sábado, 22 de agosto de 2015

POESÍA: EL HUÉSPED DE LOS OJOS TIERNOS

Al huésped de los ojos tiernos,
flores de regalo
y bolsitas con carmelos
le gusta que le den todo hecho.
Yo creo que el huésped es un elemental sujeto
del gremio del comercio
con una maleta llena de bragas, sujetadores y zapatos de un muestrario nuevo
que va de ciudad en ciudad y de puerto en puerto.
El huésped come siempre a la misma hora,
se sienta en el mismo sitio y de cara al mismo espejo
de cristales rotos
y agujeros negros.
Con unas buenas noches se cierra el tercio
y comienza de una forma con mucho tiento
el huésped a despojarse de lo puesto,
ya en esa habitación con vistas a sus recuerdos
donde nuestro amigo repasa una y otra vez, mira que es terco,
su vida tan vacía de sentimientos
que lo único que se llevará al otro mundo serán pedidos llenos de ropa con descuentos.
El desayuno muy lento
con la mirada puesta en una jodida mosca
que aletea en un cenicero
envenenada por la nicotina y por el humo negro
de un puro habano con sabor a corrompido aliento.
y la despedida siempre con sabores a vuelvo,
dan por terminado este retrato austero
de un comerciante del gremio del comercio
muerto a la salida de un hostal cuando volvía de nuevo a  hospedar un recuerdo.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ESCUCHANDO A LOS JÓVENES EN SUS AMBIENTES NOCTURNOS

Resultado de imagen de sonidos en la noche

Hay un momento en la noche
en que baja el nivel de los ruidos
y esto es así
desde los principios del mundo
pues alguien, no me pregunten por el nombre de ese chico,
ha dispuesto que así sea
y punto.
A partir de las cinco
el golpeo de los vasos de licor
sobre la barra de los bares en todos los sitios
se amortigua debido a algún extraño fenómeno de esos que se cuentan en los libros de espiritismo.
La mar baja sus llamadas de auxilio,
los faros se relajan,
las parejas pierden su pudor de pronto convertido en algo limpio,
los gatos se restriegan los hocicos,
las gatas se miran de reojo mientras piensan vaya gato estúpido.
Todo a partir de las cinco de la mañana
suena de forma distinta a como era hace cinco minutos,
suenan diferentes hasta los pitidos
de un aspirante a juez de campo de fútbol
ya el partido acabado
y su pito metido en un bolsillo.
En la mañana el aire es más limpio
pues mientras todos dormimos
el pino, todos los pinos, todos los árboles del mundo
se dedican a limpiar la atmósfera en su sano juicio
de absorber porque les es nutritivo
el anhídrido carbónico que a su vez les da a ellos nuevos impulsos
para seguir creciendo a buen ritmo.
Tan sabia la naturaleza
la destruimos
con nuestros cada vez más frenéticos movimientos convulsivos,
que si guerras, que se hambre, que si dolor, que si muerte, que si colonialismo,
casi capitalismo, que si comunismo pero a mi que no me quiten lo mío.
En esto me quedo, en este instante y en este sitio
sin confusión alguna me despido,
espero que hayan quedado a gusto
y sepan que aquí estamos a a la misma hora todos los domingos.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ENTRE LÍOS

Resultado de imagen de vendedores de humo

Entre mis oficios está el de soñar
que soy todavía libre.
Me encuentro en ese punto
en que me gustaría ser un vendedor de libertades
con la cartera llena de ilusiones
y poder dormir como estrella errante
en todos los albergues el mundo.
A estas horas de la mañana
de un anónimo domingo
que solo tiene de especial
que es el penúltimo de un mes de agosto ya caduco
uno ha echado de menos
los viejos espíritus de los viejos vendedores de humo.
que hacían felices a las personas
con sus dicharacheros dichos
a cual más grande
conforme aumentaba la ingenuidad de los contertulios
casi siempre espectadores en una plaza
que ante el esperpento y colosal personaje que ocupaba la mitad del hemiciclo
asistían con un sentido del humor exquisito
a recibir su primer bautismo
en aquello de recoger ilusiones y dar solamente aplausos.
La libertad en uno es un segmento acotado
que solo mide números positivos
despreciando todo aquello que por ser negativo
no es bueno para el individuo.
La mañana con sus recios gritos
a estrellas ahogadas en un viejo abismo
despierta mis sentidos
entre ellos este de la libertad
tan nombrado y malentendido
con aquello de hacer lo que uno quiere sin dar explicaciones ni a su espíritu.

Autor: Jose Vicente Navarrp Rubio


POESÍA: QUIERO TOCAR CON LOS DEDOS UNA TECLA



Fue la misma mano
la que hizo por igual a todo lo que hay sobre la tierra.
Fue la mano tierna de la naturaleza
la que ha hecho todo lo que habita sobre un planeta.
Lo que vemos y tocamos
todo en esencia
tiene los mismos derechos
que los seres humanos que reinan
sin más corona que nuestra fuerza.
De ser posible quiero tocar con los dedos una tecla
que eleve un poema
a esa gloria eterna
que ya han alcanzado otros poetas.
La vida sin más vivencias
que las que salen a diario
de esa olla llena de experiencias
es la que llevamos a cuestas
desde que nacemos hasta que de aquí nos llevan.
Volver a las primeras letras
con las que nos iniciamos
y tras ellas
continuar llenando páginas enteras
de aquello que nos gusta
so pena
de que lo que uno hace valga la pena.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EL SEXO, LA CONJUNCIÓN COPULATIVA Y OTROS SERIOS ASUNTOS

Resultado de imagen de CONJUNCIÓN COPULATIVA


Por ciertos lugares se mueven personajes del cine y de la cultura
por todos conocidos
tan famosos o más que los mejores físicos y químicos.

El mundo está lleno de personas altruistas
que se hicieron ricas
afinando su látigo sobre las espaldas de sus esclavos,
esclavistas.

Ponemos nombres y distinguimos a las estrellas y planetas
con nombres tan normales
que cuando los vemos escritos
lo primero que pensamos es si algún día nos vimos
en algún teatro, cine, musical o restaurante, saboreando algún buen vino.

Nos refugiamos tras algún personaje de esos exquisitos
para realizar comentarios y ponerlos como modelo de aquello que perseguimos,
quizás sea así, quizás algún día pensemos en algo distinto,
pero la verdad sea dicha, es que yo me divierto lo mío
mientras medito, leyendo a Carlos Edmundo de Ory
en aquello tan distinguido de "Chupé el espejo negro de la belleza nula"

Vuelvo al primer asunto,
a la parrilla de salida,
ya los motores puestos a punto,
ya los pilotos pendientes del semáforo que los lanzará al vació.

Quizás todo sea posible sobre el lomo plomizo de un mar inmutable
sobre el cual cabalgaran esos caballos encendidos de ásperos deseos,
patrañas últimas, mentiras consentidas, llantos limpios
de las madres consumidas en aquello que les lleva querer hasta el suspiro último
a su hijo.

Zarpamos, tal y como dice Hugo Gutierrez Vega
esperando un naufragio último
en ese mar lleno de misterios
que cuando se desencadenan tormentas producen más terror
que las cuchillas afiladas de un revolucionario francés jacobino
sobre la gargantas de unos barbudos necesitados de rasura en vísperas de un domingo.

No me meare como hizo en un poema
Pablo de Beneyto
porque creo en el futuro mirando el pasando que es lo mismo
que decir, entre bostezos inoportunos,
que a pesar de estar todo escrito
siempre hay sitio para soñar y no dejarse llevar por aquello que no es de nuestro gusto.

Liberado seguro,
solo se libera el sexo
cuando llega a ese punto
en que la suma de uno más uno es uno.

Solo en el sexo se resta
por el amor del uno hacia el otro,
viceversa, amor siempre mutuo
del que domina y del dominado,
de los dos en conjunto
con no mas conjunción que la copulativa, sobre-aviso. acto sexual consumido.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: PERSIGUIENDO EL "NO"

Resultado de imagen de no


No se coma de las rosas los pétalos
ni escupa en el cenicero,
no orine fuera del tiesto
ni coma mientras habla,
ni se tire en público un pedo,
no hable de lo que no quiere que se extienda como pólvora
ni se bañe innecesariamente, cuando llueve, el pelo,
no salga a la calle sin afeitar, arreglar o limpiar los zapatos con betún del color del cielo,
no sea hipócrita
ni miente para mal a los muertos,
no proteste al camarero por cualquier asunto que se puede solucionar por la vía del acuerdo
ni hable de las personas con desprecio,
no se suba al autobús el primero
ni pague el último porque le pondrán a caer de un letrero,
no diga que no le aviso
y no me venga con camelos
y con  aquello
de no lo sabía o no lo recuerdo.
Todo es fácil
si en todo llegamos a acuerdos
pues para ese momento
sobran las palabras y los disgustos
y aquellos entuertos
que tienen que ver más
con odios eternos
que con lo que realmente deberíamos ser,
por eso de tener conocimiento,
personas de consenso.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EL PERRO DE GOYA



Tan en su lugar, tan en su sitio,
como Goya, amante del peligro,
el perro no busca, no huele,
intuye algo distinto
en quien delante de él
escondido
algo hace
que pone en alerta al perro, su amigo.

Ojo de esos
que en su fondo cristalino
pone todo el alma
y casi en vilo
el perro piensa por su amo,
quizás lo mismo,
pues perro y dueño
a lo largo de su caminar juntos
llegan siempre a anhelar lo mismo,
los amores perdidos,
la libertad que si le faltan a uno
matan al otro
y así hasta el infinito.

Las orejas caídas
y en la cara
un cierto aire confuso
el perro está a la espera
de que alguien le de lo suyo,
un paseo, un mendrugo, una caricia o una reprimenda, casi seguro.

Creo que el perro busca solo cariño
y que no entiende esa postura de su dueño
con pincel en la mano extrayéndole todo el jugo
a su modelo, perro suyo o de algún amigo,
que hipnotizado por la magia de ese mago tan genuino
se nos muestra escéptico
y así es inmortalizado para disfrute del mundo.

autor de la poesía: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EL ÚLTIMO SUEÑO AUN POR VIVIR

Resultado de imagen de SUEÑO



Cual es el lugar al que te gustaría ir
en el que no hayas estado
en esos sueños
que te muestran el mundo, viaje sin fin,
que jamás iniciarás
pues a ti
te va
la familia y el vivir 
dentro de ese orden que te convierte en la ficha de un juego del cual es imposible salir.
Tu presente
tan lleno de inquietudes
vive en ti,
es la montaña, última cresta, paraíso donde no se puede vivir,
es la ciudad perdida, la tumba por abrir,
los fondos marinos, las sábanas y selvas por descubrir.
Te envuelve tu forma de vivir,
el último sueño
y el empezar a asumir
que aquello que un día querías conseguir
ahora solo es un sueño que te invita a morir en ti.


Autor: Jose Vicente Navarro Rubio 

POESÍA: AUSCWHITZ



Los que viajaban a Auschwitz
no tuvieron tiempo para subir
a otros trenes que no fueran aquellos que les llevaban a morir
a unas cámaras de gas, ultimo viaje a su fin.

Cualquier estación de cualquier país
y unos trenes con destino igual para si,  Auschwitz.

Todo horror es poco
para describir
lo que ocurrió por allí,
no hubo Dios y si,
culata de fusil,
no hubo ley y si
la voz de mando que condenaba a morir
por ser diferentes, así,
que es difícil describir
lo que pasó en aquel campo donde el vivir
duraba el tiempo en que una puerta se cerraba bajo el lema "el trabajo te hará libre"
y la libertad se convertía en otra forma de tras la muerte, quizás vivir.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio




POESÍA: OJO CON ESTE POEMA QUE ES MUY DURO



Podría llenar el mundo
de poemas y de disgustos
a poco que congelaran mi cerebros
y una vez muerto
lo enchufaran a un disco duro.

No dudo que en esto está el futuro
en conservar de lo bueno lo mejor
y de lo peor aquello que más daña a quienes se sienten indefensos por decreto oportuno
de los gobiernos de turno
que crean códigos para la defensa de las riquezas de los ricos.

No dudo del smartphone
pero me parece oportuno comentar sin delirios
que entre el tu y el yo
hay algo más que un aparato creado por algún estado invasor de dominios
con el único afán de meter al resto de seres en el embudo
del cual salen solo morcillas y chorizos.

Bienvenidos
a este mundo
el de la poesía libre
sin libreros, editoriales, subvenciones y muchos enemigos,
esos otros poetas
siempre come-culos
que hacen poesía pensando en esos posibles beneficios,
comidas, cenas, títulos, diplomas, dinero
y a lo mejor según vaya en juego y sea el tipo
señoras de compañía en noches que el poeta no contara por respeto a los suyos.

Reniego
de los malditos cavernícolas, de las estadísticas y números
de los números de libros vendidos, del éxito, fruto de un trabajo a priori vendido,
reniego de lo tuyo
colega que en esto de sacarle punta a unos versos medio jodidos
eres el primero
y no te acuerdas para nada de aquellos que hacen poesía aunque solo sea para dar por culo.

Autor: Jose VTe, Navarro Rubio

POESÍA: A UN NÚMERO IMPERTINENTE 62.210.181.15:3130

Resultado de imagen de 62.210.181.15:3130

No pulo los versos,
aunque se que eso suena a heterodoxia
y que a usted le gusta
la rima.
No los embellezco
con pintura alguna
ni rocío con otro perfume que no sea la desnuda palabra, la frase fuerte,
el deseo penetrante, la pregunta necesaria, el golpe del dedo sobre la vocal fuerte.
No me encontrará
en otro lugar que no sea este
de la misma forma que se encuentra la misma curva en la carretera de siempre,
el bache, la temperatura ambiente, los billetes que nos llevan
a otras geografías
con gentes
que dependen de los mismo que usted para hacer el potaje.
Es en este teatro del esperpento
al que me debo
con coraje
propio de los seres que viven a sus anchas sin deber nada a nadie,
ni al banco del Vaticano,
ni al gobierno que me pule los ahorros que no gasto por miedo a ser dependiente,
es donde me siento fuerte
por lo que digo y ahogo
aunque un número 62.210.181.15:3130, me incita a mirar en google, que cojones hace visitando mis fuentes de archivos en este blogger impertinente.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SI TE DICEN QUE CAÍ



Si te dicen que caí
mirar el renglón siguiente
pues seguro que me volví a levantar,
y si así fuera me levantaré con los dientes,
pezuñas de asno valiente,
garras de león que no muerto por un dentista cobarde,
alas de ave, de las que emigran y vuelven
a sus orígenes crecientes,
remo de nave que pasa la meta con un palmo de ventaja sobre su contrincantes,
volante de coche de no choque,
timón de barco que por el mar entre las olas se bate.
Volveré como navegante,
dueño, señor de mis arbitrajes,
en tanto en tanto
esta sociedad en la que buscamos un buen hospedaje
se abre y se abre
como fruta madura, naranja, manzana, caqui,
en lo que tiene que ver con un futuro cada vez más cambiante.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EL GALLIPATO

Resultado de imagen de gallipato

Es un anfibio muy escurridizo
como muchas tumbas de héroes muertos
defendiendo las libertades
de las que disfruta ahora uno.

Urodelo
es su término científico
vaya nombre
para un bicho
con cola
y a todo esto anfibio.

Este animal
en el resto de países
de Europa desconocido
es un tritón,
gallipato, se llama,
y mide desde la cola hasta el hocico
unos treinta centímetros
y como bien se dice
crepuscular y nocturno
habita en los pozos y pantanos
al igual que los antiguos espíritus
de muchas culturas que poblaron y pueblan el mundo.

Cullerot, es otro de los nombres
que recibe este amigo,
torpe en sus nadares
que come lombrices, insectos
y larvas de oficio.

Para lo pequeño que es
da mucho juego el asunto
tanto que sus nombres
se multiplican por segundos
y nos sale a la palestra
aquello de ofegabous, casi en diminutivo.

Con el fin de no ser engullido
por las culebras
que le atacan de continuo
adquiere la forma de cuchara
casi en posición de rígido supino
de ahí lo de Cullerot, casi cuchara de rabo invertido.

Ofegabous es otro apelativo,
pues si algún toro lo absorbe
bebiendo en las charcas
se coloca en la garganta del astado muy rígido
lo cual provoca la muerte del *cuernúpido.
por ahogamiento paulatino.

Inyecta veneno
a sus enemigos
zorros, garzas y culebras
y tanto es el dolor provocado en la boca de sus posibles asesinos
que de inmediato es devuelto
sin ser fagocitado, devorado, consumido,
a su mundo.

En el fondo de las charcas
hay danzas
que tiene que ver
con ese elemental instinto el suyo
de aparearse
con grandes estímulos
del macho que se agarra a la hembra para bailar la danza de los hijos.

Anfibio protegido
si lo ves
míralo con cariño
pues su labor es tan de provecho para quienes en su entorno vivimos
que consume insectos
para los seres humanos y agricultura dañinos.

Autor: Jose Vte Navarro Rubio



POESÍA: LA LARGA MARCHA ENTRE HIGOS CHUMBOS

Resultado de imagen de "la marcha"

¿Y tu que dices?
Supongo que nada
pues todavía estarás en el limbo
o en el deseo de unos padres
o en el contenido de un polvo pegado sin preservativo.

De todas formas te aviso
que por aquí abajo
todo huele a mierda,
que todo está podrido,
que detrás de cada puesto de trabajo
hay un dictador escondido
que sin necesidad de hornos crematorios
te hará sudar de lo lindo.

Tu marcha
amiga o amigo
será la marcha de los eunucos
de palacio en palacio
cubriendo la honorabilidad
de algún déspota
cariñoso con los suyos.

Si vienes con buen abrigo,
no tendrás problemas
en el mundo de los pobres y de los ricos,
pero si descamisados
forzados al sacrificio
tuvieron que ver en este viaje
que te trae de vuelta
a territorios tomados por el enemigo
ten en cuenta que la larga marcha acaba de iniciarse en este preciso minuto.

Te deseo lo mejor
y en esos deseos van incluidos
paz y salud
para los tuyos y los míos.
Esa paz que vivimos
los nacidos
en países
que en algo han ayudado a destruir otros países más primitivos.

Ojala me equivocara
pero lo mío
es hablar del futuro
con la mirada puesta en el presente
sin olvidar el pasado
aquel en el cual metimos los pies hasta el fango,
tarquín sucio,
para liberar al futuro
de todo aquello de lo cual adolece
¡Cuantos sacrificios!
que solo han servido
para volver a lo de siempre
a la luz de las tinieblas de todos los comienzos y finales de siglo.

Vuelve a vosotros
amigas y amigos
que no habéis nacido
para recordaros
si alguna vez leéis de este escrito
que el futuro ya no es mío,
ni vuestro,
de ninguno.
Solo hay futuro
dentro del colectivo
de los que luchan y siembran sin olvidar a ese enemigo
que Dios en la tierra lo puso
por castigo.

Pagaremos con la cruz
y lo haremos cada domingo
hasta que alguien diga: ¡Vasta de tanto inútil sacrificio!

Ellos son como los higos chumbos
dulces por dentro
y por fuera llenos de espinos
a uno que te comas
se te irá el apetito.

Autor: Jose Vte navarro Rubio

POESÍA: POEMA DE AUTOR

Resultado de imagen de consejos


En mi casa siempre se hablaba de esas cosas que nos hacen muy ricos,
aprendí de las fanegas a saber
lo que es un saco de trigo,
y lo que cuesta ganar el pan
y lo poco que come el pobre
y lo mucho que come el rico

Aprendí a medir la tierra
que es de uno
con sus lindes y árboles en los campos incluidos.
Nunca me importó la tierra del vecino
siempre que no cruzara la linde
para quitarte algo tuyo.

Por aquellos tiempos
nos defendíamos como podíamos
no hablando de política
más que en reducidos círculos.
Solo un poco,
un poquito,
decía mi padre,
pues lo mucho
empacha
y terminan
por anidar en el corazón
los pensamientos absolutos.

En aquella casa se hablaban
verdades
de aquellas que se dicen como la pompa de un pino.
Nunca se deseo lo del otro
y aunque no fuera domingo
los sacramentos estaban escritos
en las palabras recias sin ocultismos
de aquellos padres ta poseídos
de todos los derechos del mundo
para educar en la decencia a sus hijos.

Crecer rectos
como los pinos.
No robar
primero porque no esta bien
y no es tuyo,
luego por el castigo,
el que roba
termina siendo enemigo
de si mismo
y de la sociedad
que en su defensa
lo terminará arrojando al abismo.

No desear más de lo justo,
pues lo otro,
lo superfluo
es cosa de niñatos
que en el futuro
se pelarán el hocico.

A la política
ni un minuto
pues es para los que tienen poca ganas de arrimar el hombro
y si ayudan al vecino
es porque algo llevan entre cejas,
casi seguro.

Honradez absoluta.
Es el principal principio
que si se rompe
te puede llevar
por unos caminos
que te alejan de la casa , familia y amigos.

Las enfermedades se curan
siendo en todo muy medidos.
taparse por la noches,
ante el calor beber mucho liquido,
ante las corrientes
huir de esos sitios
donde el aire acarrea disgustos.
El agua es para bañarse,
asearse y salir limpio
y no para jugar con ella
y menos para hacerse uno el listo.

En el estudio
emplear todo el tiempo
mientras la luz
de ese sol tan grande en su infinito
te llegue
hasta el sitio
donde empleas el tiempo
meneando las páginas de un libro.
La otra luz
sirve
para otros quehaceres
tan distintos
que se mide y se cobra a voluntad de quien maneja los hilos
siempre oscuros
del monopolio de lo tuyo.


Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

viernes, 21 de agosto de 2015

POESÍA: SOBRE UN VOLCÁN EL DE CULLERA QUE DUERME

Resultado de imagen de VOLCAN de cullera fotos

Y tu no fuiste
montaña
de Cullera
allí donde la roca se abre
el volcán,
nombre que hiere,
con su lengua
lo que le viene.
Sueña
si es que los volcanes
tienen alma,
con no más otros instantes
que aquellos en que duerme
tan a su aire,
que el monte,
verde montaña
con no más pinos que los que se recogen
en las vaguadas que se abren hacia un extenso parque,
le ofrece
su vientre inocente
para que engendre
rumores.


Autor: Jose Vicente Navarro Rubio


POESÍA: HACIA EL FARO DE CULLERA ME LLEVABA LA TARDE

Mirador Cap del Faro

Me llevaba la tarde
hacia la luz de un faro
que duerme.
Cruce playas medio salvajes
con sus arenales ardientes.
Como si la mar fuera su amante
la arena se deja tocar
su pecho caliente
allí donde más dulce resulta la lengua suave
de ese mar que reviene
a las mismas horas siempre
con su música pausada, corte celeste,
de astros que se sienten componentes
de una orquesta que tiene su escenario bajo la cúpula celeste.

Tan suave
la brisa que sobre mi se extiende
que su frescor salvaje
me llevaba en la tarde
hacia un faro
que muerde su muerte
desde aquel instante
en que el monstruo de la modernidad le tendió su brazo y lo convirtió en otra cosa diferente.

Autor: Jose Vte Navarro Rubio

POESÍA: RAYOS SOBRE EL AGUA ANUNCIAN SU MUERTE




















No nació inocente
el curso del río que pregona muerte
ni la vida sobre él
nace a cada instante.
El rayo sobre el agua
se proyecta ya en su muerte
y la corriente que todo lo puede
arrastra el eco que naciendo en las tinieblas se extiende
hacia allí donde
la garganta se hace profunda
entre peñas que ascienden
como si el mundo solo existiera en lo alto de las cumbres donde las nieves se hacen perennes.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio



jueves, 20 de agosto de 2015

POESÍA: DESCRIPCIÓN HECHA SIN MÁS ÁNIMOS QUE MATAR LA TARDE NO HACIENDO NADA

Es un extraño sujeto ese que se asoma a una ventana
y sale al balcón
con poca ropa, casi nada,
solo un taparrabos, descalzo y gafas
para leer un libro que siempre está en la misma página,
fumarse un cigarro cuyo humo por el espacio se alarga
y beberse una copa
que a lo visto no le dura nada.

De medio cuerpo hacia arriba
se le dibuja un vientre que sobre el vacío es algo más que una esterilizada panza,
un pelo que le cae  por debajo de donde termina el cuello y comienza la espalda
y unas orejas grandes que a lo más seguro, sus oídos, no oyen nada,
por el alto volumen de la música que acompaña
a ese ritual suyo de hacer del balcón el habitáculo en el que más tiempo pasa.

Hacia abajo, medio cuerpo falta,
continuando con esa geografía anatómica
del sujeto al cual estamos tratando de retratar sin hacer uso de ninguna máquina
destacan unas piernas largas de rectas cañas
y unos pies huesudos
propio de quienes caminan mucho y lo hacen con zapatillas planas.

Suele venir, quien aquí se trata,
sobre mitad de semana
y entre sus aficiones destacan
la música de los años 70 romántica,
los silencios de quien vive de espaldas
al mundo que tocamos cada mañana,
y un ritual de situaciones un tanto raras
como pueden ser
tener de par en par abiertas
todas las ventanas de la casa
y mirar seis golondrinas negras colgadas
de una pared de color gris
con algunas manchas
indicativas de que por ellas escurre agua
cuando la lluvia golpea la fachada
y esta cae desde la terraza
hasta allí donde en el primer piso, nuestro amigo, tiene su casa.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

miércoles, 19 de agosto de 2015

POESÍA: GARCIA LORCA Y ESA VIDA QUE CON EL NO FUE NI NOBLE NI BUENA NI SAGRADA.

Resultado de imagen de garcia lorca biografia

Puede ser que la vida no fuera noble, ni buena ni sagrada,
contigo puede ser que la vida tenga la culpa de tu muerte temprana,
que los hombres que marcan los destinos
solo ellos matan,
que los amigos que a todo te acompañaban
te lanzaran
injurias que no se acaban,
Buñuel y Dalí, tan el uno y el otro,
a la antigua usanza
atacando al amigo
quizás por celos y venganza,
del uno y el otro a la cara y por la espalda,
ya el poeta convertido en perro andaluz,
todo un melodrama,
ya las injurias llegando donde se convierten en ofensas para con quien no hay defensa que valga.
La gloria es la nada
para los pobres de espíritu
que lanzan su ira que no acaba
contra quienes por ser diferentes no se pueden defender con la dignidad que todo ser humano para si reclama.
Gloria al poeta
muerto en la retaguardia
sin más juicio que una algarrada de balas
y sin más defensa que sus firmes palabras.
La nada queda
así siempre pasa
para las incombustibles ratas.

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

martes, 18 de agosto de 2015

POESÍA: SOBRE LA LUZ DE UNA FAROLA Y OTROS ASUNTOS

Resultado de imagen de FAROLA SOBRE LA PARED


El verano en los balcones no es aburrido si tenemos en cuenta que el resto del año lo vivimos
sin más tiempo que el preciso
para asomarnos a la calle y para dejar que el aburrimiento se posesione de nuestros dominios.
En días como este
de cielos grises y viento formando remolinos
las tardes se hacen largas si no tenemos más oficio
que ver llegar la noche antes de dar por acabado el último minuto
de ese día que revienta para cuando un reloj bosteza horas reconvertidas en números.
La luz de una farola
forma parte de esos dominios míos
de dos por cuatro metros cuadrados sin contar la barandilla
y los pilares sobresaliendo
sobre el cuerpo del edificio.
Atrayente la luz
le llegan en unos minutos
un ejercito de insectos tan de ella sus amigos
que sin venir a cuenta forman un diminuto mundo
fácil de entender
por mucho que leamos artículos
sobre la creación del universo y el evolucionismo.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SE VENDE

Resultado de imagen de se vende

Desapareció la bicicleta del balcón
cuyo manillar se vencía sobre el espacio
que se abría a sus pies.
El hombre que allí vivía
dejó de acudir
a su cita con el espacio
que le deparaba placer.
Alguna vez el hombre y la bicicleta
se veían los dos juntos de la casa salir
y lo hacían con total sencillez
ajeno él
a otra cosa que no fuera ver la vida pasar
a través del culto que se debe tener al propio ser.
Vivía el hombre
entre murmullos de escasez
de lluvia
que todo limpia
con solo caer.
En el balcón quedó,
el hombre no supo que hacer,
seis golondrinas de barro,
una cuerda de tender,
una farola dentro de la que una bombilla muere sin ver su brillantez,
un cubo con su mocho, un tablón de ajedrez
y un letrero que anuncia: Se vende y un teléfono que quizás suene alguna vez.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

lunes, 17 de agosto de 2015

DE AQUEL RAYO QUE ENTRÓ POR UNA CHIMENEA EN LAS PEDROÑERAS Y DE LO QUE SE CUENTA AQUÍ

Resultado de imagen de rayo


Lo que vamos a contar de  Las Pedroñeras, villa de postín,
vino exactamente a ocurrir
un día 4 de abril,
de un año 1887, que se viene a recordar por aquí
por lo mucho que se habló de ello,
dicen que hasta en París.

Todo vino a suceder
de la forma que se viene a describir
en lo que pueden leer a continuación
solo con abrir los ojos y decir:
Si he llegado hasta donde las letras se leen con ayuda de un candil
que menos que continuar hasta poner fin
al relato que la diosa  fortuna me ofrece en este día del mes de abril.

La hora precisa no la puedo definir,
ahora bien
grandes truenos y relámpagos
se vieron, casi mil,
y de ellos dos, ninguno de ellos era de allí,
cayeron para más decir
sobre el campanario y chimenea de un buen hombre
de esos que llevan el Don solo por decir
que son doctos en letras y estudiaron en Madrid.

Vino el rayo a entrar, nadie lo vio salir,
por una chimenea
y todo lo que va a pillar lo va a convertir
del tamaño de una cabeza de ajos morados a punto de servir.

Dice el dueño de la casa
un tal Don Francisco de San Marcos
que las paredes casi se van a venir abajo en un tris
y que en el reloj de pared su cuco no paraba de decir:
¡Qué vengan corriendo a por mí!

Solo se salvó
¡que cosas suelen ocurrir!
un retrato de la República
que Don Francisco va a recibir
de la Dirección del diario El Motín.

Padre e hijo, junto a la chimenea estaban,
uno tan feliz
y el otro,
el padre,
pendiente de lo que podía ocurrir.
Por eso, que siempre es así,
que la voz de la experiencia vale más que un buen botín,
el padre al hijo le va a advertir
del peligro que corrían si se quedaban sentados allí,
junto a la chimenea removiendo la lumbre para guisar alguna perdiz.

Lo bien cierto es,
así el cronista lo viene a escribir,
que si padre e hijo hubieran sido carlistas de gorra y mandil
seguro que junto a la chimenea se hubieran quedado rezando un gloria
a Ti, Señor que te vi.
y sin más decir el rayo los hubiera convertido en habitantes de otro país.

La culpa la tuvo,
en ello alguien pensó  que lo mejor era repartir,
las manos gloriosas de Mendizabal
y para que vean como la historia no termina aquí,
también su nieto Juanín,
por presidir el pueblo y tener retratos que de los rayos solían huir.

Piden los republicanos, todo sea por pedir,
por el milagro de Las Pedroñeras,
la canonización del retrato de La República y a este solo fin
se invita a un redactor del Diario El Motín
por ser autores del retrato y del milagro de Las Pedroñeras,
uno entre mil.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

domingo, 16 de agosto de 2015

POESÍA: AFINANDO POEMAS CON FONDO DE MÚSICA QUE DA ESPASMOS

Resultado de imagen de ESPASMO

Me producen reparos los poemas cortos
por eso los alargo
y de tal  forma les doy volumen a sus cabellos despeinados
que al final los dejo
tan arreglados
que parecen de todo un poco
como aquel puesto del mercado
en el que igual se podían encontrar unas sandalias que un candado.
Los poemas son en las letras
como en la música un piano
pues hay que afinarlos
poco a poco
hasta dar con el toque ese envenenado
que los hace diferentes aun en los casos
en que el sujeto y el predicado
concuerdan en todo sin usar de más reclamo
que el sentido del poeta para colocar en el verso señalado
aquello que sin ser necesario
puede causar de todo menos espanto

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: HABLEMOS DE LOS POBRES TAMBIÉN EN LAS POESÍAS

Resultado de imagen de POBRES PIDIENDO EN LA CATEDRAL DE VALENCIA


En Valencia una mujer pedía,
mediodía era,
mala hora y en la calle tranquila
solo ella pedía;
Por favor deme algo para alimentar a mi hija,
si es leche
no me la de desnatada
o baja en proteínas
de esas que esterilizan la figura,
démela entera que sirva
para cubrir el mínimo de calorías
que mi hija necesita para que no se quede raquítica.

En la  misma calle y en diferente día
una mujer pedía
algo con que sacar adelante a su familia.
Los pobres que piden
tienen que aguantar encima las críticas
de quienes pasando cerca desvían la mirada y aviva el paso, de lo más deprisa.
¿Será por qué tienen prisa?

Había una pobre en la catedral
que en su puerta de entrada y de salida pedía
de ella decían
que era rica
con muchos patios, pisos y alguna finca,
dicen que los billetes los tenía escondidos bajo el colchón en que dormía.
Muerta apareció un día;
su cadáver fue enterrado a esas horas del día
en que las calles estaban desiertas y el cementerio parecía una verdadera tumba.
Nada se supo de esos bienes que se le atribuían. Todo calumnias.
qué mala debe ser la envidia,
los hay que nacieron ricos y por eso la pobreza les tira.


Autor: Jose Vicente Navarro Rubio


POESÍA: PASADO, PRESENTE Y FUTURO

Resultado de imagen de hominido dibujo

Todo me resulta tan ambiguo,
lo que somos
sin más quehacer
que ser corriente de agua de un río
con muerte segura
allí donde le mar se abre en abanico.
Lo que fuimos homínidos
en una pradera mirando por encima de los arbustos
y lo que seremos
casi polvo o humo
de vuelta a aquel destino
al cual nos debemos,
Darwin así lo predijo
en su libro: El origen de las especies,
que tanto en mí significo
para cuando casi era un niño.
Vivimos en presente, en pasado y viviremos en futuro
con la mente puesta
en ese gerundio
sin valor como sujeto o sustantivo.


Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

ROMPESUELAS, EL TORO CONDENADO A MUERTE EN TORDESILLAS: ¿NO ME DIGAN QUE NO ES BONICO?


 

Rompesuelas te escribo para decirte
que dentro de poco morirás
sin ningún tipo de ayuda.
Lo tuyo
no será una muerte licita
pues un puñado de lanzas atravesarán tu cuerpo
como si fueras una almohadilla.
Disfruta,
se feliz,
come,
y cuando te tengas que enfrentar a esos que te tienen tanta ira,
levanta la cabeza
y no pidas otra cosa que no sean JUSTICIA.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: POR PATRAIX EN ESTE DOMINGO



Resultado de imagen de FOTO ANTIGUA DE PATRAIX











Ayer alguien, es alguno,

recordaba que la plaza donde estábamos
había sido antes un campo de fútbol
con acequia Favara, a su lado incluía,
y pueblo cercano a Valencia, de nombre Patraix, con pocos ya patricios,
a excepción hecha de los que descansan en tumbas
de yacimiento arqueológicos ,
que por la zona hubo uno,
con lapida de granito e inscripción de aquellas que contaba la vida del difunto.

A la hora en la que escribo
en Patraix duermen los gallos, ahora, de plástico amarillo,
como si el tiempo fuera algo genuino
de disfrute en la cama y con la televisión encendida,
así de sencillo.

La iglesia en la plaza, cerrada, a estas horas de bajo nivel de culto,
es de los pocos resquicios que me vienen a la mente
para recordar al mundo
esa encendida loa a los bares convertidos en iglesias laicas comunales
donde se respira el espíritu de quienes en los bares se sienten en su sitio.

En las panaderías que abren los domingos
se nota el olor a pan cocido
pasteles, empanadas
y todo aquello que puede ser objeto de compra
para cuando se abren las puertas de las casas
y las vecinas y vecinos salen para dar su visto bueno al consumismo.

Circulan por las calles vehículos de todos los tipos
a velocidad comedida,
respetando las señales que prohiben de todo menos ruidos.
Bicicletas, motos, coches, furgonetas
y triciclos.
Veo, todo ello, en una mirada que lanzo de continuo
sobre la recta de asfalto
que se pierde entre un viejo edificio
y otros nuevos, producto del afán desmedido
por  llenarse los bolsillos ciertos seres desaprensivos.

Con nostalgias, que me sirven de estímulo,
paso por delante de un caserón antiguo
de ventanas por la cal recubierta, con unos pequeños orificios
por los cuales sus inquilinos
tiran de unos ganchos
para abrirse al mundo, que no es otro que la calle sin ruidos.

Quedan los árboles
pegados sobre los suelos
sin más alimento nutritivo
que la escasa agua,
y sin más comidas,
cenas
ni desayunos
desde que fueron plantados
con el claro motivo
de dar sombra
y facilitar que el dióxido de carbono no sobrepase un determinado porcentaje que avisa: peligro.

Por un ascensor subo hasta un sexto piso
allí me esperan de continuo
nostalgias que combato
sin más calores ni fríos
que los que trae la mañana de un domingo,
16 de agosto
con Elvis Presley en la televisión poniendo buen ritmo para que no se diga: ¡Que mundo!

Autor de la poesía: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ESCRITO EN ESTA MAÑANA ANTES DE QUE LA LUZ DEL SOL ENTRE POR LA VENTANA






Resultado de imagen de persiana bajada














Todavía no he subido la persiana,
no se si alguien
habrá matado el día, o estará éste esperándome para decirme:¡Buenas mañanas!.

No se si las palomas
que rondan por el balcón de la casa
estarán bebiendo
el agua de las plantas,
ni si el quiosco de la esquina
estará ya vendiendo la prensa
que tanto en estos momentos me hace falta.

Adolezco de datos del exterior,
si fuera comunicado de guerra diría:
zona quemada.

No quiero saber
hasta que acabe este poema
lo que ocurre por ahí fuera
no fuera el caso que mi fuente de inspiración se vaciara.

Quiero estar ausente,
yo solo en el comedor de esta casa
la de mis padres,
desde que fue comprada,
con la mesa llena de revistas,
una silla con tres libros,
un cuadro con puente y río incluido
de agua que no baja
y más enseres que ahora a continuación se citan de pasada.

Se desplaza mi vista por la habitación,
garito del que escribe en moderna maquina,
y ve un almanaque
despistado en el mes todavía de julio, agosto no nos dice nada,
y un reloj de pared, chino, que marca las 8 horas de la mañana
con mucho tino,
y sin golpes de campanas.

En el aparador se ve
a simple vista
por su tamaño no engaña
un televisor
con dos mandos,
uno quemado de tanto pasar canales
para no ver nada
y el otro a punto de quemarse
por el mismo motivo,
sobran palabras.

Cinco fotografías de la familia,
unas cortinas de color ahumado,
cinco cojines
y una bolsa de aseo con lo mío,
reclaman mi atención
en estos comienzos de un día
que dará mucha lata.

Dentro de la bolsa de aseo,
de todo un poco, no falta,
en eso hay que ser poco ácrata:
para el pelo,
para la cara,
para los pies,
para el aseo en general,
para llevar ropa encima,
para peinarse,
para fumar algún puro,
para cargar el ordenador
para las piedras en el riñón,
pastillas, por si acaso, ¡ojala no hagan falta.

Se resalta
por su importancia,
una maquina de dar oxigeno,
a ritmo de orquesta barata,
conectado directamente
mediante tubo de goma
de gran largaria
con mi padre que descansa
en la otra habitación,
ausente él
a lo que en estos momentos escribo y en la casa pasa.

Me olvidaba
de los cajones del armario
con medicinas de todos los tipos,
vajillas,
trastos,
de ellos puede salir cualquier cosa indeterminada,
fotografías de dos bodas,
la mía
y la de mi hermano,
por el tiempo tostadas,
una figuras de alabastro,
e indeterminadas de porcelana.

Todo,
como ven,
se declara
en esta luz que entra
a través de las rejillas
de las persianas.

Todo,
que pasada
parece estar pensado
para no cambiar
nunca de sitio,
se resalta
que en ello nos preocupamos
todos los de la casa,
sin más comentarios
ni puesta en común
sobre ello.
ni media palabra.

Creo innecesario mencionar
aunque me parece innoble
el no decir nada,
por eso vuelvo a la carga
que encima de la mesa
hay un reloj
y unas gafas
de sol
abatibles sus dos caras,
como  el techo de un coche descapotable,
de buena estampa,
una revista
abierta por una leída ya página
que lleva por título: La llamada vegana,
un vaso de agua,
un posa platos
confeccionado con palillos de madera,
una botella de agua
y un cenicero
con una colilla de tabaco
de marca indeterminada.

Se me olvidaba,
menos mal,
tres servilletas de papel blancas
que se van a la basura: ¡ya! pues acabo su razón de ser en el preciso momento de haber sido usadas.

Yo visto
de pantalón corto,
sandalias,
polo
comprado en la playa,
gafas
de vista bien pensadas
y funda en un diente,
ni de oro ni de plata.

Vuelvo a la carga:
La lampara
por encima de mi cabeza
reposa
en su tranquilidad cotidiana
con tres perillas,
bombillas alargadas,,
cuatro dadas de baja
y el resto hasta doce
en buen uso y explotadas
en las horas nocturnas
que van desde la tarde
hasta la noche, bien entrada.

Una fotografía aérea de Pinarejo
cuelga de una pared
y en el se ve el pueblo,
todo él,
como si estuviéramos en casa,
con las eras
unas verdes y otras pardas,
parte del término,
gran explanada,
y en primera instancia
el pueblo, núcleo urbano,
con sus calles y sus casas,
muerto casi en la mirada,
como si sobre el hubiera caído un maleficio
y no prosperara
por culpa ,
de un mal de ojo, de alguna criatura extraña.

Remedios había para todo
en épocas pasadas
esto del maleficio se solucionaba
montando los dedos
y con castañas
colocadas en los bolsillos de los  pantalones,
con dos bastaban
que se llevaban
por el tiempo que hiciera falta.

Acabo ya
pues es hora de entrar
en otras cuestiones
más mundanas,
entre ellas
preparar los desayunos,
y dar a la perdiz de beber agua,

Autor. Jose Vicente Navarro Rubio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...