martes, 20 de julio de 2021

POESÍA: LA MUSICA QUE NO FALTA

 En una noche tranquila

me llegan 

por el asfalto pasan

los aullidos de las gatas

que en los riscos de la falda

de una montaña

entre que miran la luna

y sienten las garras

de los felinos que las atrapan.

Noche de luna parda

con nubes que llegan y marchan,

con la mar en calma

y música fresca de juventud enamorada

dando la lata.

Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESIÁ: VERSOS QUE NO RIMAN

 De tanta lavar la ropa 

salía

de su interior la vida

de quien

sin prisas 

la había llevado

y así no rima

el poema que comienza

las últimas silabas

de los versos que se encadenan 

ni de las poesías.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

lunes, 19 de julio de 2021

POESIA: TENTE Y TANTAS LAS NOCHES DEL ALMA

 Tente

y tantas

las noches del alma,

lo días sin ritmo,

las horas largas,

de los pastores en las dehesas

de los cabritos y cabras

balando en los apriscos,

frío en las majadas,

en los chozos gazpachos

mientras las chispas saltan

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: A UNA TIERRA AMADA

 A una tierra amada

a ella

va dedicada

dl poema, 

la trama,

del verso fácil

que del alma se escapa


Autor: José Vicente Navarro Rubio


POESÍA: CUENCA, CANDELA, LUZ Y BRASA

 Candela, luz,

brasa,

noche que se enciende

y día que se apaga,

tinieblas

pasa

aduladora

en su mirada

la luna 

llena

que ama

a Cuenca que se siente atada

a la roca en la cual ella se alza.


Autor: José Vicente Navarro Rubio

domingo, 18 de julio de 2021

POESIA: DEL TÍO CORUJO 1

 


POESÍA DEL TIO CORUJO

 


POESÍA: EN UNA MAÑANA SERENA

 Cuando quiera

ella

la mañana

serena

con su traje blanco

y a su manera

comenzará

si se le deja

a traer luz

a espuertas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESIA: NADA QUEDA

 Nada queda

y todo se va

entre ventoleras,

atalayas de ilusiones,

eras de granos llenas,

paciencia

la de quienes esperan

en el más allá

una puerta abierta.


Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: CUENCA Y SUS CASAS SOBRE LA ALTA PEÑA

 No me alborota

la veo serena

es como una estampa

siempre ella

asomada al precipicio

como si quisiera

ser ella,

Cuenca la vieja

la primera

en sentir temblores en sus robustas piernas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DESDE CULLERA EN EL AÑO EN QUE SE DOMÓ LA PANDEMIA

 Trocitos de cielo

en ellos ruegan

son las aves que se despiertan

y en secretas moradas

como si no estuvieran

despiertan a los amaneceres

y a quienes juegan

con las horas primeras

de los días de julio, la playa cerca.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

viernes, 16 de julio de 2021

POESIA: ES DECIR CUENCA Y HASTA LAS PIEDRAS RIMAN

 Alzas tu figura

sobre la roca desnuda,

manto es la noche

que abriga,

Cuenca que te sabes cautiva,

de la hoz 

que te coge de la cintura,

para elevar hasta las alturas

a la ciudad que quiso ser ella

amiga

de los vientos que transitan

de camino hacia las llanuras.


Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: DE AQUEL HOCINO Y DE FEDERICO MUELAS PASEANDO EN LOS INVIERNOS FRÍOS

 No a la venta 

,no,

no a la venta del hocino,

que la tierra es de todos

que de todos son los olvidos,

que no,

que la venta no

que quiero ver el hocino

aunque caído

todavía rectos los abetos,

abetos amigos,

que en la senda

que lleva al infinito

sin no hay sombras

se hace largo el camino


Autor: José Vicente Navarro Rubio

jueves, 15 de julio de 2021

POESIA: SE VENDE EL HOCINO DONDE CRECEN LAS POESIAS ENTRE LAS MATAS Y ARBUSTOS


Tan derruido,

tan abandonado,

tan pobre,

tan sujeto

y tan testigo,

tal piedra labradas,

tal punto,

con sus abetos y sendas

con su hocino,

tal nieve comiéndose la senda,

tal diario y mal asunto

de las noticias que llegan

y así  siendo testigos

tal angustia

que sufre uno

al asomarse a un precipicio

y es que se vende

la historia de Cuenca

al mejor postor, sea quien sea, todo cae en el olvido

Autor: José Vicente Navarro Rubio

EL COVID Y LOS TRIBUNALES

 Uno sabe que hay dictámenes que solo sirven a oscuros intereses 

y que hay guardar bajo un quintal de piedras 

allí donde solo corren los vientos de poniente,

¿Quién diría?

Solo Dios sabe

aquello que se esconde

tras los faldones de sus señorías

quizás sean los aires

que traen 

los pueblos bárbaros del Norte

o tal vez

triste es el desenlace

es que son tan ejemplares

como las vidas de los santos

que viven permanentemente en los altares


Autor: José Vicente Navarro Rubio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...