sábado, 5 de marzo de 2016

HELGOLAND O HELIGOLAND ESTACIÓN ORINOTOLÓGICA, DE UN AVE ANILLADA ENCONTRADA EN 1914 EN L'ALCUDIA (VALENCIA)

Resultado de imagen de helgoland

Enrique Llobregat de l'Alcudia (ValenciA) cuenta en el diario El Pueblo de fecha 24 de enero de 1914 que un cazador de l'Alcudia de nombre Joaquín Baeza aficionadoa la caza de tordos dio muerte a un tordo que llevaba una argollita de metal niquelado de 8 mm de longitud con la siguiente inscripción: transversal: ZOOL. STAT y longitudinalmente MELSALAND 3.698. Suponía el autor del artículo que que debería pertenecer a algún zoo de Suiza. Terminaba el artículo diciendo que había causado extrañeza y más teniendo en cuenta que era un animal silvestre. Al parecer por aquellos días habían pasado palomas mensajeras que en sus patitas llevaban un disco con inscripciones .
Resultado de imagen de helgoland

Este artículo de Enrique Llobregat me llamó la atención y tras algunos esfuerzos terminé por descubrir que el nombre estaba mal escritoy que se correspondía con HELGOLAND, la "única isla de alta mar de Alemania". No obstante, resulta fácilmente accesible: está comunicada por barco desde Büsum, Hamburgo, Cuxhaven, Bremerhaven y Wilhelmshaven. Se puede llegar cómodamente a la isla en un barco de pasajeros realizando un pequeño crucero por el mar del Norte antes de alcanzar la impresionante mole de acantilados que surge del mar. A nivel arquitectónico, Helgoland resulta fascinante: la isla se compone de tres zonas, la inferior, la media y la superior. Para tomar el sol lo mejor es acercarse a la pequeña isla situada frente a la costa.

Relacionado con Helgoland el Doctor Drost, jefe de observación de la isla de Helgoland, así figura en el escrito, vendría a decir en el diario de Valencia correspondiente al día 27 de septiembre de 1928, en un artículo de R. Sirera Morera, que en las noches de lluvia y de niebla la luz de un faro con 42 millones de bujias ejercía una atracción mágica sobre las aves, 400 especies diferentes en la isla,  que no se podían esconder por falta en la isla de árboles, arbustos matorrales y juncos. Una serie de preguntas intrigaban al doctor, todas ellas relacionadas con las aves y sus extrañas migraciones debido a ello el observatorio ornitológico creado en 1911 intentó dar la respuesta junto con otras estaciones en el Mar del Norte y Alemania.

Continuaba el artículo diciendo que la isla tenía una colección ornitológica valiosa y con un abundante de científicos y estudiantes de muchos países. siendo una de las más importantes tareas el anillamiento de aves. Se gravaba en el anillo el nombre de la estación y un número inscribiéndose bajo el número correspondiente la estación y los datos de la ave. Decia el Doctor Drost que si se remitía el anillo al observatorio se podía averiguar donde estuvo el ave y la ruta que siguió.

Las aves que se anillaban se recogían en el Jardín del Observatorio en la Isla empleando para ello dispositvos de alambre. Anual,mente se venían cogiendo millares de aves por este procedimiento, anillándose en 1927 más de 50.000 aves.

Contribuía, según el doctor, el anillaje a fomentar el conocimiento sobre las aves y a mejorar la eficacia de las medidas legislativas con el fin de que se las protegiera.

En Heligland se se recibían avisos y noticias de los paises escandilavos, del Este de Europa, de Inglaterra, Holanda, Bélgica, Italia, Francia, Portugal y España, llegando a la isla cartas sobretodo en el invierno y el otoño dando detalles de algún anillo encontrado en la pata de algún ave.. LLegaba al observatorio un porcentaje de un 2 a 3% de noticias sobre aves anilladas garndes y de las pequeñas un 1%. Así viene a finalizar el artículo

En la isla no hay automóviles ni emisiones de gases, de lo que se beneficia un activoturismo de salud que disfruta del aire del mar del Norte libre de polen y del suave clima de alta mar, ideales para quienes padecen alergias. Las rutas temáticas distribuidas por toda la isla guían al turista por la flora y la fauna de la isla hasta la reserva natural más pequeña del planeta: la roca Lummenfelsen. El museo Helgoland en la Nordseehalle, un centro multifuncional de reuniones, congresos y convenciones para gente de negocios, muestra la historia y la cultura de la isla de forma entrañable.

Para aquellos que prefieran lo típico del lugar, recomendamos la visita a las casitas Hummerbuden en el puerto, declaradas monumento histórico. Aquí, los visitantes pueden disfrutar de una auténtica delicatessen, el famoso "bogavante de Helgoland", recién capturado en las aguas que rodean la isla.

En esta isla había una estación de anillamiento de aves. Benigno Asensio y Ramón Saez-Royuela tratan este tema en su artículo: EL ANILLAMIENTO EN ESPAÑA:

La historia del anillamiento como método científico para el estudio de las migraciones de las aves comenzó en el año 1899, en un lugar de Dinamarca llamado Viborg, cuando H. Christian Mortensen marcó una serie de Estorninos Pintos Sturnus vulgaris con anillas metálicas con remite (el propio nombre del anillador) y numeradas correlativamente. Con anterioridad ya se habían utilizado diversos tipos de marcas de identificación en aves, sobre todo por parte de cetreros en sus aves de presa, pudiéndose consultar un repaso de toda esta etapa precientífica en Rydzewski (1951). Fue quizá el norteamericano Audubon el primero que en la primera mitad del siglo XIX marcó individuos sistemáticamente con fines de estudio, pero este investigador utilizaba como marcas únicamente hilos de plata, con lo que podía reconocer ejemplares pertenecientes a una cohorte marcada en un lugar o momento determinados, pero no podía individualizar a esos ejemplares. Es Mortensen, por tanto, el iniciador del método tal y como hoy lo conocemos, y el que comprobó inmediatamente su éxito para la obtención de información sobre los movimientos de los individuos. Ya a lo largo de su vida publicó diversos estudios sobre migración de un buen número de especies (Jespersen & Taning 1950) y no tuvo que esperar mucho para ver cómo en 1903 en Rossitten (Alemania), un centro ornitológico creado dos años antes para la observación directa de las aves en migración, se adoptaba el anillamiento como método estrella para el estudio de esas migraciones. Tras él, se fueron creando de manera sorprendentemente rápida una serie de centros de anillamiento por toda Europa: en 1908 el de Budapest, en 1909 el de Londres, en 1910 el de Helgoland, en 1911 los de Leiden y Göteborg, en 1913 los de Salzburgo y el propio de Viborg, etc. (España 1948). Y así llegamos hasta hoy día, con 33 remites de anillas reconocidos en toda Europa, en la que el anillamiento puede casi considerarse método oficial de estudio, al estar en muchos casos regulado legalmente. En nuestro país, la primera iniciativa la tiene el Sr. Bolivar, de la Sociedad Espa- ñola de Historia Natural, Sociedad que ya publicaba con anterioridad en su Boletín datos de recuperaciones de anillas extranjeras en España. A instancias de ese miembro de la Sociedad, tres personas, los señores Lozano, Cámara y Vizconde de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza, Ministerio de Medio Ambiente, Gran Vía de San Francisco 4, 28005 Madrid. e-mail benigno.asensio@gvsf.mma.es Sociedad Española de Ornitología, Melquiades Biencinto 34, 28053 Madrid. e-mail seo@seo.org * ** 8 Armería, celebraron en el año 1929 la primera reunión con un orden del día constituido por temas de anillamiento, y en esa reunión decidieron crear la Comisión del Anillado de las Aves, nombrar al primero de ellos su presidente, recoger toda la información dispersa sobre aves anilladas recuperadas en España y proponer a la Sociedad una primera campaña de anillamiento de aves como ensayo, para lo que se requería conseguir material y anillas. En el mes de junio del año 1930 se colocaron las primeras 53 anillas de aves en España. La especie elegida, y que no ha perdido desde entonces la primacía en esto del anillamiento, fue la Cigüeña Blanca Ciconia ciconia, y las anillas llevaban remite húngaro. Después de esto hay tres campañas paralelas que se desarrollan a la vez. Por un lado, continuó la de la Comisión del Anillado de las Aves, con anillamientos de cigüeñas en las temporadas posteriores a 1930, al parecer en las proximidades de Candeleda (Ávila) por el Sr. Gil-Lletget, también con anillas húngaras. Por otro lado, en un resumen de los anillamientos realizados en España que el Profesor Bernis publica en su libro Migración en Aves (1966), figuran 100 anillas con remite MUSEO DE CIENCIAS puestas entre los años 1931 y 1936, con lo que sería el remite de anillas españolas más antiguo, utilizado por naturalistas relacionados con el Museo de Ciencias Naturales de Madrid. Y en tercer lugar, y por iniciativa del Ingeniero de Montes D. Germán Marina, la Sección de Vertebrados Terrestres del Instituto Forestal de Investigaciones y Experiencias lleva a cabo el anillamiento de 83 cigüeñas con remite FORESTAL MADRID ESPAÑA. No se conservan los datos de estos anillamientos, ya que los ficheros completos y anillas fueron destruidos en la Guerra Civil durante el saqueo de las instalaciones del Instituto en El Pardo, Madrid (Dueñas 1948), pero de nuevo Bernis, en el resumen mencionado, sitúa entre 1934 y 1936 los 400 anillamientos realizados con este remite. Es decir, en los mediados años treinta los dos pioneros remites españoles se utilizaron al mismo tiempo, aunque al parecer corresponde a MUSEO DE CIENCIAS una poco mayor antigüedad. En este caso los biólogos tomaron la delantera a los ingenieros"

Lo bien cierto es que la prensa de aquellos años hasta mediados del siglo XX relata hechos parecidos al de l'Alcudia:

-Revista cinegética ilustrada. 3/1934, n.º 122, página 26

Aves anilladas Nos dicen de Baza (Granada) que el aficionado D. losé Funes Navarrete, dio muerte, en los primeros días de enero, a un pato anillado con la siguiente inscripción: Z. Zoolog-Museum-Denmark-2116. Nos comunican de Águilas (Murcia) que unos cazadores han capturado un pardillo anillado con la siguiente inscripción: Vogelwarte Helgoland 844083.

 La Nación (Madrid). 6/11/1928, página 6;

Es cazado un pájaro procedente de Helgoland JEREZ DE LA FRONTERA.—El capitán de Caballería D. Luis Agar ha cazado un pájaro pincel macho, que tenía en la pata izquierda una anilla de aluminio con la inscripción "80.573.—Helgoland"

Entre las curiosidades de la Isla de Helgoland que se recogen en la WIKIPEDIA citamos las siguientes:

Heligoland coincide perfectamente con la descripción de la isla en el mar del Norte en la que se encuentra la prisión de magos de Azkaban en el universo de los libros de ficción de Harry Potter.

Heligoland dio su nombre a las Trampas de Heligoland, usadas para el anillado de aves.

Forseti, fue un dios noruego cuyo principal lugar de culto se cree que se encontraba en la isla; algunos arqueólogos han identificado a Forseti (o Posites) con el griego Poseidón.

Un escritor alemán (Jürgen Spanuth) pensaba que en Heligoland se encontraba la capital de los Atlantes, sumergida con el ascenso del mar con el deshielo: se basó para ello en las descripciones que Platón hacía de la Atlántida (en el Timeo y Critias), así como en el relato de Piteas de Marsella. Según él, el conocido por los pescadores como fondo rocoso serían las ruinas de los palacios y edificios.

Debido a la fuerte erosión del mar del Norte, sus furiosas tempestades, la subida del nivel del mar y las grandes mareas, la extensión de Heligoland ha ido decreciendo desde que se tiene conocimiento: los mapas antiguos la mostraban mucho mayor y rodeada de castillos e iglesias, luego sólo reflejaban los blancos bancos de arena y dunas (ahora sumergidos) y más recientemente sólo ambas islas. De continuar el efecto del mar sin tomar protecciones (los actuales espigones rompeolas), en unos pocos siglos la islita Düne dejaría de existir por completo mientras que Heligoland habría perdido una docena de metros de sus acantilados del norte (la aguja rocosa Lange Anna desaparecería en una decena de años).

Utilizando la técnica de radar de apertura sintética, se han realizado varios experimentos para elaborar una carta batimétrica (de profundidades) alrededor de la isla: los resultados obtenidos han sido similares a los elaborados utilizando el sónar como sonda.

El quinto álbum de Massive Attack se llama Heligoland, lanzado en 2010.

En la isla fueron rodadas unas escenas de la película "La montaña sagrada" (Der Heilige Berg), de Arnold Fanck (1926): unas escenas de oleaje entreveradas con una danza, protagonizada por Leni Riefenstahl (Memorias, 2013, pág. 90). Unas imágenes en http://www.youtube.com/watch?v=mIHCDEHjjNI&feature=youtube_gdata_player

Anton Bruckner escribió una cantata secular homónima para gran orquesta y coro masculino en 1983 para celebrar el aniversario número 50 del coro de hombres de Viena.

OTRAS HISTORIAS:
Fuentes:http://historiaymasblog.blogspot.com.es/2014/10/hechos-desconocidos-y-curiosidades-de.html


Destrucción de Heligoland: actualmente esta pequeña isla alemana del mar del Norte, es lugar de vacaciones y tiene exenciones de impuestos en cosas como el tabaco. La historia de la isla se remonta a la Prehistoria, después con las guerras estuvo en distintas manos. En 697, se retiró allí el rey de Frisia, tras derrotarle los francos. En 1231, la ocupa Dinamarca. Hasta 1714, pasó varias veces a ésta y al condado alemán de Schleswig. Después hasta 1807 fue para Dinamarca, hasta que en 1807 la ocupan los ingleses que la ocupan hasta 1890, cuando la ceden a Alemania a cambio de que ésta renunciara a Zanzibar. La isla se convirtió en una importante base naval, durante la Gran Guerra se evacuaron los civiles. Hitler la reactivó y dejó estar allí a los civiles, que volvieron en 1918. Pero el 19 de abril de 1945, más de 1.000 bombarderos la atacaron, pero había solidos búnkeres y subterráneos. Solo hubo 128 muertos, casi todos soldados de artillería antiaérea. La noche siguiente evacuaron a los civiles. Acabada la guerra volvieron, pero al poco los ingleses ocupan la isla, los expulsan y la convierten en campo de tiro de la RAF hasta 1952. El 18 de abril de 1947 la Royal Navy puso 6.800 ton de explosivos en la isla para destruir todas las fortificaciones, tanto artilleras y refugios para submarinos. Pero aparte de eso, querían hacer desaparecer la isla, como dirían más tarde. La explosión fue tal, que numerosos sismógrafos del norte de Europa la detectaron. Se cree que ha sido la explosión convencional más grande hasta ahora. Lo mejor es que unas cuantas fortificaciones aguantaron, lo que habla muy a favor de los ingenieros alemanes. Los ingleses tuvieron que reconstruir lo dañado y la devolvieron a Alemania. Pero algunas zonas como Oberland quedaron destrozadas, quedando enormes cráteres que hoy todavía pueden verse.
Es interesante ver los ataques, desde "Exordio" traigo una lista bastante detallada de la intensa ofensiva aérea aliada que comenzó en agosto de 1944. Esto demuestra el abusivo ataque que recibieron estas pequeñas islas, pese a que había muchos objetivos de mayor interés militar. Parece que los ingleses sacaron a pasear su revanchismo.
El primero fue el 18 de diciembre de 1939, tres escuadrones de bombarderos de la RAF fueron enviados a atacar buques alemanes en Heligoland Bight. Participaron 24 bombarderos Vickers Wellingtons, de los cuales dos regresaron debido a problemas mecánicos. La respuesta alemana fue inmediata y los cazas alemanes causaron tanto daño a los británicos que decidieron no realizar más ataques diurnos.

Autor del Artículo: Jose Vte.Navarro Rubio





No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...