sábado, 12 de noviembre de 2016

PUENTES ROMANOS DE LA PROVINCIA DE CUENCA

PUENTE ROMANO EN LA ALMARCHA
Puente Romano


PUENTE ROMANO DEL CASTELLAR



PUENTE ROMANO DE CARDENETE



FUENTE ROMANA DE SOTOCA




PUENTE ROMANO EN VALERIA





PUENTE ROMANO DE TRES JUNCOS



PUENTE ROMANO DE CASTILLEJO DEL ROMERAL



PUENTE ROMANO DEL PROVENCIO



PUENTE ROMANO DE SAN CLEMENTE



PUENTE ROMANO DE POYATOS

Resultado de imagen de puentes romanos EN POYATOS

PUENTE DEL CASTELLAR ENTRE FRESNEDA DE ALTAREJOS Y LA PARRA DE LAS VEGAS




PUENTE ROMANO DE JABAGA



PUENTE ROMANO DE RIANSARES EN TARANCÓN



PUENTE ROMANO EN PRIEGO

picture of Puente romano sobre el Río Escabas

POESIA: EN LA MANCHA HONRUBIA

Alberca de Záncara (La)
Almarcha (La)
Atalaya del Cañavate
Cañada Juncosa
Cañavate (El)
Casas de Benítez
Casas de Fernando Alonso
Casas de Guijarro
Casas de Haro
Casas de los Pinos
Castillo de Garcimuñoz
Hinojosa (La)
Honrubia
Mesas (Las)
Mota del Cuervo
Olivares de Júcar
Pedernoso (El)
Pedroñeras (Las)
Pinarejo
Pozoamargo
Provencio (El)
San Clemente
Santa María de los Llanos
Santa María del Campo Rus
Sisante
Torrubia del Castillo
Vara de Rey

Resultado de imagen de honrubia cuenca

No está mal para comenzar
decir de Honrubia
lo mucho que por allí
uno ha parado de camino a cualquier lugar

Entre dos ríos
Júcar y Rus
se enclava el término de esta localidad
rubia ella
con alguna fuente de destacar.

Con diez pueblos
ni uno menos
ni uno más
Honrubia delimita
y así es de esperar
que continúe su historia
en ese lugar
llamada La Mancha
que tanto es de respetar.

Tiene lagunas largas y redondas
por aquí debió andar
un tal Don Juan
escribiendo libros
con los cuales ilustrar
a generaciones futuras
entre ellas
la del que les viene de esto a hablar.

La sierra del Cañavate
se adentra en  este lugar
destacando en Pinarejo
el cerro Quinquillero del cual ya oirán hablar
por ser la mayor  altura de la contorna.

En Honrubia se dicen
estas coplas que ahora les voy a relatar:

"Honrubia está en un hondo,
metida en una arboleda,
los trigos lloran por agua
y los mozos por doncellas"
Beata tuvo Honrubia
y en honor a un hecho singular
ermita del Santo Rostro
con la cual alabar
los hechos milagrosos que a la devota le vinieron a pasar.

Bajo el pantano
desastre que nadie se ha atrevido a calibrar
quedaron dos aldeas del lugar
Marín y Zarza
las Monjas
una carretera cortada
y arruinada la vida de muchos vecinos del lugar.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: EN LA MANCHA LA HINOJOSA

Alberca de Záncara (La)
Almarcha (La)
Atalaya del Cañavate
Cañada Juncosa
Cañavate (El)
Casas de Benítez
Casas de Fernando Alonso
Casas de Guijarro
Casas de Haro
Casas de los Pinos
Castillo de Garcimuñoz
Hinojosa (La)
Honrubia
Mesas (Las)
Mota del Cuervo
Olivares de Júcar
Pedernoso (El)
Pedroñeras (Las)
Pinarejo
Pozoamargo
Provencio (El)
San Clemente
Santa María de los Llanos
Santa María del Campo Rus
Sisante
Torrubia del Castillo
Vara de Rey



Del hinojo al Castillo
y de aquí al Palomar
restos antiguos se encuentran
solo es cuestión de excavar
allí donde otras culturas se vinieron a asentar.

Bronce, íbero
que más da
que el resto sea de arcilla o quizás pedernal
solo eso
que tal
si en vez de ello se alza un castillo, 
muralla 
o casco de metal

Es el hinojo la planta natural
a la cual 
La Hinojosa debe su nombre
de ella debemos esperar
ese sabor el suyo tan natural.

Eran calles las suyas
fáciles de mencionar
entre la del Cura Viejo,
la Calle Real,
de la Iglesia, Osario,
basta ya
de recorrer calles y vayamos hasta allá
donde los entierros desembocan
de camino hacia su último hogar.

Buen patrón San Sebastian
a él le suelen cantar
por aquello de que es un santo muy especial
al cual hay que respetar.

Los de la Hinojosa
celebran su mayo
de una forma muy especial
que cantan desde tiempos
en que los gallos eran los jefes del corral.
 
.Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESIA: EN LA MANCHA SAN CLEMENTE


En la tarde San Clemente 
en el camino
a lo lejos se ve 
el espacio lleno
la comprendida honradez
del entorno 
que son las tierras
abiertas a todo lo que sobre ellas cae
y la sobriedad 
y sencillez
del batir del silencio
sobre la tez, 
moruna y cristiana
¿quien sabe lo que el tiempo 
solo él
dejó en esta villa
tan real como Aranjuez.

Escucha el balar
de las ovejas manchegas
debajo de la sombra
que se deja caer
y ven
a San Clemente, así sabrás el por qué
viene a ser
esa capital de La Mancha
que nunca oficialmente lo fue
a pesar de los muchos tesoros
que en ella emergen desde que en ella se instalaron quienes sin renunciar a otros quereres
hicieron de ella esa moza que todos quisieran tener.

Por entender que la tarde cae 
y la noche llega deprisa ella
y con ella él
me paseo, 
quiero ver,
esa arquitectura noble
que el pueblo supo tejer
para gloria venideras, 
también,
para los que sobrados de tiempo
nos entretenemos descifrando aquello que en las piedras se deja leer.

Me quedo, así,
como si estuviera lleno de fe
con esos conventos 
y ermita 
y río de temer
pues nadie sabe el por qué
recorre las tierras de quienes en ellas solo ven
aquello que se llama
el trabajo que supone el depender de ellas para poder comer. 

Como un río,
tal vez,
como una corriente
que baja 
 San Clemente
se quiere ver
cada vez de forma diferente
y siempre a la vez
como ella solo lo es,
princesa enamorada de un rey,
como la torre, de la iglesia,
y el vino del tonel

Autor: Jose Vte Navarro Rubio


POESIA: EN LA MANCHA PINAREJO

Alberca de Záncara (La)
Almarcha (La)
Atalaya del Cañavate
Cañada Juncosa
Cañavate (El)
Casas de Benítez
Casas de Fernando Alonso
Casas de Guijarro
Casas de Haro
Casas de los Pinos
Castillo de Garcimuñoz
Hinojosa (La)
HonrubiaMesas (Las)


Mota del Cuervo
Olivares de Júcar
Pedernoso (El)
Pedroñeras (Las)
Pinarejo
Pozoamargo
Provencio (El)
San Clemente
Santa María de los Llanos
Santa María del Campo Rus
Sisante
Torrubia del Castillo
Vara de Rey


No puede ser
hablar de pueblos
y dejarse en la cesta sin querer
la mejor de sus frutas
así se ve
con solo dejarse caer
para entender
de lo que en este poema el que escribe ha querido poner.

Aldea del Castillo en su niñez
supo Pinarejo
deshacer
ese servilismo fiel
de un pueblo
hacia quien
solo quiere de él
esos frutos
que la tierra da a quien lo cuida 
y deja su vida en ese raro querer.

Sin saber
y sin entender
crece el pueblo
y así en él
quienes desde siempre se sienten alejados del poder.

Pasear por Pinarejo
para dejarse ver
por sus calles
de blanco las paredes
mientras la negra tez
de la historia
por estas tierras se deja caer.

Agua de pozo
quiere uno beber
pues la sed
solo se cura bebiendo 
hasta que el cuerpo en calma 
pide sensatez.

Santa Águeda
es
con mucho
aquello que brota en el alma
de quienes llenos de fe
enfrentan el futuro
con esa sensatez
que solo los pinarejeros saben tener
desde que la historia sobre el pueblo dijo aquello de "vayamos a ver"

Autor: Jose Vte. Navarro RUBIO

POESÍA: EN LA MANCHA POZOAMARGO

Alberca de Záncara (La)
Almarcha (La)
Atalaya del Cañavate
Cañada Juncosa
Cañavate (El)
Casas de Benítez
Casas de Fernando Alonso
Casas de Guijarro
Casas de Haro
Casas de los Pinos
Castillo de Garcimuñoz
Hinojosa (La)
HonrubiaMesas (Las)
Mota del Cuervo
Olivares de JúcarPedernoso (El)
Pedroñeras (Las)
Pinarejo
Pozoamargo
Provencio (El)
San Clemente
Santa María de los Llanos
Santa María del Campo Rus
Sisante
Torrubia del Castillo
Vara de Rey



Entre, 
así es
las tierras de Alarcón
y otras tierras
a saber
Pozoamargo
pervive a esa vejez
tan difícil de entender
para quien no es
de La Mancha otra cosa
que un extraño
que nada de su historia quiere saber

¿Por qué?
La vida de los pueblos
¿Por qué
de tanto palacio?
¿Por qué
la iglesia y la ermita
brillan en él?

Si fue
nudo,
si fue
despensa,
lugar donde comer,
crisol de culturas
y del buen saber
algo quedó
y se puede ver
con solo abrir ojos
y contemplar con querer
ese templo
donde parecen converger
entre bóvedas y cañones
algo más de lo que la arquitectura suele ofrecer.

De sus casas
es de ver
la conocida
con aquello de
Cotillas
con arcos de medio punto,
rejería
y escudo de notable exquisitez.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio


POESIA: PEQUEÑO HOMENAJE A LEONARD COHEN


Yo no canto a la flor que muere
ni al aroma que su olor desprende,
canto a la vida que nos lleva
de una a la otra orilla,
en esas barcas con velas latinas
comiendo el aire que en su cuerpo se cobija.

No hay barca sin agua
ni sol, ni sal marina,
no hay flores sobre las olas,
ni hay aromas de rosas en las nubes que sobre nuestras cabezas caminan.

De una a otra orilla
no cambian las caras
son las mismas
con sus grietas en las mejillas,
sus barbas ocultando la negror 
de la piel por las ausencias comida
y las viejas pipas 
sobre las bocas tirando humo que huele a partida.

En esas barcas con velas latinas,
las gaviotas se arremolinan
a esas horas de la tarde 
en que el mar se llena de comida
mientras vuelven con sus capturas
los marineros de las Islas Perdidas
con sus greñas cubiertas de perlas marinas

Comen aire las velas,
así ellas se inflan,
lo hacen cuando saben
que la tarde finaliza
y en el viejo puerto de las Islas Perdidas
un faro, el de la ternura, avisa,
que en su cuna
la niña, Lorca, duerme 
soñando con caballitos de mar 
que su padre trae atados a su cintura.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio


POESIA: COHEN Y ESE LIBRO DE GARCIA LORCA QUE EN UNA LIBRERIA ENCONTRÓ


Quizás yo te diga,
a ti guitarra,
quizás tu y yo,
el uno
y la otra,
los dos,
cuerdas tensadas,
dedos domados por un domador,
lo que somos
desde que nos invadió
el dulzor, el poema,
la canción,
el grito desgarrador
del poeta ya muerto,
en una librería Cohen encontró
el viejo libro
que escribió
Federico Garcia Lorca
de paso por Nueva York.

Autor: Jose Vte Navarro Rubio

POESÍA: POR EL ALBAICÍN IBA DE COPAS UN POETA, COHEN, CON SU CANCIÓN


No veré el Albaicín de nuevo,
no veré el miedo ¡no!
ni la paloma volando
ni el sol
cayendo 
sobre la pared blanca,
casi almidón,
casa de gitanos ¡señor!
relincha el caballo
que de un cuadro de Picasso salió.

Ni la luna de los enamorado
ni la nieve son
en ese Albaicín granadino
otra cosa que el son
de la vieja guitarra
de cuerdas tensadas entre copas de vino
y quejidos del alma a su corazón.

Ya el quejido
como si fuera tenue rumor
se extiende cual sombras
que invaden con su negror
los viejos tablaos donde surgió
la voz del poeta, cantaor,
tan lleno el de penas
¡señor!
que pasó
por la cabeza del artista
cuando se anudo
el pañuelo al cuello
y palmeó
un Ave Maria que despertó a Nuestro Señor


Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: COHEN, LOS SEIS ACORDES Y EL GITANO QUE SE LOS EÑSEÑÓ



Seis acordes y una canción,
palomas por medio,
una ilusión,
poeta de voz calmada,
desgarrada la nuez de almidón,
germinan granos de sabiduría
sonido incierto de un guitarrista español.

Gitano de nieve su cuerpo,
blanco su corazón,
palillos de música sus dedos,
guitarra como cajón
en un parque, a esas horas en que duerme Dios,
enseña seis acordes al rey de la canción.

Alma en pena que va a la búsqueda
de su mentor
el gitano de Montreal que un día se suicidó,
a la espera estaba el gitano,
a la espera Cohen se quedó
de esa última lección
seis acordes y un grito desgarrador.

En las penumbras de la noche,
entre telas y algodón,
la luna como sombrilla
y como sereno un despertador
los seis acorde suenan
recordando con su son
que somos de esta vida algo menos de lo que nadie pensó

Autor: José Vte. Navarro Rubio

Leonard Cohen tenía 15 años cuando recibió sus únicas lecciones de guitarra. Fue un gitano, apodado "el hispano de Montreal", quien le enseñó una escala de acordes, arpegios y trémolo en el instrumento español. Esas cuatro lecciones formaron la base de toda su música. A esa misma edad descubrió la poesía de Federico García Lorca, que le hizo tomar la decisión de ser poeta. Su familia, de arraigadas raíces hebreas, procedía del Este de Europa, donde judíos y gitanos habían cohabitado durante siglos, y Leonard

viernes, 11 de noviembre de 2016

POESÍA: COHEN Y LORCA Y ELLA LA MUJER DE ÉL

Cohen, en Fuente Vaqueros (Granada)

Fue la música,
fue,
tan solo en la ciudad
durmió
mudándose en su insensatez 
ella
la mujer 
que se asomaba a los jardines 
él
también,
él
se fue.

La ciudad respira,
la ciudad vuelve a ser
la Granada conquistada,
tal vez,
vuelva el viento a envolver
la magia del cante,
el poema que ella quería leer,
la voz de quien canta al mundo que quiere aprender
del poeta su honradez,
del cantante su sencillez.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESÍA: LEONARD COHEN Y LORCA UNIDOS POR LA POESÍA

Resultado de imagen de leonard cohen poema de lorca

Un arco hay en Granada 
de nombre Elvira,
dos  poetas muertos
y entre ellos
una amistad que no termina.

Uno al otro se miran
¿tu quien eres?
pregunta el poeta a quien le mira,
yo soy el otro,
aquel que busca en tu rima
un vals, una seguidilla,
un paquete de cigarros
una lágrima viva.

Ni el uno ni el otro
volverán a ver
ese Arco de Elvira
que parece la entrada 
o salida
de una ciudad amiga 
de la luna;
ni a esos luceros 
que brillan
a esas horas inseguras
de una noche oscura,
en que se oye
¿y tú quién eres?
¿y tú que haces por aquí?
¿Que tal de Lorca?
¿la niña?

Ambos buscan
el escondrijo donde yace
el corazón caliente 
de unas vidas.

En una cueva oscura
Sacromonte,
calle hacia arriba,
unas palmadas
por el aire se retiran,
se mueve una silla,
mientras unos tacones flotan
al son de una música.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

POESIA: EN LA MANCHA EL PROVENCIO

Alberca de Záncara (La)
Almarcha (La)
Atalaya del Cañavate
Cañada Juncosa
Cañavate (El)
Casas de Benítez
Casas de Fernando Alonso
Casas de Guijarro
Casas de Haro
Casas de los Pinos
Castillo de Garcimuñoz
Hinojosa (La)
HonrubiaMesas (Las)
Las Mesas
Mota del Cuervo
Olivares de Júcar
Pedernoso (El)
Pedroñeras (Las)
Pinarejo
Pozoamargo
Provencio (El)
San Clemente
Santa María de los Llanos
Santa María del Campo Rus
Sisante
Torrubia del Castillo
Vara de Rey


Decimos de oídas
que este pueblo se fundó
en aras  a un preciado bien,
el agua que brota
mitigando la sed
a poco que de ella pruebes sentiras lo buena que es.

Por aquí estuvo Don Juan Manuel,
cazando o pescando,
leyendo
o también
observando la belleza de La Mancha al caer
la tarde de un otoño
o tal vez
la noche de un agosto con la luna saliendo por doquier.

Entre Príncipes 
y Marqueses,
Condes
y algún que otro Rey
en El Provencio hubo Duques también.

Vereda hacia arriba
o hacia abajo
o tal vez
"Venta del Pro"
en su más temprana niñez
El Provencio
ha sabido escoger
dentro de la Mancha
ese papel
de pueblo con raíces
que envejece sabiendo a lo que se debe atener.

Pasé
y lo hice sin saber
que la historia por allí
se hizo casi a golpe de martillo y cincel

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio 

POESÍA: EN LA MANCHA: SISANTE

Alberca de Záncara (La)
Almarcha (La)
Atalaya del Cañavate
Cañada Juncosa
Cañavate (El)
Casas de Benítez
Casas de Fernando Alonso
Casas de Guijarro
Casas de Haro
Casas de los Pinos
Castillo de Garcimuñoz
Hinojosa (La)
Honrubia
Mesas (Las)
Mota del Cuervo
Olivares de Júcar
Pedernoso (El)
Pedroñeras (Las)
Pinarejo
Pozoamargo
Provencio (El)
San Clemente
Santa María de los Llanos
Santa María del Campo Rus
Sisante
Torrubia del Castillo
Vara de Rey



Resultado de imagen de ""sISANTE"




Seis flores son,
seis,
de la "a" a la "z"
las seis
su nombre se viene a recoger
sin más sisa ni impuestos que ver
que aquellos que hace trescientos años
imponía un Rey.

Otra vez Alfonso VIII
por estas tierras se dejó ver
de aquella forma en que la tierra era señal de poder.

Sisante y Vara de Rey
tanto montan
que sin saber
el por qué
uno y otra
alguna vez
fueran tan juntos
que sus nombres suenan a querer.

Con aquello de villa soy
y me lo debo creer
crece Sisante
y lo hace atraída por ese poder
que los pueblos despiertan 
en quienes sienten ansias de ser
los que más mandan 
sin aprender
que el paso por esta vida
solo es
algo temporal de lo cual no volveremos nada a saber
si es peor la vida
o lo que viene después.

Iglesia sin reloj
no se puede entender
por ello sepan que la de San Catalina no deja de merecer
sobre su pared el que mide el tiempo desde los tiempos de NOE.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

jueves, 10 de noviembre de 2016

POESÍA: EN LA MANCHA SANTA MARIA DE LOS LLANOS

Alberca de Záncara (La)
Almarcha (La)
Atalaya del Cañavate
Cañada Juncosa
Cañavate (El)
Casas de Benítez
Casas de Fernando Alonso
Casas de Guijarro
Casas de Haro
Casas de los Pinos
Castillo de Garcimuñoz
Hinojosa (La)
Honrubia
Mesas (Las)
Mota del Cuervo
Olivares de Júcar
Pedernoso (El)
Pedroñeras (Las)
Pinarejo
Pozoamargo
Provencio (El)
San Clemente
Santa María de los Llanos
Santa María del Campo Rus
Sisante
Torrubia del Castillo
Vara de Rey


Si busca un aljibe
este debe estar por aquí
entre llanos
así
la imagen de Santa María
salió un día a relucir.

De Uclés
hasta aquí
se cuenta en un cerrar ojos 
y abrir
tantas historias
que es difícil huir
de ese destino
junto a un Pozo, aljibe, pretil.

Para San Juan
solía una mora
del aljibe salir
con su peinado sedoso,
cabellos de oro
y danzas mil
al rededor del ese pretil
del pozo
donde cada año se vuelve a sumergir.

Si se viene hasta aquí
no se olvide
de que lo más grande que le puede ocurrir
es el volver a sentir
como la vida puede ser más fácil de digerir
si buscamos la raíz
de aquello que nos puede hacer más feliz.

Autor: Jose Vte. Navarro Rubio.






      POESÍA: EN LA MANCHA TORRUBIA DEL CASTILLO

      Alberca de Záncara (La)
      Almarcha (La)
      Atalaya del Cañavate
      Cañada Juncosa
      Cañavate (El)
      Casas de Benítez
      Casas de Fernando Alonso
      Casas de Guijarro
      Casas de Haro
      Casas de los Pinos
      Castillo de Garcimuñoz
      Hinojosa (La)
      Honrubia
      Mesas (Las)
      Mota del Cuervo
      Olivares de Júcar
      Pedernoso (El)
      Pedroñeras (Las)
      Pinarejo
      Pozoamargo
      Provencio (El)
      San Clemente
      Santa María de los Llanos
      Santa María del Campo Rus
      Sisante
      Torrubia del Castillo
      Vara de Rey



      Como si no tuviera historia
      se pierde Torrubia
      en la Mancha
      entre sombras.

      Y tuvo Torrubia
      esa historia
      entre aldeas, todas,
      de un Castillo
      que era de ellas, 
      la pequeña patria,
      de una Mancha eterna.

      Torrubia a solas
      no es nada
      sino lleva
      entre sus garras
      de aldea
      el escudo del Castillo,
      se quiera o no se quiera
      la única forma esta
      de alcanzar la gloria
      que siempre se cosecha
      al igual que el vino 
      en las bodegas.

      Tan cerca
      y a pesar de ello
      Torrubia se queda
      allí,
       casi en la estepa,
      donde siempre estuvo,
      así ella engendra
      hijos e hijas que la miran 
      con caras de complacencia

      Autor: Jose Vte. Navarro Rubio



      martes, 8 de noviembre de 2016

      POESIA: EN LA MANCHA CASAS IBAÑEZ

      Alberca de Záncara (La)
      Almarcha (La)
      Atalaya del Cañavate
      Cañada Juncosa
      Cañavate (El)
      Casas de Benítez
      Casas de Fernando Alonso
      Casas de Guijarro
      Casas de Haro
      Casas de los Pinos
      Castillo de Garcimuñoz
      Hinojosa (La)
      Honrubia
      Mesas (Las)
      Mota del Cuervo
      Olivares de Júcar
      Pedernoso (El)
      Pedroñeras (Las)
      Pinarejo
      Pozoamargo
      Provencio (El)
      San Clemente
      Santa María de los Llanos
      Santa María del Campo Rus
      Sisante
      Torrubia del Castillo
      Vara de Rey





      Tiene Casas Ibañez
      pedanIas
      para dar y tomar
      entre ellas El Carmen
      y la Losa
      en la que se vinieron a grabar
      varías escenas de una película de fama mundial.

      Santa Teresa de Jesús
      vino a realzar el lugar
      con un monasterio cuyos restos se pueden encontrar
      junto a una cueva
      de nombre singular.

      Entre puentes y palacios
      la vega del río Júcar
      recorre tan fecundo lugar
      aguas abajo
      la corriente se lleva
      el rumor del viento al pasar.

      En la hoz del Batanejo
      uno puede disfrutar
      de un recreo vital
      entre molinos 
      y un palacio
      declarado monumento nacional.

      Fiestas tiene
      y las hay que guardar
      San Isidro,
      San Gines
      la Pilarica
      para finalizar.

      Entre carnavales
      y jueves landero
      el pueblo resucita
      de ese pesar
      que son los inviernos
      con la nieve
      cayendo sin parar.

      Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

      POESÍA: EN LA MANCHA EL CAÑAVATE

      Alberca de Záncara (La)
      Almarcha (La)
      Atalaya del Cañavate
      Cañada Juncosa
      Cañavate (El)
      Casas de Benítez
      Casas de Fernando Alonso
      Casas de Guijarro
      Casas de Haro
      Casas de los Pinos
      Castillo de Garcimuñoz
      Hinojosa (La)
      Honrubia
      Mesas (Las)
      Mota del Cuervo
      Olivares de Júcar
      Pedernoso (El)
      Pedroñeras (Las)
      Pinarejo
      Pozoamargo
      Provencio (El)
      San Clemente
      Santa María de los Llanos
      Santa María del Campo Rus
      Sisante
      Torrubia del Castillo
      Vara de Rey


       


      De fiestas y casi de sopetón
      se baja a la virgen
      y así entre pregón y coronación
      se llega a la subasta
      y con ello todo se acabó.

      Ceca tuvo El Cañavate
      por aquí se fabricó
      moneda de ley
      que un infante utilizó
      para demostrar a todo un Rey
      que él era el otro Rey que nunca reinó.

      Desde la edad del bronce
      en este lugar vivió
      gente muy atraída por el rumor
      de un río llamado Corcoles
      que en un libro sobre Cetrería
      un infante recreó. 

      Ermita como la de la Virgen de Trascastillo
      es difícil de encontrar
      por mucho que se esmere uno
      y vaya de aquí para allá
      como el burro de un tal Jonás
      que de lo espantado que iba
      no volvió jamás
      a la cuadra que era su dulce hogar.

      Sin castillo no hay pueblo
      y sin pueblo
      Asunción
      por eso la iglesia
      tiene su Altar Mayor
      y tres estilos arquitectónicos 
      que son
      el románico, el gótico
      y para que nadie diga que aquí se paró
      el renacentista como final de esta historia 
      que en tan poco tiempo se contó


       Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

      POESIA: EN LA MANCHA CAÑADA JUNCOSA

      Alberca de Záncara (La)
      Almarcha (La)
      Atalaya del Cañavate
      Cañada Juncosa
      Cañavate (El)
      Casas de Benítez
      Casas de Fernando Alonso
      Casas de Guijarro
      Casas de Haro
      Casas de los Pinos
      Castillo de Garcimuñoz
      Hinojosa (La)
      Honrubia
      Mesas (Las)
      Mota del Cuervo
      Olivares de Júcar
      Pedernoso (El)
      Pedroñeras (Las)
      Pinarejo
      Pozoamargo
      Provencio (El)
      San Clemente
      Santa María de los Llanos
      Santa María del Campo Rus
      Sisante
      Torrubia del Castillo
      Vara de Rey


                                                                    El vino de los majuelos
      sirvió
      para alegrar la fiesta
      y calmar el calor
      entre labranzas 
      de sol a sol.

      Cae la tarde
      en el hato
      ya la luz se marchó
      tras el pino Lorito
      las sombras llegan casi sembrando terror
      pues la noche trae
      todo aquello que en la niñez alguien nos contó.

      Se corre la bandera
      la cornetilla del aguacil anunció
      el correr de la bandera
      y el tamboril en la procesión
      de San isidro el labrador
      buen Patrón.

      Sale una rosa
      tan roja de pasión
      que con ella marcha
      aquel que en su pueblo se crió
      y por aquello de hacer patria
      marchó
      lejos de sus tierras
      tan lejos
      que nunca volvió



      Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

      POESÍA: EN LA MANCHA ATALAYA DEL CAÑAVATE



      Alberca de Záncara (La)
      Almarcha (La)
      Atalaya del Cañavate
      Cañada Juncosa
      Cañavate (El)
      Casas de Benítez
      Casas de Fernando Alonso
      Casas de Guijarro
      Casas de Haro
      Casas de los Pinos
      Castillo de Garcimuñoz
      Hinojosa (La)
      Honrubia
      Mesas (Las)
      Mota del Cuervo
      Olivares de Júcar
      Pedernoso (El)
      Pedroñeras (Las)
      Pinarejo
      Pozoamargo
      Provencio (El)
      San Clemente
      Santa María de los Llanos
      Santa María del Campo Rus
      Sisante
      Torrubia del Castillo
      Vara de Rey

      Fue Atalaya
      y así se le denominó
      durante muchos siglos
      hasta que se le añadió
      aquello de Cañavate
      y así hasta ahora pervivió
      cerca de un cerro
      con su Castillejo
      con su torre y paredón.

      Como tal se le conoce
      por no decir que no
      formó parte de las 63 aldeas de Alarcón.

      Tiene su villa romana
      con termas,
      pavimento,
      molduras y columnas
      ¡Qué confort!
      la de aquellos romanos patricios
      que a la sombra de un buen parador
      construyeron sus viviendas
      sin reparar en que quedaría su ilusión.

      En el siglo XVII
      vino la secesión
      lo  cual dio esplendor
      a esa nueva villa
      que del Cañavate se emancipó.

      Bonito iglesia la de La Asunción
      con artesanado de madera
      y pilastras que demuestran la grandeza de quien la construyó
      celebra el Corpus Christi
      con una gran procesión
      entre movimientos de banderas
      cuerva y puñao de todo lo que en el fuego se frió.

      La caldereta manchega
      no falta para esta ocasión
      y entre ajos y tomate,
      pimientos
      vino y cebolla
      el cordero
      con especies se guisó.

      Ay de la atalaya
      y de la madre que la parió
      que tranquila quedó
      y lo mucho y bien que dejó
      a quienes se sienten herederos de sus costumbres y tradición

      Autor: Jose Vte. Navarro Rubio


      POESIA: EN LA MANCHA LA ALMARCHA


      Alberca de Záncara (La)
      Almarcha (La)
      Atalaya del Cañavate
      Cañada Juncosa
      Cañavate (El)
      Casas de Benítez
      Casas de Fernando Alonso
      Casas de Guijarro
      Casas de Haro
      Casas de los Pinos
      Castillo de Garcimuñoz
      Hinojosa (La)
      Honrubia
      Mesas (Las)
      Mota del Cuervo
      Olivares de Júcar
      Pedernoso (El)
      Pedroñeras (Las)
      Pinarejo
      Pozoamargo
      Provencio (El)
      San Clemente
      Santa María de los Llanos
      Santa María del Campo Rus
      Sisante
      Torrubia del Castillo
      Vara de Rey

      Sobre un valle floreció
      al igual que de un rosal su flor
      un pueblo que habitó
      estas tierras tan regadas con el sudor
      de quienes trabajando en ellas alcanzaron el Don.

      Si la historia es pasión
      la de este pueblo 
      es pundonor
      en aquello de demostrar
      que lo mejor
      es salir de las garras del Señor
      que solo te quiere para su confort.

      Así fue
      después de siglos
      de discursión
      como la Almarcha se marchó
      del dominio del Castillo
      que desde el primer día que la poseyó
      solo vio
      la manera de explotar
      a quienes por allí vivían
      reacios a la anexión.

      Tiene Pozo La Almarcha
      llamado Airón
      con tanta leyenda
      que por alli un Rey se pasó
      y otro volvió
      para ver aquello que era de tanta admiración.

      No hay cultura
      por nombrar
      que en La Almarcha no dejara
      un poquito de ese caudal
      que bien cultivado da
      para poder decir que por los Villares debieron pasar
       los romanos buscando lapislázuli
      en su estado natural.

      Entre iglesia
      y ermitas
      hospitales
      y algún que otro
      hecho digno de mención
      San Bartolomé
      es su patrón
      así se recuerda
      que en el Castillo se encontró
      un libro que hacia mención a tal honor

      No le va a la zaga San Isidro
      tan buen amigo del labrador
      que no hay ocasión
      en que no sea vea a este santo en procesión

      Autor: Jose Vte Navarro Rubio




      lunes, 7 de noviembre de 2016

      POESÍA: EN LA MANCHA EL CASTILLO DE GARCIMUÑOZ

      Resultado de imagen de castillo de garcimuñoz

      Alberca de Záncara (La)
      Almarcha (La)
      Atalaya del Cañavate
      Cañada Juncosa
      Cañavate (El)
      Casas de Benítez
      Casas de Fernando Alonso
      Casas de Guijarro
      Casas de Haro
      Casas de los Pinos
      Castillo de Garcimuñoz
      Hinojosa (La)
      Honrubia
      Mesas (Las)
      Mota del Cuervo
      Olivares de Júcar
      Pedernoso (El)
      Pedroñeras (Las)
      Pinarejo
      Pozoamargo
      Provencio (El)
      San Clemente
      Santa María de los Llanos
      Santa María del Campo Rus
      Sisante
      Torrubia del Castillo
      Vara de Rey

      No es el Castillo de Garcimuñoz
      otra cosa 
      que aquello que una noche soñó
      un noble que en él se asentó
      para hacerla villa 
      y casi corazón
      de unas tierras fronterizas
      a partir de las que nacía otra nación.

      Vive el pueblo
      a sabiendas
      de la historia
      que sobre ella pesó.

      Más 
      de lo que nadie piensa
      fue patria
      y casi nación
      de soldados ilustres,
      de algún que otro conquistador,
      de ciudades
      y fundador 
      de villas
      con el mismo nombre
      que el lugar donde nació.

      Aldeas tuvo
      hasta que en ellas floreció
      la rebelión
      que no es otra cosa
      que la huida de las garras
      de quien busca con la posesión
      el dominio y sometimiento a quien es de ellas su señor.

      Y así vive Garcimuñoz
      una nueva vida
      y lo hace al son
      de estos tiempos
      tan enmarcados
      en aquello de lo que el viento se llevó

      Tuvo la villa
      Corredera
      y blasones un montón,
      palacios monasterios,
      iglesias dos,
      ermitas
      y sinagoga,
      fuentes y acueducto
      con un largo corredor
      que llega hasta allí donde nadie sabe donde nació

      Castillo
      tras castillo
      tres 
      son 
      los que uno sobre el otro
      yacen bajo el corazón
      de la tierra 
      que todo lo tapa
      a poco que sople el viento traidor
      trayendo la guadaña que siega sin importarle lo que su filo se llevó.

      La tristeza
      desde siempre a sus anchas anidó
      en este pueblo
      que pasó a la historia
      por ser el lugar donde murió
      el poeta
      y soldado
      que un día llevado de su ardor
      pasó jadeándose bajo las murallas
      de quien era en aquellas tierras el señor
      con pleno dominio y posesión

      Autor: Jose Vte. Navarro Rubio

      Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...