sábado, 20 de junio de 2015

POESÍA: BOCAIRENT Y LA CALMA

Silencio,
compañero de la calma,
callado momento, que llama, a las puertas de las casas
y si entra lo hace para inundar, cosa poco rara,
aquello que reposa y a la luz se presenta de nuevo ante nuestras abiertas miradas
de mensajeros que somos mientras caminamos al encuentro de soledades que nunca dañan.
Por una ventana me asomé y vi la roca viva
vistiendo las paredes
y no más allá de donde el musgo, nace entre humedades y moho cogido al quicio
de nuestras miradas
la corroída hoz colgando de un clavo a la espera de secos trigos
y de segador que la empuñe en una mano
y en la otra se ponga la zocata.
Aquí queda desnudo parte de un suspiro,
interjección que nos habla de lo que después viene en forma también de palabra.
Todo es, al momento que alguien pasa,
y solo ve lo que el cerebro le marca,
ahogado grito, entre sombras, cegada su alma,
¿silencio?,
¿tal vez calma?.
Todo es en el último segundo, caminando por Bocairet,
de una mañana,
entre bocanadas de aire removido, de calores que no hacen falta
y de esas fatigas que nos llegan en el barbecho de una calle
toda ella de piedras plantada, para que nadie diga que la senda es dócil y blanda.

Autor de la `poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: BOCAIRENT A LA PRIMERA MIRADA

Y le hablé al viento
y este me dijo cosas muy sensatas
que tenían que ver con tu persona.
¡Bocairent, Bocairent!,
salio de sus labios
abiertos como girasoles
al frío de la mañana
y entre dientes,
sin sonrisa alguna
ni otro tipo de expresión en la cara,
una frase que todavía recuerdo,
porque me resulto extraña.
Patria,
fue lo que oí,
acompañada ella,
de poetas que la alaban.
Amor, amor, me digo,
siempre le hacen falta a esas pequeñas patrias,
casi olvidadas
y siempre presentes en las almas
de quienes ven casi con sus primeras luces
la fotografía clara
del pueblo que se les viene y de sus gentes transitando entre calmas
que en las retinas se nos quedan como tachas, en ellas, clavadas.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: BOCAIRENT ENTRE LUCES EMERGENTES

Una luz se extiende entre colores blancos y azules
de nubes emergentes
que suben por empinadas cuestan que llevan a una montaña esculpida
por las fuerzas descomunales de unos hombres
que vieron en ellas algo más que un lugar para ser observado
y resucita de pronto,
en la mirada de quienes se detienen para contemplar con fe en su empeño,
un vía crucis que finaliza donde se abren las puertas que dan paso a un cenobio de fe latente.
Duermen algunos árboles en abandonados patios
y casas derruídas,
son dentro de este paisaje
parte inseparable de esa postal que uno quiere
para cuando regrese al mundo actual con sus fuentes de podridas aguas malsanas para el hombre.
Unas fuentes, caudal de aguas vivas
aparecen
allí donde nadie espera el milagro de la multiplicación de los panes
y el agua, la única verdad que importa
para quienes tienen sed y quizás hambre, se convierte, en reflexión momentánea
hasta que lees, en la piedra esculpida,  que desde siempre, el agua es oro que se quiere
cuando, sobretodo, no se tiene.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DE UN DÍA EN BOCAIRENT

Solo esperaba ver la silueta desnuda,
la roca dura, la piedra hundida en el seno de su madre,
asomada a los abismos.
Eterna vigilia la suya
desde siempre a pesar de los pesares
y de lo que los libros nos cuentan
Y vi el paraíso y al ser humano
trajinando por las calles, entre silencios prolongados
como si el tiempo fuera parte inseparable de la vida de quienes viven en Bocairent.
Las puertas abiertas se resisten a ocultar el interior de las viviendas
a estas horas de mediodía, todos en la mesa,
mascando palabras, bebiendo de los buenos vientos alisios  que desde la cercana sierra llegan.
Se  cruzan las miradas de transeúntes en las calles
mientras prosiguen su ruta como Don Quijote
buscando alguna posada donde reposar de los malos tragos.
Y uno se siente Sancho, Panza, buen amigo,
y echa de menos un jumento
a lomos del cual seguir la senda que lleva siempre al mismo sitio
entre lienzos de murallas que se adivinan en la mente,
viviendas caídas en la desgracia de una lenta muerte
y el eco de palabras que mueren allí donde las paredes hacen ghettos.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: PELEAS QUIJOTESCAS



Obra irónica, en verso, con misión de paz universal. Inspirada en la novela de Cervantes y en diversos artículos y noticias debidos a primas de eminentes personajes que se citan al principio del libro. Editaba en Barcelona en 1964

POESÍA: Y PASÉ POR BOCAIRENT

Resultado de imagen de bocairent

Y puede
ser
la  roca
también
quien
en Bocairent
viniera a hacer
ese arco
que si se cruza
te lleva
en pos
de un segmento de calle,
que  desemboca
ya rota la pared
en un nuevo querer ver
lo que Bocairent es
y lo que Bocairent fue.
Y puede ser
lo que toca hacer
conservar Bocairent
tal y como el presente, que fue pasado, la quiere ver

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

viernes, 19 de junio de 2015

POESÍA: BOCAIRENT Y EL POETA IBN RUHAIM

                                                                                                                 
Con pasar por la calle de Ibn Ruhaim
entran ganas de escribir,
en fin,
sobretodo eso que se viene a intuir
en la vida de un poeta
que sin servir
a otra cosa que no fuera
la literatura y lengua de su país
supo distinguir
aquello que hace al ser humano feliz
de lo otro llamado vivir por vivir.
Poeta con calle
no se resiste a morir
pues día a día
y paso a paso, así, el poeta viene a surgir
en boca de quienes paseando se alargan hasta allí
donde dicen que Ruhaim tuvo casa en Bocairent, por ser natural de aquí.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

Poema de Abū Bakr Mamad Ibn Ahmad Ibn Ruhaim:

¿Man li-qalbī bi-‘idrāki l-wisāli,
wa-hwa min auŷāli-hi fī ttişāli?
¡Aiyu qalbin bi-ŷawà l-hubbi dāli,
qaliqin, wa-mā bi-hi min waŷībi
mudībi
li-l-mašūqi l-ka’ībi!

Wa-lladī ‘ahwā-hu sālī l-fu’ādi:
laisa yadrī — bi-ladīdi r-ruqādi —
mā ‘uqāsī min alīmi s-suhādi.
¡Aiyu zabyin zāzirin ka-l-murībi,
rabībi,
wa-laisa bi-l-munībi!

Dime, ¿podrá conseguir lo que anhela
quien adolece de males sin tregua?
¡Ay, corazón que el amor atormenta!
Esta inquietud y dolor en que vive
derrite
de deseos al triste.

Sufro, de aquel a quien amo, el olvido,
porque no sabe, en su sueño tranquilo,
que nunca acaba el insomnio en que vivo.
¿Quién a esos lánguidos ojos resiste,
si dicen
que del mal no desisten?

Vayse meu corachón de mib:
ya Rab, ¿si me tornarád?
¡Tan mal meu doler li-l-habib!
Enfermo yed, ¿cuánd sanarád?

Mi corazón se me va de mí.
Oh Dios, ¿acaso se me tornará?
¡Tan fuerte mi dolor por el amado!
Enfermo está, ¿cuándo sanará?

jueves, 18 de junio de 2015

POESÍA: CAMINO DE BOCAIRENT UN COCHE AVANZA

Resultado de imagen de bocairent

En Bocairent uno se siente con ganas
de andar
y dejar el alma
entre sus piedras
erguidas como guadañas
a la espera de que la noche caiga
para volver a ser parte de su sierra horadada.
Nada falta,
ni nada
más nos llama
que esa carretera desde Ontenient a Bocairent
en la piedra grabada
por culpa de una dura y austera montaña,
todo visto desde un coche que avanza
buscando con ese ahínco, digno de alabanza,
las partes llanas
para hacer una parada
y dejar que el tiempo no mate esas ansias
de paz
en la Sierra, ya cercana,
junto a un pueblo que se come sus faldas.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio






POESÍA: BOCAIRENT Y SU TRAMA URBANA

Resultado de imagen de bocairent
Duerme
y embrujado el pueblo
sobre el risco
que le sirve de morada
avanza la mañana
tan melosa y en calma
que los silencios se propagan
entre la Sierra Mariola
que se viste de doncella enamorada
y las montañas peladas
con esas sus negras ventanas
abiertas al abismo que las protege
hasta donde la memoria de los hombres llega en añoranzas.
En Bocairent
su trama urbana
te lleva entorno a calles
sobre si misma cerradas,
pasadizos donde las sombras se sienten bien tratadas
y plantas y más macetas con plantas
que refrescan a quienes cerca de ellas pasan
con la mirada puesta
en todo lo que ante ellos se alza.


Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

miércoles, 17 de junio de 2015

POESÍA: BOCAIRENT Y SU RELOJ DE SOL EN LO MÁS ALTO DE UNA CASA


El reloj de sol
en Bocairent marca
la hora exacta
como si el tiempo durmiera entre almohadas
y la ciudad que vive
ajena a lo que en el mundo pasa
no quisiera otra cosa
que esa calma
ta difícil de encontrar
y cuando la tienes tan cara.
De blanco la pared
el sol en ella
se siente en casa
en estas tierras con tanta historia acumulada.
Todas las calles llevan
hasta allí donde se alzan
las casas con sus viejas piedras observando a quien las mira con añoranzas
Pasa
quien les habla
y deja tras de sí
un rastro que si se alarga
se convierte en una sombra
pegada al suelo y a las ventanas  a cal y canto cerradas,
mientras un reloj  de sol marca la hora exacta de pasar página

Autor de la poesía: Jose vicente Navarro Rubio

POESÍA: BOCAIRENT TIENE SU CAVA DE SANT BLAI, ASÍ LLAMADA

No llora la cava,
ni siente de esos fríos que duermen las entrañas.
La cava de nieves perpetuas
nos recuerda
entre añoranzas
que hubo otros tiempos
en que el sudor
a los hombres anegaba hasta el alma
y no por eso la cava
se siente traicionada
pues conserva como si todavía
en su seno la blancor la enamorara
su estructura firme
por si algún día hiciera falta
traer desde la Sierra Mariola, de nieve, más cargas
para en la cava de Sant Blai ser almacenadas.
Por ser cava
de vientre vacío
se me marchan las ganas
de quejarme del calor
que por estas calles aprieta con ganas.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: POR BOCAIRENT PASEANDO ENTRE VERDES Y OLOROSAS PLANTAS

Resultado de imagen de bocairent

Vergel
de verdes y olorosas plantas,
de plazoletas donde duermen las palabras,
con sus pasadizos estrechos
y sus escaleras levantadas
a la espera del llano
para comenzar otra vez la escalada
hacia esos lugares de Bocairent
por donde los gatos duermen a sus anchas
mientras el sol cae
sin miedo a que nadie proclame otra palabra
que no sea ¡que belleza tan barata!
ser rey por un día
de un pueblo que no reclama
otra cosa que no sea
que disfrutes y te sientas como en tu propia casa.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EN BOCAIRENT UNA PLAZA DE TOROS NOS ENCANTA

Resultado de imagen de bocairent plaza de toros

Y si la roca hablara
y si el toro herido
y si en la arena
de rojo manchada
y si les digo
y si alguien me callara
que no sea por hablar de toros
ni por ser cruel en mi hazaña
de cantarle entre añoranzas
a esa plaza en la roca excavada
que en Bocairent se alza
como si el pasado estuviera vivo
y el mañana despertará
entre trompetas y tambores
sonando por encima de las montañas.
Plaza de toros,
¡que patraña,
no ser de Bocairent,
para poder adornarla con mejores palabras!
Toro de piedra,
espada de paja,
torero de cerámica
en el alfar donde la arcilla se trabaja.
Bocairent reclama
ser de su País
la capa
que aleje los miedos
que España,
desde lo de Almansa, nos repara.

Autor de la  poesía: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: BOCAIRENT Y EN ELLA SU PLAZA



Plaza de Bocairet
tan apuesta y gallarda,
con sus casas colgadas,
y cuevas en la roca excavadas,
Plaza de gran calma
siempre abierta, sin miedo a ser asaltada,
 a los fríos de la mañana,
a los calores secos
que con agua fría se apagan,
y a los aires que por una calle bajan
cantando canciones, recitando plegarias.
Allí, en la plaza,
la tarde se hace larga,
a la espera de la noche
en que Bocairent embrujada
reluce como si tuviera su corazón de oro,
y su alma de plata,
En Bocairent sobran las palabras
pues toda ella,
sus calles bien empinadas
o de bajada,
se alza
como torre sin castillo
con sus almenas abandonadas
sin soldados haciendo guardia,
solo las aves de negro su lomo
y de blanco su panza
buscan los abismos de sombras cuajadas
para en ellas sentirse de Bocairent, sus amas.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio
                                                                     

martes, 16 de junio de 2015

POESÍA: BOCAIRENT EN UNA MAÑANA

La roca como silencio
que nos llega,
en una eternidad de mañana,
cayendo, carretas de soles tiradas
 por aires secos que abrasan.
Se levanta, sin heridas,
sana, la ciudad,
que calla,
entre murmullos de ancianas
descolgándose por las calles
saliendo de entre  las ventanas,
entre ecos
y sombras que engañan
a un barranco,
voz seca,
garganta apagada,
en un fondo tranquilo,
lienzo con migraña
esculpido en la tierra
a través de años
de corrientes de aguas.
La mañana como testigo,
puntiaguda lanza,
que se lleva las entrañas
de un pueblo Bocairent,
hacia las largas sierras,
casi montañas,
tan peladas unas
y las otras tan llenas de olores
que abrasan, las miradas,
de quienes viven a la espera,
de hacer de su pueblo,
la capital, de las nostalgias.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: Y TENÍA QUE SER ASÍ

Y tenía que ser así
de esta forma que no entendíamos
como entró en nuestras conciencias
lo que ya se presumía
que eramos una especie a extinguir,
baldosas rotas de unas aceras
que nos devuelven a nuestros orígenes.
Y tras la culpa
el destino nos obliga
como a esa cigüeña en su nido
a cuidar de nuestra descendencia
con el fuego como testigo
y el humo ensuciando la fachada de esta reciente historia.
No hay en el pasado otra cosa, que no sean,
hojas secas,
dulzura en los labios de los muertos
y lágrimas cayendo en una taza casi llena
donde mojamos magdalenas.
Para cuando suena el reloj
se rajan las tejas que sirven de cubierta
tantas y tan llenas de musgo y polvo de esteras
que la lluvia en ellas juega
cuando inquieta golpea avisando de un diluvio que no llega.
Corro al tiempo que persigo lo que me apena
la violencia contra el pobre,
el desprecio a las mujeres a las que debemos nuestra existencia,
las guerras todas malas y ninguna buena,
ni aquellas que nos hace individuos de unos territorios por los que saltaban las gacelas.
Quizás, poder ser, que se pueda,
algún día, si alguien se acuerda
dar la vuelta a este mundo
como si fuera un calcetín de lana tendido a la espera
de que una mano lo coja y encaje en un pie a la primera.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SIN MÁS TARDANZAS

                 I
Sin más la piedra hundida,
el deseo roto,
la onda, círculo, tras círculo
y el veneno,
esa palabra,
tan bien trabajada,
con tal musicalidad que avanzo,
por el agua,
caminando sin destino
mientras la piedra toca el fondo de unas aguas
tan vacías
que huyen,
ellas solas de las playas.

           II
Sin más destino
el de ese pueblo y sus gentes
entregadas
como el ovillo
a ser traje de lana,
abrigo que te pones
para cuando de ti la esperanza se marcha.

          III
Sin más puede ser, quizás sea,
que el pueblo en el que te reflejas avance mientras tu te estancas.
Mírate,
salta de la cama
y en pijama
asómate a la ventana
para ver pasar
aquello de lo que hablas,
la gente caminando
dejando a sus espaldas
lo que tanto cuesta quitar de encima
como ese abrigo de lana.

             IV
Sin más, mejor dicho, tardanza,
me subo a esa nube que pasa,
¿Seré agua?
¿Seré viento?
¿Seré hojarasca?
¿O viviré eternamente
en esa gran panza
del espacio que nos hace prisioneros de nuestras nostalgias?

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DE LO QUE HUYO

Tanto,
y en ello huyo
no de lo que fui
ni de lo que me hice.

Huyo
de los silencios prolongados
entre cascadas de remordimientos vagando por mis entrañas.

Huyo
de algunos miserables
a los que no adulo.

Huyo del futuro
a sabiendas de que nunca podre leer
las páginas de los libros llenas de mentiras.

Huyo
de los políticos acosadores,
voraces fieras que campan a sus anchas.

¿Tú, no huyes?

Quizás seas un fugitivo
que no sabe
que algún día penderá de una alambrada
en un lugar concreto de esta, nuestra geografía tan bien trabajada.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LUNA MIGUEL "LOS ESTOMAGOS AGRADECIDOS"









Luna Miguel. Nació en Madrid, España, en 1990, el año que ha marcado a los poetas de toda una generación. Actualmente vive en Barcelona y trabaja como redactora de PlayGround Magazine, donde escribe artículos de diversa índole sobre poesía y literatura. También es editora de El Gaviero Ediciones. Es autora de los poemarios Estar enfermo (La Bella Varsovia, 2010), Poetry is not dead (DVD, 2010; La Bella Varsovia, 2013), Pensamientos estériles (Cangrejo Pistolero, 2011), La tumba del marinero (La Bella Varsovia, 2013) y Los estómagos (La Bella Varsovia, 2015). Algunas selecciones de estas obras se han editado en países como Estados Unidos, Italia, Argentina y Suiza. Publicó junto a Antonio J. Rodríguez el cuento Exhumación (Alpha Decay, 2010). También ha coordinado varias antologías como Tenían veinte años y estaban locos, Sangrantes y Vomit; y ha sido incluida en antologías como 40 likely to die before 40: an introduction to Alt Lit o Hangout Los Perros Románticos. Ha traducido, entre otros, a Marcel Schwob, Ted Hughes, Anna Ajmátova, Mary Jo Bang y Arthur Rimbaud.





POESÍA: EL ORIGEN COMO NUBE

El origen como nube
y luz sideral.
Principio de una historia
que podemos encontrar
entre páginas revueltas
y estratos sin analizar.
La palabra
que nos llena,
el silencio
avanzando sin parar,
las preguntas
lamiendo la memoria,
y la paz
de quienes se sientan a pensar,
que ese mundo que conocen
se puede deletrear
con solo echar
la mirada hacia atrás
y ver con los ojos bien abiertos
que el país que te niegan
a tu lado, desde siempre, está.


Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LA TIERRA COMO ORIGEN

La tierra como origen,
la tierra como final,
siempre la tierra y sus seres,
hombres y mujeres
compartiendo un ideal.
La vida entorno a lo que se quiere,
la vida origen y final
de lo que perseguimos,
y salimos a buscar,
el compromiso que se intuye
en esas decisiones a tomar.
La palabra que brota,
que busca como manantial
aquello que queremos,
la verdad,
de lo que fuimos,
la verdad
de lo que somos y seremos
si se nos deja actuar
como individuos salidos de las catacumbas
para vivir con intensidad,
allí donde los hombres y mujeres libres
se ponen de acuerdo para llamar
a su tierra
País Valencia
y  a su lengua,
tal y como los antepasados la han hecho llegar.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

lunes, 15 de junio de 2015

POESÍA: VOLVER A NACER ¿MAL O BIEN?

Y si todo aquello,
y si todo aquel,
y si la luz al final del túnel
fuera el volver a nacer.
Y si todo
y si también
después de la muerte
volviera el nacer.
Y tal vez,
y tal cual
¿y tal qué?
todo es y todo puede ser
en el Génesis
tal y como se puede leer
está la clave
de lo que no podemos entender.
Volver
a lo que se fue
y hacerlo
sin saber
que es lo que hay más allá
de lo que cuesta creer.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: "ANDESIESQUE" MONTORO ES DE TEMER

Un tal Montoro, de los Montoros, de las Monterías, habla de los nuevos Ayuntamientos, como si los suyos, los alcaldes del P.P. fueran los únicos que tuvieran conocimiento de leyes. Y es verdad que los del PP se saben las leyes, pero a lo visto es para engañar al pueblo y dejar en mal lugar a esa democracia, que les ha servido durante muchos años para engordar, en muchos casos, su pecunio particular. Montoro, el de la sonrisa eterna y orejas profundas no se cree ni lo que el mismo dice. Veo a Montoro perdido en una tela de araña que el mismo se ha tejido sin tener en cuenta que el mapa político que se encontró a su llegada al Ministerio que preside, no es el mismo que el que acaba de configurar libremente el pueblo español, cansado de aguantar corrupciones desconocidas desde los tiempos de María Sarmientos. Me causa tristeza la figura de Montoro, el salva patrias, amigo de sus amigos hasta la muerte y enemigo de todo aquello que no huele al tufo que desprenden los bolsillos de los amiguetes a los cuales trata con un esmero propio de quienes se creen por encima del bien y del mal. Por todo ello le dedico esta poesía:


Montoro, por tu bien,
dedícate a favorecer
a aquellos que quieren más
de lo que tu puedes querer
a la patria que te vio nacer.
Pasea Montoro
por el Congreso su rigidez
que se convierte en endeblez
cuando delante de los suyos
se tiene que meter
la lengua en la boca y absorber
los sapos que le llegan desde las trincheras que el suele a diario defender.
A lo visto,
a lo que se ve.
a Montoro le importa un pito
la deuda de los ayuntamientos
de ex-alcaldes del PP
pues solo quiere entre sus manos tener
la vara que da el poder.
Montoro es de esa casta
que nadie, andesiesque, podrá detener
pue el mundo esta hecho
por quienes como él
piensan que España lleva esa "P" de P.P.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

En la Manchuela: Andesiesque: Definición: Por lo tanto. De manera que. Por consiguiente.

POESÍA: LLEGARÉ

Llegaré,
caminando llegaré,
seré en el camino
el mismo ser,
aquel
que alargaba la mano
y quería coger
de este mundo tan cruel
todo aquello que
hace a los seres distintos
sin ellos querer
otra cosa que no sea
crecer,
como el árbol,
como el agua,
como la roca,
como el viento,
con tal de
poder ser
tan iguales en todo
como cuando venimos un día a nacer.
Eres tú,
tú,
que tienes poder
debes ser,
ese ante el cual
todo se puede volver
del mismo color
que aquel
que en la misma casa,
para todos, se deja ver.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: QUIEN NO VOLVERÍA A SER NIÑO EN SU MADUREZ

No,
es
el destino
el que nos lleva
a ser lo que no nos gusta ser,
ni es la cuna, ni el pesebre, ni quizás la gracia de otro ser
la que nos hace ser tal y como se nos ve.
No hay aguas turbias y limpias a la vez
ni hay
por no haber
otro quehacer
que luchar siempre
y si queremos entender
lo que la vida es,
ser
nobles en eso de querer
lo tuyo, para los demás y lo de este para aquel.
La niñez
esa estampa
que no se quiere perder,
la juventud
alas quiero para volver,
la madurez ¿donde? ¿qué?
Hablemos de eso que suena a retroceder
a los tiempos
en que uno pensaba que el mundo era, es,
como una esponja capaz de absorber
lo visto y lo que esta por ver.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

domingo, 14 de junio de 2015

POESIA: CON NOSTALGIA, EN LA VITTI, CUATRO POETAS CONQUENSES POR ELLA PASAN




Con nostalgia
a la Cuenca querida, amada,
esa que llena el alma,
esa que desparrama
casas colgadas
sobre los labios sedientos de palabras
de las rocas serranas
sobre un fondo verde
sobre un abismo
que canta
de los poetas sus versos
en forma de cascadas.
Salta
el agua,
rompe
las piedras
que se espantan
y el Júcar se atraganta
de llanos, sierras y montañas
para bajar entre nubes que en su lecho se bañan
a las arenosas playas
ya sin más recuerdos
que el trueno seco de las barcas
al hundir sus quillas
allí donde un seno se ablanda.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DE LOS MIEDOS QUE FLOTAN EN EL INFINITO

Ni a la rueda del molino
se ata el viento,
ni a la vela,
ni al tono amarillo
de los rayos del sol,
ellos matutinos.
como la rueda
que lleva en si mismo
un atroz castigo,
como la vela
del bajel
por los mares navegando sin rumbo fijo,
como el tono
ese amarillo
del cielo comido
por sollozos y suspiros.
Como todo ello
el futuro
nos hace guiños
a los poetas
que duermen
con timbres en los oídos.
Como siendo
de este tiempo
sus cautivos
nos abrimos
para dar paso a quienes en sus ojos llevan estrellas
por el fuego convertidas en martillos.
La hoz
para la siega del trigo
y la jungla
que nace
en confines perdidos,
son parte de otro capítulo
que nada tiene que ver con lo que llevo escrito..

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ENTRE KILÓMETROS DE POETAS QUE SE SIENTEN TÉMPANOS DE HIELO










No creo,
apuesto
por los versos,
teorías
y otros cuentos
llegados desde lejos,
poniente
estelar del cielo,
bajo manto
con luceros.
ojos de poetas,
vivos
o muertos
que desde
la ventana que da a un huerto
nos miran con recelo
como si la tierra fuera una bola de cieno
y el sol su reflejo
y la luna
¿de que luna
y de que espejo?
solo eso
cristal ahumado por los besos
que llegan entre las garras de hielo
de las palomas que anidan en los tejados de nuestro entendimiento.

Poesía: José Vicente Navarro Rubio



PARA COPIAS YO ACONSEJO ESTA



Sus alumnos no van a la escuela hasta los siete años, son los que menos horas de clase tienen, y los que menos deberes hacen. Quizá por ello, sus resultados escolares están entre los mejores del mundo. El fracaso escolar y la repetición de curso prácticamente no existen en Finlandia, un ejemplo mundial en materia educativa.


El decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Helsinki, Jari Lavonen, explicaba hace unos meses en una entrevista en La Vanguardia algunos aspectos del sistema educativo en Finlandia, quizá el más prestigioso del mundo, especialmente en la Enseñanza Primaria.

Lavonen describió elementos contundentes y diferenciales que a su entender apuntan a una enseñanza mejor a la habitual que se aplica en muchos otros países. Los niños finlandeses, son los que más tarde empiezan la escuela, sobre los siete años de edad, y también los que menos horas de clase curricular tienen. 

También son los que menos deberes tienen, y en general ya casi ningún maestro les envía tarea a casa; las repeticiones de año son un fenómeno casi desconocido en la Enseñanza Primaria. "Y es que los niños de cuatro años lo que necesitan es ir a jugar, no ir a la escuela", sentencia el docente. 

Para Lavonen, los maestros son el elemento fundamental del sistema educativo. De ahí que el examen para los aspirantes a estudiar Magisterio está basado en sus motivaciones, "algo imprescindible para ser maestro", además de su disposición "a trabajar mucho y a estudiar mucho, porque la del maestro es una carrera difícil", resalta. 

Cada año en Finlandia hay unos 3.000 aspirantes a iniciar la carrera de maestro, de los que apenas 300 superan una primera evaluación. Después, tras distintas pruebas y entrevistas, se seleccionan a los 120 estudiantes que accederán finalmente a Magisterio. 

"Escogemos a los mejores y les formamos muy a fondo. Además, la sociedad confía en los maestros, ellos se sienten apoyados porque se les valora, tienen autonomía, en Finlandia ni siquiera existe la inspección educativa... No tenemos escuelas privadas, todas las escuelas son públicas y de alta calidad, y contamos con recursos suficientes para la educación", resume el decano. 

Lavonen señala como "imprescindible" una amplia formación moral y ética a los maestros en tanto "son un ejemplo social" en el país, y resalta la necesidad "crucial de justicia social" para obtener resultados positivos: "En Finlandia hay pocos alumnos con resultados bajos, y el origen social pesa menos que en la mayoría de países para tener éxito educativo", dice. 

Y explica que en Primaria, todos los alumnos tienen los libros gratis, la comida en el centro es gratis, al igual que el transporte. En Secundaria, en cambio, los libros no son gratuitos, pero los centros cuentan con unas bibliotecas muy bien dotadas de fondos. La universidad también es gratuita, tanto los grados como los masters. "No existen tasas porque creemos en la equidad", afirma. 

Fuente: 'lavanguardia.com/vida/20150220/54426341224/jari-lavonen-nino-cuatro-anos-necesita-jugar-escuela.html'

POESÍA: A JULIO Y MARI CARMEN CON UN OCÉANO POR MEDIO

No es el tiempo,
ni la hora,
 ni esa bandera que se alza
por unos muertos
lo que os produce
desvelos,
son los besos, caricias de esos nietas/os
a los cuales veis entre sueños,
los que os persiguen
a través de las neuronas que tejen como la mujer de Ulises
telas de araña en vuestros cerebelos.
Disfrutar
al tiempo,
de los tiempos,
en que en España se alzan los ayuntamientos
como si estuviéramos viviendo otros tiempos.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: A ESOS POLÍTICOS CAÍDOS

La carta abierta,
el libro,
la ayuda del individuo,
la caída del muro,
las palabras sueltas,
el flujo de monosílabos,
que digo,
es domingo
y en la plaza
y en el cortijo,
palomas al aire
atino
a decir
con sonrisas
que me vienen de pequeñito
que todo lo que veo
forma parte de un libro
donde afloran
como si fueran capullos
políticos caídos
en un limbo
del cual saldrán tras purgar los errores cometidos.

Autor de la poesía: José Vicente Navarro Rubio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...