lunes, 22 de agosto de 2016

POESÍA: LAGARTO, LAGARTO, LAGARTO, DIJO, FEDERICO GARCIA LORCA, CAMINO DE GRANADA UN DÍA


Y en aquellos tragos,
Malos tragos da la vida
El poeta atormentado
¿cómo sería de grande la herida?
Que el poeta murió
Mirando de reojo aquella guerra incívica
De unos contra otros
En una ciudad Granada,
Tomada por el demonio de las rencillas.

Venga usted a mi casa,
¿Qué quiere que yo le diga
De aquella muerte
Por la que usted pregunta,
Muerte que fue la de Federico,
La suya,  
Y la de Luis,
La mía?

Mira de reojo el francés, Claude Couffon, mira,
Se siente atraído, 
Ya lejana la duda
Apura el vaso, traga saliva.

Nadie salvó al poeta,
Nadie, pudo colmar más vasos
Esa sería la medicina
De muchos de los que vivieron aquellos tiempos
De forma activa,
Unos por qué no pudieron
Y algo quedó con ellos enterrado en sus vidas,
Y otros, los de las amenazas y cuadrillas,
Vestidos  a la moda fascista,
Con sus camisas de colores semejando mariposas asesinas
por qué no se cumplirían totalmente sus expectativas.

Lagarto, lagarto, lagarto,
Mal fario
Federico Garcia Lorca, ve en ese día,
Para él comienza su pesadilla,
Mientras se alejaba el tren de su vida,
Con su negra carbonilla encima
Camino de otras tierras
Muy pisadas
 y en sus sueños aburridas
Tanto que para despertarlas,
Harían falta,
Muchos años y muchas preguntas


Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EL CAFÉ DE LOS DOMINGOS

Todo era tan extraño
la esfínge
de piedra,
y el obelisco en el libro
señalando
a una estrella,
la misma que vemos desde una terraza
mientras nos hacemos un helado capuchino.

Todo tan romántico,
el café a las nueve
en la cafetería Humelka
o en casa a las doce un domingo
con la faena hecha y todo a punto.

Volátil su aroma,
su color negruzco,
espuma y crema en los labios
el café resulta de un gusto muy íntimo.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

domingo, 21 de agosto de 2016

POESIA: CAMINO DE UN PRÓXIMO DESTINO

Me deslicé por la vida y lo hice a gusto,
todo lo que quedó detrás
forma parte de ese edificio
que le da forma al árbol
del cual un día se recogen sus frutos.

No quedó nada sin hacer
que no tuviera su tiempo medido,
como el tren que llega a la estación
y sale camino de su próximo destino.

De lo que no se hizo apostillo
que los carriles de la vida a veces no llevan ningún tren a su destino.

Por ahí quedaron dormidas entre suspiros
historias y cuentos y tal vez algún posible olvido.


Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: LOS DÍAS Y LAS HORAS

No hay día sin más horas
que las vive uno,
hay días que son un lastre
en la existencia de uno
y otros días que sin entender el por qué
están intensamente dentro de uno.
Todos los días
unos y otros,
es así de sencillo
el decir
que son parte de esa firma
de estilo único
con la cual pasamos a formar parte
del mundo de los vivos.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: DE UNA CASA CERRADA ALLÍ DONDE NACIÓ UNO

La casa en la que nací
fue el lugar de aquellos juegos divertidos,
infancia asomada a unos ojos,
la casa en ellos introducidos.

Así la vida de uno se fragmenta
como el vidrio
al romperse contra el suelo con su característico sonido,
a huesos quebrados
a golpe de martillo.

En esa casa la muerte dejó de tener un sitio.
Sola la casa ahora
reclama su difunto.

Casas sin vida y muerte
no son casas,
pues en ellas no se oyen los gritos
de bienvenida ni de despido.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: FANEGAS, ALMUDES Y CELEMINES


Resultado de imagen de FANEGAS, ALMUDES Y CELEMINES
Nació este que les  habla
hace ya de esto tiempo,
para cuando todo se contaba
como si se estuvieran cosechando
granos de trigo,
ablentados en las eras,
casi del olvido

Entre aires entrantes
y soles sumergidos en mareas de vino tinto,
crecían las fanegas, los almudes y celemines
en la vida de uno,
tantas he contado y tanto de ello he oído
por boca de mis padres
que me considero en estos asuntos
casi labrador
sin haber labrado otra cosa que no sean lineas en las páginas de los libros.

La calle donde nací continua igual,
en ella el tiempo detenido
juega todavía en la calle este niño
a lo que recuerda con un aro de metal que cuesta abajo cogía buen tiro.´

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...