martes, 17 de mayo de 2022

POESÍA: NO DIGAMOS NADA

 No digamos nada,
que todo sea la levedad
de una palabra,
una corriente de aire
que pasa,
no digamos nada
y ajustemos
nuestras miradas,
que los  nuevos tiempos
traen entre sus alas
pequeños cielos
y cajas de musica
con la Marcha Musical de Aida.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: YA ESTAMOS AHÍ

 Ya estamos ahí,
en el epicentro 
de nuestro pequeño universo
sin saber a qué jugamos,
esperando
que algo entre,
esperando que algo salga
para cerrar la puerta
antes de que se llevan
los duendes que viven en nuestro interior
y nos llevan desde el Príncipe Valiente
al gato con botas.
Sin más espera
nos lo jugamos
todo a una carta,
de tal forma
que o se pierde
o se gana,
pero nada queda a la espera
de poder verle la cara.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: NO HACE FALTA JUGAR A NADA

 No hace falta jugar a nada,
todo es así de simple,
marchan,
los días y las noches
se van de cabalgata.
Tan de todo y tan de nada,
tan la poesía enmarcada
para disfrute de quienes se encantan
y se van con ellas
para llevarlas 
allí donde se plantan
y les crecen profundas raíces
y verdes ramas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DEL LENGUAJE MALTRATADO

 
Aquí hay cuatro sílabas deshechas y maltratadas,
ca, pa, sa, ta,
y con ellas descubrimos un mundo
que si no se aclara
nos da para escribir,
capa, 
casa, 
pata, 
tapa, 
papa, 
saca, 
cata, 
pasa, 
paca,
tasa
y todo lo que nos venga en gana

Los manojos de palabras
llueven cuando se habla
y dependiendo de que se trata
sirven para expresar lo que al poeta le da la gana.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: AMASANDO EL LENGUAJE

 ¿Y si amasando el leguaje descubrimos
que las palabras están vacías
y que para llenarlas
hace falta 
de eso que se llama alma
con la cual dar intensidad
a todo aquello que expresamos
y que a veces nos falta?

Autor: José Vicente Navarro Rubio  

POESÍA: LEYENDO Y RECITANDO

 Si en el leer entendemos
lo que ha sido la vida de otros seres,
en el recitar entendemos
que es lo que hay en los versos
que matan o hieren,
El amor que que en ellos subyace
se entiende que renace
cuando leemos a Antonio Machado
o al propio Gustavo Adolfo Bécquer.

Autor: José Antonio Navarro Rubio

POESÍA: ME OLVIDE DE CAPSA 13

 Me olvide del telón de acero
y me olvide de aquellos tiempos
en que una juventud errante
mataba el tiempo
domesticando en las barras de los bares
la ginebra y el ron
que de un zarpazo servía para levantar el cuerpo
contra los enemigos externos,
la sociedad en su conjunto cogida por los pelos,
por allí los románticos y los estudiantes 
que se querían convertir en los paladines del pueblo
y por allí los gestores del nuevo cine
con Buñuel en su pensamiento,
por allí, Luis Felipe II de Baviera
y Yohnny cogió su fusil  y Emanuelle Negra,
y Viridiana y Simón del desierto y Gritos y Susurros,
por allí pasaron ellos,
los duendes de otros tiempos, 
Calle Mayor, El Último tango, Dos hombres y un destino,
el acorazado Potemkin,
y una retahíla de películas que todavía se recuerdan
por ser algo más que cine en una pantalla,
algo más de lo que creían ellos.
Me olvide de Capsa 13
por si acaso
los demonios estaban dentro
y al entrar escupían,
como los sapos Bufus,
veneno.


Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: EL DÍA DICE MUCHO

 El día dice mucho,
en estos comienzos de la mañana
destaca,
por ser limpio
y claro,
no se ven nubarrones
y la mar debe de estar en total calma.
Con estos augurios
igual en Ucrania
tienen un día agradable
y en vez de disparar con obuses y balas,
lanzan amapolas, claveles y tulipanes 
en forma de carcajadas.
Por los días agradables, un brindis nos falta,
y para que las guerras cambien su sintonia
y se conviertan en canciones 
que inunden las casas.
Copa en alto ¡Brindo por esta bonita mañana 
del mes de mayo
cayendo a caras destempladas!

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: EXCLAMACIONES SOBREPASADAS

 Malos tiempos para Europa,

mal lo tiene Finlandia,

se ven las caras

de los dirigentes europeos,

sobrepasados por la dura carga

de alimentar una guerra

en Ucrania

que ni se pierde ni gana.

Y es que las grandes batallas

todavía no forman parte de esa gran ensalada

en que todos meten la mano

para llevarse la aceituna que clama ¡venganza!

Fe y ganas

y armamento para Ucrania

hasta las pestañas

que los rusos sepan

que con la paz siempre se gana.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ENTRE PESARES Y ALABANZAS

Y vuelve esa maquina
que limpia las calles,
se nota que ha vaciado sus entrañas,
pues su melodía es más rápida
y  en su avance por las calles
dispara millares de esperanzas,
pues eso de saber que un domingo
alguien por uno trabaja
es un síntoma de que algo cambia en esta España
tan dada a que otros  hagan la faena y encima no reciban alabanzas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ENTRE CARCAJADAS

 No oigo a los niños
todos duermen en la casa,
los niños son los mejores despertadores
y para cuando se les oye
es que algo pasa,
acabo de oir una risa larga,
un bostezo
y una carcajada 
acorde con la risa, deseada,
ya se lo que pasa
y es que en los umbrales de las mañanas largas
las golondrinas me reclaman 
moscas y mosquitos, orugas y larvas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: MALAS SON LAS GUERRAS Y QUIENES LAS LANZAN

 Llegué invicto
sin que mediara batalla,
con el cuerpo bien puesto,
no me faltaba nada,
ni la sonrisa,
ni un labio,
ni media cara,
ni una oreja, 
ni una pestaña,
ni una pierna,
ni un brazo,
ni ninguna parte dura ni blanda,
y es que en las guerras esto pasa
y es que las guerras son malas
y es que son malos quienes con las guerras, niños y niñas matan,
y es que hay criminales
y no hace falta que en la prensa de sucesos salgan,
ocupan puestos de gobierno,
sobre las naciones mandan
y en los noticieros les ponen medallas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EN UNA TARDE PRIMAVERAL

 Pensé en esas cosas 
que se podrían escribir
y así me dije 
aquí estoy yo,
para solucionar el problema,
en una tarde primaveral,
con pollo
y refrescos en la nevera,
un poco de vino de crianza
del 2021 y para postre manzanas y peras.
Podemos decir,
siguiendo una escala de 1 a 10,
que nos encontramos entre 7 y  8
y que sube el interés 
y que en esta espera
podremos llegar a diez
a poco interés que se tenga.
Todo en la tarde llega
entre películas y pequeñas juergas
de vino blanco y magdalenas
que son algo así
como el pan de Dios
que si se saborea se convierte
en el maná que cayó a Moisés
cuando solo esperaba una hambruna tremenda.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: GÓNGORA Y EL GONGORISMO

Leopoldo María Panero sobre Eduardo Hervás:

«joven poeta seguidor de Góngora,

que se fue una tarde a descubrir

lo que era la poesía abriendo el gas»

¿Y fue así de fácil?

¿Hubieron avisos?

Puede ser

que el culpable fuera el destino,

la estampida de la vida,

los trenes sin vías

circulando

sin rumbo fijo

por parajes desconocidos

recogiendo a viajeros

que pagan el pasaje con sus vidas.

Eduardo Hervás cogió el suyo,

a tiempo

de haberse convertido

en lo que nunca quiso.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: A CUENTA DE CESAR VALLEJO






Eduardo Hervás


A cuenta de la palabra bruja
que estruja la jula
que ruplica, runtia,
la pulia, asputia,
come cucas,
rompe limas,
estruja, Trilce,
la palabra bruja,
rompiente de olas,
criba de guijas,
arenal de erizos,
zalamera maldita,
Celestina, la Tia Tula,
Lazarillo de Tormes,
Mio Cid ,
Cantar de Cantares,
la Regenta, tria
la tia de Góngora
a quien le guía
el misticismo de la silaba
en la boca de Eduardo Hervás
Altaré Sílboya,
Dorjerja mía.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

 

POESÍA: Y SIGA USTED A LO SUYO

 Y siga usted a lo suyo,
hágalo con fe
e intente 
comprobar
en que queda eso de experimentar
con la comida.
He tirado a una paloma comida
y ésta desde una señal de tráfico vigila,
cauta, espera, 
piensa que todo puede ser una gran mentira,
por eso no quiere poner en riesgo su vida
y controla,
en unos minutos interminables
que no terminan.
Algo no le cuadra a la paloma
y es por eso que se marcha 
y deja su comida
a riesgo de pasar hambre,
pero es que no hay nada peor 
que ser paloma
en una  ciudad que no las quiere vivas.
A vuelto la paloma
y se van a cumplir mis expectativas
y llega también un gorrió que pica,
debe ser por el color del pan 
hecho con harina de calabaza
lo que desanima a mis amigos 
a continuar con su pobre vida
de mendigos destinados a comer las migajas 
que otros tiran.
Mañana probaremos con harina de trigo
que les es más conocida y nutritiva.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DE LOS POETAS MALDITOS


No se donde reinan las palabras
o si alguna vez hubo un silencio más grande que otro.

Todo es por los otros días.

Por ir subidos en viejas motos,
y aspirar a ver las nubes
desde las cornisas de ventanas
que daban a deslunados,
donde las gatas parían y parían.

Es por los viejos poetas malditos(1)
y los silencios
que brotan de sus poesías,
por el aroma de aquellos días,
por las palabras que para siempre callamos,
por los amores que se perdieron,
por los olores de las viejas alcantarillas
en aquellos barrios abandonados
por donde no pasaba ni la pasma, 
ni los ladrones de sonrisas.

Siempre el gas fue lo más barato
para algunos de aquellos poetas (2)
que contaban sus días de vida
mientras jugaban con botellas de butanos
y soñaban con ser de ellas 
los últimos astronautas en pisar la luna.

Algo hubo de ellos en las canciones
de los The Rolling Stones,
¿quizás fue la musica y los subidones
y el ir de esquina en esquina
mendigando entre perdidas sonrisas
algo más de lo que fuera,
papel, tinta, tiempo y esperanzas
en que la vida seria lo que no se veía
en los cines de barrio 
con tres películas al día
y paquete de palomitas para matar el hambre?

Y tuvo que ser 
que en alguna de aquellas citas
se quedaran engañados a no se que cuerda,
ni que bebida, ni polvo, ni heroína ni metanfetamina,
los poetas de una generación perdida,
lumbre unos, rescoldos otros, 
entre vacíos, silencio, la nada
y el estigma que suponía levantarse a diario
para no ser nadie, ni agua bendita.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

(1)Vicente Molina Foix llamaba la atención sobre la existencia de algunos malditos: Félix Francisco Casanova, Antonio Maenza, Haro Ibars, Casariego, Aliocha Coll... y destacaba la figura del valenciano Eduardo Hervás quien «tenía en sus versos una propensión o cadencia surrealista, y las marcas inevitables del adolescente.

(2) «GÓNGORA […] INVENTAR UNA NUEVA LENGUA» ESCRIBIÓ LEOPOLDO MARÍA PANERO: LA HUELLA DE GÓNGORA Y OTROS BARROCOS EN LA POESÍA DE LOS NOVÍSIMOS* Túa BLESA Universidad de Zaragoza:

En cuanto al «joven poeta seguidor de Góngora» Eduardo Hervás al que Panero nombra y su gongorismo, remito a (Blesa, 2017). Y está claro que lo que ahí se dice de lo que Hervás opinaba de Góngora no es banal: ese «quizá tratar de inventar una nueva lengua» es proyecto en el que trabajó Hervás, en el que trabajó Panero y que en definitiva está en el presupuesto nuclear de la poesía novísima, bien que de modos diversos. Eso mismo explica bien el «no» de «Última poesía no española».....Eduardo Hervás, joven poeta seguidor de Góngora, que se fue a descubrir lo que era la poesía abriendo una tarde el gas.

Otros malditos, raros o periféricos: Mario Roso de Luna, Pedro Luis de Gálvez, Felipe Alfau, Agustín Gómez Arcos, Gonzalo Torrente Malvido, Aníbal Núñez, 

POESÍA: APUNTO DE PERDER LA CORDURA

 No hay batalla
sin caballo de cartón
ni hay 
otra cosa que una buena comida
con alimentos
que en la mesa sean
de la categoría
de quien paga
sin mirar
y come sin tener prisa.
A los caballos
que viene la artilleria
con las pinzas preparadas
para someternos
a una feroz lucha
en que alguien saldrá batido
si lo que queremos
es que en esta guerra de mentirijillas
nadie pierde nada
que no sea la cordura.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SOBRE EL TIEMPO Y SU PRECIO

 Cuidado con el tiempo

que vale dinero

y conforme sumamos años

su precio se dispara

y se va por los cielos.

Mi tiempo

está a precio de kilo de ternera,

deshuesada

y preparada para hacer con ella caldo

que sirva para eternizar el rejuvenecimiento.

El suyo no se lo que vale,

hay algunos que están por los suelos,

y de verdad lo siento,

pues tiempo tan barato

si se compra no debe de estar bueno.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: AQUÍ ESTAMOS

 Si la noche no da para más

al menos veremos el eclipse.

Aquí estamos

al igual que otros seres humanos,

a la misma hora de diferentes años,

viendo la mar y la caída del sol 

y la resurrección de la mágica luna

ascendiendo tranquilamente

para colocarse entre horizontes,

tal barco pirata

preparada para el abordaje.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: MIRANDO ENTRE LAS SÁBANAS

 Para cuando uno se levanta
es que algo pasa,
la humanidad siempre avanza
y la cama
más allá de lo que la  normalidad manda
está mal considerada,
por eso las camas
siempre se encuentran en las casas
en las habitaciones más alejadas de la entrada,
por eso la oscuridad en esas estancias de siempre mandaba,
por eso los silencios cantaban su música deseada,
por eso cuando me levanto de la cama
antes de cerrar la habitación miro por debajo de las sábanas
no fuera el caso
de que quien se levanta 
no sea el mismo que se metió en la cama.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA A LA MAQUINA QUE LIMPIA LAS CALLES DE CONVERSACIONES Y PALABRAS

 Pasa por la calle 
una maquina de esas automatizadas
que aspira colillas,
plástico, papel,
lo que haga falta
y lo vomita y deja
igual que estaba.

Quedan las calles limpias
de versos, oraciones
y palabras,
que a saber en que se convertirán
cuando sean arrojadas
allí donde el maquinista,
de esa extraña maquina,
hace un parón todas las mañanas
para sacar de las entrañas
lo que forma parte de ese trabajo 
que por la cara que pone le encanta.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA ¿DIGA? ¡DIGA!

¿Diga usted? ¡Diga!

¿Pero que es lo que pasa

que nadie dice nada?

Alguien algo reclama.

¡Diga!

Y nadie habla.

Que tiempos estos

y que tiempos

los de otras mañanas,

en que Gila por un teléfono hablaba

y el mismo se contestaba.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: Y AVANZA EL SOL EN ESTA MAÑANA

 Oigo carcajadas

y es que todo entra por la ventanas

desde el azul de cielo,

hasta las malas caras

de las sombras

tomando posiciones

ante el avance del sol

que le obliga a una retirada planificada.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: HOY EL DÍA PLANTA CARA

 No hacer nada es de las mejores cosas que te pueden pasar
en un día que ante uno se levanta
intentando amenazar y tirar de la cama,
no hacer nada
significa no menear ni las pestañas,
se asceta de buena madrugada
hasta que una paloma te cague en la cara,
si eso ocurre,
ya sabe,
que por lo que que queda de día
tiene bastante con quitarse la cagada,
pero habrá cumplido con esa su gran hazaña,
de aguantar con las mínimas armas
las constantes amenazas
del día que planta cara.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: TODO A CERO

Y esta mala historia
¿y para qué de ello?
No se de que se trata
ni el por qué 
hay quienes destruyen
y quienes construyen,
quienes cuentan muertos
y a la gloria lo llaman esto.
Tanto tiempo
saciando el entendimiento
con cuestiones tan banales,
que este se ha convertido en un puesto
de todo a 100
donde se pueden encontrar
desde teorías del sufrimiento,
hasta te en rama dispuesto
para ser bebido
sin necesidad de azúcar ni hielo.
Todo a 100
y si pudiera bajar el precio
pondría todo a cero
con tal de quitarme un gran peso
y comenzar a contar
las latitudes de mi pensamiento
desde el nivel del mar, aguas adentro.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: TODAVÍA NO TIENE CARA EL DÍA

 Todavía no tiene cara el día,
no se la veo,
ni se el por qué
todo parece muerto,
puede ser que en estos tiempos
las noches jueguen 
y se conviertan en sujeto
de lo que puede ser 
en la eternidad del tiempo
el planeta tierra
a poco que le apretemos las tuercas
y lo pongamos a contar cuentos.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

lunes, 16 de mayo de 2022

POESÍA: PARA CUANDO ESTALLAN MILES DE ESTRELLAS EN LA CARA

 El amor no cabe en una caja
ni se pesa por kilos
ni por toneladas, 
tiene sabor
a dulce y mermelada
y como los globos
se infla y se apaga.
En la ciudad 
de las luces de neón
el amor
por las aceras marcha
es algo así parecido a una cascada
de colores 
que deslumbran
a quien mira al cielo
y le estallan
miles de estrellas en su cara.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: JUGANDO CON UNA POESÍA

 Rompo la poesía,
la cojo,
la traslado,
la llevo
abajo y arriba,
la doblo por la cintura
y la meto en un cesto
para llevármela de compras
hasta allí
en la otra orilla
de un río
de aguas tranquilas.
Así anda esta poesía,
entre silencios largos,
entre pausas
y entre cantares 
que nos sitúan
al principio
de un verso,
al final de una rima,
allí donde nadie daría
más de un euro
por un puñado se sílabas
que si se juntan
explosionan lo que por delante pillan.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DEL CANTO DEL LLANERO SOLITARIO Y DE CIERTAS LICENCIAS HERVASIES de EDUARDO HERVÁS

                                                                                                                  

Y es que estuvo bien mientras duró
es que el ser proletario
choca con tener
familia burguesa
y perro de faldillas
pegado a la cama 
todos los días.
No fue 
porque la música
no sonora
a tambor
ni a bocina,
no fue un engaño,
es que la botella de gas
se compraba por cuatro pesetas,
total calderilla,
pesetas franquistas
que servían
para calentar 
a los pobres 
y a los ricos darles
más vida.
Me permito, 
si me permiten,
si no molesta
lo que les diga,
ciertas licencias hervasies,
de esas 
que duran toda la vida,
pues la historia  de los poetas
es tan dura
que muchos mueren
con las muelas
molidas
de tanto recitar poesías.
Canta un ave,
un millón de aves
se citan,
para entre ellas
decirse
aquello que no se habían dicho nunca.
Se hablan de lo suyo
de las altitudes que hay que tomar para dar vida,
de los nidos y de lo difícil que resulta
sucumbir al día a día,
para ser en los amaneceres
para cuando los arboles escupen fruta
algo así parecido
a un halcón
de bellas plumas
oteando sobre la llanura,
que no me quiero joven,
ni viejo,
ni más ni menos escultor de ideas oscuras,
me quiero
en el presente de los días
cogiéndote de la cintura,
aunque no se a quien le escribo
ni se como termina
este oscuro poema
que por ser lunes
y la semana comienza en este día
es parecido a un buen asado de cordero,
regado con vino tinto que me llena
para cuando se colmatan de sabiduría
las doradas piedras de las ágoras griegas
con Platón dictado alguna práctica suya.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: TODO IGUAL Y DIFERENTE

 Todo igual 
y todo diferente,
todo 
idéntico
a lo que se presiente,
el buen hacer de las gentes,
así
y de repente
el azul del mar
saliendo por el este.

Autor. José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: NO HAY CARGA SIN CABALLERIA LIGERA

No hay carga 
sin caballería ligera
ni batalla ganada
sin punto de locura,
en aquellas guerras
de las potencias extranjeras
contra los nativos
de las llanuras, montañas
y sierras
de un continente conquistado
a base de dar leña.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: QUE FUE DE AQUELLO

 ¿Qué fue de la revolución 
del proletariado?

¿Qué fue de aquellos poetas 
que se comían la tierra?

Fue,
que todo acaba
de la misma forma que comienza,
con ganas y entrega,
y después de muchas luchas internas,
y de revisiones 
que no venían a cuenta,
el poder,
que todo lo puede
y en nada cesa,
se hizo con el mando
y dejó a los trasnochados
y cuaternarios
especímenes, 
luchadores de la política
revolucionaria de izquierdas
con el lápiz puesto en la oreja
esperando una respuesta,
que nunca llegó
por culpa del dogma que anega
las buenas pulsaciones de los atletas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: VUELVO A LA META-POESIA

 Vuelvo a la meta-poesía
y lo hago con la idea
de que soy 
un gas noble
que se expande y chispea
allí donde una cocina se enciende
cuando se aprieta una tecla
y escrito aparece,
ponga el dedo,
friccione y mueva
 y verá
como se calienta.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: CHANEL HACE HISTORIA

 Chanel hace historia,
ya nadie se acuerda
de la revolución de los Claveles,
ni de la transición
ni de nuestra guerra,
ni de Ucrania,
y es que Chanel peta
y la España de pandereta
huele la bandera
y se viene arriba
para comérsela.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DESCRIBIENDO UNA ESCENA

Completa este cuadro
una escena
que nos cuenta
lo que hay de verdad
y mentira
en esta vida que nos presentan
las encuestas
todo medido,
todo contado hasta con décimas,
total para que nos digan
que de nosotros es humano
y que es ya metal y fuego,
ardiendo por nuestras venas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: UNA REVOLUCIÓN COMPLETA

 Por escribir
que no sea,
por hablar que quede
ni una palabra
mordida
por la lengua.
Todo es materia
y si no propagamos
que la mierda nos rodea
haremos un flaco favor
al mundo de quienes esperan
una revolución completa.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POERSÍA: Y AQUÍ UNOS Y ALLÍ OTROS

 Y aquí unos
y allí otros
y entremedias 
el resto,
los que quedan,
las pulgas, las moscas
y las miserias.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ANDARÉ LO JUSTO

 Andaré lo justo
hasta donde alguien comprenda
que hemos llegado justo
para poder decir lo que queremos,
ni más ni menos,
solo lo queremos.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: CREO POCO


Forma la poesía parte de ese poco
en lo creo.
La poesía en el amplio sentido de la palabra,
la que aúlla y duele,
la que se deja sentir a cualquier hora,
la que se escribe para ser leída en el instante.

No creo en la poesía escrita que leeremos
como muy pronto, 
para cuando ya transcurrido un largo tiempo,
 los poetas y las editoriales marcan,
no creo en la poesía a la que se le hace la autopsia 
para certificar donde bebió y se inspiró el poeta
que la acompañó hasta las últimas moradas.

Creo en ese poco de la poesía limpia,
la que nos narra el paso de una mosca,
la llegada de la madrugada,
 el sorbo de un te,
la caída al suelo de una manzana.

Que no sea nada lo que pasa,
cuando se cree poco 
y a otros les molesta
la incredulidad del que les habla.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: PREGUNTANDO A LA NOCHE

 ¿Y `por qué los poetas hacen preguntas a la noche?
Si ésta desde nunca responde
y cuando lo hace 
ruge con la intensidad que quiere,
como si fuera un mar
lleno de temores,
algo así parecido
a un títere
a quien el titiritero viste
de la forma que quiere
y le hace bailar
le guste o no guste,
igual da a quien dañe,
pues bien se sabe 
que los hilos que lo mueven
son tan finos que cortan el aire.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LA GRANDEZA DE LA NOCHE

 Quizás sea así
y nadie se levante
a las cinco de la mañana
para ver la grandeza de la noche.

Quizás solo sea un deseo,
se pide
que el ocaso de la luna dure,
para que puedan recuperar 
la moral de combate
los soldados  ucranianos
que en su patria se baten como héroes. 

Lo que sea lo sabremos
dentro cinco horas aproximadamente
y lo haremos con un café bien provisto 
de su porción de leche.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: HOY TODO ES NOCHE

Hoy todo es noche,
desde las 12 horas
hasta que el sol 
asome su aro de alambre
por allí donde vienen desde siempre
los temores.

La oscuridad anida
en las cuevas profundas,
allí se esconde de los hombres
y busca a las mujeres
para que le tejan trajes de colores
con que enamorar
 a las tempestades y huracanes
y es que la noche es una mujer hermosa
que si se le quiere será más luz si cabe.

Autor: José Vicente Navarro Rubio 


POESÍA: SE NUTRE LA NOCHE DE AMORES

Ya parece que la noche se nutre de amores
y cenas fugaces,
de sueños inalcanzables,
de muchos sinsabores,
de esperanzas amplias
y al igual que ocurre
con los galgos corredores
de batallas incansables
que solo ganan quienes se llenan de coraje.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ASÍ SE SIENTE

 Así se siente.
Nos deleitamos
contemplando la noche
tan paciente,
tan ausente de rencores,
tan llena de placeres,
que cada vez que hacemos un verso,
se paran los corazones
de los insufribles soñadores

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: NOCHE OSCURA, NOCHE DE MARES

 Que en esta noche
si se va la luna
llegan los duendes,
que sin la luna salen
los hombres lobos 
con alforjas a llevarse
la vida de quienes
vagan entre mares.
Salen los marineros
a la cubierta de los bajeles
para orientarse,
y se encuentran que la noche
asume su papel
de amiga de la muerte
y se los come.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ROMPIENDO EL SENTIDO DE LA PALABRA

Y  romperemos el sentido de las palabras
y acabaremos con el diccionario 
de la lengua castellana,
y convertiremos el servilismo 
de la cultura bastarla
en algo nuevo.

No hace falta
de más estrategias 
ni de más armada
que la voz del poeta saneando
todo aquello que tiene que ver 
con el lenguaje contenido en una silaba,
cualquiera al azar trazada.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: EUROVISIÓN Y UCRANIA

 Me he levantado

 tal un Cristo

y el sol entrando 

por la ventana.

Yo a Ucrania 

además de ganar Eurovisión

le hubiera dado 

una montaña de armas,

con que prestar resistencia fiera

a las tropas invasoras 

que cometen desmanes en Ucrania.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: TODO CONSISTE EN DEJARSE LLEVAR

 Todo consiste en dejarse llevar
y en hacer aquello
que a fin de cuentas 
es lo que toca,
pues así lo marca la vida
que para nosotros depara algo más que sorpresas.
Somos eso que se llama
parte de un árbol frondoso
que empieza a tener ramas secas
y esto no es nada en apariencia,
pues estamos en época de podar
y arrancar las malas hierbas.
A fin de cuentas
si nos dejamos llevar
y el árbol se remoza
habrá fruta para la próxima primavera.

Autor: José Vicente Navarro Rubio 

domingo, 15 de mayo de 2022

POESÍA: PARA CUANDO LENOVO ENTRA EN SU VIDA

 Tiene alma mis  poemas,
es una bateria Lenovo
capaz de dar a los versos vida,
sin ella nada sería posible
pues el universo de lo conocido
depende de la tecnología
hasta para tirar de la cadena
y que la caca se convierta en una sustancia nueva
para la naturaleza algo así como una buena comida.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: A CONTRALUZ

 A contraluz
la luz esgrime
la sonata rota
de una orquesta en un parque,
en una primavera más
sin motivo aparente
volando por los aires
dos notas, una DO y una RE,
que arremeten
contra una ventana convertida en trinchera
y a la otra parte
el sonido estridente
que desprende un televisor
que no deja de trasmitir
lo que se le pide al instante.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: POBRES CORDEROS Y POBRE LANA

 Si no se le ocurre nada escriba,
que de seguida le saldrá
esa mala baba,
que encierra en su interior
y que por ser mala
hay que arrojar a la calle,
antes de que se le quede almacenada
y le produzca una peritonitis,
de esas que para quitarla
hay que rajar a uno
la mitad de la pancha.
Lo que digo es que a mal tiempo buena cara,
y si quiere algo más
se consuela en esta madrugada
contando los corderos que moriran
 en este fin de semana,
para dar de comer a esta humanidad
que se alimenta de una forma tan insana.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SOBRE EL VALOR DE UN PIJAMA A RAYAS

 No renuncies a lo tuyo, al pijamas a rayas,
permanente en tu vida
desde el nacimiento
hasta la muerte e dentadas por algún felino
o vendedor de pieles que quiere hacer con tu pijama
el tapizado de un sillón
desde el cual ver el fútbol en la la tele los domingos,
no renuncies a mirar
por encima del resto de miradas del mundo
y si ves que llega polvo sobre ruedas de vehículos
corre que se quieren llevar tu pijama a rayas y dejar tu cuerpo desnudo.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA : EL COVID, UCRANIA Y PEGASUS, TODO EMPAQUETADO Y SERVIDO AL MOMENTO

 Se cuentan los muertos
con esa frialdad
que nos recuerda
los peores momentos
de las guerras incívicas
que arrasan a los pueblos
¿Y de Ucrania qué?
¿Qué sabemos?
Andan pegando tiros,
arremetiendo,
asolando,
violentando,
haciendo los rusos
aquello
para lo que a Ucrania fueron.
Pobre Ucrania,
tan sola
y nosotros discutiendo
por si el PEGASUS,
es más o menos
el sistema operativo
que nos ha sacado de los adentros
los más peligrosos de los secretos.
En un mundo de bobos me muevo
y el mayor de ellos 
es la falta entendimientos
entre quienes al final de mes 
se ganan un sueldo
que sale de las arcas del estado 
con puntualidad y extremado celo.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: NO HAY NECESIDAD DE ESCRIBIR MÁS POESIÁS

 No hay necesidad de escribir más poesías,

las necesidades se dictan,

se leen en los tablones de anuncios,

nos educan,

con la vista puesta en que seamos socorristas

al servicio de la sociedad en la cual venimos a nacer,

vivimos y morimos, por ella y en ella, así en ella se nos dicta,

lo que hay que hacer

y sobre lo que tenemos que pasar de puntillas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESIA: LA GASTROSOFÍA EN LA BUENA POESÍA

 Me he vuelto un gastrósofo de aúpa,
igual me da una col de Bruselas,
que una berenjena, 
que una endivia,
todo al vapor 
para que guarde las propiedades nutritivas
y si falta algo que no sea decencia y moralidad,
pulcritud
y conocimiento de la materia prima
que vamos a degustar en la comida.
Lo que le diga,
placer por la comida y la bebida,
buena siesta, sexo en su justa medida
y hasta la noche en que volveremos a la cita.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

 

POESÍA: SACANDO CUENTAS

 Si sacamos cuentas 
hemos pasado media vida durmiendo
y de ello no queda nada
a lo sumo unos instantes con pocos recuerdos.
El último de los sueños
escarbando en la memoria
tiene que ver con un viaje 
y entre los recuerdos mi padre
y unos amigos a través de una ciudad
con edificios grandiosos, 
en mitad de un desierto
y recuerdo miedo 
no por el contenido del sueño
sino por los personajes que en él salían
todos ellos cogidos con celo,
como si quien manda en los sueños
supiera que es lo que llevo dentro
y quisiera hacer un juego.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DEJEMOS DE JUGAR Y VAYAMOS AL TAJO

 Dejemos de jugar
y vayamos al tajo
al lugar donde se señala a los hombres
para que vayan al trabajo
y vayamos callado
y limpios,
con pocas palabras en el talego
y la sonrisa en el alma metida,
vayamos deprisa,
sin escupir y mirando al suelo,
con las albarcas bien apretadas
y las polainas bien subidas,
que esos hombres 
de color negro su espíritu,
nos prefieren para los trabajos duros
que seamos bien sumisos,
que nuestros lomos aguanten,
que comamos lo justo,
que no hablemos y que respiremos,
nos quieren temerosos de Dios,
vencidos
y poco estimados en nuestro orgullo,
nos quieren para su uso
que seamos trabajadores
como los mulos de las cuadras
que alimentados con mendrugo
aguantan lo que les caiga encima
sin un quejido, sin un relincho.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DEL LOBO FEROZ Y CAPERUCITA


 Yo creí en Caperucita
y todavía creo.
Existió y vivió
y se dedicó
a lo largo de su vida
a vivir al amparo
de la fama
cuidando una granja
de gallinas.
Se sabe del lobo
que las pasó canutas
y que en el pozo
donde cayó
abrió en su fondo
una galeria.
Descubrió oro
y desde entonces 
vivió una gran vida
en un país de las Antípodas
junto a la abuelita de caperucita
que le llevaba las cuentas
y le preparaba la comida.
Todos son felices
y es que los cuentos terminan
tal y como quien los escribe determina.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: Y DIGAN ALGO

Y digan algo,
digan,
que parece que este viernes
se les ha puesto boca arriba
y sea el último de sus días.
Digan algo,
lloren,
pataleen,
giman,
denle vueltas a las camas,
respiren,
digan hijo de puta,
lo que sea,
digan algo
¡por Dios, digan!
que si no dicen nada
esto acabará
antes de lo que nadie imagina.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: NO A LAS GUERRAS ¡NO!

 

 No a las guerras,
por nunca las guerras,
que las guerras las promueven los poderosos
para colmo de tus desgracias
y de las mías.
No a las guerras,
¡que no!
que las guerras
son malas para los débiles
y cuando terminan
todos son más pobres todavía.
No a las guerras,
¡que no!
porque lloran las madres,
sea cual sea el bando,
cuando mueren en las batallas sus hijos.
No a la guerras,
¡que no!
que nadie me diga que son buenas,
ni los políticos, ni los curas, ni  los militares
ni quienes venden armas 
y las guerras son para ellos parte de su vida.
No a las guerras,
¡que no!
que no  me vengan con que las guerras
sirven para acabar con las dictaduras,
que el mundo está lleno de dictadores
y de demócratas algún día en sus vidas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ¿Y QUE DIGO?

 ¿O  es verdad o mentira
o es dejarse querer
o ser querido, sin más,
por el simple hecho de ser querido?
Y que digo
si el poema iba por otro camino,
viajaba con el rumbo fijo
puesto en otro asunto,
digamos que el tiempo es
eso que se llama lo que pone a las cosas en su sitio,
¿es verdad o mentira
o es dejarse querer,
o ser querido?
Autor: José Vicente Navarro Rubio

sábado, 14 de mayo de 2022

POESÍA: TODOS SABEMOS COMO SON ESTOS DÍAS

Todos sabemos como son estos días,
si miras por la ventana
y ves un mirlo
con una rama en el pico,
si ves que la gente pasa por las aceras
y cada uno va a lo suyo,
si ves enfermos en las consultas,
carne en las carnicerías,
si ves pescado en las pescaderías,
entonces te das cuenta
que la vida no tiene nada de extraordinario
y que el motivo de elevar al ciclo de la vida
esta poesía, es porque la felicidad de los pueblos
se mide por estos grados de simplicidad 
que en nada supone otra cosa que no sea monotonía.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: Y VIENEN A ECHAR CUENTAS

Vienen a echar cuentas 
y no hay nadie,
ni en las cuerdas de tender
están las camisas
en sus perchas puestas
a la venta de los aires
y de las lluvias y de los soles
que son los mejores clientes
de estos mercadillos.
Las cuentas están claras
ya todo fue vendido
hasta el cloruro de sodio,
solo queda la llave en la cerradura
y una mueca de dolor en el paño
cada vez que le damos vueltas
y se abre la puerta
y nadie sale a acompañar la hoja
con sus manos.
Y así nos despedimos
mirando las ventanas cerradas,
el alma de la casa todavía viva de sentimientos,
pero por fuera ya nada,
se fueron las golondrinas
y volvieron los milanos,
tan negros todos y tan benditas algunas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: NO ME LO EXPLICO

 No me lo explico

y que manera de dar la lata

aquella televisión que parecía enchufada

a una central eléctrica que para ella trabajaba.

Todo en la noche

es del mismo color, 

no hay nada más brillante

que las esmeraldas

y los ojos de los gatos acechando 

si es que con ellos emprendes batalla.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DE LAS GUERRAS IMPRODUCTIVAS

 Con el tiempo todo gira
entorno a las mismas melodías
y sin más filosofía
ni extrañas conjeturas
hay que decir
que si miramos hacia atrás
nos daremos cuenta enseguida
que hemos ido de guerra en guerra
y no digo que tiro por que me toca,
porque me considero antibelicista,
y en todas, está última incluida,
Estados Unidos y Rusia
han sido sus protagonistas
y como actores secundarios
los peleles que viven de las migajas
que quedan después de las cribas selectivas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA ¿Y QUÉ, ALGUIEN DECÍA?

  Subirán las hipotecas

¿Y qué,

alguien decía?

Aquí estaremos 

publicando poesías,

con ese empeño propio

de quien se ejercita

en hacer de su oficio no retribuido,

un don que si se cuida termina

por convertir al poeta en una especie de ardilla

siempre en las ramas vigilando que nadie le quite la comida.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: CUIDADO CON LA DEUDA PÚBLICA

  El mundo gira

al rededor de extrañas teorías,

todas hechas

y todas escritas

para que estén al servicio

de quienes nos vigilan,

ellos son así,

ellos no necesitan

más cuidados ni más artilleria

que matarnos con una elevada deuda pública.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

HAIKU: DE MILLONES VA LA JUGADA

 Un millón de besos

y otro millón de miradas,

dos millones ganan

Autor: José Vicente Navarro Rubio

HAHIKU: SIEMPRE GANABA

 Siempre ganaba

la naturaleza era savia

todo lo regalaba.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


HAIKU: ENAMORABA

 Enamoraba 

la sombra con la mirada,

la luz la amaba

Autor: José Vicente Navarro Rubio

viernes, 13 de mayo de 2022

POESÍA: Y NO ES LO QUE SENTIMOS

 Y no es lo que sentimos
el estar,
importa lo justo,
aquí todo esta sujeto
al reino de los vivos
que del otro
del que intuimos,
mejor no hablar
y si algo decimos
mejor callar
para no ser inoportunos,
la esencia de la vida,
está en nosotros mismos
no hay nada fuera
que tenga la importancia
de un segundo,
el tuyo o el mío,
el de todos,
todos los segundos juntos
de la humanidad
reconvertidos en siglos
dan para vivir una eternidad entera
viendo destrucciones continuas
del universo por nosotros conocido.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SOLO IMPORTA EL INSTANTE

 Solo importa 

el instante,

lo justo, aquello

que llevamos

hasta allí donde

lo que vemos, tocamos y sentimos

pertenece al mundo real,

alejado por completo de lo ambiguo.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: VERAZ Y DESQUICIADO

 Veraz
y desquiciado,
tres soles
son un regalo,
trilla que trilla,
rasca que rasca,
queda todo aclarado
para cuando sale el sol
y se van alejando
las tormentas eléctricas
trabadas con truenos y rayos.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: PEQUEÑO HOMENAJE A MIS ESTIMADOS TÁBANOS



 Y con apoyito intentó hacer lo que quiso
quitó la hierba
y mató el matojo,
quemó los yeros
y trillo con los dientes afilados
de los pedernales 
una parva entera de cardos,
zumbaban los tábanos,
ojos de cristal, alas de topacio,
el primer helicóptero hispano
levantaba el vuelo y en su aterrizaje desafortunado
picaba a la bestia y se iba otra vez volando.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LOS HOMBRES DE GRIS EN NUESTRAS VIDAS

 
Podríamos hablar de la poesía de la risa
y de quienes entre carcajadas
son capaces de matar a la luna.
Estamos hechos de retales
que se han juntado
en una difícil arquitectura
para demostrar al Dios que nos vigila,
que lo suyo es posible
y así siendo a imagen de una mula,
sin pegar coces, 
somos capaces de cambiar la vida
de las personas y de todos aquellos que nos vigilan.
Seamos fieles
a todo lo que nos viene de encima,
a las costumbres que si bien se cuidan
 no nos perjudican
y abramos una puerta al futuro
para introducir nuevas teorías,
en lo que tiene que ver con el universo de la risa,
que para las amarguras
ya tenemos bastante con el día a día,
en que sobre nosotros mandan
los hombres de gris con pinta de sabandijas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio.

POESÍA: PARA CUANDO EL SOL MARCA LAS 12 HORAS DE LA MAÑANA

 A las doce de la mañana
o la faena está terminada
o ya no se acaba,
esto es lo que se vaticina
en esos casos en que las inquietudes llaman
a descansar
y dejar para la tarde las tareas inacabadas.
Tome ejemplo que el reloj marca,
con exactitud de guardia pretoriana,
las 12 horas y en el cielo el sol encima de la calva.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: Y EL SOL VAGA A LA LIGERA

 La sencillez se trata en un viejo poema,

en que la luna no se peina,

el sol vaga a la ligera

y entre las tinieblas flotan nubes espesas

que desaparecen al ir a cogerlas.

Es este un poema 

bajo en calorías

que se alimenta de reflujos de luz

que mandan las estrellas

que a la fin y a la cabo

se muestran tiernas, 

desde el primer día

en que se pusieron de largo para acudir a una fiesta.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EN LAS ALEGRES PRIMAVERAS

 En la alegres primaveras

en que todo se alborota

cacarea, el silencio de las medias lenguas

en que el campo se convierte en esa estrella

que asimismo ella se llena

de vida y de entrega.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DUELO AL SOL

 Quien no ha escupido
es porque no ha masticado tabaco,
es porque nunca en el mes de agosto
estuvo con los pies fuera del agua marina.

Ser y estar
o no ser y no estar,
o siendo no estando,
o estando no haber sido nunca
nada de lo que se ha sido.

¿Qué digo?

Si mastica tabaco
terminará en un poblado del oeste americano
enfrentándose en un duelo
a algún ser maligno.

Duelo al sol,
es un excelente título
para un poema
digno.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DE REVOLUCIÓN EN REVOLUCIÓN Y TIRO PORQUE TENGO PUNTERIA

 Con esto de Ucrania tengo que decir
que desde siempre he vivido entre revoluciones
y que las ha habido de todos los tipos
y que las que mejor me fueron
son aquellas que gané con astucia,
sabiendo salir al paso de preguntas.

las revoluciones traídas por la edad
son de las más instructivas
uno se da cuenta de como conforme batalla con su alma
su vida va dando giros
hasta que finalmente se convierte en una domesticada figura
que acabaré en unos de esos tarros de alacena
donde yo conservo en salmuera aceitunas.

Las habido revoluciones que me salieron fallidas,
jamás he conseguido que una maquina tragaperras
o expedidora de tabaco o de bebida
de algo más de lo que se ajusta al precio que en la maquina figura
y así les hablaría de mis revoluciones en la época de la dictadura
leyendo de todo en casa y saliendo a la calle
para ver en las caras de las personas lo dura que era la vida,
por esos estudie y por eso todavía hoy en día
sigo leyendo y conservando mi librería
para que ninguna contra-revolución,
la de las jerarquías me convierta en un amasijo de dudas.

Ahora estoy practicando con una revolución
que olvidé perdida en alguna luna
del calendario zaragozano
y es la de levantarme a la hora que crea más oportuna,
comer lo necesario,
ayunar gatos maullando quejas indefinidas
y sosteniendo el mundo de mis vivencias
con la memoria que destripo a poco que me pida ayuda.

En esto estoy y aquí termina
mi última revolución antes de pegar un salto para irme a la pila.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: RÉQUIEM POR UN POEMA

 Réquiem por un poema,

aleluya,

alguien piensa,

otros disimulan

y la mayoría abre sus ventanas

para ver como se marcha la luna

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: CAVANDO SEPULTURAS PARA DAR DESCANSO A LOS POETAS MALDITOS QUE CONSUMEN DE SU LOCURA

 De vedad que se de que les hablo
y si les digo
que en lo mío hay frescura
no les mentiria,
la verdad de las cosas
depende y mucho
de conforme usted miré
y sienta
y en esa tesitura
es complicado
acertar
y si se acierta
quizás lo que se lee un día
al otro se convierta
en una pesada carga
de esas que solo sirven
para creernos
que sabemos algo sobre la poesía.
Y es que me animo
y sigo con mi relato,
observando el crecimiento de las espigas
y el despegar del suelo 
de los tallos de girasoles,
buscando en su empeño
y grandeza la luz del día.
Los poemas son todas las luces de los días
y todas las oscuridades de las noches
en que las almas se llenan
de lo que les dan los días
y así nace la poesía
con mayor o menor sobriedad,
con más o menos rictus de alegría,
con pocas o muchas tristezas consumidas,
siempre ella ajena
a lo que el lector piense o le diga.
Aquí se rompe una lanza
por los poetas madrugadores y trabajadores
de los que que prefieren un cosido
a una hipotética prenda que le cubra
las vergüenzas que nos atribuyen hermosura.
Aquí los poetas malditos
cavan desde siempre sus sepulturas,
que uno riega y cuida
pues sabe que una de esas
será algún día suya.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: MAULLANDO VERSOS

 Cada uno tiene sus mejores momentos para escribir
y lo sabe y los utiliza
para releerse y autoflagelarse
con preguntas.
Mis mejores horas
son sin duda
las veinticuatro que tiene el día
y de ellas las preferidas
las primeras,
las que armonizan 
con la salida del sol
en que aúllan las estrellas
y se ve como llegan trozos de luz
que se despeñan a través del firmamento
hasta llegar hasta la ventana 
donde uno maúlla versos
y sintoniza canciones
que le llegan desde la ya opaca luna.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA. CUANDO UNO LEE Y ALGO NO LE GUSTA

 Es normal irritarse

cuando uno lee

y lo que lee no le gusta,

pero uno que sabe de que va el asunto,

se irrita

y no va más allá,

de coger el teclado que le inspira

y lanzarse detrás de un poema

que le sirva para romper la monotonía

de esos instantes de irritación en que el alma

se salpica de trozos de miedos y de taciturnas preguntas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESIA: DEJE QUE LA MENTE CORRA Y SALDRÁ SU MEJOR POESÍA

 Deje las manos libres

y que los dedos jueguen

y que la mente corra

tras cualquier cosa

tenga o no tenga vida

y saldrá su mejor poesía,

no se conforme con un verso,

sepa que su presa

es de mayor grandeza

y la tiene que cazar

sin levantar envidias.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EN UN POYO MIRANDO EL FIRMAMENTO

 Confíe en mi, no diga nada
y siga la huella de mi zapatilla.
Sobre la tierra húmeda
este poema lleva a un poyo
de una calle cualquiera,
de una casa cerrada
de esas muchas que se encuentran 
a lo largo y ancho de la Mancha,
en que pasa por el cielo
 una estrella fugaz y es de noche
y el poeta que ha extraviado su montura
se siente triste,
pues esa situación ya la vivió
en otros días y le es conocida.
No es al estrella de David
la que más deslumbra,
ni la de los Reyes Magos,
ni cualquiera otra estrella
de esas muchas
que se pueden alquilar
en las tiendas por las noches
para correr una juerguecita,
la más querida de todas las estrellas
es la primera que vió uno en su vida,
esa estrella nunca se olvida.
Los poyos ayudaron mucho
a los niños de mías días
a ver estrellas y reconocerlas
y jugar con ellas a falta de internet 
y de aplicaciones en que invertir 
horas y más horas seguidas,
apretando con el dedo
y esperando que salga
de una pantalla liquida,
una moneda que nos solucione la vida.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: POEMA ESCRITO MIENTRAS ME COMÍA UNA MANDARINA

 Me pregunto y me asalta la duda
sobre cual es el mejor estado metafísico
de un poeta para poder escribir
un poema,
me pregunto
si se pueden escribir poemas,
en la barra de un bar,
o circulando entre grandes vías
en un autobús, o defecando, 
o visitando una galería de arte,
o subiendo en un cohete  a la luna,
o tomando cocaína o cogiendo
una borrachera de aúpa,
o si para hacer un poema,
me pregunto
 hace falta
estar enamorado o que te encuentres
en una crisis permanente, 
me pregunto
cual es el estado perfecto anímico
para escribir un poema, o el canon,
o que es lo que piensan los academistas 
sobre este asunto tan traído
en que se pone a los poetas expresionistas
en una picota, por hacer las cosas a su manera,
por romper con el rito del poeta de vida resulta
que escribe por oficio y que pone en la poesia
mucha gramática y teoría y poca sal y poca cicuta
con que matar de amor a los moscas que se divisan
y atacan a los versos que contienen mucha azúcar.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: CONFIRMO

 Confirmo,
que la noche trae mareas
que en las playas se alimentan
del llanto de la luna,
confirmo,
que la luz que da vida
al agua del mar
es la misma luz que veo 
todos los días
y es que un cangrejo la recoge
y guarda en una cavidad profunda
y la saca para que por las noches reluzca.
confirmo,
que hoy ha sido un día
de esos que dejan a uno
con más de una pregunta.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LA VIDA NUNCA REPITE ESCENAS

 Sabemos de la vida

poco

o menos

de lo que creemos,


sabían mis padres 

el ganarse de forma honorable la vida,


no faltar a nadie,


conformarse con lo que tenían,


trabajar de sol a sol,

sabían,


respetar a las personas,


y no mostrar nunca

estar por encima

de la realidad entorno a la cual 

giraba su vida.


Sabemos de la vida

que nunca será igual,

La vida nunca repite escenas,

sus escenas son únicas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LLEGA LA NOCHE

 Sobre la tierra 
y sus amarguras
llega la noche
con su tranquilidad absoluta
y en ella estamos
ahora
en esa hora punta
en que se aproxima 
el cambio de día.
No liman uñas los minutos,
los segundos respiran,
estaremos atentos
a lo que digan
las estrellas y la luna.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: MOVEMOS FICHA

Movemos ficha
y nos comemos al caballo
y la partida se anima
pues el Rey está dispuesta
a morir sin ofrecer otra alternativa
en defensa de su dama
que se encuentra cautiva
en la torre de un castillo
del cual cuidan 
una cuadrilla de peones 
que tienen a un alfil
como principal figura.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SE HA TORCIDO TODO UN POCO

                                                                 Hoy tengo tortícolis

y es que se ha torcido todo
un poco,
lo suficiente para que nos quede un día
más pendiente de un agujero negro que nunca,
pero puede ser 
que todo vaya a mejor
y que mañana amanezca el día
entre soles y alegrías,
ya sabemos lo que pasa
cuando una goma se estira
que si de golpe se suelta
a alguno se le puede venir un gomazo encima.
Seamos recurrentes
en eso de defender los ideales
de los cuales dependen nuestros días
y no  nos olvidemos nunca
que las mejores batallas
son las que no se llegan a producir nunca.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: MUCHO, POCO O NADA

Mucho.
poco o nada,
casi seguro
que días 
al igual que este
tardarán en salir
en este verano que se avecina
de tormentas y grandes pesadillas.
Lo de Rusia 
es parecido
a cuando al cielo
una carcasa se tira
y explota
para cuando piensan que era fallida.
Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: MALO ES CUANDO NO SALE LA POESÍA

Malo es cuando no sale la poesía,
es malo, tanto
que uno no se explica
por qué 
a veces 
sale del alma
en demostración de que tenía prisa
y otras,
al igual que está
parece que se han quedado
en el estomago de un gato retorcidas.
Poco a poco
vamos aligerando la carga de adrenalina
y para cuando llegue el sosiego
estaremos preparado
para cruzar la línea
que lleva de la rutina a la expresión poética,
digo, poesía.

Autor: José Vicente Navarro Rubio 

POESÍA: QUE TODO SEA LO QUE SENTIMOS

Que todo sea lo que sentimos
y que lo demás no sea nada,
que en el volver seamos
faros que ayudan en las noches profundas,
en mitad de las tempestades,
para cuando no hay más ayuda
que la del hombre solitario
que en su castillo en las noches profundas
se siente el amigo del mar que por todos mira.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SOMOS UN POCO DEL TODO

 Sobre la tierra

la noche llega

con esos andares

y esa tranquilidad absoluta

capaz de convertir

las amarguras

en algo más

de eso que se denomina

dulzura.

Es

jueves, 12 de mayo de 2022

POESÍA: EN UN FONDO OSCURO

Quiero café de raíz de achicoria,
lo recuerdo desde pequeño
y me llega su olor
y me llega la inquietud por saber
que se mueve en ese fondo oscuro
donde el negror del liquido es algo así parecido
al dolor que hemos sentido
cuando de nuestro lado se ha ido algún ser querido.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: CANTANDO BAJO LA LLUVIA

Cogemos el amor de las aves
y con ellas construimos un nido
donde vivir con esperanzas de futuro
la crianza de guachos
alimentados con orugas y pequeños insectos 
de esos que pululan de farola en farola,
cantando bajo la lluvia.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ESTA MAÑANA EL CAMINO YA ESTÁ HECHO

Está mañana el camino ya está hecho,
la senda ya andada,
la montaña descubierta,
los abismos se ven y disfrutan
desde donde la planicie marca un lugar seguro
y así transcurrimos
metidos en el empeño del día
por llevarnos de uno a otro sitio.
Que nadie me pregunte
el por qué,
ni el cómo,
ni el acaso,
ni de ser posible
a que se me ha ocurrido
hablar de los caminos,
si los hay de todos los tipos
y en ellos siempre el que camina se ve en ellos metido,
si el final se intenta encontrar con ahínco.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DEL FUTURO

El futuro de ser algo será
menos natural,
menos bonito,
si hay árboles
sus troncos estarán revestidos de estuco,
si hay ríos,
sus cuencas serán finas láminas de aluminio,
si llueve,
del cielo caerán orines y vertidos,
de ese futuro me creo todo,
aun disfrutando de él lo justo,
una porción me llevaré al otro mundo.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LAS PIEDRAS QUE CRECEN Y LAS ROCAS DESNUTRIDAS

 Solo soy esto, lo que yo me veo a diario,
una roca desnutrida,
al igual que el resto de rocas del mundo,
si las rocas comieran cantos diminutos,
ni habría sendas ni caminos,
demos gracias a Dios porque las rocas no estén vivas,
Aunque, por cierto, se ha desmontado mi teoria
pues en Trovants, Rumania, 
han descubierto piedras que crecen
a razón de 5 centímetros cada mil años,
toda una vida.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: NADA DE CONTINUO

 Nada de continuo,
la luz de la vela se apaga
y después cae el olvido,
de todos de ellos
el peor
es para cuando la historia 
teje un tupido velo
sobre quienes son sus caídos.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: Y ASÍ ES TODO

 Los pájaros tienen alas si no es para volar

y así es todo,

más o menos profundo,

así llegamos a entender

el por qué de las cosas

y el por qué de la libertad a los seres humanos

muchas veces nos es prohibida

y es que los pájaros tienen alas si no es para volar.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: Y SI LEYERAN UN POEMA

 Y si leyeran un poema
en que se hablara de una estampida de búfalos
en que el cazador cae del caballo herido
y las pezuñas de los animales
pasan en estampida por su cuerpo malherido,
y después del accidente 
el vaquero es rescatado entre apuros
y a agrupa de caballo
llevado hasta un doctor,
en un poblado de madera perdido,
que destapa con los dientes las botellas de whisky 
y luego hace torniquetes con las correas de los pantalones
para salvar la vida de forajidos de la calaña de  Billy El Niño,
tengan por oído que yo, José Vicente Navarro Rubio,
no lo he escrito.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: NO HAY HÉROES EN MIS POEMAS

 No hay héroes en mis poemas,
y si los hubo
yo no los conocí,
los personajes de mis versos
cumplen con su cometido,
salen a escena
solo porque les llegó el turno
y para cuando son leídos
algunos han acumulado tan mala leche,
que es imposible predecir
que será de ellos en un futuro.
Algunos, los más imprecisos
fueron borrados de un tirón
y arrojados allí donde las hogueras
llamean permanente   y otros,
los que han resistido,
por ahí andan en sus cunetas,
todavía perdidos, 
esperando a que la brocha de un arqueólogo
al limpiar en una cata descubra ciertos indicios.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: BUSCANDO EN HACIA EL JARDÍN DEL MUNDO, DE WALT WHITMAN

 Y fue en un delirio cuando aquel hombre
de cabeza bien mueblada
perseguía a Eva
y se dejaba ver por aquel Paraíso
del cual se sabía tan poco
que nadie había intentado desde nunca
entrar entre sus páginas
para podar rama alguna
ni coger más frutos
que aquella manzana prohibida
que mordió Eva 
y luego vino
la salida en estampida
y la luz se hizo tinieblas.
Y digo esto 
porque estoy aburrido
y es lo primero que se me ha venido a la cabeza
después de leer un poema,
Hacia el jardín del mundo, de Walt Whitman.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: A ESTAS HORA EN MI CASA

 A estas horas en mi casa
nadie estaba en la cama,
esperando la sopa boba,
todo el mundo trabajaba,
siempre había algo que hacer,
ahora parece que un rayo herido
haya caído sobre mi persona
y me impida avanzar.
Mi propósito es limpiar el camino,
allanarlo, para volver a salir
hacia esos sitios
que si no se exploran
se pueden convertir
en imágenes deseadas,
en testigos de lo que dejé de hacer un día
en que me volví holgazán y por ello inservible.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA:EN ESTAS ESTAMOS

En estas estamos, que es lo mismo que decir,
aquí estoy,
y es que me desperté
e hice acto de presencia,
y es que para las mañanas en que sale el sol
es como si tuviera la necesidad de escribir
para decir algo nuevo,
aunque la novedad haya sido mil veces repetida.
Lo más significativo es la cantidad de veces
que repito la expresión "como" por lo bien que acopla
sin necesidad de echar de un sinónimo parecido.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LLENANDO MIS POEMAS

 He intentado buscar algo

con que llenar mis poemas,

llamo algo, a sustancia,

esa que se seca de los buenos cocidos,

pero para eso hace falta materia prima

con que llenar la olla

a la espera de que el contenido 

quede bien cocido.

Esto espero, llenarme por dentro,

para poder seguir siendo

el poeta que hiere con sus dedos

las teclas, que ya dije en otro día,

escupen versos y poemas, a velocidad medida.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EN UNA NOCHE OSCURA

 Decir una noche oscura
no lleva
a ninguna parte,
ni en este
ni en ningún poema,
pues las noches son siempre oscuras
y si en algo son claras
es para cuando se ve llena la luna
de brasas encendidas.
La noche está del 12 de mayo 
es oscura
como la boca de una lobera,
algo así parecido
a lo que puede estar ocurriendo en Ucrania
en la acería de  Azovstal
donde combatientes y civiles viven
en las entrañas de la tierra,
allí donde una serie de refugios
se han convertido
en la última esperanza 
de quienes seguimos las noticias
siempre esperando
que la guerra finalice
y los rusos se vayan.

Autor: José Vicente Navarro Rubio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...