sábado, 25 de julio de 2015

POESÍA: CANTO A LOS LABRADORES DE PINAREJO QUE USABAN EL ARADO ROMANO CON YUNTA

Resultado de imagen de PINAREJO


En la vida de los pueblos
todo ocurre, todo viene,
como los vientos que arrastran las cosechas de la vida
mar adentro
sin más despedidas,
sin más besos,
sin más palabras
que el mango del azadón cubierto
de la sangre seca
que unas manos dispuestas para cavar
y herir el corazón de las tierras indomables
dejó sobre él en sus mejores días

No volverá el hombre
ese del cual hago esta radiografía
a empuñar más azadón
pues la vida le lleva
hacia otra aventura
que nunca soñó
y para la cual muestra las mismas pericias
que aquellas que ejercito
durante toda su vida.
¡Poca recompensa
para tanta dignidad,
yo diría que ninguna!

No hay más dogma de fe
que la paciencia infinita
del labrador sumido en su aventura
día a día,
sin descanso alguno ni más medicina
que el agua con que saciar
esas ansias suyas
que lo hacen inmune a los obstáculos
con que los dioses premian su osadía.
Por los siglos de los siglos
esos hombres caminan
contando con voz risueñas sus aventuras.

Largos son los días
de los hombres luchadores de  mi pueblo
para quienes desde nunca
nadie elevó una oración al cielo
en esas liturgias y rogativas
que recorrían las calles de los pueblos y villas
mediante procesiones
en que se invocaban de forma repetitiva
a un Dios, talla o pintura,
como si en el cielo  hubiera algo más
que lo que la astrología nos trasmite
de forma científica

Oh ¡si el hombre se hubiera rebelado!
ahora estaríamos hablando
de una forma distinta.
 Pero el hombre
aun no contento con su forma de vida
tenía muchas ataduras
que le impedían ir más allá
de donde se perdían  de vista
los confines de las ciudades, pueblos y villas.
No solo le apretaba el cordel
con el cual se  anudaba las zapatillas,
ataba al hombre la pobreza y su familia.

Soñaban aquellas madres con hijos
útiles para con sus vidas
y en esto crecían,
en medio de pobrezas infinitas
los hijos paridos
para destripar los terrones de tierra dura
con una sola ambición
y desprovistos de toda tipo cultura
ser como sus padres labradores de altura,
sin importar más cosas
que la decencia como punto de mira
dentro de esa mentira tan repetida
de que uno es Pueblo y la Nación siempre es tuya

Muchas cosas cambian en la vida
y el hombre aquel
acostumbrado a ser de la tierra
los ojos con que aquella se mira
siente, en su alma ya desprovista
de aquella fuerza que lo hacia fuerte como una mula,
que la tierra
aquella ya no es suya
y que a pesar de ello
esta continua dando frutos y alegrías,
y algún más que otro disgusto
de esos que removías las vidas de las familias

Ocurre que otros hombres continúan
esa pelea constante
y ocurre que en esa lucha
siempre hay un punto de partida
a partir del cual el hombre,
sin ninguna prédica,
continua ejerciendo ese oficio
que le arrastrará de por vida
por los mismos caminos
que un día
siguieron aquellos que les han pasado el testigo que llama a la lucha
y que mide la rebeldía de quienes vivían siempre pendientes de la lluvia.

Ocurre que esos hombres
¡toda una vida sobre la tierra, nunca suya!
fueron domados por la fe, vara dura,
que solo les servía
para enterrar a sus muertos
y pedir, siempre pedir
a quien nunca respondía
un buen año
con el cual saldar deudas y alzar la vista,
aunque solo fuera un día,
y a la misma altura
que los señoritos de almidonadas camisas.

Los labradores de mi pueblo
aquellos de arado romano
y vertedera de reja fija
duermen sus aventuras
sin tener nunca más
en ninguna otra vida
que uncir caballerías
ni quitarse el sudor
con las mangas de la camisa,
ni elevar oraciones al cielo,
ni ver con cara de congoja infinita
como el hambre mataba a los más débiles de sus familias.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

ía

POESÍA: ¿QUÉ SABEMOS DE LA MUERTE?

Resultado de imagen de la muerte

Si hay palabras
que nos pueden salvar la vida
también
las mismas palabras
nos pueden condenar a muerte.

Contratiempo el mío
si me detengo en este principio
del más absurdo
mundo decadente,
para seguir matizando
que la muerte
siempre como objeto pertenece
al campo de lo sublime
y así es como lo ve la gente.

Sabemos de la muerte
y convivimos con ella
en un mundo en movimiento
que recorre nuestros interiores.

La muerte aparece, ante el ser humano, mujer/hombre,
como algo cierto e indudable,
algo extraño
contra lo que desde siempre se combate.

Tan certera es la muerte
que esta llega poco a poco
o de repente.
La muerte, siempre ella elegante,
como nada, número que no existe,
nos envuelve.

No hay experimento posible,
no hay sujeto que de ella con conocimientos propios hable,
la experiencia de la muerte
esta vedada a nuestras mentes.

¿Cómo podría darse la vida
y la no vida
en un mismo instante?

Es el otro, el que siempre,
estando uno vivo,
sin más experiencias ni conjeturas deseables,
muere.

 Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: JARDIER PONCELA Y ESA CALLE SUYA EN ENTREDICHO



Yo numeraría las calles del uno al infinito
y así fuera de esos latosos asuntos
de yo te la pongo y yo te la quito.

Los vecinos no tienen la culpa de esas modas bárbaras
propias de otro siglo
de poner nombres de calle a cualquier listillo.

No conozco de ninguna calle que se llame del pastor de turno,
o del bracero que comía mendrugos,
todos son generales, premios nobeles, marqueses, reyes, obispos
y de vez en cuando de algún político
que expropio el terreno para que edificara un amigo.

Viene esto, al igual que el frío,
que me inunda por dentro y me deja por fuera tibio,
a esa noticia que he leído
de que el Ayuntamiento de Madrid
¡cómo está el asunto!
le quita la calle a un escritor muy leído
Jardier Poncela, de quien se dijo que llegó a Hollywood
en tiempos ya casi perdidos.

¿Quién sabe que se esconde detrás de este asunto?

Los pobres necesitan merendar.
Los pobres necesitan trabajar.
Los pobres necesitan ser queridos.
Dejemos a Jardier Poncela
tranquilo en su nicho
y dediquemos el tiempo, Carmela, a lo dicho,
gobernar
y dejar a los muertos tranquilos.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EL HOMBRE DEL ZULO



Me desayuno con la prensa
y con un artículo.
Él a lo suyo, al zulo.
Este individuo asiduo a hacer de su vida un mal capítulo
de lo que no debe ser un individuo
acostumbra a secuestrar a quienes son objeto de su ojo plomizo,
bala, sin sentido,
que una vez en la recamara,
no marra en el tiro.

En Miramar hay un zulo
que un sujeto de catadura probada en eso de ser un bruto
usa de vez en cuando
y en el secuestra a quien le viene en gusto.

A lo visto,
por ver esta todo el asunto,
en el zulo tan pequeño como una caja de mixtos
ha habido torturas por un tubo
todo por culpa ¡vaya razones da este ser despectivo!
de que el secuestrado se negó a cometer un delito.

Va en ello
una orden de alejamiento
del secuestrador
con una novia que tuvo
que le denunció
por ser un maltratador empedernido,
o lo que es lo mismo,
por machismo,
así es este mal bicho.

Tal y como anda la justicia por España
seguro que volveremos a oír hablar de este asunto.

Todo aquí no acaba
el uso de la razón me dice
que tenemos asuntillo
por mucho que nos agradaría otro fin para este poema tan obtuso.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

24.07.2015 | 16:54


Obliga a un joven a secuestrar a su ex para que ésta le retirara la orden de alejamiento

EFE/Levante-emv.com | Valencia La Guardia Civil ha detenido a un joven de 18 años por cometer supuestamente el secuestro de otro en la localidad valenciana de Miramar para obligarle a cometer, a su vez, el secuestro de su exnovia.

Según un comunicado de la Guardia Civil, el pasado lunes se conoció en Cullera la desaparición de un joven de 18 años que posiblemente, según relataban sus familiares, había podido ser víctima de un secuestro.

Por este motivo se inició la operación "Zelle" por parte de la Guardia Civil de Cullera, con el fin de descubrir el paradero de esta persona e identificar y detener al autor o autores de este hecho.

Se pudo averiguar que el supuesto autor del secuestro era un joven de la misma edad y origen marroquí que, a primeros del mes de julio, ya fue detenido por retener ilegalmente a otra persona en un pequeño trastero.

Tras localizarle, agentes de la Guardia Civil le detuvieron como supuesto autor de los delitos de proposición para cometer un delito de detención ilegal, quebrantamiento por manipulación de dispositivo de localización, quebrantamiento de orden de alejamiento, torturas, secuestro y extorsión.

Al parecer, esta persona contactó con la víctima para ofrecerle un trabajo y durante el encuentro precisó que el "trabajo" consistía en secuestrar a su exnovia para que ésta retirara la orden de alejamiento que tenía contra él.

Ante la negativa de cometer estos hechos por parte de la víctima, el ahora detenido simuló ser miembro de una organización criminal y solicitó diversas cantidades de dinero, que oscilaban entre los 7.500 y 20.000 euros, para poder desvincularle de la trama.

El detenido, para intentar conseguir el dinero, amenazó y roció a la víctima en el rostro con aerosol y lo mantuvo incomunicado en un trastero de pequeñas dimensiones durante más de 24 horas.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Equipo de Policía Judicial del Puesto Principal de la Guardia Civil de Cullera y del Puesto Principal de Oliva, mientras que las
Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Sueca.

viernes, 24 de julio de 2015

POESÍA: EN ESTA NOCHE YA PASADA

En el balcón aplicado en lo mío
escucho gritos
que no atino a descifrar
estoy seguro
que detrás de tanto barullo
hay algún varón herido en su orgullo
con diagnóstico
más que seguro
se pasó de frenada el individuo.

Son voces de discoteca
con botellones en sus cercanías
 tan seguros
que se oye el ruído de los cristales
sobre el suelo haciéndose añicos.

Es noche cerrada
con calores a vino tinto
en la tasca que se abre en uno
y fuera de ese recinto,
el mío,
la noche se abre como un abismo
sobre el cual pasean dos gatos negros, padre e hijo.

Vuelvo al asunto primero,
cojo, el hilo,
no se diera el caso
de que se quedará uno dormido,
en ese limbo
que hace a los mortales hijos de los Dioses del Olimpo.

La recia figura del gato
es traspasada por los gritos
de algún nativo
de estas selvas de la noche
al que se le ha ido
su razón de ser en un segundo.
Botellón por las nubes
y la chica con otro chico.
La noche no perdona,
no se permite ni el más mínimo descuido,
pues está pensada para que el fuerte
sea el que eternice al ser humano como Rey del mundo.

La vida de los gatos es más sencilla
no esta sujeta a botellón alguno.
Saben de la vida lo que no está escrito en libro alguno.
Sacan sus garras sin moverse del sitio
y son como ellas felinos
con un celo más acentuado
y con un orgullo que trasmiten de padres a hijos.
Siempre lo mismo.
Las mismas vallas.
Los mismos capós de los coches.
Los mismos alimentos sin aditivos.
Los mismos cobijos.
Los mismos aires en sus lomos escondidos.
Lo mismo de lo mismo, lo que diferencia a los gatos es su sentido del humor
en algunos de ellos muy poco comedido.

Diría uno
que la noche está metida en tino.
Ellos y ellas, los noctámbulos, juerguistas y chungos,
se sienten en la noche más seguros
pues la luna se asoma con su mejor perfil, el suyo,
el de dueña de los cielos
para cuando no reina el sol, su amigo.

En esta noche aprieta uno
las teclas del ordenador
y mirando siempre hacia el mismo sitio
ve como los gatos se relamen las patas y se frotan los ojos de su nocturno,
con sueños congelados dentro de su laberinto.

La valla es para los gatos
lo que el Tourmalet para los ciclistas
un desafío,
al que yo no me atrevo
pues me iría al suelo lo más seguro.

Tres gatos explotan en mi ese sentimiento gatuno
mientras mi perro sobre el suelo
emite extraños ruidos.

Los gatos a Masclet le gustan lo justo
y aunque los permite por aquello de yo soy un perro a lo mío
cuando los ve cerca, se por lo mucho que  conozco a este amigo ,
 que por dentro le corre un río de  despropósitos que yo no admito.

Las farolas son los ojos de esta noche aquí en Cullera
en que me he alzado víctima de un sentimiento último,
extremo, genuino,
de esribir sobre la noche a buen ritmo,
pues la noche necesita el mismo mimo
que las mujeres en su flor ¿Qué digo?

Persigo los gatos,
lo hago con ahínco,
 con fe ciega en lo mío.
Lo hago como si fuera un pastor
y  las ovejas, estos gatos míos,
estuvieran pastando en algún recóndito sitio
 de las sierras ovejeras de los montes de todo el mundo.

La noche trasmite valores
que  caben todos juntos
en la caja de un camión de basura, lo digo,
por aquello de que la noche es la casa de los asesinos,
el territorio justo y medido de los violadores sin escrúpulos,
la marmita del poeta con ríos de suspiros,
y el espacio apropiado a lo suyo,
de los ladrones que se sienten por ella protegidos.

Todo en la noche funciona a su ritmo,
desde el semáforo, rojo, ámbar y amarillo
hasta el bingo con sus cartones y jugadores de varios turnos
sentados en las mesas y cantando líneas como quien lee un libro
y no pasa  del mismo capítulo.

Palmas en la noche oigo
y al minuto
como si la noche tuviera serenos
escucho
otro redoble continuo,
y el motor de un coche haciendo sus primeros pinitos
y a punto
de volar hacia un determionado destino
donde el palmero y su réplica se van antes de que la noche caiga sobre el día, su tuno.

Se levanta la noche
en el mar
sin más testigos
que uno,
que está presente con tintes de poeta en su ayuno
mirando hacia el mar infinito
con en esa fe ciega, es lo oportuno,
de que más allá,
de donde una línea plana parece decir hasta aquí justo llego en mi tiro,
hay más vida.
Lo intuyo.
Con fe ciega y sin testigos.
Lo juro.     

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio
  

POESÍA: VIVIENDO EN LA CIUDAD QUE TE QUIERE COMO ALIMENTO PREFERIDO

Volver la mirada hacia atrás,
para qué,
me pregunto,
los última vez que estuve en aquella ciudad
todavía ella era la ciudad de todo el mundo.

La ciudad fue comida
por los fabricantes de ladrillo,
los peritos mercantiles
y los estudiosos
que habían visto
un volcán vomitando dinero,
donde otros solo veían árboles y columpios.

Petó la ciudad
y se llevó en su estornudo,
los árboles en invierno floridos
y en los otoños tan caducos
como sus hojas en el suelo haciendo remolinos.

Creí que en la  ciudad estaba mi futuro
y lo estaba, a bien seguro,
con tarjetas de descuentos
y vales de todos los tipos
para esos días ya de descanso rutinario
en que la ciudad se muestra magnánimo con quienes viven en sus suburbios.

A lo buen seguro
que explotaré
con renovado ímpetu
todo aquello que en un futuro
me sujetará al suelo como el aire que se respira en todos nuestros segundos
de vida dando tumbos.

Autor: Jose Vicente Nsvarro Rubio

POESÍA: NO HAY OTOÑO ASESINO SIN VERANO CON CADAVERES

Hoy he andado todo el día
tras un poeta
al que llamaban "El Ángel".
Lo he encontrado lleno de vida
aunque la muerte
se quedó a vivir con él para siempre.

En la movida estuvo
para después llevarse canciones
y poemas
y un caballo grande
que anduvo por su sangre
haciendo diabluras hasta que fue domado para su mejor suerte.

He visitado tantas páginas
y he visto tantos cadáveres
a un lado y otro de los caminos
que me he sentido un asesino
amante de los malos funerales.

Chutó a puerta "El Ángel"
con tan mala suerte
que el balón voló por encima del aire
como si dentro llevará más que aire todo el coraje
de quien se sabía joven
y quería no llevarse por delante
algo más que no fueran los guantes
para quitarse el frío en las noches de festivales
a beneficio de los poetas que se marcharon antes de celebrar su éxito entre las gentes.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ASÍ DE SENCILLO

Todo es tan sencillo
como abrir una puerta y sentado de cara a una ventana
esperar a ver quien pasa.

En los días sin suerte
apunto en una libreta: Hoy no ha pasado nada,
No pasa ni el creído de todos los días que mira como diciendo, aquí soy yo el que manda.

Hay otros días de procesiones incesantes
en que me voy a la cama
 con tantos apuntes
que me cuesta coger el sueño hasta altas horas de la madrugada.

En esos días abrevio y solo señalo aquello que por encima del resto resalta:
Sube por la calle con flores, de luto hasta las nalgas
y baja con las manos vacías
¿Qué le pasa?

Va comiendo pipas y no le hace falta,
su cintura está bien señalada
y quien le acompaña oye canciones al oído pegadas.

Le grita y ella se lleva las manos a la cara. Es un satanás que se las sabe todas y engaña,
como cuando mira de reojo y como si no pasara nada se ríe y la abraza, mientras ella calla,
da la sensación de que ella está esperando una estocada.

Suben niños mientras juegan a las adivinanzas.
sin saber porque nadie se lo ha explicado
que está en juego una plaza de barrendero
y que para cubrirla hacen falta
cargas familiares y mucha mano, pues se presentan ilustres licenciados de caras largas.

Desde la calle se que muchos miran de reojo a la ventana,
esa la mía de persianas bajadas
y puerta cerrada a cal y canto desde que murió su ama.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

Autor: Jose  Vicente Navarro Rubio

POESÍA: RAJOY EL DEL OJO HUERO

Resultado de imagen de rajoy

Alguien dijo
no pierdas el tiempo midiendo los versos
pues la vida pasa.

Yo conozco de esos que se llaman poetas de corte de pelo
con raya en medio,
doctos en el uso de la palabra
y selectos a la hora de elegir el sinónimo más de acorde con el diseño.

Se olvidan esos poetas
de oficio aprendido
en talleres sujetos al son que marca sus maestros
que el poeta es de todos los sujetos
el que por ser más libre
es el que tiene que estar menos sujeto
al dogma, estigma que mata los versos
de los editores del momento.

Escribo en estos momentos
sin estar sujeto
a otra cossa que no sea fumarme un cariqueño,
disfrutar de un orujo
de aquellos que en La Frontera, pueblo, se fabrican como en otros tiempos,
y en beberme un café casi de estraperlo,
de las tierras de Portugal
en las que murieron muchos gallegos
paseando su hambre en mochilas que les colgaban del pecho.

Me siento tras un toldo
que lleva los calores al cuerpo
predispuesto a seguir escribiendo
en este verano tantos poemas como me pida el cuerpo.

Atentos
los lobos  esteparios de los desiertos
desde sus loberas de los ministerios
se entretienen contando cuentos,
al tiempo que Grecia se hunde
y nuestro presidente del gobierno, Rajoy el del ojo huero, se relame por dentro.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LA CALLE ES NUESTRA

No se si llegó el poeta
ataviado a su usanza
gorra de visera, libreta a rayas,
para pregonar ausencias.
Se de él, es una pena, lo que leo,
me fue negada su presencia,
uno y otro somo de generaciones contrapuestas.
La suya, la de la guerra,
comprometida con la lucha obrera,
pues Neruda ra comunista
de los pies a la cabeza
y la mía, nacida en el seno de una dictadura,
me  viene a mi a la cabeza,
que muy diferente a la anterior
por aquello de que llegué a ella tarde
cuando ni si quiera estaba uno para tomar cerveza.

La calle es nuestra
con todo lo que por ella circula
ya sean barrenderos quitando nuestras vergüenzas,
mujeres de trabajos de esos que s denominan domésticos y son una mierda,
albañiles en sus andamios mirando lo que ocurre en la acera,
mujeres de vida callejera
con sus medias de encaje, faldas rondando las caderas
y vidas privadas que si se cuentan dan para escribir una novela.

En las casas esas que configuran los barrios de las ciudades modernas
ls gentes viven a su manera
con un patrón fijo que se llama pagar Hacienda,
en lo demás todas las casas disfrutan de las mismas presencias,
hijos que vienen, nueras, abuelos que se sienten de pena
pues ha n llegado a viejos sin apenas prepararse para ese viaje a las estrellas
y a lo que les digo, no  me da pena,
en reivindicar la casa como lugar donde se gestan
esas batallas que terminan por derrocar a las monarquías modernas.

Nuestro  hambre de libertades es su vergüenza.
Nuestra lucha les preocupa por los residuos que deja.
Nuestros agobios ellos los mean.

Ellos quieren que seas:
Mosca muerta, no cojonera

Ya ven
cuando se estira un poema
hasta donde se llega.
Comenzamos hablando de Neruda,
y hemos terminando reivindicando la República que nunca llega

 Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

jueves, 23 de julio de 2015

POESÍA: CANTANDO AL MAR ANTES DE QUE SE CONVIERTA EN UNA CLOACA

Si al mar le quitamos su colada de agua sucia,
si al mar le quitamos su ensalada de algas,
si al mar le ponemos barreras, si las playas las remodelamos como nos da la gana,
si al mar le echamos todo aquello que nos sobra en las casas,
si del mar sacamos sus criaturas para convertirlas en papilla  en nuestras entrañas,
si el mar lo matamos con miles de toneladas de plásticos inservibles, PVC y otras contaminantes sustancias,
si al mar le removemos sus entrañas para llevarnos sus tesoros y corales para hacer alhajas,
si al mar lo herimos sin necesidad de guadaña,
si al mar le cantamos,
si al mar lo pintamos,
si al mar le sacamos fotografías con que recordar su belleza extraña,
es que el mar nos gusta,
es que el mar nos agrada,
es que el mar nos llena,
es que el mar es como nuestra otra cara
la que no enseñamos por miedo a que no la partan.


Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: POETAS EN TIERRAS EXTRAÑAS

Tengo a gala como mi paisano Fernando Nombela
ser poeta en tierras para muchos extrañas.
Personajes sacados de cuentos de hadas,
duendes, monstruos y caballeros de lanza alzada
se mueven en esos interiores de mis entrañas,
abocando sentimientos que embriagan mi alma
sin necesidad de más bebida ni de más patrañas
que esas lecturas de libros de los cuales quedan en nuestra alta morada
algo más que aceite de linaza con que depurar los intestinos
entre horcajadas de las paredes intestinales intentado succionar las malas páginas
hasta más allá de donde el ano se acaba.

Leamos amigos, queridas y amadas
y como si fuéramos aquel Ángel que tanto sintió los otoños criminalmente atacarle el alma
dejémonos llevar por unas bocanadas de ese aire que una máquina ata a mi padre a una vida larga.

Sin largas volvemos a esa pequeña patria La Mancha con unos confines precisos
que la alargan por media superficie de España.

Ya situados, a uno le entran ganas de sacar a relucir nuestras virtudes y nuestras faltas
muy comunes a la del resto de pueblos de España,
aunque en este caso el de La Mancha
nos llevamos  la palma,
por aquello de dejarnos llevar y vivir a la espera de un milagro que se alarga.

Ella leo que duerme,
ella me dicen que mata,
ella es la droga dura o blanda,
esa que dicen que ama
mientras dura el amor, en fin una bocanada, un pico, no pala, y un pinchazo a las tantas.

El verso se levanta en llamas y pide a su piromano que lance más carnaza
para que las llamas prendan sobre las hojarasca
y el verso se convierta en una hoguera casi sagrada
en la cumbre de un monte donde alguien esculpió doce mandamientos en una sola tacada.

A uno no le falta pueblo ni casa, ni familia ni ese trabajo sin el cual la vida cambia
y a pesar de ello uno añora entre las sábanas
los inviernos duros, los veranos de solanas, el chocolate en polvo, la leche americana,
el reloj de pared, el taco de jamón, el queso en aceite, los lomos en adobe, la leche de cabra
y todo aquello que allá en el epicentro de La Mancha
nos hizo tan dados de la mano de Dios
que no hay  morada  que se aprecie de ser cristiana
sin su Cristo presidiendo una mesa alargada
y sin loza de Talavera con sus colores resaltando dentro de una austeridad que mata.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SEA FELIZ Y COMPRE AQUELLO QUE NO LE HACE FALTA



A vuelta que no de página,
siempre dando la vuelta a lo que no nos agrada,
puedo decir  que ha consumido desde cominos en las ensaladas
hasta el pimentón de La Vera, con el rabo de toro
y los potajes de Semana Santa.
Consumimos por inapetencias y situaciones extrañas
en que las neuronas se nos marchan
por derroteros que a mi no me agradan
con tal de satisfacer a su amada,
así llamada,
inteligencia emocional mal trabajada.
Al consumismo, de fin de semana,
se le llamaba derroche
y quien padecía de esos males en España
tenía muy mala prensa y era señalada
como una mala ama de casa.
Palabra esta siempre asociada a las mujeres,
que se decía de ellas de manga ancha,
con los tiempos cambiados
y estos trabajos de media jornada
los hombres se apuntan al consumo
y haciendo gala
de un aprendizaje bien materializado
a lo largo de unas décadas
se muestran muy dispuestos a quedarse ellos con esa patente tan bien inventada
que consiste en comprar por comprar hasta llenar la casa
de todo aquello que no hace falta.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: PINAREJO EN ESTOS 250 AÑOS A PASO DE AVUTARDA POR LA PLAZA VOLANDO

Resultado de imagen de AVUTARDA

Uno escribe sobre su pueblo
para celebrar esos doscientos cincuenta años
de moscas y mosquitos, duendes y tábanos
por las cámaras de nuestras casas musitando
¿que fue de sus moradores y y el por qué se marcharon?
y a eso uno que fue de los que se marchó con el hato casi a la cabeza colgado
dice que la idea fue buena y dio resultado,
por eso por el mundo hay pinarejeros de todos los estados
llevando el nombre de Pinarejo en su corazón clavado

A lo visto han sido doscientos cincuenta años de muchas generaciones de pinarejeros
por medio reclamando
su palabra, su trabajo, su sitio en la historia, mientras nosotros aquí varados
como si fuéramos barcos en un puerto anclados, discutimos que nos las pelamos
sobre cuestiones banales que a nadie le importan un rábano.

¿Que bien que estamos a la sombra de  nuestras garitas mirando el pasado?
¿Y como caen las hojas y como por la plaza volando pasa una moto
que lleva en la trasera a una chica en traje de baño?

Estos tiempos no son como los de antaño dice un "hermano"
que en el banco de la Solanilla se lía un petardo
y como si estuviera cogido por la gracia de Dios saca del estómago
un chorro de humo contaminado.

Estos no son aquellos tiempos replica otro paisano
al cual la vida le regala pastillas de todos los tamaños
para que siga protestando
de ese gobierno jodido que tanto se empeña en joder a los más desgraciados.

Avanza la mañana en este día soleado
entre cantares de las alondras,
sacudidas de alas de los pavos
y menesterosos trabajos
de los más aplicados
plantando viñas y sacando tajos
a las tierras secas que todos los años
necesitan para que sigan produciendo de que alguien les meta mano.

Mi pueblo es especial y desde antaño
en el se vivió peleando
con los jodidos amos,
con las tierras perdidas que solo daban malos tragos,
con la iglesia a lo suyo y a los pobres mendigando
y con esa política que tanto nos ha dado
por mucho que se diga y por mucho que nos vayamos alargando
en eso de hablar mal de quienes nos sacaron de las faces de un Caudillo
que se comía a sus hijos más sanos
por miedo a que un día apareciera ese comunismo que de haber llegado
nos tendría, según lo que oigo en un banco, más alineados
que la aceitunas en sosa y que los espárragos en tortilla guisados,

Yo callo, a esto, pues en mi pueblo todos son muy dados
a colocar en pedestales a los ilustrados
para luego a garrotazos bajarlos
todo por eso de lo que estamos hablando: ¿Qué se cree este que tanto nos quiere a su lado?

Bueno con el día y con esa solana que de valiente nos regala algún ángel descarriado
que lanza calores sobre nuestros terrados
como si en ellos se tuvieran que freír rayos,
me propongo, este es mi trato, seguir avanzado
por esa cuesta de la calle de las Cruces hasta llegar al rellano
donde una casa caída me llena de espanto
pues en ella nació uno y con este regalo avanzó
pensando que la vida siempre trae después de un infortunio un regalo
que a lo visto, en este caso, es ver el molino tan arreglado
y unos paredones blancos que relucen como más que la patena cuando se saca del sagrario.

Pinarejo me lleva en volandas y como no estoy cansado y les iba explicando
son 250 años en que nos fuimos contentos de nuestros antiguos amos
para caer en otras manos
que hicieron por ellos
lo que no está escrito en ningún lado,
pues de Señor a  Rey
que más da el caso
si el uno te pide y amenaza con malos tratos
y el otro te da a cambio
privilegios que nos volvieron a hacer esclavos
de aquellos reales señores
con sus corpiños bien planchados
que aparecían por Pinarejo todos los años
pidiendo saldar una deuda para la cual solo cabía pagar todo lo atrasado.
Sin quite posible, lo de Grecia todavía no había pasado,
así pasamos más de 100 años
rogando y suplicando
mientras nuestros nuevos amos crecían en tierras y ganados
y el resto se iban endeudando hasta más allá de donde puede aguantar un buen cristiano

Quedes ustedes con Dios.....Son las doce y tantas, de un 23 de julio tan en calores pintado
que me marchó a rellenar una botella de agua
y a darle unos buenos tragos
pues la sensatez, esa que nuestros abuelos nos enseñaron,
se muestra mejor cuando uno se ha refrescado.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SOBRE LA MOVIDA DE AQUELLOS AÑOS



No oí de ti yo me encontraba en otro lugar trabajando
viviendo en otra vida, casi en el pasado
Vosotros sois así de la vida  sus eternos enamorados,
los que pendéis de un hilo como jamones colgando esperando que el tiempo los vaya curando
Al final he llegado a esas lecturas y me he quedado colgando,
perdona Angel, por ese "Otoño asesino"
y por lo que pasaste esperando que la sociedad fuera diferente
y en ella tener un sitio asignado de viajante de comercio con tu muestrario de jeringuillas
de todos los tamaños,
Conocí una demolición y leí de una niña que hacia pajaritas de papel
para ver como el tiempo pasaba por su lado comiéndole el cuerpo pedazo a pedazo
y me di cuenta de que aquel hongo con componentes de uranio
estaba más que envenenado lleno de odios de los Americanos
en su afán por comerse el  mundo de un zarpazo.
Llegue al ordenador pensando que sería fácil encontrar referentes
sobre ese poeta sucio que limpio la mente de algún pirado por la sociedad curado
y me encontré con la censura avisando de que hasta su libro por la crítica alabado
se encuentra desaparecido y sometido a un tercer grado
No me di por satisfecho y use de mis dotes de mando
para sumido en la quinta esencia,
de un bien ganado buscador de imposibles en la minas de los enamorados,
encontrar uno de sus libros colgado,
como aquellos jamones de los que ya les he hablado,
de una página de una librerías de viejo que lo tenía aparcado por falta de interés
o por simple desamparo.
Me vuelvo, me soy, me encargo, de sacarle lustre a esos zapatos
que  yacen en una caja que diario abro para ver como la piel se estira
y como se encuentran de bien o mal conservados mis poemas con los que me abro paso
por los recónditos espacios donde canta un grillo y replica un gallo, no se que rollo,
pero a lo visto están enamorados.

Autor Jose Vicente Navarro Rubio

miércoles, 22 de julio de 2015

Jean-Claude Juncker, ha asegurado que los Gobiernos de España, Irlanda y Portugal se opusieron a tratar en una reunión en octubre la insostenibilidad de la deuda griega







Juncker asegura que España se opuso a una quita griega antes de las elecciones
El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado que los Gobiernos de España, Irlanda y Portugal se opusieron a tratar en una reunión en octubre una quita a Grecia




El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ofrece una rueda de prensa en la Casa de la Unión Europea en Nicosia, Chipre. / KATIA CHRISTODOULOU (EFE)Jean-Claude Juncke

Cadena SER Madrid 22/07/2015 - 21:36 CET

El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado que los Gobiernos de España, Irlanda y Portugal se opusieron a tratar en una reunión en octubre la insostenibilidad de la deuda griega con una posible quita, cundo Grecia hubiera aplicado las primeras medidas de austeridad.

En una entrevista al diario belga Le Soir, Juncker ha afrimado que estos países querían evitar a toda costa una reunión en la que se tratara una reducción de la deuda griega en octubre "porque tenían elecciones".

MÁS INFORMACIÓN
Yo dije hace varios meses a Alexis Tsipras que trataríamos la insostenibilidad de la deuda griega, desde el mismo instante en el que aprobasen los principales puntos del acuerdo. Con las primeras evaluaciones del Consejo Europeo, dando el visto bueno a las reformas, estableceríamos una reunión en octubre con la que Tsipras pudiera trasladar a su pueblo tranquilidad. Pero esta fecha fue finalmente rechazada por Irlanda, Portugal y España, porque es justo antes de las elecciones", ha concretado Juncker.

Portugal y España celebran elecciones a finales de este año. En el caso de Portugal, los portugueses están llamados a las urnas a finales de septiembre. En España, por lo contrario, aún no hay una fecha oficial para celebrar los comicios.

Jean-Claude Juncker también ha relativizado sobre la posición del ministro de finanzas alemana, Schäuble, dando por hecho que es gracias al "miedo a la salida del euro" el motivo por el que finalmente se ha podido alcanzar el acuerdo con Grecia

POESÍA: NO ES COMO LO PENSAMOS

No es como lo pensamos todo es diferente y está bien planificado,
las bombas que caen, los campos de desterrados,
los compañías de petroleo extrayendo de las entrañas de la tierra el carburante que a diario  usamos.
No es este el mundo que deseamos por lo que nos alejamos de esos principios elementales
que también desde siempre nos han funcionado.
Los pobres pidiendo; los ricos acumulando y en mitad de este desierto de ideas llegan los parias pidiendo que les demos un poco de lo que nosotros gastamos.
Nadie se escapa, aunque no es como lo pensamos, pues a pesar de todo el mundo sigue funcionando
bajo unos mínimos principios que parecen sacados del manual de un déspota anquilosado en sus ideas excéntricas de que el mundo tiene dueños y amos, trabajadores y parados para regularizar el mundo del trabajo.
Cucharillas calientes, pan para los desesperados, uniformes con medallas, sotanas hasta los tacones de los zapatos, no es como lo pensamos aunque ellos viven su vida al amparo de ese derecho tal mal llevado por quienes se creen superiores al vecino de abajo.
Los sábados polvete así está pensado ne la memoria colectiva de los trabajadores esclavos
de las ideas que les sugieren como bálsamo sus amos.
Todo cambia tan rápido que lo que vemos y sentimos en un pasmo ha quedado anticuado porque
hay trabajadores que hacen horas a destajo con tal de llevar a casa el dinero que indica lo mucho que estan fracasando como trabajadores sin más derechos que los que tiene cualquier otro fulano.
Madre tierra te pido que sigas cuidando de esa raza de seres que por ser humanos son los más necesitados de cuidados que les sirvan para continuar siendo los reyes del pollo asado.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POETA ANGEL ALVAREZ CABALLERO "EL ÁNGEL": " LOS PLANOS DE LA DEMOLICION" Y "OTOÑO ASESINO"

Libros de segunda mano: LOS PLANOS DE LA DEMOLICIÓN - EL ÁNGEL (DETURSA. EL EUROPEO & LA TRIPULACIÓN, 1994, 1ª EDICIÓN) - Foto 1 - 33341939
El Ángel (Ángel Álvarez Caballero) nace en Madrid en 1961. Miembro activo de la Movida madrileña en su vertiente más marginal, es autor del mítico libro de poemas Los planos de la demolición (El Europeo & La Tripulación, 1994). En su faceta musical formó parte de El Ángel y los Volcánicos, con los que grabó el disco Polvo de Ángel. Fallece en Madrid, en 1994.

Fluir con la vida

EL ÁNGEL

RÉQUIEM

Por todos los que crecimos juntos y jugábamos en las calles del barrio
por los que nos conocimos en la escuela y siempre estábamos castigados
por aquellas mañanas plomizas con los libros bajo el brazo
por los que me respetaron cuando no sabía nada
por todos los que nunca me pegaron
por aquellos para quienes toqué mis primeras notas en un piano
Por los que estábamos juntos cuando fumé mi primer petardo
por los que nos hicimos juntos la primera señal en el brazo
por aquella nena morena que un día se enamoró de mí
por mi viejo y mi vieja que otro día se separaron
por aquellos a quienes engañé y supieron perdonarlo
por todos los hijos del sol escondidos en los subterráneos
Por la música que sonaba en las noches de verano
por Jimi, por Jim y por Brian
 por mi añorado Agus
Por Iggy, por Bob y por Lou
 por Mena, Porras y Marcos
por Pablo cantando “Gloria” en el casete de mi cuarto 

¡Réquiem!
¡Réquiem ad infinitum!
¡Venid y arrodillaos, hermanos!
Venid con vuestras cucharas
venid con vuestros ríos de sangre en los brazos
venid y beberemos juntos
y cantaremos los viejos salmos
Por las piedras que tiramos contra aquellos policías grises
por los colegas que acabaron con la piel azul, escondidos en un tigre
por las canciones que cantábamos y las guitarras con que las tocábamos
por los años en que creíamos que nosotros éramos los amos
por todos los niños vestidos de negro esperando en una esquina
por todas las botellitas vacías de jarabe de codeína
Por las navajas que pusieron en mi cuello y las pistolas que apretaron
contra mi estómago
por la expresión ausente de tus vacíos ojos fugitivos
por todos los morenos que lloran alrededor de la Gran Vía
por todos los que vendimos polvo para buscarnos la vida
por las habitaciones de oscuras pensiones donde desparramé
mis huesos
por todas las noches pasadas soñando tu cuerpo y tus apasionados besos
Por aquellos hospitales donde me encerraron en su día
por todos mis locos compadres que siguen allí todavía
por César y su Stratocaster
por Cristina y sus cervezas
por Juanjo y el Cucharilla
por el figura de Miguelito
por la minifalda de Jenny
por el bardeo del Canijo
por Dogo, el príncipe payo
por todos los chicos del patio
por Pablo cantando “Gloria” en el casete de mi cuarto


¡Réquiem!
¡Réquiem ad infinitum!
¡Venid y arrodillaos, hermanos!
Venid con vuestras cucharas
venid con vuestros ríos de sangre en los brazos
venid y beberemos juntos
y cantaremos los viejos salmos

Otoño asesino. Suplemento de cuadernos del Matemático 41-42.: El Ángel.

 El Ángel: Otoño asesino: Prólogo (de José Ángel Barrueco) + 3 Estrofas:


CERTERO… Y EMPUÑANDO UNA PISTOLA

   Mi sorpresa inicial fue el constatar que entre chute y chute no había perdido el tiempo (Ana Curra).
   El Ángel publicó su primer y único libro, Los planos de la demolición (Ediciones Detursa, Colección "Los libros del cuervo", Madrid, 1994), hace casi 20 años. Falleció poco después de arrojarnos aquel ramo de poemas que nos estallaban en los ojos y en las manos como granadas de amor salvaje, y lo logró merced a la colaboración entusiasta de Ana Curra y Alberto García-Alix. Algunos textos quedaron dispersos o inéditos y desde entonces a este poeta y rockero urbano con alma de niño punk pareció tragárselo el olvido, aunque no del todo: de vez en cuando sus rasgos solemnes y angulosos asomaban en las imágenes hipnóticas que de él tomó García-Alix y que pudimos ver en sus catálogos y en sus exposiciones.
   En febrero de 2009 alguien más se ocupó de rescatarlo, de nuevo con la ayuda de Ana y Alberto: el escritor Ezequías Blanco incluyó el poema "Otoño asesino", que hasta entonces permanecía inédito, en el suplemento Lavarquela del número 41-42 de la revista Cuadernos del Matemático, que dirige desde Getafe.
   Aunque yo llevaba algunos años rastreando las librerías de viejo a la caza de la única obra de Ángel Álvarez Caballero, autor al que me descubrió otro poeta, David González, "Otoño asesino" fue el primer texto que tuve de él en mi biblioteca. En octubre de 2011 conseguí un ejemplar de Los planos de la demolición, y a principios de este año otro editor y poeta acudió al rescate de El Ángel: Marcus Versus, quien incluyó varios poemas en la antilogía Disociados (Ya lo dijo Casimiro Parker, Madrid, 2013), que prologamos Gsús Bonilla y yo mismo.
   Pero la "resurrección" de El Ángel no terminó allí: unos meses después, bajo los auspicios de Vicente Muñoz Álvarez y Alfonso Xen Rabanal y la tripulación de Vinalia Trippers, se publicaba un cuadernillo de homenaje a Ángel. Y ahora Enrique Cabezón y Ediciones del 4 de Agosto han querido reeditar aquel poema de Lavarquela.
   ¿Qué puede encontrar el lector en "Otoño asesino"?
   Magia. Estilo. Rabia. Poesía cruda, visceral, cómplice, con espíritu de rock and roll. Versos escritos por alguien que ponía en el papel las entrañas y que desplegaba su corazón como una generosa ofrenda sin tributos. Textos donde, de pronto, encontramos sentencias atronadoras que queremos poner en una camiseta, al principio de nuestra propia obra o en tweet (por acoplarnos a estos tiempos): lo que sea, donde sea, con tal de difundirlas y que no se las trague el baúl del olvido.
   El Ángel estaba siempre juntos a los miserables y los inadaptados, aquellos que nadan corriente arriba y que se juegan el cuello en cada esquina. Este extenso poema-río, con conexiones precisas con la música (la repetición de un estribillo que nos introduce en un escenario como de muñecas rusas), es una prueba definitiva de ello: a través de temas como el sexo, la miseria moral, la infancia, la amistad y la ausencia recorremos una gama de situaciones en las que El Ángel, contundente e iluminador, expone las consignas de su rebeldía.
   Y El Ángel camina más certero que nunca, con la muerte en los talones, como siempre, y empuñando una pistola (Ana Curra).
                    
                    [Agradecimiento especial a David González y Ezequías Blanco]
                    
Si he subido este prólogo se debe a que El Ángel aparecerá más de una vez por este blog y este texto de José Ángel Barrueco me parece perfecto para aventurarse en la poesía de El Ángel, ya que nos acerca tanto a su biografía y como a su poética.
He de darle las gracias al propio Barrueco por haberme regalado un ejemplar de este librito, con el que completo toda la obra disponible de El Ángel.
Y ya, para finalizar este post, 3 estrofas de este magnífico poema:

Yo no quiero regalos en la actualidad
sólo ansío realidades y unos ojos verdes
y un poco más de tiempo para comprobar si finalmente
   triunfan el napalm y los misiles
o si por el contrario la bomba de la pasión estalla
y desterramos los condones para siempre
a pesar del sida y de su puta madre
Yo sé lo que es estar dentro de ti sin protección alguna
y no podré olvidarlo mientras viva
al principio tenía que decírtelo todo
nena, no uses mi cepillo de dientes
no te acerques demasiado a mi sangre
lo que quiero es que devores mi alma
esa sí que no está sucia ni contaminada

A mí me dejaban el árbol cargado de cosas muy peritas
pero normalmente no eran las que yo había pedido
las que yo deseaba
por eso, entre otras cosas, sigo siendo un irresponsable
si ni siquiera tus padres te toman en serio a la hora de
     complacer tus caprichos es que estás jodido
y si estás jodido a los diez o doce años es que eres un
     incompetente y lo vas a ser toda tu vida
a los diez o doce años hay que ser feliz como un bebé foca
     al que todavía no le han abierto la cabeza
y a los treinta y tantos se supone que uno debe andar
     buscando lo que todo el mundo
una mujer maravillosa y un refugio permanente



El Ángel es uno de los poetas malditos más importantes de este país. Su historia negra y lo difícil que resulta encontrar sus textos han hecho que ese aura de misterio y malditismo sea aún más grande, pero más allá de eso tan solo es necesario leer un par de lineas de él para darte cuenta de la calidad y honestidad de su poesía. para los que no lo conozcan y para todos los que anden desesperados por leer algo suyo aquí dejo una muestra.

Ángel Álvarez Caballero, “El Ángel”, nace en Madrid en 1961. Miembro activo de la Movida madrileña en su vertiente más marginal, es autor del mítico libro de poemas Los planos de la demolición (El Europeo & La Tripulación, 1994). En su faceta musical formó parte de El Ángel y los Volcánicos, con los que grabó el disco Polvo de Ángel. Fallece en Madrid, en 1994.
POR LA VENA

De chinorri creía que me iba a comer el mundo cuando creciera

Mis viejos me llevaron a colegios caros, me educaron de forma intachable
y crearon un entorno lo suficientemente feliz a mi alrededor

Tuve compañeritas guapas y encantadoras y compañeros sanos y bien
alimentados

Tuve árboles de navidad cargados de regalos

Tuve buenos amigos con los que jugaba en las frías tardes de invierno

Tuve inolvidables veranos bajo la cegadora luz del Mediterráneo

Tuve pasiones, tuve ideales y tuve ejemplos a seguir

Viví, viajé, conocí mundo, conocí gente y aprendí de todos ellos

Tuve buenos trabajos

Tuve dinero y lo gasté a manos llenas

Logré hacer realidad alguno de mis más preciados sueños

Cantar en una buena banda de rock’n’roll

Tener una mujer a quien adorar, con quien compartir casi todo
y un lugar donde refugiarnos

Tuve presente y futuro

Tuve libertad

Tuve inteligencia

Tuve sensibilidad

Tuve arrogancia

Tuve creatividad

Tuve locura

Tuve amor

Tuve todo lo que la mayoría de la gente desea tener

Tuve todo y lo perdí todo…


…Por la vena


Que le den por culo

¿MAMÁ?

¿Mamá?
Llevo millones de años intentando considerar la idea de ponerme
a escribir algo sobre ti
y para ti
creo que siempre me bloqueé ante el tema porque me daba pánico
lo que pudiera salir de mi cabeza y de mi corazón
porque te quiero demasiado y me horrorizaría la posibilidad de hacerte
más daño todavía
porque me quieres demasiado y esas cosas marcan
y duelen
porque hay amores tan profundos que son insanos por naturaleza
yo ya voy sabiendo mucho de eso
la vida se está encargando de enseñarme
y estoy pagando un precio monstruoso por ello
¿Qué se siente al ser la madre de una rata como yo?
¿Y al partirse la cara por un cobarde un millón de veces?
¿Por qué se lucha durante tantos años por un canalla?
¿Por qué se le defiende contra viento y marea?
como si hubiera algo que defender
todos los cachorros suelen tener que enfrentarse a los perros y a las perras
grandes algún día
eso es lo único que tú no me explicaste
no supiste
o no quisiste
o no se puede
¿Mamá?
Fuente de la eterna posesión y el amor perpetuo
eres una de mis glorias y una de mis maldiciones
a lo mejor todo se debe a que lo que me gustaría es que hubieses
sido mi chica si el tiempo y la biología nos hubieran hecho coincidir
de otra manera
estoy seguro que tú sí me lo habrías dado todo
y nunca me hubieras dejado solo


POR LA VENA II

Por la vena dilapidé quince irrepetibles años

El orgullo de ser quien soy

La ambición de ser quien quería llegar a ser

El cariño de mi padre

La confianza de mi madre

El contacto con la realidad

El respeto de aquellos que me importaban

La reconfortante sensación de sentirme útil y necesario para alguien


Por la vena perdí a mis amigos


Que les den por culo


LA PAREJA MÁS GUAPA DEL FORO

Nos hemos despertado juntos
hemos ido al baño juntos y hemos meado
nos hemos duchado juntos
juntos nos hemos tomado una taza de café al ritmo que Hendrix
nos marcaba desde el aparato
nos hemos reído juntos comentando alguna banalidad
nos hemos vestido juntos

Y nos hemos puesto cantidad de guapos

Yo me he colocado mis viejos vaqueros negros, destartalados
y con algunos agujeros
los botines de gitano del Rastro
la camisa negra con topos fucsia
la muñequera que me regaló el Dogo, de cuero negro
una chupa de ella, cortita y con muchas cremalleras, de cuero negro
la gorra de cuero negro que unos meses después se intentó suicidar
en el Sena
las gafas, negras
mis uñas conservan todavía parte del esmalte negro que les pusimos hae
unos días

A ella también le ha dado por vestirse salvaje esta mañana

Sus zapatos de ante tipo años cuarenta (o treinta, o cincuenta, no tengo
ni puta idea)
las medias de red
las braguitas de seda negra con el lacito rojo
una minifalda roja y negra, de cuero
la chupa que fue de Eduardo, de cuero negro
una camiseta negra brillante, como si fuera de hilo de purpurina
las gafas, negras
el pañuelo de calaveras
el bolso de piel de serpiente
todos sus anillos favoritos y alguna que otra pulsera

Se ha pintado los ojos

Se ha pintado los labios

Se ha perfumado

Hemos salido juntos a la calle y todos se nos quedan mirando

Somos la pareja más guapa, los dos jovencitos más admirados

Somos los profetas

Los elegidos

Mañana volveremos a las portadas

(Si nos apetece y el tiempo lo permite)


PARIS BLUES

Reiniciando un camino ya transitado en otras épocas y en otros lugares
reventando de tristeza por ser tan afortunado
veo los ojos de mi madre desbordando lágrimas alejarse en la estación
y el rostro de mi hermana inventando sonrisas que nunca existieron
La ausencia de Jorge y los muchachos me golpea fuerte en los huevos...
...y vuelvo a sentirme tan vacío
Huyendo, huyendo en la frontera, sigo huyendo siempre
matando pedazos de vida y amor en cada lugar por el que paso
preguntándome quién soy y queriendo ser Billy the Kid
encontrando sólo un paranoico que se escabulle tras el espejo;
Regina y los muchachos seguirán buscando los lavabos para sus juegos...
...y volveré a sentirme tan vacío
Quizá todos nuestros deseos se hagan realidad
puede que algún día ganemos la batalla
es posible que acabemos antes de lo que quisiéramos
probablemente caeremos otras mil veces en el barro,
Pero César y los muchachos continuarán tocando...
...y volveré a sentirme tan vacío
Recuerdos de un húmedo y sudoroso invierno sevillano rebotando
por las calles del Tardón
atestadas de mujeres, flamenco, claveles y vino
de cucharillas quemadas y colegas atrapados
de gitanos buscando y cargando sus cacharros
Pero Dogo y los Mercenarios están atronando...
...y vuelvo a sentirme tan vacío
Si estás triste y solo en París vente a dar una vuelta conmigo
te mostraré alguno de los lugares más oscuros del mundo
te enseñaré el desprecio en la calle y la indiferencia en las caras
la más sordida miseria en el odio de sus miradas
El fantasma de Jim está cantando
y el mío con él...
...tan vacío.

ME GUSTA ENAMORARME

Nací bastante guapito y fui moldeando mi cara y mi cuerpo con el tiempo

Ahora estoy bastante más hecho polvo pero creo que mis ojos todavía dicen algo

Los muy suicidas nunca han sabido estarse calladitos

Algunas personas son clarividentes y conocen el porqué de cada gesto y cada marca

De cada arruga y cicatriz

Ellos y ellas son los que saben adorarme y yo los quiero con locura

Me gusta la gente que se enamora de mi y me encantaría enamorarme de todos ellos

No siempre lo consigo


PRENDELE FUEGO

Nunca sabes estar callado

¿Por qué no te paras a pensar de vez en cuando?

Tienes todo el planeta a tu disposición

Lo tienes todo

Préndele fuego.


EL DESIERTO

Todas estas estupideces que rondan mi cabeza me están volviendo loco, poco a poco
Una y otra vez caigo en inútiles deseos imposibles y en pasiones
Presuntamente enterradas
El cachorro despierta y aúlla en la noche
Desértica
Estoy a mil años luz de todo
en un universo completamente lleno de vacío
quiero alcanzar el palacio imaginado
entre niños peces que se ahogan en los charcos

Quiero escapar de las garras del coloso
y quiero llenar mis manos con tu arena
blanca, fina, ardiente, inmaculada
quiero encontrar un arco iris infinito y dejar que mis exhaustos huesos
descansen sobre él
Quiero jardines de rosas negras en los que la luz llene mi cerebro
Para siempre
Quiero flechas apasionadamente envenenadas clavadas en mi pecho


¿UN CHUTE DE HEROÍNA?
¿A qué se parece un chute de heroína?
odio esa pregunta
nunca sé que coños contestar
la primera palabra que asocio a esas siete letras mágicas es CALOR

Creo que toda la vida he estado buscando calor, aunque solo fuera un poco

¿Un chute de heroína?

Es algo así como un profundísimo beso en la boca

¿Un chute de heroína?

Es algo así como si tu papá y tu mamá encendieran un fueguecito para asar pollo mientras tú retozas con tu helicóptero de juguete

¿Un chute de heroína?

Sería algo así como si tú golpearas mi puerta un día cualquiera y al abrir te arrojaras en mis brazos con lágrimas en los ojos diciéndome que me quieres

¿Entiendes ahora?

MAÑANA NADIE

Dice que mujeres guerreras bajo el barro
y que puedes encontrarlas entre las cenizas, cuando menos te lo esperas
en los despachos, burdeles y palacios, las princesitas lamen despacio
sus pequeños caramelos de limón amargo y sonríen, es su trabajo.

Las más audaces ruedan por espeluznantes callejuelas,
incendiando el helado crepúsculo.

Las más audaces ruedan por
espeluznantes callejuelas

¿Sabes?, creo que podría decir desafilada el cielo esta noche
y podría quedarme plácidamente a contemplar
como termina el espectáculo soñado
con una cerveza fría en la mano
con una sonrisa en los labios

El vertedero de mi alma anidan los halcones en invierno,
ven a verlos caer en picado

El vertedero de mi alma anidan los halcones en invierno, ¡Ven a verlos!

Dicen que mujeres guerreras bajo el barro
y caballos árabes agonizando en la tormenta

¿Podríamos olvidar el infierno por un momento y ser lo que somos, sin perdernos?
¡Sin perdernos!
Uno tras otro los charlatanes se agachan abriendo sus culos enfermos, pálidos y cadavéricos.
Mañana nadie se acordará de ellos
Mañana nadie se acordará de nada
y nadie vendrá a coger a los invitados más pequeños
mis amigos me habréis perdonado y os largaréis tras la última Canción canalla
con una silenciosa mirada, con un gesto cómplice, con una caricia, me despediré
La música seguirá sonando
Algunos me daréis un beso.

SALAMANDRA MÍA (En Padre Damián, a las tres de la mañana)
Ahogándome en un mar de dudas, en Padre Damián, a las tres
de la mañana
después de que te eclipsaras tras la maldita puerta de un ascensor
recorro paso a paso el viejo camino con lágrimas en los ojos
porque tú también llorabas cuando me dijiste adiós
Tu pequeño cuerpo delgado y la boca encendidamente encarnada
esa mirada apabullante que me recuerda constantemente lo poco que soy
una pasión desbocada, una caricia furtiva, un imposible destino bañado
en sudor
un pecado, un enésimo deseo...
... entre tu oscura ropa interior abandoné definitivamente mi infancia.



El ÁNGEL de Ana Curra 

Formas parte de mí. Cuando yo voy, tú lo haces conmigo, es inevitable, pero hablar de ti es otra historia. Se me encoge el alma y el estómago de punta. 

El ángel más bello de ojos oceánicos, el viajero más imprudente cuya sombra alargada y negra se estiliza hasta aquí aullando música sobre cristales rotos y versos como puñales de la fraudulenta condición humana. 

A mí lo que me gusta es recordarte en tus detalles cotidianos, hablar con César, el Dogo, el Mena, el Porras, Santi, Alberto… los que te conocimos de cerca. Adoraba tu media sonrisa, tus ironías, tus momentazos. 

Poner tus discos y casettes y seguir compartiendo nuestros ruidos de forma perpetua. 

Mirar a mi cachorro Trece y ver tu adoración por todos los cachorros del mundo. 

Hacerme con un libro o disco recién comprado y ver tu movimiento compulsivo y tremenda avidez por desvirgarlo. 

Tu costumbre sorprendente y desquiciante a partes iguales por desarmar en sus piezas más ínfimas cualquier aparato que entraba en casa, una radio, amplificador, guitarra… Todo era sometido a un escudriñamiento minucioso, dejarlo en nada, inservible… después, intentar crear de nuevo, como Dios. No siempre consiguiéndolo. 

Tu talento sorprendente para falsificar las obras de arte de tu madre, pintándolas en cualquier caja de cartón de galletas, dar el cambiazo al marco y no ser descubierto. Vender los originales y a otra cosa mariposa. 

Tus comentarios despectivos por todo currante que mata sus sueños, para ti la mayoría. Con arrogante mirada despreciando la mediocridad. 

Y ya no te digo por los candidatos y sus caras de cochinitos, si vieras la que nos han liado los muy marranos! Me encantaría escuchar tus opiniones al respecto, leer tus improperios a balazos certeros en las redes sociales. 

Como siempre, aquí llueve sobre mojado y los sin techo van en progresión desorbitada, hay ancianos que se tiran por sus balcones, trágicos dibujos rojos, llorarías de tristeza y de tu puño saldrían espectaculares palabros para los hijos de puta que mandan aquí abajo. 

A los mandatarios les está ocurriendo algo inédito y muy divertido. Sus narices crecen y crecen sin fin, sus lenguas tartamudean y hablan de forma inconexa. Te encantaría la pijita Cospedal. 

Los Hare Krisna pelados y vociferantes van en aumento. El otro día los vi volviendo a su sede Malasañera, me acordé de ti. "Me gustaría ser mas idiota todavía para cantar el Hare Rama". 

César y su Stratocaster permanece, buscando paraísos artificiales, como siempre... 

El Dogo, el Príncipe Payo, también lo hace. Ahora no come nada que tenga ojos. 

El otro día abrí el cajón de las ausencias… salió el contrato de nuestra última casita en Chueca, tus documentos, los de nuestro cachorro currito, fotos de juventud arrogante, exuberante… informes médicos infames, nuestra última consulta médica por tu insistencia a traer un niño al mundo, tu creencia en que el amor podría con la ignominia… recuerdos, recuerdos, recuerdos que siguen doliendo. 

Aquí están todos tus cuadernillos manuscritos de nuestra vida en común, donde lanzabas el primer escupitajo que más tarde y con trabajo y dedicación escrupulosa imprimías con un latido feroz, implorando un rato más de diversión salvaje. 

En los Subterráneos, reales o anímicos, te echo de menos. Eran tus espacios habituales y reinabas como nadie, te expresabas mejor que nadie y le dabas la vuelta de tuerca como si nada. 

Cada año cuando llega la desnudez y las hojas secas vuelan, constato tu lucidez premonitoria, te fuiste a la edad que lo hizo Cristo y lo dejaste bien escrito en tu Otoño Asesino. Brillante Ecce Homo. Yo soy todo y la fatalidad está en mí. 

Tu pánico a contagiarme un virus que para mí jamás existió. Nunca me gustaron los condones y la sangre es un bello río de color, jamás tuve respeto ni miedo al invasor. Siguen sin atreverse conmigo. 

Me gustaría saber qué tal vuestras fiestas al otro lado, con Eduardo, Camarón, Jimmy, Jim… hacerme un hueco para el gran rave del juicio final. No me lo perderé, estaremos juntos y en primera fila. 

Tus poemas y canciones han trascendido. Te encantará ver todos los que a continuación lo demuestran. Con dedicatoria al chico delgado, de tez pálida y un as de picas tatuado. Sé que te gustaría y yo en tu nombre se lo agradezco. A todos y cada uno de ellos y ellas. En especial a Vicente. 

Echo de menos tus ramos de flores cada día para nuestro santuario, no había muchas pelas pero siempre te las apañabas para que oliera bien. 

Yo solo te regalé uno de rosas rojas, el último día…., después… lo cubrí con mi tierra 

…….. y así continúo…. 


¿DÓNDE ESTABAS TÚ EN EL 94? Vicente Muñoz Álvarez 

Si a un poeta español fallecido le debíamos un homenaje en Vinalia Trippers (además de a Raúl Núñez, con el que nos desquitamos hace ya tiempo) era a El Ángel (Ángel Álvarez Caballero), cantante de Los Volcánicos (con los que grabó el mítico Polvo de Ángel, acompañado de Ana Curra, César Scappa y Los Mercenarios) y autor de un tremendo y revelador poemario titulado Los planos de la demolición (El Europeo, 1994), un documento estremecedor sobre la adicción a la heroína y la mala vida en las calles y un jarro de agua fría al sistema y el canon, que hoy, veinte años después, incomprensiblemente descatalogado y prácticamente inencontrable, se ha convertido en libro de culto por méritos propios. 

Yo tenía por aquel entonces, en el 94, 28 años, tocaba la batería en un grupo de rock, era fan de Parálisis permanente (la malograda banda de Eduardo Benavente y Ana Curra) y El Canto de la Tripulación, había escrito ya un buen puñado de poemas urbanos y estaba contagiado hasta el tuétano por la literatura, y me sentí plenamente identificado con aquellos desgarradores, sucios y amargos versos, que evocaban el lado salvaje de la vida como nadie antes (al menos en nuestro país) lo había hecho. 

Me quedé prendando de aquel libro, lo leí y releí docenas de veces en los años sucesivos y creo que, junto a los de Bukowski, Céline, Raúl Núñez y los autores beat, fue uno de los que más me influyeron y marcaron mi posterior camino. 

A Bukowski, a Céline, a los beat y a Raúl Núñez, ya les dedicamos en su día nuestro sentido homenaje (en este fanzine y en diversas antologías), y ahora, fetichistas y mitómanos como siempre hemos sido, ha llegado el momento de saldar esa deuda pendiente con El Ángel y rendirle tributo a través de nuestros propios versos. 

Va por ti, Poeta, con nuestros mejores latidos, allá donde ahora estés. 

Ana Curra & Vicente Muñoz Álvarez, prólogos de Poemash Especial El Ángel, incluido en Vinalia Trippers 12.

Publicado por Vinalia Trippers en 9:29

image

image

El Angel

La resurrección literaria de un poeta maldito gracias a "Cuadernos de Matemático", de Ezequías Blanco

29.05.2009 | 02:09
José Angel Barrueco
José Angel Barrueco
Hace poco más de un mes me llegó al buzón el último número de la revista "Cuadernos del Matemático", que dirige desde Getafe el escritor y poeta zamorano Ezequías Blanco. Con este número celebraban veinte años. Incluso hubo una fiesta a la que no pude asistir, pero que ha quedado recogida en vídeos accesibles en Internet. De todo eso ya hablé en mi blog y di los nombres de algunos de los poetas que colaboraban en dicho número. Hoy quisiera centrarme, otra vez, en el cuadernillo especial que incluía este número. El cuadernillo sobre El Angel, poeta y músico maldito cuyo único poemario publicado, "Los planos de la demolición", se cotiza hoy en el mercado a precios de escándalo, los propios de los ejemplares raros y únicos.
La semana pasada, charlando con David González y Esteban Gutiérrez Gómez en un mesón de Fuenlabrada, surgió el tema del cuadernillo sobre El Angel. Ambos tienen en sus bibliotecas "Los planos…", publicado en el noventa y cuatro. Yo no lo tengo. Aún sueño con hacerme con un ejemplar algún día de estos. El cuaderno especial contiene fotografías hechas por Alberto García-Alix y un extenso poema del poeta de la movida. Un poema de varias páginas, rompedor y alucinante, y que yo pensaba que pertenecía al libro citado. Pero Esteban y David me aclararon que no, que las páginas de ese cuadernillo eran inéditas. Esteban dijo que eso (el cuaderno) ya valía una pasta. Y más que valdrá cuando, dentro de un par de años, no sea posible encontrar ejemplares de la revista ni del especial y queden ambos como piezas de coleccionista. Se cotizará a precios muy altos. El año pasado encontré un ejemplar de "Los planos…" por ahí, pero costaba cincuenta euros y al final no lo compré. Y ya lo vendieron. Durante esa conversación con David y Esteban, les puse tras la pista de "Polvo de ángel", el disco de El Angel y los Volcánicos, grabado en el noventa y tres. Se puede conseguir por Internet. Y se trata de otra rareza con la que me hice al día siguiente de leer "Otoño asesino" (así se titula el cuadernillo del que hablamos).
Unas horas después, conversando con Tomás Sánchez Santiago en Zamora, surgió de nuevo el tema de El Angel y "Cuadernos del Matemático". Porque unas cuantas semanas atrás fui a ver el homenaje que un grupo de autores le hizo al desaparecido poeta Angel Campos Pámpano en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Fui para saludar a Tomás y para escucharle recitar. El caso es que me pareció ver entre el público a Ezequías Blanco, pero no estaba seguro porque nunca nos hemos visto en persona. Tomás me dijo que sí, que se trataba de él. Y hablamos un poco, también, de El Angel, de esas páginas que, gracias a Ezequías y a García-Alix, tenemos la oportunidad de disfrutar. Lo que no me explico es por qué nadie reedita el poemario de El Angel, o publica toda su obra en un único libro. Tal vez la respuesta sea ésta: que, hoy, pocos saben quién fue aquel poeta raro, exterminado por las drogas y el sida, flaco como una espiga y con la voz desgarrada y autor de poemas desgarradores. Quizá sólo cuatro o cinco compraríamos su libro. Miro el folleto interior del disco. El Angel se encarga de la voz y las guitarras eléctricas y acústicas. El resto de la banda lo formaban Ana Curra, Juanjo Pizarro, Miguelito Suárez, Tony Jurado, César Scappa y Dogo Rojo. Debemos estar agradecidos por esta resurrección literaria de sus poemas en "Cuadernos del Matemático". Por supuesto, la noticia no apareció en ningún periódico. Como es habitual, tuvimos que recurrir a los blogs, que es donde se han colgado fragmentos del poema y donde El Angel vive de momento. 


sábado, 25 de junio de 1994

Ana Curra y El Angel resucitan en el infierno

La sala Revólver acoge el regreso de dos enamorados supervivientes de la 'movida'

Josep M. Moragriega 25 JUN 1994
La línea dura de la movida resucitó el jueves en Madrid. El Ángel -guitarrista, ex heroinómano, poeta, compositor- y Ana Curra -teclista, musa, pegamoide en los años frívolos y felices del Foro- han sobrevivido al infierno y lo han demostrado, volviendo, después de muchos años de silencio, a subirse a un escenario. A 50 grados sobre cero, empapados, de amor, poesía, entusiasmo y sudor, "la pareja más guapa del Foro", según definición suya -de él-, presentó su nuevo disco, Polvo de Ángel, en la sala-sauna Revólver. Con ellos, dos o tres centenares de amigos.

El Ángel y Ana Curra se conocieron hace más de 15 años en el local donde ensayaban muchos grupos de la movida. Ella tocaba los teclados con Los Pegamoides. Él, la guitarra en Los Escaparates. Ahora dicen que ya entonces se querian sin saberlo, pero han estado todo este tiempo casi sin verse. Hasta que en enero del año pasado se encontraron en un recital de Enrique Morente. Desde ese día, ha dicho Ana Curra en el prólogo al libro de poemas de El Ángel (Los planos de la demolición), se han "perforado el alma".El resultado público de tan privada perforación es Polvo de Ángel, un doble disco que incluye 15 temas, casi dos horas de música, aires de Burning, Lou Reed y Bob Dylan, y, al fondo, la personalísima manera de narrar de El Ángel: "Cuando un policía te hace oler su aliento / y nadie va a mover un dedo por ti, / cuando miles de gritos no sirven de nada, / cuando un hijo de puta sepa hacerte sufrir, / cuando la gente no habla y la gente escapa, / cuando se cierra la puerta y no puedes salir...".

El Ángel salió al escenario a los acordes del novio de la muerte. Los fantasmas de sus ídolos sobrevolaron enseguida la sala: aspecto a lo Iggy Pop, pero en guapo: movimientos, voz desgarrada y profunda a lo Lou Reed.

Sus héroes

Él nunca ha negado quiénes son sus héroes, ni su influencia en su música y su vida: "Coincidió la transición política con la explosión de un montón de grupos de rock, con mucha gente que vivía de otra forma... Eramos músicos y éramos adolescentes; oíamos Heroine y queríamos ser como Reed, Dylan, Iggy... Querías ser el más golfo, el más yonqui, el más pálido, llevar las chicas más guapas de la mano... Caímos de una manera salvaje en el caballo, sin medias tintas, o estabas en la historia a saco y a muerte o no estabas. Ahora resulta aterrador hablar de ello. Sólo quedamos vivos cuatro o cinco".

"Hice el disco sobre todo para que Ana Curra volviera a ser una estrella del rock and roll", ha dicho él.

Y ella, con el pelo de mohicano y pantalones campana que suscitaron la nostalgia por sus famosas medias de rejilla, sudó el estrellato con entusiasmo. Ana, El Ángel (voz, guitarra eléctrica y acústica), César Scappa (guitarra y voz) y Los Volcánicos (tres guitarras más y un batería) ofrecieron un concierto duro y tierno.

Sucia canción de amor, El mar, Mi cielo, Yo sé perder... Las largas canciones de El Ángel hablan de amor y soledad, de drogas y perdedores, de ciudades solitarias y sórdidas; pero su música es optimista, una especie de puñetazo fresco anti-reglas comerciales, y su valor, sobre todo, es el recuerdo de aquellos años que empujaron a unos al éxito y a otros a la heroína. El Ángel no tuvo nunca lo primero, pero eso parece importarle nada.

El jueves, la presentación del disco en "esta ciudad preciosa que muere poco a poco y en la que algo tiene que pasar y pronto", congregó en el Revólver sólo a trescientas personas. Entre el público, algunos otros supervivientes de aquel tiempo, como el fotógrafo Alberto García Alix, amigo de los dos, autor de las fotos del disco. Ni Alaska, ni Carlos Berlanga, ni, claro, los que murieron en el camino. Sí acudieron el escritor novel José Ángel Mañas y la ubicua cantante Cristina Rosenvinge.

Hizo más de 45 grados, el sonido fue horrible, y la mitad del aforo abandonó la sauna a la hora del Bolivia-Corea. "Pero ellos han estado magníficos", dice Alberto García Alix. Y la música de El Ángel, enfermo de sida, seguirá sonando cuando él ya no esté.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...