viernes, 12 de febrero de 2016

POESÍA: EL COUNTRY Y SUS BELLAS BALADAS

Resultado de imagen de instrumentos musicales de la musica country


Me he despertado con una balada, country western,
que el viento recitaba
con especial calma
de la misma forma que se recita
una nana
a un bebe que en la cuna te mira entre carcajadas.

El viento agitaba sus cuerdas
y en eso resonaba
una guitarra
de caja de madera de olivo desgarrada
encima de las tapias de una casa abandonada.

Eran gatos atraídos por la luna descarada
los que enseñaban sus senos
allá en su alta morada
al tiempo que agitaban
un contrabajo como si se rascaran las panzas.

Sonó
con cara destemplada
el violín
que así se llama
el ruido que sale de una garganta
cuando un pobre muerde el frío de la madrugada.

El banjo lo traía entre las mantas
un jornalero
en su dura cama
levantada sobre haces de paja
como si no hubiera más casas
que aquellas que dan con malas caras quienes te pagan.

Una sartén servía de morada
a letras abandonadas
que en la cocina se guisaban
desde la DO a la MI,
con aceite refinado en las praderas heladas,
casa,
de un vagabundo que en un vagón de tren descansaba
mientras la noche se comía sus lágrimas.

Eran las tres de la madrugada
cuando pasó un coche
a toda castaña
relamiendo sus pestañas
haciendo sonar una música extraña,
balada,
que un ciego de mil posadas
tocaba
con su armónica de metal dorada
que entre los dientes silbaba
como si fuera la lengua envenenada
de una serpiente de cascabel en su cabeza enroscada

Me sentí vaquero
en tierras extrañas
domando potros, jugando a las cartas,
siempre a lomo de caballo
guiando caravanas
mientras indios con sus caras pintadas
me miraban
como si el mundo fuera solo una pradera dominada
por un tambor de guerra lanzando amenazas
hacia quienes avanzan cual pirañas
por río de aguas bravas.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio






No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...