viernes, 5 de agosto de 2016

POESÍA: POR TIERRAS DE LA MANCHUELA: VILLANUEVA DE LA JARA, EN CUENCA




El Cuco
tal y como se oye
Cuco
y en él
restos de la edad del bronce,
la piedra dejó de ser
el útil con el que identificar a una cultura que en Cuenca habitaba cerros y cuevas por doquier.

Para el siglo XI
un crisol Villanueva de la Jara viene a ser
en el que se atan,
buen cordel,
todo es cuestión de querer,
culturas tan diferentes que hoy nadie se lo podría creer.

Almohades y moriscos,
cristianos
y tal vez, nuevos y viejos, estos y aquellos,
todos a la vez,
se funden
para dar a nacer
lo que ahora vemos, ¡esplendor es!

Ya en el siglo XV
de Alarcón dejó de ser
aldea
en ello tuvo que ver
la llamada reina Isabel.

Saqueada la villa
por un Archiduque
que quería ser rey
ya en el siglo XIX
se crea un colegio, la cultura comienza a crecer.

Por aquí pasó
Willy Brandt, y Josip Broz
Tito y George Orwell,
brigadistas y miembros de la Comitern
con sus bunkeres Villanueva es
un recuerdo permanente
de lo que podemos llegar a ser.

Recuerdos
tras cada paso que demos
en Villanueva los hay.
Su posada y pósito
nos llevan al ayer.
Marcando las horas
el reloj de la torre
no calla se le oye por doquier
y en la plaza
un palacio sin marqués
nos quiere con sus buenas vistas entretener,
en otros días hospital,
ha vuelto en su vejez
a ser ejemplo de exquisitez.

Del viejo castillo
sus piedras
fueron a recaer,
así los pueblos se venían a hacer,
en la iglesia de la Asunción
con su Altar Mayor, fe,
y retablo de tres cuerpos, para ver,
así se puede entender
aquello de que:
"pues polvo eres, y al polvo volverás"

Santa Teresa
se dejó por aquí querer
de esa época
y fundación suya es
el Convento de las Carmelitas
donde se vienen a recoger
los pensamientos del medievo
con su impronta religiosa allí donde los pueblo venían a nacer.

Loa frailes carmelitas
estuvieron y supieron ejercer
ese su poder
de hombres creyentes
duchos en la fe
expandiendo su mensaje
sin temer
a nadie que no fuera
quien desde el cielo los guiaba en su cotidiano quehacer de extender la fe.

La Virgen de las Nieves
es patrona
y se le quiere
por aquello de que es
madre que a su hijo junto a su regazo se deja ver.

Entre lavaderos
y ermitas
rollos
y casas señoriales, llega el atardecer,
con la vista puesta
en los manjares que en las mesas se suelen comer.

El río Valdemembra
corre
y se viene a entretener,
remansos en los valles,
almendros y nogales, olivos y cepas de poco crecer
el valle del Valdemembra da lugar a un paisaje que es para ver,
así lo hacen los chorlitos muy sensatos y queridos por todos, a la vez.

Fiestas en Villanueva
¿y qué?
San Antón
se aprovecha para que todos puedan saber
 que los animales son hermanos
y en el cielo Dios los quiere ver
y no termina
la fiesta
pues es buen entender
que en los jueves landeros
el tapete sobre el suelo se extiende para comer

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

A CUENTA DEL QUIJOTE

Dicen y es digno en ello pensar
Que la aventura del rebuzno
Que en el Quijote Cervantes vino a contar
Y la del Retablo de las Maravillas
Hubo de venir a pasar
En la aldea del Peral
En una venta de las muchas que había por el lugar
cerca del camino habilitado por los romanos para transitar.

Así la historia cuenta
Y en ello Cervantes se debió fijar
Que con ocasión de visitar una mojonera
Los alcaldes, Bartolome Radejo de Villanueva de la Jara 
y Alfonso Navarro, del Peral,
el gentio en la partición de mojoneras se va a alborotar
Y sin más
En la refriega que se va a armar
Murieron ambos alcaldes, sobre el sitio y sin más.

Así Cid Hamet Ben-Engeli cuenta
"Se levantaron caramillos en el viento
Y grandes quimeras de nonada"
O lo que es igual
Por culpa de un rebuzno,
vaya lío que se va a formar
Con tal de defender la mojonera
los dos alcaldes,
uno de Villanueva de la Jara y el otro del Peral.

Quejas,
Odios
Y choques
Entre ambos pueblos
El asunto mucho tiempo debió de durar
Más de lo que un rebuzno tarda en saltar
De mojonera en mojonera
O lo que es igual
Si el tema se hubiera tratado de una manera más eficaz
Ni en el Quijote se hubiera hablado del rebuzno
Ni Cervantes hubiera alcanzado, con esta historia, tanta celebridad.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

VILLANUEVA DE LA JARA. En Madrid á 8 de enero de 1568, ante los señores de la Contaduría mayor de S. M. se presentó una petición de Mari Lopez de Tobar, muger que fue de Francisco García, vecino que fue de Villanueva de la Jara, provincia de Cuenca , manifestando tenia por cierto y verdadero que en un heredamiento de pan llevar suyo propio, donde dicen los Villares, término de dicha villa, de cabida cuatrocientos almudes, y so ciertos linderos, había un tesoro y mina de metal no conocido, el cual ya había parecido, y suplicaba á S. A. mandase darle la Provisión para beneficiarla: y los señores Contadores mayores la hubieron por registrada , sin perjuicio de tercero, en dicho día , y que se le diese Carta al efecto, nombrando persona que la viese.

Se cuenta que por el siglo XVI
Una mujer Mari Lopez de Tobar
Vino a registrar
Un tesoro y una mina de metal
En el lugar que dicen del Villar,
A lo cual pedía
Poderse de dicho tesoro beneficiar.

Pedía la tal Mari López de Tobar
Que dicha mina se fuera a visitar
Con el fin de poder demostrar
Que lo dicho era verdad.

No sabemos
Como este curioso asunto
pudo finalizar,
Total
Lo mío es curiosidad,
A saber si el tesoro
Que dicha señora decía que se encontraba en el Villar
Fue encontrado
O todavía se encuentra a falta de localizar sobre el referido lugar.

Me reservo derechos de propiedad,
Por bien pagado me daría
Con un ochavo o real
de plata de ley sin cuñar.

Autor: Jose Vte. Navarro 


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...