras, podéis continuar viniendo a curaros  de los padecimientos mencionados, seguro de que siempre me encontraréis. Luna, 6.» El doctor Garrido, este curioso y publicitario médico, parece que tuvo gran predicamento en su época y en las colecciones periódicos, especialmente de «El Imparcial» de esos años pueden también encontrarse anuncios del mismo corte como el que hemos copiado aquí. Ya en 1877 el poeta J. Nieto le había dedicado («al famoso Dr . Garrido») su obra destinada «al recreo de las familias» titulada «Ocurrencias de un poeta o remedios contra el mal humor», prometedor título por cierto, y en la que se comprendía una descripción de Madrid y la de una fiesta de toros en la Corte, libro que no es de fácil encuentro y supone una más de las tantas curiosidades y rarezas como se cuentan en la nutridísima bibliografÍa madrileña. Fue impreso por Garía y Caravera, en su imprenta de Madrid, en el mencionado año 1877 y lo componen 126 páginas en octavo. Creemos que, aun reducido a una especialidad y referidos a una escasa fuente, los anuncios que aquí recogemos hoy para distracción de curiosos revelan bastante completamente todo un panorama de la sociedad de fines de siglo XIX, contemporáneo de las guerras coloniales, de un Madrid que, visto a través de esta publicidad, se nos aparece lejano e ingenuo, pequeño v subdesarrollado, pero seguramente también más humano y encantador que el monstruo inabarcable que nos ha tocado vivir


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...