jueves, 19 de septiembre de 2013

POESÍA: EN ESA ESPAÑA DE LA QUE NO ME OLVIDO



Le vinieron vientos
en un nuevo día
en que esperaba sol
sentado enmedio de aquel campo
que había heredado
como castigo.
Todos los días subía
hasta el cabezo de un monte
que se alzaba firme
como si fuera la ubre de una vaca
colocada cara hacia arriba.
En aquel campo le salieron canas
al tiempo que otros sus amigos
se marchaban a las grandes ciudades
de España, Francia y Alemania
y se dice que nunca pudo sobreponerse
a su cobardía
y a eso se debe que no saliera fuera
para ganarse la vida
pues la tierra le tiraba casi tanto
como la melancolía.
El guión pasa
por decir, así de claro,
que pudo con nuestro protagonista
el alcohol y el desespero
y para ello demostró ser
en el casino el que más bebía
para olvidar su gran tragedia
y entre vasos de vino, cervezas y copas de brandy
se iba cada vez más derrumbando
hasta que por fin le llegó,
lo que siempre ocurre en estos casos
en forma de ocaso bien medido,
la muerte en mitad de una noche,
mientras estaba sentado justo en la puerta de su casa,
esperando aquel el último tren
de la noche,
el mismo que llevó a sus amigos
allá por los años 60 del siglo veinte
a las grandes ciudades de España
y del extranjero.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...