miércoles, 16 de enero de 2019

POESÍA: EN UN ANDEN DE GENTE REPLETO

Uno se encuentra en ese momento
en que mirar hacia atrás
es algo más que quitar tiempo a los sueños.
en la parada del metro
ríen las vías
al notar el peso
de las palabras por el andén
de boca en boca corriendo.

No es día
para perder el tiempo
aunque hace frío presiento
que se acerca la primavera trayendo
los perfumes de otros días,
manos suaves
tocando mi cuerpo.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: LA CIUDAD CRECIENDO

hay algo que me lleva a la otra orilla,
la ciudad desde allí
es algo más que un estercolero,
brilla
y se deja sentir
como el latido
del corazón tierno
de un niño de pecho.

Esto es así,
no entiendo,
las prisas de las gentes
ni el goteo
de noticias en la prensa
anunciando un holocausto,
que poco a poco se hace cierto.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

miércoles, 19 de diciembre de 2018

POESÍA: FELIZ NAVIDAD PARA TODOS, ESPECIALMENTE PARA ELLAS


FELIZ NAVIDAD
PARA TODOS,
ESPECIALMENTE
PARA ELLAS

¿Cómo andaba ese animal
por la calle?

¿Cómo la justicia tan severa
aplica las penas
con tanta benevolencia?

¿Cómo se deja suelta
a una hiena?

¿Cómo que había cumplido condena?

Para colmo de los males
se revisten por fuera
de ovejas
quienes siendo lobos
solo piensan
en hacer daño
allí donde más duela.

Criatura,
Laura,
compañera,
pobre de ella,
una vida por delante
cargada de ideas,
tal cualquiera
de oficio la escuela,
carrera que enseña
a que todos sean iguales,
¡a que todas sean!
en la unidad del destino,
manos contra manos
iguales
ellos
y
ellas,
sueltos y sueltas.

¡Iguales!
no en apariencias,
no sea,
como el árbol
al que se le menean
las ramas al aire
¡qué belleza!
y en su interior crezca
cual cicuta
el odio que envenena
la savia,
el fruto
las raíces,
su corteza.

Tan fuerte,
ella,
la ley en apariencia
y tan vana como una nuez
tocada por la viruela
de una enfermedad perversa
el machismo
como hipoteca
que no se destierra
por muy inclusiva que sea la escuela
por muchas competencias,
por mucha tinta,
ya seca,
en páginas y páginas
que solo demuestran
la verdadera diferencia
que hay entre el espíritu
de las leyes
y las letras pequeñas
que yacen en el corpus
que califica las penas.

Juventud por delante,
Laura
tenía una vida llena
de ideas,
por un asesino,
ya muertas.

Estrella fugaz
reluciendo entre otras estrellas,
punto en la noche que se aleja
por esos caminos que llevan
hasta allí donde el horizonte
nos deja
escribir deseos
con los que alimentar
creencias,
Laura navega
en las pupilas abiertas
de millones de personas
¡alerta!

Sea,
en esta noche
mi respuesta
a una pregunta que me hiela:
¡Qué muera
en la cárcel,
sea
quien sea,
el sujeto que a Laura asesino
sin clemencia,
ser humano
de conciencia perversa,

¡Qué sufra condena!

¡Qué tenga
como mejor suerte
la poca
que tuvo en sus manos
ella!

Unas vidas rotas,
la de él,
la de ella,
la de ellos,
ellas,
las de quienes piensan,
pensamos,
¡qué belleza!
que la libertad
es como una gran cesta
de manzanas sanas
hasta que sale
una como ésta
de piel suave por fuera
y por dentro llena
de ese veneno que mata
los cimientos,
que tiemblan,
de nuestras creencias.

Quiero,
Quieren
todas ellas,
pienso,
solo en ellas,
una sociedad igual,
sin violencia,
donde ellas,
por ser
esa letra pequeña,
mis estimadas amigas
y compañeras,
se llenen de luz,
puedan,
ser de verdad estrellas,
brillando siempre
sin que nadie sienta
otro deseo
que no sea,
aquel que nace
en el corazón sano
de las personas buenas.

Descansa en paz
Laura,
unas Navidades más
vuelve la cantinela
a recitar aquello
de más justicia señorías,
más rigor,
más vueltas de tuercas,
para quienes se saltan a la torera,
cual manadas
de cobardes sanguijuelas,
todos los mandamientos
de la Santa Madre Iglesia

Autor: José Vicente Navarro Rubio

domingo, 9 de diciembre de 2018

POESÍA: HISTORIAS DE UN LAPICERO

Y de tanto cogerlo
el lapicero
madera y mina de color negro
con no más entendimiento
que la del sujeto
aprendiz de letras,
obrero,
oficial,
marqués,
cualquiera que sea, siento,
que en las manos
lleva puestos
entre sus dedos
apretados silencios.

¿Si tu supieras
de que sirvió tu celo
quizás lapicero
en la mano
apretados los dedos
hubieras disparado versos?

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: PONIENDO MÚSICA A UN POEMA

Quizás si le pongo música
suene mejor el poema,
quizás si lo visto con chaqueta
pueda el poema entrar en una fiesta.

De todo lo que se cuenta
solo importa
aquello que queda
las fotografías,
un carnet
la presencia
de quien dejó la vida
y se llevo el alma llena
de interrogantes 
que no sabemos lo que pesan.

Encontré la llave
y abrí
la alacena.
En ella
solo queda
el vació
sin más presencia
que la puerta que se abre y cierra.

En el patio un pozo,
agua 
ya no lleva,
fondo de paja seca
quien al pozo cae se llena
de la vida que habita
en las profundas cavernas
de la inteligencia.

Un otoño más
y llega
un invierno que suena
a fríos que despiertan
a un tenor que interpreta
una traviata
en la Nochevieja.

Sale de cuentas
la política
cuando se mezcla
con intereses que esconden
historias viejas.
No hay más luz
que aquella
que nace en una chimenea,
luces como las de Bohemia
traen historias que si se cuentan
nos llevan
a hangares de los que despegan
monstruos de dos cabezas.

Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: ENTRE BURILES, BIFACES Y RAEDERAS

Uno mira
y la mirada se aleja
la Facultad de Filosofía y Letras
en un día cualquiera
entre cascotes de cerámica,
buriles y raederas,
bifaces con cantos que siegan,
dientes de hoz,
silex y cuentas
de moluscos durmiendo en los abrigos y cuevas.

Uno recuerda las viejas luchas,
los baños de agua fresca,
la política de primera,
urnas y papeletas
y en algunos la creencia
de que las libertades que se ganan
si no se riegan
terminan por secarse
y así la vida se lleva
todo aquello que no se respeta.



Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: SIETE MESES TIENE TEIA

Suena,
el sonajero
de madera suena,
como si tuviera
corazón de hojalata
cabeza repleta
de ideas,
con él juega 
Teia.

Despierta
la mañana
con la presencia
de Teia
tan llena
de vida
que lo que observa
es parte de ella.

Perro que ladra,
tazón con flores por fuera,
sol que por la ventana entra
así Teia
en la mañana que nace
se enseña
a jugar con la presencia
de lo cotidiano de una casa
que le sirve de libro de primeras letras.

Autor: José Vicente Navarro Rubio






POESÍA: NACE LA HYDNUM RUFESCENS BLANCA POR DENTRO Y POR FUERA

Gamuza,
buena seta,
su color blanco por dentro y por fuera
me recuerda
las blancas fachadas
de cal de mi tierra.

Nace pegada a la tierra,
tronco que la sujeta
y eleva
el sombrero que se expande
entre las coníferas
como si fuera de ellas
el sol que desde lejos
calienta la tierra.

Ya sea
en los otoños e inviernos,
la tierra cubierta
de verde hierba
sale ella
y tan en su ímpetu se muestra
que a los ojos
de quienes las recolectan
son de extremada belleza.

Será por eso
no les quepa más pregunta que esta,
que así acaban en la cesta


Autor: José Vicente Navarro Rubio

POESÍA: TORO DE ESPAÑA BRAVO POR NATURALEZA


Y por eso escribo
la última gota de tinta seca
solo sirvió
para dejar una mueca.

Aquí sentado
¿qué espera?
Abatido, ya la tormenta,
todo roto
platos sobre la mesa
transita, piensa,
en esa hora que llega.

Toro negro
de los pies a la cabeza,
ruedo que rueda
con su barrera, toril estrecho,
pañuelos de seda,
suena la música, se abre una puerta,
bravura de fiera
salta y mira
ve la silueta
de la muerte
en la estela
del sol de España
en una tarde de fiesta.

Mi toro de cobre,
de vieja madera,
de cartón, sobre una mesa,
con sus banderillas tan bien puestas,
toro en la dehesa
libre, fiera,
con su nobleza
sacada a la naturaleza,
tantos años y solo queda,
toro que muere
mata mi conciencia,
poco a poco
y se aleja,
por eso escribo,
la última gota de tinta seca
solo sirvió
para dejar una mueca

Autor: José Vicente Navarro Rubio

jueves, 6 de diciembre de 2018

POESIA: POR TIERRAS DE TOUS (VALENCIA)COGIENDO NISCALOS Y LENGUAS VACA (GAMUZAS)


Es seis de diciembre
y
por una loma subimos
los árboles con sus brillos
mantos son
que van del verde al amarillo.

Tomillos floridos,
entre zarzas
entramos en un abismo,
 de remolinos de hierbas
y arbustos
cogidos
a los troncos augustos
de los pinos soberbios
que se abren en su ímpetu
camino
del cielo variopinto
de una mañana
en que suenan cerca tiros.

Jueves es
y
nos espera
en la espesura de un monte
un buen aperitivo
de setas que salen al encuentro
y se vienen con uno
en un viaje desconocido.

Ya su talle en la cesta,
cerca de un cerrillo,
para cuando la perdiz salta
y en su ímpetu
nos quitan casi el hipo
se ve a lo lejos Valencia,
el Mediterraneo, Cullera
y que digo
La Albufera uniendo
cual postigo
el mar con las tierras bajas,
casi istmo.

En Tous han salido
las lenguas de vaca
que junto a los níscalos
son las delicias
de un gran grupo
de amantes de la naturaleza
y del estudio
de todo aquello que tiene que ver
con ese mundo
el de la magia
ya los hongos convertidos
en pócimas milagrosas
algo parecido
al cornezuelo del centeno
y aquellos alivios,
los de Santa Teresa de Jesús
y San Juan de la Cruz,
investidos
de un  misticismo
de muy  elevado espíritu.

Autor: José Vte. Navarro Rubio

lunes, 3 de diciembre de 2018

POESÍA: LOS VIEJOS ROMANCES DE UNA ESPAÑA LEJANA

Pasa,
el frío pasa,
el calor que llega,
la batalla,
intrigas de palacio,
avanza
la bestia que reclama
un lugar en la historia,
para volver a las andanzas
de un pasado que canta
viejos romances de una España lejana
contraría
a los ideales
de una Europa, 
ahora tan cercana.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio



POESÍA: TEIA Y SU MIRADA

Profunda su mirada
se para la mañana.
No avanza,
es ella,
solo ella,
sin más artimañas
que sus ojos abiertos
cual cataratas
derramando
preguntas
los que hablan.

Observa
una página,
sin leer,
adivina
que algo pasa,
descubre,
le hace falta,
saber que en la mañana
también existen otras caras.

Todo suma,
así se avanza,
en aquello de llenar el alma,
de contenidos que trazan
caminos que sirven para avanzar por tierras extrañas.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESIA: LUZ EN LA NOCHE, LLAMA.

Luz en la noche
que se ampara
de la química que arde en una mirada.
Suave la mano
que toca la llama
se lleva en ella,
llega el alba,
la fragancia de los silencios
que suavemente cantan
lo que nadie oye
ya avanzando la hora
camino de las seis de la mañana

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

PINAREJO: AVANZA LA INTOLERANCIA

Cruzando el mar
sobre la cresta de la ola,
la barca,
quilla de vieja madera,
no vi la rama
de olivo en el pico del ave
que trae a los naufragos esperanzas.

Mar de los adentros
de una Europa cada vez más inhumana
brota en las tierras altas y bajas
el germen de la discordia
empuñando la espada,
esa que con su filo amenaza.

Todo cabe en esa cesta
que si se abre
de su interior se escapan
los viejos demonios
dispuestos a dar batalla.

En la mar la barca
con su quilla hundida
y en su panza
bocas cerradas por el agua,
el germen se llama
fascismo, 
nacionalismo a ultranza, 
xenofobia, intolerancia. 

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

domingo, 2 de diciembre de 2018

POESÍA: EN MI PUEBLO SUENAN DESDE SIEMPRE LAS MISMAS CANCIONES


En mi pueblo suenan desde siempre
las mismas canciones
las de los ricos y las de los pobres
y las de aquellos que entre temores
se encomiendan a Dios en todo instante.

En mi pueblo amanece
a la misma hora desde siempre
así se entiende
que se vean luces por todas partes
ya llueva o nieve,
ya las cosechas cogidas,
ya el granizo comiendo las ilusiones
de quienes viven del campo y a  él se deben.

Para los días de fiesta en mi pueblo
se llenan las calles
de gentes que van y vienen,
de verbenas, de juegos y canciones
que entran por las ventanas  y se expanden
como el viento que todo lo puede.

Mi pueblo no sabe que es pueblo,
en su corazón no arde
más llama que la que sale
camino del cielo en las largas noches
de los inviernos incontables,
padeciendo de libertades los de siempre.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

miércoles, 28 de noviembre de 2018

POESIA: HABLEMOS DE LOS POLÍTICOS Y DE LA EDUCACIÓN, POR EJEMPLO

Tan así
creo
en lo que toco y veo.

Yendo
de boca en boca
ascendiendo
se palpan con los dedos
los hilos finos,
filamentos, 
que sirven
cual ingenio
para seguir creyendo
que la educación 
no debe entrar en ese juego
que sirve a los políticos 
de todos los estamentos
para vender humo muy negro.

Dejen,
olvídense,
alejen de sus pensamientos,
por ejemplo,
todo aquello
que forma parte del entresuelo
en el que viven revueltos
eslóganes, recelos, teorías y sesgos
con los cuales se enturbia el mundo concreto
que gira, 
entre tormentos, 
entorno a la educación
y se cuela en el cesto 
de los creadores de falsos sueños
vendiendo
en los mercados de abastos  
alimentos
con los cuales fortalecer nuestro intelecto
con las ideas del momento

Tan fácil,
y concreto
es pensar
que se puede,
por ejemplo,
mejorar 
ese entorno concreto
de la educación
con sus docentes y colegios,
tan solo ejerciendo
cual buen patrón
con sus obreros.

No es así,
de ahí 
este lamento
recorriendo
verso a verso,
un poema
que va creciendo
en quien piensa
que la educación debe continuar siendo
solo eso,
dese por hecho
y jueguen políticos de todos los tiempos
a no hacer daño cuando expresan sus deseos.

Autor: José Vte. Navarro Rubio



POESÍA: DESNUDANDO LA NIÑEZ DE UN PUEBLO

Y otra vez aquí uno dispuesto
a desnudar la niñez de un pueblo,
la infancia de todas aquellas
generaciones enteras de niños entregados a sus sueños
y de niñas entrenadas a tener miedo
de las libertades que los hombres propagaban entre tragos de vino recio
en las tabernas que se abrían como cauces de ríos que bajaban llenos
de aguas con que regar los huertos.

Las viejas piedras sobre el suelo
descansan, ahora ya no son motivo de recelo
de quienes por las calles caminaban
con los dedos de los pies sobresaliendo
de las austeras albarcas hechas con la piel curtida de viejos becerros.

Allí la vida entre lamentos,
aquí a años luz uno presintiendo
que todo no fue ni tan malo ni tan bueno.

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

POESÍA: EN AQUELLAS TIERRAS DE UN PINAR VIEJO (PINAREJO)

La vuelta no fue fácil,
aun siendo las calles las mismas
olían de forma diferente,
no pasaban los carros cargados de mies
ni llegaban ni partían
los jumentos
de camino a los campos, fabricas de sudor y malos sueños,
y al atardecer,
con el sol todavía ebrio de calores
de regreso,
cargados con las fatigas
y a su lado casi lamiendo el aire suspendido del cielo,
ellos los paisanos, labriegos.

Tras las puertas de las casas ya no están ellos
ni ellas, los hombres y mujeres de aquel mi pueblo,
quizás esto solo sea parte de un poema roto,
presiento
que lo mío va para lejos,
como los ayunos y malas suertes
de las gentes aquellas de las que recuerdo
sus bondades a grandes espuertas,
sus honestidades a prueba de golpe de martillo sobre los roqueros
de los montes poblados de encinas, de chaparros, de matojos, de troncos de almendros secos.

Autor: José Vicente Navarro Rubio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...