sábado, 18 de junio de 2016

POESÍA: HISTORIA DE UN POEMA POCO OPORTUNO

A estas horas duerme el pueblo
domesticado
casi mascado por los elementos que le vienen
cual riadas arrastrando
los ramajes y los troncos de los árboles abatidos
por la fuerza de la corriente
que baja siempre buscando los mares, infectados de preguntas.

Así es y se entiende
que la oscuridad acompañe desde siempre
a los silencios de las noches
en los que las calles se quedan vacías
y las casas se conviertan en tumbas
donde solo habita el tiempo
que nos queda para salir otra vez a la vida
como corriente de luz
que se alarga desde el espacio hasta allí donde posamos nuestra mirada.

A estas horas cae la gota de agua
en la fuente de una plaza
donde abrevan los caballos y mulas de otros días,
ahora ventiscas que se aproximan
para instalarse en las cuevas vacías
allí donde se transformaba la uva en vino
entre paredes de cal muerta,
derrumbe incesante de los cimientos del mundo
sobre el vino que corre de vaso en vaso
antes de que Noe construyera su Arca
y nos llegara el Diluvio, con sus aguas,
sin más elementos adjuntos,
que esos árboles abatidos con los que se adornaron las primeras palabras
de este poema tan poco oportuno.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...