sábado, 6 de agosto de 2016

POESÍA: Y TANTO QUE LA QUERÍA

El querer estaba probado
en el primer sorbo se la bebió
solo quedó de ella
el vaso vacío,
un poco de frescor sobre su boca,
unas gotas, fuera,
resbalando
por los labios.

Quedó su presencia,
quedó complacido,
miró el reloj, faltaban 5 minutos,
y pidió otra.

Se la trajeron enseguida,
fría,
resbalaba por las manos
bien cogida, la apretó,
miró su nombre,
siempre el mismo,
el de ella,
y cerró los ojos,
notó su presencia,
su olor, a campo,
y calló.

Se volvió a cumplir su primer deseo de aquel día,
aun todavía las 9 de la mañana por dar,
el agua, era su vida,
así se lo enseñaron
y así cumplía aquel ritual, casi perfecto,
aunque yo diría,
que para poner la puntilla habría que decir su nombre de pila.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...